La faena realizada por Pablo Hermoso de Mendoza el pasado día 6 de julio en la plaza de toros de Pamplona, pasará sin duda a la historia como si no la mejor, una de las mejores del navarro en la capital de su tierra y posiblemente, una de las mejores de su extensa carrera.

Todos los medios de comunicación se hicieron eco de ello y a todos sorprendió la frialdad con que el público despidió al navarro e incluso al buen toro de Carmen Lorenzo, cuando terminó la lidia.

Ahora llega el momento de los premios de la Feria y en este caso, sí que han tenido en cuenta esa labor del jinete y al tradicional premio Ciudadela (6ª edición) con el que se reconoce el mejor toreo a caballo. A él se suma uno menos habitual en cuanto a premiar a los caballeros;  es el XX Detalle para el recuerdo que concede el Hotel Sancho Ramírez y que ha destacado la labor del jinete de Estella como el detalle destacado de toda la feria al completo.