El pasado martes se celebró en la finca del rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza una tienta con puro sabor mexicano.

Se tentaron cinco erales, dos eralas y un utrero de diferentes procedencias por parte de los matadores mexicanos Octavio García "El Payo" y Alejandro Amaya, participando también en dicha tienta el español Vicente Bejarano.

ELas dos hembras y tres de los erales eran procedencia Osborne. El utrero, procedente de Daniel Ruiz. Y los dos últimos erales hijos de un semental de Santiago Domecq, también con vacas de Osborne y que tuvieron como denominador común; humillación y nobleza.

En la tienta, Hermoso de Mendoza estuvo asesorado por el ganadero mexicano Fernando de la Mora, auténtica leyenda de la ganadería en el país azteca y una persona muy cercana el rejoneador navarro.

La tienta resultó muy positiva y dos de los erales empleados, procedentes de semental de Santiago Domecq, fueron aprobados y reconocidos para sementales.