Pablo Hermoso de Mendoza debutó como ganadero en Francia, en la plaza de Arzacq, con una novillada mixta de carácter internacional porque los cuatro actuantes pertenecían a otras tantas nacionalidades. Por España el rejoneador Roberto Armendáriz; por Perú, el novillero Joaquín Galdós; por Francia, Andy Jounes; y por México, Luis David Adame. Al triunfador de la novillada, que resultó ser Andy Jounes, se le regaló un sexto novillo con el que al igual que sus compañeros, no consiguió tocar pelo.

 El mejor novillo del festejo fue el primero que lidió Andy Jounes, un negro liston que fue bueno desde el inicio, tuvo recorrido en la muleta, embistiendo siempre con la cara abajo y tuvo transmisión y calidad en todas las embestidas, si el novillero hubiera acertado con la espada le hubiera cortado las dos orejas con fuerza, e incluso se pidió la vuelta al ruedo al novillo.

 El lidiado por Joaquín Galdós fue el más pequeño de la novillada, muy bonito de hechuras, pero de más a menos y acabó poniéndose brusco, un novillos con mucha movilidad pero con poca clase.  

 A Adame le tocó en suerte un astado que de salida empezó humillando mucho y saliendo siempre por abajo, pero en la muleta se complicó y por el pitón izquierdo no quería nada, soltando la cara. El novillero resultó volteado en dos ocasiones.

 El de regalo para Younes tuvo muy buenas hechuras y fue el  más fácil, un poco escaso de transmisión, pero con muy buen son, echando un poquito la cara arriba en la salida del muletazo, pero muy noble.

 Los dos de rejones dieron juego dispar resultando complicado, parado y sin clase el primero que lidió y con más movilidad y cierta calidad el segundo, al que le cortaría dos orejas.

 Todos los novillos vienen de vacas de Osborne y el semental de Daniel Ruiz.