Recientemente se procedió al herraje de las reses bravas de la Ganadería de Pablo Hermoso de Mendoza correspondientes a los nacidos en 2012, con guarismo 12 y 13.

Todo ello tuvo lugar en la finca de Zaraputz, propiedad de Pablo Hermoso de Mendoza en un día festivo y como sucede todos los años con una nutrida presencia de niños.

En el herradero, que se realizó en su mayoría en cajón de herrar, aunque también en algunos casos se efectuó en el propio suelo, recordando viejas tradiciones, se marcaron veintiocho machos y veinticuatro hembras, todas ellas de vacas procedencia Osborne, Santiago Domecq y Salvador Domecq y con sementales de Daniel Ruiz y Hermanos Sampedro.

El marcaje de las reses estuvo supervisado en todo momento por el rejoneador estellés, por sus hijos Guillermo y Alba, así como por el mayoral de la ganadería, José Manuel Rodríguez y Paco Ganuza, veterinario de la casa.

Para esta temporada, Hermoso de Mendoza cuenta con dos novilladas picadas y que ya han sido reseñados para las plazas de Tafalla y Galapagar y otras cuatro de erales todavía por definir los lugares donde se lidiaran.