El caballo estrella de Pablo Hermoso de Mendoza, CHENEL, que resultó herido el día 26 de agosto en la plaza de toros de Ejea de los Caballeros, se recupera satisfactoriamente en la finca del rejoneador en Estella.
 
El caballo, sin terminar el festejo, fue trasladado a dicha finca donde esperaba el veterinario Francisco Ganuza.
 
Tras examinar la herida producida, el veterinario procedió a operarle de una cornada detrás del escroto que afecta a la pierna izquierda, de unos quince o veinte centímetros de profundidad y de trayectoria ascendente lateral. Se le aplicaron quince puntos de sutura y se le aplicó un drenaje en la herida.
 
La reaparición irá evidentemente, en virtud de la evolución de la herida, pero se espera que en unos quince días CHENEL pueda volver a actuar en los ruedos.