En estos días en que Pablo Hermoso de Mendoza ha estado libre de compromisos taurinos desde su espectacular triunfo en Nimes, el rejoneador navarro ha aprovechado para realizar otras labores propias de su finca como ha sido el herradero de machos y hembras.

En total se han marcado sesenta y dos reses, siendo la mitad exacta de machos y la mitad de hembras. Todas las reses tienen procedencia Daniel Ruiz-Osborne.

El herradero fue un acto compartido entre familiares y amigos del rejoneador, dando como siempre sucede en este acto, gran protagonismo a los niños que pudieron vivir este momento tan campero en primera persona, compartiendo marcajes con el propio Hermoso de Mendoza y participando de la llevada de las reses de nuevo hasta el campo.

El herradero fue realizado en su totalidad a fuego y contó con la presencia y supervisión de los veterinarios de la asociación Ganaderos de Lidia Unidos (GLU) y la del representante de la ganadería, Francisco Ganuza.