Antes de comenzar el periplo por tierras de Quintana Roo y Yucatán, Pablo Hermoso de Mendoza fue reconocido y homenajeado por el Hipódromo de Las Américas de la capital mexicana.

Pablo pudo comprobar como no solo en las plazas genera grandes entradas, porque el Hipódromo rozó el lleno con su presencia. Mucho público, aficionados, prensa, de todas las especialidades, acudieron a la cita que los máximos mandatarios del Hipódromo habían realizado.

Fueron estos los que recibieron a Pablo a su llegada y los que le mostraron al completo las instalaciones, siendo las caballerizas, las que más llamaron la atención del estellés, por su puesto, por el gran número de equinos que allí se encontraban.

Posteriormente se inició el homenaje, no sin tener que hacer previamente un cerco y apartar a todos los aficionados que querían acercarse y fotografiarse con el jinete. Marisol González, de Televisa Deportes, actuó como madrina de ceremonia y entre las personalidades asistentes se encontraban, el embajador de España en México, el cantante Chamín Correa y María Escalante, entre otros.

EAl término del homenaje, Pablo asistió desde el Círculo de Ganadores, a dos carreras que se celebraron en ese momento en su honor.

"Siempre es grato poder estar en contacto con el mundo de los caballo. Independientemente en el ámbito en el que sea. Esta ocasión fue aquí ene l hipódromo y la verdad es que todos han sido unos extraordinarios anfitriones. No me cambio por nadie. Imagínate si venir a torear aquí es un gran placer, con eventos como estos, que te puedo decir."

Con estas palabras Hermoso de Mendoza agradecía el reconocimiento y se despedía de los aficionados para acto seguido, viajar rumbo a Cancún donde toreaba al día siguiente.