Por primera vez un caballo de la ganadería de Pablo Hermoso de Mendoza ha sido herrado en Colombia.
 
Se trata de un ejemplar criado en la finca del rejoneador de Estella, de nombre "Antojo" y que es hijo del caballo "De Paula", ejemplar de la generación de "Chenel", "Curro"...
 
El caballo lo llevó Pablo a Colombia como un obsequio para don Felipe Negret, empresario de la plaza de toros Santamaría de Bogotá.
 
En el herradero realizado por el propio Hermoso de Mendoza con nitrógeno, estuvieron presentes familiares y amigos de propio Negret.