Después del nuevo triunfo de Pablo Hermoso de Mendoza en la plaza de toros Santamaría de Bogotá, se celebró una reunión "entre amigos" para homenajear al rejoneador navarro en una temporada en la que está haciendo historia por los ruedos colombianos.

El lugar elegido para un acto sencillo pero evocador de amistad y elegancia fue la vinotera "Vittis" en Bogotà , donde su propietario quiso rendir un homenaje al jinete estellés y le entregó como obsequio un libro sobre las ganaderías colombianas escrito por Víctor Diusabá.

A este homenaje, también quiso sumarse el pintor Pio Uribe Palacio quien le regaló un cuadro en el que se representa una cabeza hermosa de un caballo, salpicada de colores y con una paleta fina y maestra.

El critico taurino Ivàn Parra condujo con acierto sin par una amena charla con el homenajeado y en la que Hermoso de Mendoza dejó su sello de gran orador y desveló algunos de sus secretos o de sus intenciones de futuro. Habló de las ganas que tenía de llamar a uno de sus caballos, "Gabo", en homenaje a Gabriel García Marquez, habló de su retirada, a la que todavía no le ve fecha, por supuesto "Cagancho" también fue motivo de charla, explico la personalidad de sus caballos, también de los miedos en la plaza y antes de llegar a la plaza..

Fue un grato y breve encuentro en el que Pablo se "desnudó" interiormente para un grupo de amigos entre los que pudimos ver a Felipe Negret, Juan Bernardo Caicedo, César Augusto Londoño, Pía Barragán, Julio Fontecha, Julio Rincòn, el médico "Pachito " Páez , Julio Ayala, Juan de Dios Miranda.....