Era el  11 de febrero de 1.986 cuando al Junta Directiva de la Sociedad Gastronómica NAPARDI decidió establecer un premio a otorgar cada año a una persona nacida o vinculada a Navarra, que por su trabajo y dedicación, haya destacado de manera sobresaliente, en el campo de las artes, las ciencias, el deporte, la cultura o las humanidades, con exclusión de méritos y valores políticos y religiosos, el premio consistiría en la imposición de una insignia denominada "Gallico de San Cernin", y se otorgaría anualmente a una persona designada por la Junta Directiva. Posteriormente el 5 de mayo del mismo año, se adoptó como denominación, la más completa de "GALLICO DE ORO DE NAPARDI".

Desde 1.986, en que se eligió el primer "Gallico", hasta hoy, se han entregado veinticinco galardones.

El primer Gallito de Oro recayó en el actor Alfredo Landa, para posteriormente caer en personajes tan diversos como Miguel de la Cuadra Salcedo, el pelotari Julian Retegui, el maestro Miguel Turrillas, el cineasta Montxo Armendariz, el ciclista Miguel Indurain o el dibujante César Oroz. El último de ellos, el de 2010, recayó en la Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Pamplona que cumplía 150 años de vida.

Este era un premio que sólo se concedía a personalidades de Pamplona o su comarca, pero a partir de este se decidió hacerlo extensible a personas vinculadas a la Comunidad Navarra.

Para este año 2011, la Sociedad Gastronómica Napardi, ha decidido que el merecedor del  XXVI Gallico de Oro sea el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza. Su "maestría y profesionalidad" con la que ha "revolucionado" el mundo del rejoneo le hace acreedor de este premio.

Según señaló el presidente de la sociedad, José Miguel García Gobeo, el estellés reúne "todos los conceptos" del galardón, que habitualmente se reparte a personas destacadas del mundo del arte, la ciencia, el deporte, la cultura o las humanidades. "Si alguien era merecedor de este premio al completo ése era Pablo Hermoso de Mendoza, en cuya figura se aúnan el arte, ciencia, deporte, cultura o humanidades. Desarrolla cada día el arte en su trabajo, tiene ciencia para poder realizar con precisión su labor, que requiere una preparación física continua. Y el rejoneo es una cultura milenaria, muy ligada a Navarra", señaló.

"Pablo Hermoso de Mendoza -continuaron- es señor y dueño de las plazas donde torea, ejemplo de resistencia y perseverancia, modelo de una manera de hacer y entender el rejoneo que ha marcado época. Compagina a la perfección técnica, toreo, plasticidad, y éxitos", explicaron desde Napardi.

En la actualidad el Gallico de Oro de Napardi es posiblemente el galardón no institucional, más importante de la Comunidad de Navarra.

La entrega del premio tuvo lugar el pasado día 11 y en ella el rejoneador estellés recibió un reconocimiento consistente en la mandarra, el pergamino, y la insignia de oro de Napardi, además de su nombramiento como socio de honor.

Un exultante Pablo Hermoso de Mendoza se declaró "Muy feliz y satisfecho" al recibir el galardón en presencia de la junta directiva de la Sociedad, del Alcalde de Pamplona, don Enrique Maya y de la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina.

"Lo tendré con todo el cariño en mi casa y seguiré luchando por representar Navarra y llevar su nombre a lo más alto", ha añadido.

   "Es un honor muy grande recibir este premio, el reconocimiento de tu tierra, de tu gente, te hace sentir muy bien. Yo siempre he tenido muy firme esa identidad con Navarra, con mi tierra, con las tradiciones, y que te lo reconozcan es como decirte que lo has hecho bien, que has ido por buen camino. Seguiré en ello con toda la ilusión del mundo", ha asegurado.

Sobre su última actuación en la plaza de toros pamplonica el estellés afirmó que: "Los Sanfermines no podían empezar mejor para mí, con ese éxito de mi compañero y mío".

   "Era bonito ver representada a Navarra por el que puso de moda esa carrera de rejones, que fui yo, y por un pamplonica como Roberto Armendáriz, que se está abriendo paso en esta profesión. Creo que a toda Pamplona le hizo una ilusión tremenda vernos triunfar a los dos"

El presidente de Napardi, José Miguel García Gobeo presentó el acto, amenizado por el Coro de Napardi y destacó que Hermoso de Mendoza reunía los cinco requisitos del galardón: arte, ciencia, cultura, deporte y humanidad.

   Yolanda Barcina, presidenta del Gobierno de Navarra, ha destacado que Napardi "siempre acierta" con la elección de los premiados con el Gallico de Oro, uno de los galardones "mejor otorgados", destacando que el premio se ha extendido a toda Navarra, al otorgarse por primera vez a una persona de fuera de Pamplona. "Si hay un navarro que representa el carácter de esta tierra, ese es Pablo Hermoso de Mendoza, un luchador que ha conseguido ser uno de los mejores del mundo", ha resaltado.

   El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha asegurado que este acto era uno de los marcados "con letras grandes" en su agenda sanferminera y, además, ha puesto de relieve que para él es una "satisfacción" que sea Pablo Hermoso de Mendoza el que reciba este reconocimiento, ya que ha disfrutado mucho con sus toreos a caballo.