Recientemente, Pablo Hermoso de Mendoza, ha procedido al herraje de las reses correspondientes al guarismo 2010. Fueron un total de sesenta y una reses, cuarenta de ellas hembras y veintiun machos.

Todas ellas procedían de vacas de Osborne y macho de Daniel Ruiz, si bien algunas madres ya llevaban el hierro de Hermoso de Mendoza, al haber nacido de vacas de Osborne, pero en la finca del rejoneador y llevar ya su marca.

Al igual que años anteriores, la mayoría de las reses fueron marcadas en el mueco, si bien para un buen número de ellas se empleó el antiguo sistema de errarlas en libertad, amarrándolas en el suelo. Fueron muchos los niños que participaron en el herradero, marcando ellos mismos a las reses.

La novedad de este año fue que los machos fueron herrados a nitrógeno, haciendo así mucho más visible la marca.