A LA AFICION TAURINA ESTADOUNIDENSE:

Uno de los proyectos que más ilusión representa para Pablo Hermoso de Mendoza es el de poder realizar una gira amplia por los Estados Unidos de Norteamérica, visitando ciudades en donde es manifiesto el interés por la fiesta brava, teniendo así, a través de sus actuaciones, la posibilidad de acercar ese fascinante mundo del rejoneo, en donde se conjuga equitación y tauromaquia, a un horizonte multicultural de talante tan distinto como el que caracteriza a la Unión Americana.

La posibilidad de llevar a cabo este plan siempre ha estado latente en los pensamientos del jinete navarro, avanzándose con el paso de los años en adaptar el concepto taurino tradicional a las regulaciones incruentas propias de los Estados Unidos y en establecer una logística adecuada para afrontar el reto que representa montar espectáculos de esta naturaleza en  zonas muy distantes y en escenarios concebidos para un sinnúmero de propósitos, menos para el de una corrida de toros.

Tras un largo tiempo de por medio, por fin el pasado año 2010 se consideró que los preparativos empresariales estaban lo suficientemente avanzados como para concretar la gira en este 2011, estableciéndose esta como el tramo final del periplo americano del centauro navarro, que cerraría en los Estados Unidos una campaña iniciada en Colombia, seguida de su ya tradicional gira por su querido México. De esta manera se acordó un calendario de fechas y festejos para el mes de abril, con seis actuaciones que se llevarían a cabo visitando ciudades en ambas costas de la Unión Americana, alternando con reconocidos diestros mexicanos y muy especialmente lidiando toros provenientes del campo bravo mexicano, que con su característica bravura y acometividad serían una garantía de éxito para los festejos en general y para los actuantes en particular.

Así las cosas, cuando parecía que todo estaba listo para esta gran aventura y a escasos días de la primera fecha programada se produce el desencanto total al conocerse la noticia de que los toros reseñados para estas corridas no habían podido cruzar la frontera y consecuentemente no estarían listos para saltar a las distintas arenas en donde estaban anunciados.

Ante esta lamentable realidad, siendo precisamente el toro bravo el eje central y protagonista de la fiesta;  Pablo Hermoso de Mendoza, de manera congruente a la seriedad profesional que le es característica; ha decidido suspender su gira por los Estados Unidos, expresando a la afición norteamericana su pesar por ello, reconociendo si bien que es preferible hacerlo antes de pensar siquiera en formar parte de un espectáculo que de entrada no tendría la garantía de poder corresponder a toda la expectación que su visita a la Unión Americana ha venido generando.

El torero a caballo de Estella desea enfatizar que toda esta situación se deriva de causas totalmente ajenas a su voluntad y por ende fuera de su alcance. En tal sentido solo le resta hacer patente su agradecimiento a todas aquellas personas que mantienen vigente su interés por verle actuar en suelo norteamericano, reiterándoles el compromiso que guarda para hacerlo en la primera oportunidad posible, con el afán de profesionalismo y seriedad que Ustedes merecen.