Colombia está resultando para el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza una fascinante aventura, participando en disciplinas ecuestres en las que nunca se había adentrado o asistiendo a tentaderos en los parajes más bellos e inhóspitos del país. Las mañanas las ocupa en entrenar a los caballos en la plaza de Santamaría con vistas a su segundo compromiso el próximo domingo.

Las tardes las aprovecha para asistir a las diversas invitaciones que está teniendo y que lo han llevado hasta la finca de Juan Bernardo Caicedo, situada en las afueras de Bogotá, rodeada por jungla. Un lugar increíble y desde luego sorprendente encontrar en esos parajes una plaza de tientas. Tras el tentadero hubo una larga tertulia entre el propio ganadero, Pablo y personas tan vinculadas al toro como los empresarios Felipe Negret y Julio Fontecha, el matador retirado Jerónimo Pimentel o el matador en activo Pepe Manrique. La tertulia terminó bien avanzada la tarde.

Al día siguiente la reunión fue en casa de don Fabio Echeverri, asesor presidencial y padre de Luís Guillermo Echeverri, rejoneador que en la década de los 80 actuó en la plaza de las Ventas de Madrid. En la actualidad, Luis Guillermo se dedica a criar caballos de polo, con los que compite. Pablo pudo, por primera vez en su vida, montar en estos caballos y participar en un "partidillo" de polo, quedando encantado con esta modalidad.