Una vez más el jurado de una Feria Taurina ha vuelto a marcar la auténtica diferencia que muchas veces existe en el ruedo, pero que muchas veces el número de orejas no refleja.

En la pasada Feria de Arles, Pablo Hermoso de Mendoza abandonó el Coliseo a hombros por la puerta grande, pero no como el máximo triunfador numérico de esa mañana.

A pesar de ello, ahora la Comisión Taurina de Arles, integrada por miembros del Ayuntamiento y por representantes de los Clubs Taurinos de esa ciudad, ha decidido que el trofeo al Mejor Rejoneador de la temporada en Arles, sea, por quinto año consecutivo, Pablo Hermoso de Mendoza.