INFORMACION RELACIONADA

El rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza ha sufrido a últimas horas de esta tarde, un accidente en su finca cuando, montado en un quad, trataba de apartar unos novillos.

En un momento de apuro, Pablo se vio obligado a virar bruscamente lo que provocó que el quad volcase, produciéndose el jinete un fuerte golpe en la parte superior de la espalda, concretamente en su zona cervical.

Pablo no perdió la consciencia, a pesar del fuerte golpe y aunque algo mareado, se levantó por su propio pie. Más tarde, y al ver que los dolores no remitían, Hermoso de Mendoza fue trasladado a un centro hospitalario de la capital Navarra a donde llegó con un "traumatismo cráneo-cervical que provoca un severo dolor, con una acusada limitación de la movilidad cervical y discreta cefalea".

Tras un primer reconocimiento radiológico, se apreció que no había fracturas cervicales, pero sí una limitación global de la movilidad de la columna cervical en todos sus ejes, dolor a la palpación paravertebral cervical, trapecios y angulares. No se objetivan signos de déficit radicular, ni de irritación radicular en extremidades superiores. Pares craneales normales. Visión normal.

Tras el reconocimiento, Hermoso de Mendoza volvió a su domicilio, donde deberá seguir un tratamiento, cesando su actividad profesional durante catorce días, según las prescripciones médicas y luciendo un collarín.

Este contratiempo, supone para el torero el final de su temporada, perdiendo por lo tanto los compromisos de Ubeda, Zafra, Alquerías y Olivenza, con los que cerraba la temporada 2010.