INFORMACION RELACIONADA

Pablo Hermoso de Mendoza ha pasado el primer día de su convalecencia tranquilo y en reposo.

Por la mañana fue reconocido en un centro de Pamplona, donde se confirmo la lumbalgia aguda, descartándosele alguna otra lesión de más importancia.

De momento Pablo será tratado con antiinflamatorios y calor, a lo que se debe sumar un reposo casi absoluto.

A medida que avancen los días y la lumbalgia ceda en intensidad, se le comenzara a masajear la zona para tratar de que su vuelta a los ruedos sea lo antes posible.