INFORMACION RELACIONADA

Pablo Hermoso de Mendoza se desplazó el pasado martes a la localidad de Salamanca, donde en su plaza de Toros de La Glorieta efectuó un entrenamiento a puerta cerrada.

Con ganado de Esteban Isidro, el navarro, ya bastante recuperado de la lesión en el hombro derecho, pudo comprobar las evoluciones de sus nuevos caballos y ajustar un tanto a otros que aunque ya han debutado en temporada anteriores, apenas han llegado a un diez por ciento de sus posibilidades.

Entre los primeros destacar a un caballo bayo, muy joven, al que Pablo probó tanto de salida, como en el último tercio. También se pudo comprobar las evoluciones de un potro castaño, de tres años, hijo de CHICUELO, y una autentica belleza, que se ha convertido en la gran promesa de la cuadra y que para nada extrañó ni el escenario, ni el ganado.

Entre los que ya han debutado, aunque con muy pocas tardes en sus lomos, estuvo FOSFORITO, hijo de FOSFORO, caballo también de la cuadra del navarro y que se presume como el sustituto natural de SARMATA. Gran expresión en el momento de la reunión y todo a pesar de que le falta mucha doma.

Ya casi veteranos, aunque todavía muy por debajo de sus posibilidades, también se vieron en el coso salmantino a RONDEÑO, VITI y CHABOLA, caballos que esta temporada tienen que cuajar en indispensables dentro de la cuadra.

El entrenamiento fue del todo satisfactorio para el jinete de Estella, ya que además de sentirse prácticamente recuperado de la lesión, pudo comprobar como los caballos novatos no extrañaron ni el escenario, ni el volumen del ganado, lo que le da pie a pensar en que este próximo fin de semana en Ecija o en Olivenza, alguno de ellos puedan debutar a lo grande.