15 de octubre de 2007

El rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza pasará la noche en observación del Hospital García Orcoyen de Estella, al haber sufrido esta tarde un accidente de moto dentro de su propia finca, a las afueras de la Ciudad del Ega.

El percance ocurrió cuando el rejoneador estaba dando una vuelta en moto por la finca y observando el ganado, cuando no se percató de una soga que atravesaba el camino de lado a lado y que se utiliza pasa pasar el ganado de un cercado a otro. La soga debió de ser lo que desmontó a Pablo de la moto golpeándolo contra el camino. No hay total certeza de la forma en que se produjo el accidente, porque Pablo perdió momentáneamente la memoria y no la recobraría hasta minutos después en su propio hogar. No obstante, la pérdida de memoria no produjo pérdida de consciencia, porque fue el propio Hermoso de Mendoza quien tras el golpe, volvió a subirse en la moto y se trasladó hasta su casa.

Una vez en el hogar su esposa, Miren, asustada por la pérdida de memoria, fue quien decidió trasladarlo al hospital de Estella, donde fue reconocido por el doctor Mariano José Fortún, quien diagnosticó un hematoma en región fronto-temporal derecha, doloroso pero sin crepitar, sin herida, ni fractura, ni otorragia, ni licuorrea. El diagnóstico es leve, pero el médico consideró oportuno dejarlo en observación durante toda la noche para que casi con toda seguridad, ser dado de alta en la mañana del martes.