24 de enero de 2007

Definitivamente Pablo Hermoso de Mendoza no estará presente en la actual Temporada Grande de la Plaza de toros México.

Después de no haberse concretado la corrida del día 21 de enero pasado, primera de las dos fechas platicadas con la empresa; quedaba aún la oportunidad de que el coloso estellés actuase el próximo domingo 4 de febrero, dentro de los festejos por el aniversario del coso de Insurgentes, en lo que sería la corrida número 1000 que oficialmente se celebra en esa plaza.

Desafortunadamente las negociaciones entre quienes regentean el coso capitalino y la administración de Pablo se estancaron al no verse de nuevo satisfechas las condiciones establecidas por el rejoneador navarro y que en un principio habían sido aceptadas sin cortapisas por la empresa de la Plaza de toros México. Ante esta realidad y tomando en cuenta que no existían indicios que permitiesen entrever un cambio en la posición de la empresa, hoy se confirma la noticia de que Hermoso de Mendoza no pisará el albero de la plaza de toros más grande del mundo, en donde hace menos de un año escribió un nuevo capítulo de oro dentro de la historia de la tauromaquia al obtener otro rabo, el segundo de su carrera, lo que le convirtió en el único rejoneador que ha sido capaz de hacerlo a lo largo de los ya casi sesenta y un años de existencia de ese emblemático escenario taurino.

El jinete español desea expresar a la afición de la capital de la República Mexicana su pesar por no tener de momento la oportunidad de poder corresponder en el ruedo todas las muestras de admiración y cariño que siempre le han profesado. Más sin embargo mantiene la firme convicción de que ya llegará una nueva oportunidad para, como corresponde, regresar a ese coso que tanto le ha significado en su trayectoria profesional.