30 de agosto de 2005

El centauro estellés, Pablo Hermoso de Mendoza, ha recibido la mañana de este martes el alta médica de su lumbalgia y por lo tanto podrá reaparecer el día de mañana en la corrida programada dentro de la Feria de Linares (Jaen).

Hoy mismo, nada más recibir el alta, Pablo se ha dirigido de inmediato a su finca y ha comenzado a montar con toda normalidad, si bien en los primeros instantes lo hizo con una faja protectora. Por la tarde, trabajó ya sin ninguna protección y afortunadamente no sintió molestia alguna en la espalda, corroborando así que está listo para volver a los ruedos después de este forzado paréntesis médico.

Como se recordará, Hermoso de Mendoza comenzó a sufrir de fuertes molestias en la espalda el pasado sábado, situación que le orilló a tener que actuar infiltrado en el festejo de Calahorra. Al término del mismo debió ser atendido en un centro hospitalario local, donde se le diagnóstico un cuadro de lumbago agudo, habiéndole sido prescrito un reposo en cama de dos a tres días, lo cual le llevó a perder dos importantes compromisos: el de Palencia el domingo y el de Cuellar el lunes.