T

 

Mayo 31 de 2004 l PABLO DEBUTA EXITOSAMENTE COMO GANADERO DE BRAVO  
 

Pablo Hermoso de Mendoza debutó este domingo como ganadero de bravo, lidiando seis erales en una novillada en su tierra navarra, concretamente en la localidad de Mendavia.

Y el debut no pudo ser más brillante, porque a uno de los novillos se le dio la vuelta al ruedo, otro la mereció y fue ovacionado en el arrastre y otros dos dieron un gran juego.

El rejoneador estellés se vio impedido de asistir a la novillada porque se encontraba en esos momentos toreando en Córdoba, donde también triunfó y obtuvo tres orejas para salir del coso por la Puerta de los Califas.

La prensa local ha hecho eco de la novillada y a continuación les presentamos los artículos que sobre la misma se han escrito:


DIARIO DE NAVARRA (www.diariodenavarra.es) POR KOLDO LARREA

PABLO HERMOSO DE MENDOZA TAMBIEN TRIUNFA COMO GANADERO DE BRAVO

El estellés debutó en Mendavia con un encierro de erales que dio buen juego.

La plaza Cárcava Brava de Mendavia sirvió ayer de escenario para una novillada sin picadores que ofreció dos gratos resultados: por un lado, el triunfo de Juan Antonio, que fue declarado ganador del bolsín taurino; por otro, el debut como ganadero de Pablo Hermoso de Mendoza, que no pudo estar presente porque toreaba en Córdoba.

Pues bien, el estellés alcanzó su primer triunfo en esta nueva faceta. Los seis erales que se lidiaron en Mendavia sirvieron para el toreo y, en manos más expertas, habrían permitido faenas más completas y vistosas que las que se vieron. Salvo el sexto, algo blando, el resto tuvo fuerza y ninguno buscó tablas.

Todos ellos demostraron fijeza en los engaños, se movieron y embistieron codiciosos. Novillos encastados que, en algún caso, como el primero y el segundo, reflejaron cierta violencia en sus acometidas, genio que posiblemente habría sido mitigado mediante la dosificación de un buen puyazo.

En definitiva, fue un buen encierro murubeño, procedencia Domínguez Camacho, con dos erales aplaudidos en el arrastre y con un tercero premiado con la vuelta al ruedo, balance que más de un ganadero querría para él.

A este tercer novillo, el mejor, Juan Antonio Siro le realizó la única faena con sentido y cierto gusto de la tarde. El chaval salió a por todas y lo recibió con unas voluntariosas verónicas y unas chicuelinas poco pulidas, que ejecutó entre coladas. Con la muleta, inició el trasteo por bajo y toreó después por ambos lados, en series gustosas que encerraron joven temple. El salmantino estuvo a gusto, se gustó y gustó al público pero demostró que todavía no ha aprendido a matar. Cinco pinchazos precedieron a una estocada contraria. El mal uso del estoque redujo el premio a una aclamada vuelta al ruedo.

Frente al sexto, su labor transcurrió entre enganchones. No hubo limpieza ni tampoco faena pero como el público estaba animado y el joven tardó menos en matar –pinchazo y casi entera trasera-, paseó una oreja preludio del premio que minutos más tarde consiguió, un traje de luces como ganador del bolsín Cinco Denominaciones.

El Pela intentó llevarse al premio frente al cuarto pero sus maneras no colaron pues le sobró aceleración y le faltó asentamiento, en una faena que subió de tono al final por naturales. Sin embargo, ya era tarde, y más al recordad que al que abrió plaza no le había pegado un muletazo.

Lalana las pasó canutas. Su primero le dio de lo lindo. El quinto no quiso ser menos y le mantuvo rodando sobre la arena. Se olvidó de la paliza cuando agarró una de esas orejas que permiten seguir soñando.


DIARIO DE NOTICIAS (www.noticiasdenavarra.com) POR MANOLO SAGUES

DEBUT DE LA GANADERIA DE HERMOSO EN EL FESTEJO DE MENDAVIA

Los novillos del estellés desparramaron un caudal inagotable de casta y bravura

El novillero Juan Antonio Siro fue el vencedor del bolsín taurino de la localidad navarra


Juan Antonio Siro, joven novillero salmantino, fue premiado con el terno de luces que acredita al triunfador del bolsín taurino de Mendavia, certamen de aspirantes anunciado como Cinco denominaciones , refiriéndose a los espárragos, pimientos, vinos, cavas y pacharán de esa fértil y bella tierra navarra. Mas el auténtico protagonista del festejo fue Hermoso de Mendoza, que debutó como ganadero enviando a la asolerada Cárcava Brava de la Asociación taurina mendaviesa un encierro de erales de altísima nota. Novillos parejos, con abundantes kilos, en tipo de su procedencia murube vía onubense de Domínguez Camacho y, sobre todo, desparramando un caudal inagotable de movilidad, casta y bravura. Una prontitud, tranco y codicia imparable, que desbordó a los chavales. Novillada, sin duda, que hubiera admitido un puyazo en toda regla. Salvo el breve apunte a la mansedumbre del segundo y la blandura del sexto, el conjunto fue sobresaliente. El tercero y el cuarto merecieron la vuelta al ruedo, aunque sólo el primero de ellos vio hecho efectivo el póstumo reconocimiento. Bien el ganadero, que habría la Puerta de los Califas de Córdoba tras cortar tres orejas a la misma hora a mil kilómetros y que demostró que su inquebrantable profesionalidad, clase y raza en el toreo a caballo la traslada a la cría de bravo.
Los tres novilleros perdieron la pelea con los novillos de la Noveleta, aún así gustó su entrega. Se repartieron tres orejas de los tres últimos novillos de la tarde.
En el conjunto del festejo, Juan Antonio Siro fue el mejor, demostrando que posee unas buenas condiciones técnicas y físicas. El salmantino obtuvo un trofeo del sexto tras una labor con menos transmisión, pero mejor rematada con los aceros. El novillo fue premiado con una merecida vuelta al ruedo. Ramón Marcos El Pela fue literalmente desarmado por el codicioso primero. A pesar de desarmes varios, volteretas y pinchazos, el de Paracuellos del Jarama se ganó al público en una larga faena de más de doscientos pases. Oreja al pundonor.
Alejandro Lalana no pudo con la fuerza del segundo, pero ante el buen quinto estuvo algo más entonado y recibió el premio generoso del respetable al matar con prontitud.

LA FICHA

l Ganadería. Seis erales de Hermoso de Mendoza. El tercero fue premiado con la vuelta al ruedo. El cuarto también mereció el mismo premio.
l Ramón Marcos 'El Pela'. Cinco pinchazos, bajonazo y tres descabellos (silencio). En el cuarto, pinchazo, otros dos pinchazos entrando sin muleta, media atravesada y tres descabellos (oreja).
l Alejandro Lalana. Dos pinchazos y estocada corta (silencio). En el quinto, estocada caída y descabello (oreja).
l Juan Antonio Siro. Seis pinchazos y estocada contraria (palmas). En el sexto, pinchazo y estocada trasera (oreja).
l Incidencias. Lleno absoluto en la plaza Cárcava Brava de la Asociación Taurina Mendaviesa. Se distinguió como triunfador del certamen 'Cinco denominaciones' a Juan Antonio Siro.


REGRESAR
PAGINA PRINCIPAL