Noviembre 6 de 2003 l EL CENTAURO ESPAÑOL TOMA VACACIONES EN LA PLAYA  
 

Aprovechando el parón forzoso que le ha traído la lesión en su rodilla izquierda, Pablo Hermoso de Mendoza ha viajado en compañía de su esposa Miren y de sus hijos Paula y Guillermo, al paradisíaco puerto de Acapulco, en el pacífico mexicano; donde disfrutará de unas cortas vacaciones, mismas que le servirán para continuar con la recuperación de la lesión que por el momento le mantiene alejado de las plazas de toros.

El caballista estellés tiene previsto estar de regreso en San Miguel Allende el próximo sábado, para someterse a una revisión en donde realizará una prueba de esfuerzo que será determinante para conocer con mayor exactitud los progresos de su rehabilitación y con ello la fecha de su probable vuelta a los ruedos.


REGRESAR
PAGINA PRINCIPAL