Febrero 25 de 2003 l EL GRAN MOMENTO DE FUSILERO  
 

Aunque en general toda la cuadra de Pablo Hermoso de Mendoza ha tenido una estupenda campaña mexicana, justo es destacar la actuación de un caballo que ha llegado a esa plenitud que da la madurez de la experiencia. Hablamos de FUSILERO, el tordo lusitano con el hierro de Río Frío que pasa por un extraordinario momento y que muy probablemente es el caballo con el que ha cuajado más toros Pablo en su actual periplo azteca.

En el mundo del rejoneo es de sobra conocida la gran versatilidad y lo completo que es este corcel, ya que es capaz de galopar de costado, realizar piruetas, hacer el tierra-tierra, ir de frente y de poder a poder, etc. Esta condición de privilegio ha hecho que incluso Hermoso de Mendoza le utilice algunas ocasiones en España para recibir a los toros de salida y el tordo siempre ha cumplido con solvencia.

Su innegable calidad ha hecho que se le reconozca en arenas de gran categoría, como aconteció el año pasado en Arles, cuando fue galardonado como el mejor caballo de la feria por la peña Richard Millian.

Y particularmente en México ha sido durante la presente temporada cuando los aficionados le han podido apreciar a plenitud, perfectamente acoplado a la embestida del toro mexicano y con una torería desbordante que no le cabe en el pecho. Como aconteció el sábado pasado en Cadereyta, cuando ofreció una actuación magistral en banderillas al lado de su jinete, regando con su clase y variedad la arena, a tal grado que al término de la faena fue sacado de nuevo al ruedo para acompañar al navarro en una clamorosa vuelta al ruedo con la afición volcada en una ovación de reconocimiento unánime.

TEMAS RELACIONADOS

REGRESAR
PAGINA PRINCIPAL