Enero 31 de 2003 l MURIO MARIACHI  
 

Una triste y lamentable noticia se generó el día de ayer, jueves 30, en el Rancho San Javier; ya que murió MARIACHI, el famoso caballo bayo de sangre azteca que Pablo Hermoso de Mendoza utilizaba para el último tercio.

Como se informó en días anteriores, MARIACHI se venía recuperando primero de un cólico muy fuerte que sufrió cuando la cuadra regresaba de la ciudad de Campeche, y posteriormente de una laminitis o infosura que se le presentó como consecuencia del problema digestivo ya mencionado. Desafortunadamente el cuadro del caballo se complicó súbitamente ya que los problemas de circulación en su organismo empeoraron y el corcel comenzó a padecer flebitis, antesala de una trombosis que terminó por producirle un edema generalizado el cual ya no pudo resistir el valeroso y temperamental equino.

Caballo de fuerte carácter, muy complicado para el trato por los caballerangos y muy peligroso para los demás caballos por su agresividad e incluso violencia. Fruto de ella fue precisamente la coz que propició a CAGANCHO en agosto de 2001 y que tuvo al cuatralbo fuera de combate durante aproximadamente un mes. También este año, en la localidad veracruzana de Papantla consiguió soltarse del camión y se fue derecho hacia un pobre caballo que había atado en un árbol y que se llevó una soberana paliza, hasta que al final lo pudieron apartar los propios mozos de caballos. Esa agresividad, también mostrada ante los toros, es la que lograba transmitir a los tendidos y acercarse a los astados, permitiendo a Pablo poder descolgarse con los adornos del "teléfono" e incluso colocar banderillas cortas a dos manos.

En contradicción con ese carácter, MARIACHI era uno de los caballos preferidos por Pablo para que montaran sus hijos Guillermo y Paula u otros niños, dado que era un caballo muy seguro para ellos y de un carácter muy bueno para los menores.

La simbiosis de Pablo y MARIACHI, y el entendimiento entre ambos, era tal, que tras la enfermedad de MAZANTINI, el bayo se convirtió en el caballo fijo para el último tercio del navarro y así tras su debut, el 31 de diciembre de 2000 (último día del milenio) en la localidad mexicana de Cuautla, Jalisco, ante un toro de Santa Rosa de Lima (en la foto); prácticamente no dejó de intervenir en ninguna de las corridas de Pablo.

Nunca MARIACHI dejó de actuar por enfermedad o por percance, siendo su actuación más accidentada, precisamente su segunda tarde con Pablo, el 1 de enero de 2001, en San Luis Potosí, donde debido al lamentable estado del piso de la plaza, MARIACHI resbaló en dos ocasiones, cayendo al suelo y recibiendo una cornada interna, muy leve, y sin mayores consecuencias que los hematomas en la piel.

En los dos años que Mariachi toreó a las órdenes de Pablo Hermoso de Mendoza tuvo una regularidad asombrosa actuando en un noventa y cinco por ciento de las corridas del rejoneador estellés, formando parte de su equipo equino en doscientas cuarenta y cinco festejos de los doscientos cincuenta y nueve que ha toreado en ese plazo de tiempo. Las catorce fechas en la que MARIACHI no actuó fueron festejos en Portugal, donde no se prodiga el último tercio, o en las ocasiones en las que Pablo tuvo que partir cuadra por problemas de distancia o en algunas corridas de los principios donde Pablo prefería todavía esperar a que se experimentara un poco más.

Cuatrocientos dieciséis toros lidiados, a los que colocó ciento ochenta banderillas en noventa pares a dos manos, seiscientas cuarenta y ocho banderillas cortas, cuatrocientas noventa y una rosa y quinientos dieciocho rejones de muerte, son los impresionantes números del azteca más famoso que ha pisado los ruedos del mundo.

Fue premiado por la Peña Sergio Galán, distinguiéndolo como el mejor caballo para el último tercio de la temporada 2001, precisamente la de su debut en Europa y la distinción que le hizo en los primeros meses del año 2002 la Asociación Mexicana de Criadores de Caballos de Raza Azteca, por la difusión que tanto él, como su jinete, estaban efectuando en el mundo de dicha raza. Además en el pasado 2002 fue elegido como uno de los caballos del año por la reconocida revista taurina 6TOROS6.

Este palmarés, fue el que convirtió a MARIACHI en el caballo favorito del público mexicano, y ya lo estaba encumbrando al preferido también de los europeos, sobre todo por su espectacular capa que lo convertía en uno de los caballos más bonitos del toreo mundial. Dicha popularidad, incluso lo convirtió en protagonista principal de un documental de unos treinta minutos que efectuó hace apenas un año, la cadena mexicana TELEVISA de la mano de Carlos Yarza y que fue emitido en horario de máxima audiencia.

A todos quienes le vieron en la plaza queda el recuerdo de su incomparable estampa, con el pelo brillándole como si fuera oro, y de su arrogante valentía para permitir que el jinete que lo llevó a la fama brillara junto a él en el último tercio de la lidia.

TEMAS RELACIONADOS

REGRESAR
PAGINA PRINCIPAL