• kenburns1

    DOS OREJAS DE LEY

Resumen

Otra magistral actuación tuvo el centauro navarro, que esta tarde en Mérida volvió a abrir la puerta grande cortando dos orejas indiscutibles.

Fecha

5 de Septiembre de 2021

Lugar

Plaza de toros de Mérida, Badajoz, España

Ganadería

  Hdros. de José Rosa Rodríguez

Reseña

Joao Moura (oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas)
Manuel Telles Bastos (ovación); Miguel Moura (dos orejas)
Guillermo Hermoso de Mendoza (dos orejas y rabo)
Antonio Ribeiro Telles Jr (oreja)

Caballos utilizados

Primer toro de la Ganadería de José Rosa Rodríguez, número 22, de nombre Sacristán, 464 Kg: De salida MALBEC (1 rejón de castigo); en banderillas BERLIN (2 banderillas) y ARSENIO (2 banderillas); y para el último tercio CORSARIO (tres cortas y un rejón de muerte).

Otros caballos desplazados

ALQUIMISTA

Entrada

  MEDIA PLAZA


Estadísticas en esta plaza

Actuaciones

Toros lidiados

Orejas

Rabos

Puertas Grandes

El 30 de diciembre  de 1902, se constituyó la Sociedad Taurina Extremeña, cediendo los terrenos, entonces arrendados para sembrar cebada, don Fidel Macías. Se inician los trabajos tomando mediciones de la plaza de Peñarroya (Córdoba) y la Plaza Vieja de Badajoz (hoy desaparecida), para evaluar costes del proyecto. Paralelamente se explanan los terrenos apareciendo un depósito de excepcionales esculturas romanas ligadas, muy probablemente, a un edificio de culto mitraico. Estas esculturas (entre otras, representaciones de Aion Cronos, Mercurio o el propio río Anas) fueron recuperadas por José Ramón Mélida e ingresadas en el entonces Museo Arqueológico de Mérida, constituyendo uno de los conjuntos más destacados de los talleres de marmorarii y sculptoresemeritenses.

Las obras de la plaza se paralizan en 1903, cuando estaba casi rematada la primera planta del edificio. No será hasta 1912 cuando una renovada Sociedad Taurina Extremeña, S.A., presidida por don Juan Macías Rodríguez, y de la que fueron accionistas un gran número de emeritenses, reinicia la obra que será rematada en 1914, teniendo lugar el festejo inaugural el 5 de julio de ese mismo año.

Este impulso final vino motivado, en buena medida, por tres razones: tener a la cabeza de la municipalidad a don Pedro María Plano, uno de los mejores alcaldes de la ciudad en su historia; haberse concluido las excavaciones de algunos edificios de época romana, especialmente el Teatro y el Anfiteatro, y ser la década que media entre 1910 y 1920 un momento álgido de la Fiesta, conocido como Edad de Oro del Toreo (fruto de la pugna entre dos toreros singulares, Joselito y Belmonte). Los emeritenses no querían perder la oportunidad de convertirse en anfitriones de estos dos colosos del toreo, si bien el cartel de la corrida inaugural estuvo compuesto por Tomás Alarcón «Mazzantinito», el magistral torero azteca Rodolfo Gaona y Franciso Posada, un torero de efímera existencia pero que se significó por su valentía y acierto con la espada. En la reseña de su inauguración en la revista taurina Sol y Sombra, firmada por M. Asins, describe la plaza como «capaz para 12.000 almas, está dotada de corrales, cuadras, hermosos chiqueros, una preciosa capilla y una enfermería montada con arreglo a los últimos adelantos de la cirugía».

La plaza fue clasificada desde su inauguración de segunda categoría, rango que ostentaban entonces los cosos de Algeciras, Aranjuez, Cartagena, Gijón, Jerez de la Frontera, Linares y El Puerto de Santa María. Este detalle viene a destacar la importancia dada a esta plaza por la que han pasado las más importantes figuras del toreo de a pie o a caballo y, cómo no, los mejores hierros de la ganadería brava nacional.

Para el diseño de la plaza, la Taurina Extremeña buscó un profesional de prestigio, el arquitecto municipal de Badajoz (también lo fue provincial por algunos años) Ventura Vaca, cuya obra se inserta en las corrientes propias de la época, desde el modernismo hasta el eclecticismo (es obra suya el edificio de las Tres Campanas de Badajoz, que podríamos definir de estilo Francés Segundo Imperio; no obstante, en su interior desarrolla una notable arquitectura de hierro). Vaca, aunque en lo formal se mantenga acorde a la tradición, será en los detalles decorativos donde experimente novedades de un modernismo que llega a Extremadura de forma tardía.

Toda la provincia está tachonada por edificios diseñados por él. De entre sus obras, cabe destacar la remodelación del Palacio de la Diputación Provincial, en colaboración con su colega Tomás Brioso; la construcción del Casino de Badajoz, junto a otro aventajado arquitecto local, Morales Hernández; el pedestal de la escultura en honor a Moreno Nieto, también en Badajoz; la casa del Marqués de Solanda de Zafra; el Mercado de Abastos de Calatrava; el Grupo Escolar Trajano de Mérida; el Palacio de Justicia, la Cárcel y la Casa Hospital de la Caridad de Almendralejo, y la casa de Doña Mariana en Llerena (hoy habilitada como Hospedería).

La plaza de toros de Mérida responde al modelo monumental, con fachada en la que dominan las masas de pilastras de sustentación, los vanos de las puertas y ventanas en arcos de medio punto de la primera planta y los arcos tripartitos de los dos cuerpos superiores, que pretenden ajimeces y alfices. Los tonos almagra y albero y el encalado en blanco, que siempre ha lucido la fachada, recrea el modelo cromático de las dovelas de edificios califales. Por supuesto, destaca la portada principal tripartita (coincidente en el interior con la presidencia), que mira a la avenida en la que se prolonga la calle Oviedo (antigua carretera de Don Álvaro), uno de los accesos principales a la ciudad. Presenta ventanales semicirculares y adintelados, y está rematada por merlones y almenas.

Todo el conjunto externo responde a referencias estéticas del mundo árabe (neomudejarismo o alhambrismo), expresión hispana de un romanticismo vernáculo que Ventura Vaca adopta en esta obra, renunciando a los cánones clasicistas de la ilustración. Tiene su modelo último en la desaparecida plaza de la Carretera de Aragón (1874), obra de Emilio Rodríguez Ayuso y Lorenzo Álvarez. No obstante, es muy semejante tipológicamente a las plazas del Puerto de Santa María, de Jerez de la Frontera y, sobre todo, al coso de la Malagueta, en Málaga.

En lo estructural, la plaza es exenta y circular, siendo todos sus muros de carga de fábrica, mientras que sus localidades están hechas en obra fija de mampostería y ladrillo; si bien, estas fueron originalmente de madera hasta 1941. Los muros de corrales y patio de cuadrillas son de fábrica y tapial, en tanto que arcos y solería son de ladrillo macizo.

La plaza consta en el exterior de tres pisos, como ya se dijo, que se corresponden en el interior con el tendido y dos gradas cubiertas. La grada superior está reforzada por columnas de fundición. La cubierta superior de esta grada queda hoy deformada al perder sus originales soportes de forja y la techumbre en una desafortunada reforma llevada a cabo en 1962/1963, lo que le da al interior un falso aspecto de obra inacabada.

 

Fuente:  Wikipedia

A Pablo le costó tres años triunfar numéricamente en Mérida (Badajoz) y salir por la Puerta Grande de su plaza. En las dos primeras ocasiones, dejó muestras de su categoría, pero a pesar de que siempre obtuvo trofeos, no fueron suficientes para que lo alzaran en hombros.

La primera fue el 5 de septiembre de 1997 con novillos de José Luís Marca y en un cartel de seis rejoneadores que fueron Joao Moura, Luís Domecq, Antonio Domecq, Paco Ojeda y Andy Cartagena. Pablo fue premiado con una oreja.

Volvió un año después, ahora en un cartel de cuatro rejoneadores y también obtuvo una oreja, en esta ocasión en collera con Andy Cartagena y con un novillo también de José Luís Marca. Completaron el cartel de esa tarde, Fermín Bohórquez y Paco Ojeda.

A la tercera fue la vencida y por fin en un cartel compuesto por una terna, Joao Moura, Fermín Bohórquez y Pablo Hermoso de Mendoza, el navarro consiguió salir a hombros de Mérida obteniendo una oreja de cada uno de los toros de Francisco Galache que lidió.

Tardaría siete años en volver a la plaza de toros de Mérida y lo hizo el 29 de agosto de 2.008, ante una corrida de Luís Terrón que a última hora sustituyó a la anunciada de Sánchez Cobaleda. Pablo en esta tarde concedió la alternativa al rejoneador local Juan Carlos Jiménez, actuando de testigo Joao Moura Jr. Dos orejas en su primero montando a CHICUELITO, SILVETI, FUSILERO y un joven PIRATA y una oreja en el cuarto ahora sobre CURRO, CHENEL, ICARO y NATIVO fueron el bagaje final de su segunda salida a hombros.

Tras otra larga ausencia de 8 años Pablo regresó a la ciudad romana el 2 de septiembre de 2016, alternando con Diego Ventura y Leonardo Hernández en la lidia de astados de Luis Terrón. Esa noche el centauro navarro rescató una trabajada oreja teniendo que pechar con un lote de tan infumable como nula condición, siendo fuertemente ovacionado en su segundo. NAPOLEON, BERLIN, BELUGA, MANILE, ALQUIMISTA, DISPARATE, DONATELLI y PIRATA pisaron esa tarde la arena del emblemático coso meridense.

Imágenes relacionadas

Original cartel el que presentó la empresa Matilla para esta corrida de rejones de Mérida. Un cartel de seis rejoneadores en el que se enfrentaban tres dinastías del toreo a caballo. Las portuguesas de Moura y Ribeiro Telles y la española de Hermoso de Mendoza. El cartel original se vio alterado lamentablemente por el importante accidente sufrido días atrás por Antonio Ribeiro Telles y que tuvo que ver como era sustituido por su sobrino Manuel Telles Bastos.

Cartel de interés, sobre todo en el vecino público portugués y en el que la parte española se vio perjudicada por el partido que en Badajoz jugaba la Selección Española de Fútbol, casi a la misma hora y apenas a unos 60 km de distancia.

Pablo comenzó la lidia de su toro brindando precisamente al recuperado Antonio Ribeiro Telles y realizando luego su típico toreo enclasado y despacioso. Tuvo buena materia prima en el toro de Rosa Rodríguez que apretó de salida al joven MACBEL, pero que poco a poco se fue templando con el galope del caballo y pronto se cosió a la cola de BERLIN que fue marcando el paso al que debía embestir. Una nueva tarde de gloria para el caballo luso-alemán que brindó grandes pasajes de toreo de costado y cambiando por los adentros en la zona de chiqueros en uno de los puntos álgidos de la faena.

Cerró su participación con hermosinas y dio entrada a ARSENIO quien tras dos banderillas en las que llegó haciendo un tierra a tierra hasta la misma cara, realizó una pirueta en la misma cara el astado. CORSARIO ligó las tres banderillas cortas con continuidad y la suerte del teléfono. El toro embestía todavía con franqueza, y eso hizo que en la suerte suprema ese empuje se notara y Pablo dejase un rejonazo en lo alto de efectos fulminantes. Dos orejas indiscutibles para Pablo Hermoso de Mendoza.

 

Sidebar


Galería fotográfica