• kenburns1

    SIN EXPLICACIÓN

Resumen

Dos faenas llenas de poso y verdad realizó el genio estellés en el cierre de la temporada merideña, mismas que injustamente sólo le depararon una oreja como premio.

Fecha

8 de Marzo de 2020

Lugar

Plaza de toros Monumental, Mérida, Yucatán, México

Ganadería

  Montecristo     Los Cues  

Reseña

Pablo Hermoso de Mendoza (palmas y oreja)
Fermín Rivera (silencio y silencio)
Antonio García “El Chihuahua” (vuelta y oreja)

Caballos utilizados

Primer toro de la Ganadería de Montecristo, número 17, 490 Kg, de nombre Pardito: De salida VALHALLA (2 rejones de castigo); en banderillas DESEADO (3 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio GUITARRA (tres cortas, una rosa y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Montecristo, número 73, 500 Kg, de nombre Jaraleño: De salida MANIZALES (2 rejones de castigo); en banderillas  EXTRAÑO (2 banderillas) y JUDIO (2 banderilla); y para el último tercio GUITARRA (tres cortas y un rejón de muerte).

Otros caballos desplazados

ILUSIÓN

Entrada

  TRES CUARTOS


Estadísticas en esta plaza

Actuaciones

Toros lidiados

Orejas

Rabos

Puertas Grandes

La Plaza de Toros Mérida, es considerada la capital del toreo del sureste de México. Construida por los hermanos Fernando y José Palomeque Pérez de Ermida, grandes aficionados y escrupulosos ganaderos, los hermanos Palomeque en el año de 1924 recibieron un juego de planos de la plaza de toros de Granada, España los cuales se entregaron al arquitecto Carlos Castillo Montes de Oca, para su revisión, e iniciar así la construcción de la plaza en un terreno en la avenida "Reforma".

La construcción está hecha de mampostería, piedra con morteros de cal y cemento, arcos y trabes de bóveda catalana y sin utilizar acero de refuerzo, el coso de Reforma muestra hasta ahora la resistencia y solidez de la construcción a más de OCHENTA AÑOS de haber sido inaugurada. Paseíllo Inaugural La "primera piedra" se colocó en enero de 1925 y cuatro años después, el 27 de enero de 1929, abría sus puertas, ante un lleno, para celebrar el primer festejo taurino, en el que alternaban los grandes toreros mexicanos Luis Freg y Fermín Espinosa Armillita Chico que estoquearon cuatro toros de la ganadería tlaxcalteca de Piedras Negras, propiedad de Don Romárico González.

Fuente:Opinión y Toros

La gran y conocedora afición taurina meridense tuvo la oportunidad de ver por primera vez al jinete navarro el sábado 12 de Febrero de 2000, en una de sus últimas actuaciones dentro de su primer campaña por plazas mexicanas. En aquella ocasión compartió cartel con el matador de a pie Fernando Ochoa, en la lidia de astados michoacanos de Campo Alegre. Pablo no pudo tener un mejor debut, ya que encandiló con su toreo al público yucateco, realizando dos faenas excelentes, las cuales fueron recompensadas con un total de cuatro orejas y un rabo.

El caballista estellés regresaría ese mismo año a esta plaza, en dos fechas casi sucesivas, como parte de su segunda temporada por suelo azteca. La primera de ellas fue el 25 de Noviembre, alternando con los matadores Jorge Gutiérrez y Jorge Mora, en la lidia de astados de distintas ganaderías. Pablo le cortó las dos orejas al segundo de su lote, para salir nuevamente por la puerta grande del coso yucateco. Y tres días después, el 28 del mismo mes regresaría nuevamente a la plaza, en un festejo de rejones para compartir cartel con los jinetes mexicanos Jorge Hernández Andrés y Gerardo Trueba, despachando 5 toros de Guanamé y 1 de Fernando de la Mora. Desafortunadamente el pésimo juego de los toros, impidió que el caballista español lograra su tercer puerta grande, siendo ovacionado en sus dos toros.

La cuarta presentación de Hermoso de Mendoza en esta plaza sucedió el 23 de febrero de 2002, de nuevo en un cartel de rejones, acompañado por los caballistas aztecas Gerardo Trueba y Gastón Santos, lidiando astados de Fernando de la Mora, Gómez Valles, Montecristo y Hernández Andrés. El estellés resultó el triunfador del festejo al cortar a su primer toro las dos únicas orejas de la tarde; además de ello es de recordarse que con su segundo ejemplar Pablo pasó un trago amargo ya que el toro le propinó dos revolcadas, la primera cuando se arrancó de improviso y prendió de lleno a "VITI", haciendo que jinete y caballo fueran a dar al suelo, y la segunda cuando ya herido de muerte el animal acometió en contra de Hermoso quien había echado pie a tierra para acompañar la muerte del burel. Afortunadamente ninguno de los dos percances pasó a mayores. Los caballos que utilizó Pablo aquella tarde fueron: RONCAL, FUSILERO, DANUBIO, MARIACHI, MAGRITAS, ZALACAIN Y VITI.

La siguiente actuación del centauro español en la arena meridense ocurrió el primer día del año de 2003, una vez más en un festejo de rejoneadores, esta vez al lado de Octavio Sánchez y Rodrigo Santos. Pablo tuvo una de las mejores tardes que se le recuerda en suelo mexicano, logrando un pleno de trofeos al cortar los máximos apéndices de sus dos oponentes, uno de Fernando de la Mora y otro de Puerta Grande, obteniendo así su cuarta Puerta Grande en la capital yucateca.

La sexta comparecencia del navarro en el albero de la capital yucateca tuvo lugar el día 30 de noviembre de 2003. El cartel para esta ocasión fue mixto y lo integraban aparte del estellés los matadores aztecas Rafael Ortega y Fermín Spínola, lidiándose astados de Bernaldo de Quiros para rejones y de Barralva para los de a pie. En esta tarde el acero le jugó una mala pasada a Hermoso de Mendoza, perdiendo por ello cualquier oportunidad de tocar pelo a pesar de haber brindado dos buenas faenas montando a FUSILERO, LABRIT, NATIVO, CHACAL, CHICUELO y CAMPO GRANDE.

Abriendo el 2004, de nueva cuenta el primer día del año, tuvo lugar la séptima presentación de Pablo en el coso merideño, participando en otro festejo de rejones, repitiendo cartel al lado de los jinetes mexicanos Octavio Sánchez y Rodrigo Santos ante astados de Puerta Grande. Hermoso de Mendoza se proclamó el triunfador absoluto de este festejo al obtener las dos orejas de su segundo, saliendo una vez más por la Puerta Grande de esta plaza cuya afición siempre le ve con especial cariño. Sus colaboradores equinos fueron esta vez FUSILERO, LABRIT, NATIVO, CERVANTES, CHACAL, MONTERREY y CHICUELO.

La siguiente actuación del jinete estellés en esta plaza tuvo lugar el 12 de diciembre de 2004, en el festejo guadalupano, alternando con el rejoneador local Fernández Madera y con los diestros de a pie Mario Coelho y José Luis Angelino, en la lidia de astados de Bernaldo de Quiros y Santa Rosa de Lima. Hermoso de Mendoza cumplió con otra gran tarde en el coso de la Reforma al obtener las dos orejas de su segundo, convirtiéndose así en el triunfador de la corrida y saliendo por sexta ocasión a través de la Puerta Grande de la plaza meridense.

Diecinueve días después, el 1 de enero de 2005, el coloso español estaría de nuevo haciendo el paseíllo en la capital yucateca, acompañado por Octavio Sánchez y de nuevo el caballista local Fernández Madera en la lidia de astados de Los Encinos. En este festejo se truncó la racha de Puertas Grandes consecutivas de Hermoso de Mendoza, que solo pudo cortar un apéndice, aunque a decir verdad la labor del estellés mereció cuando menos un par de orejas más, solo que la presidencia asumió una actitud sumamente rigorista en detrimento de la cosecha de premios que Pablo ganó con su esfuerzo en el ruedo. Para esta corrida los caballos que tuvieron participación fueron: CURRO, CHENEL, FUSILERO, EXCALIBUR, FOSFORO, CHICUELO y CAMPO GRANDE.

Transcurrió más de un año para que Pablo regresase a la arena yucateca, lo hizo el 15 de enero de 2006, de nuevo en un festejo ecuestre al lado de Octavio Sánchez y Horacio Casas, lidiándose bureles de Los Encinos. En esta ocasión el coloso navarro no pudo tocar pelo, si bien en justicia debemos señalar que cuando menos debió salir de la plaza con dos apéndices en la bolsa, uno por cada faena, pedidos mayoritariamente y con intensidad por los asistentes, más sin embargo el presidente se negó a mostrar los pañuelos, siendo por ello fuertemente abroncado en ambas ocasiones. EXCALIBUR, LABRIT, SILVETI, DOMINGUIN, CURRO, CHENEL y FUSILERO fueron los caballos que pisaron esa tarde el albero del coso meridense.

La siguiente actuación de Pablo en la capital de Yucatán, tuvo lugar el 4 de marzo de 2007, alternando con Manolo Arruza y Leopoldo Casasola, en la lidia de astados de San Marcos para el navarro y de Sinkeuel para los diestros aztecas. A pesar de haber brindado un gran esfuerzo, el centauro español se estrelló ante un lote infumable que le impidió tocar pelo y echó por tierra su ilusión de triunfo en la arena yucateca., obteniendo silencio y ovación en una tarde donde CHAMAN, RONDEÑO, SARMATA, CHABOLA, CHENEL y FUSILERO lo intentaron en todo momento.

Dos años después, el 1 de marzo de 2009, regresó Pablo a la capital de Yucatán para hacer ahora el paseíllo al lado de Alfredo Ríos "El Conde" y Federico Pizarro, en la lidia de astados de La Venta del Refugio para el navarro y de La Soledad para los diestros de a pie. En una tarde con clima desapacible, la plaza tuvo un entradón y Pablo pudo tocar pelo en su segundo al que le cortó una oreja, estrellándose sus intenciones de triunfo ante el pésimo primer toro de su lote. ESTELLA, RUI, FUSILERO, PIRATA, DALI, SILVETI y BRIBON tucieron el protagonismo esa tarde en el escenario meridense.

Tendrían que transcurrir casi tres años para que Hermoso de Mendoza regresase a la ciudad blanca, lo cual tuvo lugar el 26 de febrero de 2012, alternando con Rafael Ortega y Fermín Spínola, en la lidia de astados de Fernando de la Mora para la lidia a caballo y de Bernaldo de Quirós para la lidia ordinaria. Para esta oportunidad el mal uso de los rejones de muerte cerró a Pablo la oportunidad de llevarse un triunfo notable, quedando todo en una oreja de su segundo y una fuerte ovación en su primero. Los caballos que pisaron esa tarde la arena meridense fueron: ESTELLA, CHENEL, ICARO, PIRATA, GARIBALDI, VAN GOGH y DALI.

Para el 2013 nueva cita, el 24 de febrero, con el cartel de "no hay billetes", ambientazo en los tendidos, calor insoportable y una gran faena de Hermoso al que abrió plaza, si bien ahora no hubo trofeos de por medio, escuchando palmas y una extraña división de opiniones ante el marrajo que hizo de segundo de su lote. CHURUMAY, MANOLETE, VIRIATO, PIRATA, NAPOLEON, DISPARATE y HABANERO fueron requeridos esa tarde en la que Pablo alternó con Fermín Spínola y Joselito Adame, en la lidia de bureles de Bernardo de Quirós para el jinete en plaza y de Campo Hermoso para los de a pie.

La siguiente actuación de Pablo en este escenario fue el 6 de marzo de 2016, alternando con Antonio García "El Chihuahua" y Arturo Saldívar, en la lidia de astados de Fernando de la Mora para rejones y de José Julián Llaguno para las infanterias. Ante un entradón de "no hay billetes" Hermoso de Mendoza firmó en el ruedo del coso meridense dos grandes lecciones de toreo a caballo y obtuvo una más que merecida oreja de su segundo, perdiendo más trofeos al marrar con el rejón de muerte. AGORA, DUENDE, BELUGA, BARRABAS, MANIZALES, DISPARATE, DALI y PIRATA integraron la cuadra utilizada por el centauro navarro esta tarde.

Tras un año ausencia regresaría Pablo a la Monumental yucateca el 18 de marzo de 2018, presentando a su hijo Guilelrmo y alternando además con Arturo Macías "El Cejas" y Fabián Barba, lidiándose astados de Los Encinos. Ante un llenazo de "no hay billetes" Pablo pudo puntuar con una muy trabajada oreja en su segundo, habiendo también hecho méritos también en su primero pero el rejón provocó derrame y eso enfrío al público. ALQUIMISTA, BERLIN, GAIATO, GARFIO, DISPARATE, DECO y BACANO fueron los protagonistas equinos bajo la rienda de Pablo esa tarde.

Nueva cita el 24 de marzo de 2019, alternando ahora de nueva cuenta con su hijo Guilelrmo y con Gerardo y Luis David Adame, en la lidia de astados de Fernando de la Mora y Los Encinos para los de a caballo y de José Julián Llaguno para los de a pie. El centauro navarro protagonizó una tarde llena de entrega y de toreo que era para más de la rácana oreja concedida por un palco que tiró de dictadura, dando además la vuelta al ruedo en su primero. SHERPA, JANUCA, DALI, NEVADO, BERLIN y ALBINO conformaron la alineación equina titular que esa tarde empleó el genio estellés.

Imágenes relacionadas

Finalizó la minigira del sudeste de Pablo Hermoso de Mendoza con el festejo que precisamente también hacía de cierre a la temporada taurina en la capital, Mérida.

Abrió plaza el rejoneador navarro ante un buen toro de Montecristo, que no lo pareció cuando salió de chiqueros. Soso y desinteresado, nunca prestó atención a la cabalgadura, sino hasta que sintió el primer castigo. A partir de aquí fue una máquina de embestir y de templanza buscando siempre a VALHALLA para dejarse torear en redondo. Esa templanza, en banderillas la disfrutó DESEADO, e hizo disfrutar a un público que siguió las evoluciones de caballo y toro con mucha entrega. El caballo se enroscaba al toro con el cuerpo y lo llevaba en galope lateral de unos terrenos a otros, siempre al hilo de las tablas. Una labor en la que siempre el denominador común era el temple y que se vio secundada por DALI, con dos banderillas de poder a poder y con unos muy celebrados muletazos con la cola en la cara del toro a modo de cite. Una corta tras otras fue dejando Pablo montando a GUITARRA, siempre metiendo la cara en la suerte y cerró banderillas con una rosa colocada más en los medios. Aquí es donde entró a matar y dejó un rejonazo trasero que hizo efecto en el toro. La colocación del rejón y el ser el primer toro de la tarde debió de ser el motivo para el que se no se le solicitara algún trofeo, lo que fue una pena, porque la labor anterior había sido más que meritoria.

El cuarto fue otro gran toro de Montecristo al que Pablo cuajó de cabo a rabo. Templado desde el inicio, fue parado de forma cadenciosa por MANIZALES, en un galope que parecía a cámara lenta y con el toro siempre en la media justa. Quedó perfecto para que EXTRAÑO montara un show muy personal de toreo de cercanía, de dar las ventajas al toro y llevarlo toreado con la cola y largos galopes de costado intercalando abaniqueos con la cola para realizar las hermosinas celebradas con olés en el tendido. Se veía a Pablo disfrutar de lo que hacía y a EXTRAÑO jugar a torear. Todo lo que hacían tenía sentido, llevaban al toro de un lado para otro, lo colocaban en sus terrenos y allí ceñían los espacios para colocar las banderillas perfectas. Muy alto dejó el listón EXTRAÑO, pero salió JUDIO y aquello no decayó sino que se mantuvo y por momentos la intensidad subió sobre todo en las espectaculares piruetas, donde los pitones rozaban el pecho del caballo y todas ellas rematando una suerte realizada con verdad y dejándose ver. Con las cortas fue GUITARRA el que las fue colocando una a una, sin apenas espacios y llegando al morrillo de un toro que estaba dando ya lo último de su mucha calidad. Regaló Pablo al respetable un par a dos manos que reunió perfectamente en el morrillo de Jaraleño y entro a matar, haciéndolo de un rejonazo hasta la bola que hizo rodar al toro sin puntilla. Labor de dos orejas y en muchos de lugares de importancia, hasta de rabo……pero Mérida es Mérida y no sé que pasó, porque no tiene explicación, pero el premio fue de una oreja. Como se le oiría a Pablo en un momento de la vuelta al ruedo: “que hay que hacer aquí para cortar dos orejas?”. Podemos decir que no habrá habido en esta plaza en los últimos tiempos dos faenas con tanto poso y con tanta verdad como las dos de ayer de Pablo Hermoso de Mendoza.

 

Sidebar