PABLO I DE NAVARRA

Resumen

Pablo Hermoso de Mendoza protagoniza una memorable tarde en el coso de Pamplona, brindando una actuación antológica para cosechar un rotundo triunfo de cuatro orejas.

Fecha

6 de Julio de 2016

Lugar

Ganadería

  El Capea   San Pelayo

Reseña

Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas)
Leonardo Hernández (dos orejas y silencio)
Roberto Armendáriz (silencio y silencio).

Caballos utilizados

Primer toro de la Ganadería de El Capea, número 30, 592 kg, de nombre Platillo: De salida NAPOLEON (1 rejón de castigo); en banderillas BERLIN (2 banderillas) y BELUGA (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de El Capea, número 43, 597 Kg, de nombre Presumido: De salida AGORA (1 rejón de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y DONATELLI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (dos cortas, un par a dos manos y un rejón de muerte).

Otros caballos desplazados

DALI, ZELADOR y ALAZAN

Entrada

  LLENO


Estadísticas en esta plaza

Actuaciones

Toros lidiados

Orejas

Rabos

Puertas Grandes

Los mundialmente famosos "Sanfermines" atraen hasta esta ciudad a gentes de los cinco continentes. Y como centro neurálgico se encuentra la Monumental, que se convierte durante las fiestas en el lugar más visitado de la capital de Navarra.

Tan importante coso vino a sustituir a otro inaugurado en 1843, que a su vez sustituía a otro colocado en la Plaza del Castillo. Ese coso, construido en 1843 estaba situado en el actual arranque de la avenida Carlos III y tenía capacidad para unas 8.000 personas. La última corrida que se lidió en su ruedo fue de Santa Coloma, y la mataron el 11 de julio de1921 Juan Belmonte, Sánchez Mejías y Manuel Granero.

El crecimiento urbano obligó a construir una nueva plaza. La Comisión de Beneficencia del Ayuntamiento no quería que la gestión y los beneficios de la nueva plaza fueran a parar a una "empresa meramente especulado­ra" y de este modo recayó sobre la Casa de Misericordia (popularmente conocida como la Meca), tal y como se mantiene en la actualidad.

El Ayuntamiento cedió "a perpetuidad" terrenos por una extensión de 11.443 metros cuadrados así como también les dejaron los materiales de la plaza vieja, mientras que la financiación corrió a cargo de entidades locales. Concreta­mente, fueron Crédito Navarro, La Vasconia y la Agrícola quienes prestaron el dinero a un interés del 5% y sin cobrar comisiones.

El arquitecto Francisco Urcola, encargado de proyectar el nuevo coso, presupuestó los costes en 1.302.311,56 pesetas, teniendo en cuenta las obras de cantería, carpintería y albañilería, y entre los cuales lo más destacable era, con diferencia, la partida para el hormigón armado con el que se levantaría el edificio, para el cual se preveía una suma de 992.260,36 pesetas.

Desde que se pusiera en marcha el proceso para la nueva construcción en 1920 hasta su inauguración dos años después, todas las miradas volvieron a fijarse en la plaza vieja, preguntándose por el momento en que esta sería derribada. Pero las dudas se solventaron en 1921 cuando la vida de esta acabó con un incendio que, pese a que no existen pruebas fehacientes, se sospecha provocado. Sucedió un 10 de agosto, día de San Lorenzo, cuando el coso antiguo comenzó a arder "por tres puntos" y los testigos hablaban de "olor a gasolina" en las inmediaciones.

La Monumental se estrenó con las entonces Ferias y Fiestas de San Fer­mín un 7 de julio de 1.922, y de manera un poco accidentada, ya que se formó un montón en el callejón y hubo varios heridos. Por la tarde se celebró la primera corrida con con los toros de Vicente Martínez y los diestros Saleri II, Juan Luis de la Rosa y Marcial Lalanda. La feria se prolonga­ba entonces más allá del 14 de julio y las fotografías de la época ya dejan el testimonio de la música en el tendido de sol, un adelanto de la fama de ruidosa aunque muy alegre que el coso pamplonés ha mantenido. Las ventas fueron buenas en la primera feria y se consiguió una buena recau­dación, rozando las 100.000 pesetas.

En 1959, los festejos pasan a lla­marse Feria del Toro, colocando la figura del astado y de las ganaderías en el primer plano de la fiesta. A par­tir de entonces comienzan los años de más demanda de abonos en la pla­za y se hace patente la necesidad de una ampliación. Así, fue en 1964, con Juan Miguel Arrieta como alcalde, cuando se sentaron las bases para acometer la obra. Para ello, se con­vocó un concurso público y resultó vencedor el proyecto Dédalo de Rafael Moneo, con el que la Monu­mental ganó casi 5.800 asientos, ampliando la grada alta hasta convertirla en una enorme andanada con cubierta metálica.

Las últimas reformas vinieron en 2005, mejorando, entre otras, la accesibilidad de las instalaciones. Con estas últimas obras la plaza todavía dio una sorpresa a los pamploneses cuando se encontraron en el ruedo los restos arqueológicos de un puen­te de un solo arco, datado de 1581, y también de la Fuente Vieja de 1232, que abasteció al burgo de la Navarrería durante 300 años y que ha quedado bajo la arena.

Es conocida de sobra la particular manera de entender la Fiesta en esta importante plaza. La seriedad del toro que se lidia y la manera tan especial que tiene su afición de entregarse al toreo la convierten en un escenario único

Fuente:  Alfonso Santiago (6 toros 6) y Leire San Miguel (Diario de Noticias)

La relación de Pablo Hermoso de Mendoza con la Plaza de Toros de Pamplona se remonta hasta el mes de octubre de 1985, que en una becerrada de promoción en el mes de Octubre, supuso el debut del estellica en dicho coso, actuando entre otros junto a Sergio Sánchez y con caballos como CAFETERO o PEZAÑHA.

Desde este debut, hasta el año 1989, Pablo actuó varias veces en las fiestas camperas matinales, que se organizan durante los Sanfermines, en la última de ellas, el 12 de julio de 1989, compartiendo cartel con el novillero navarro José Luis González y con una joven sevillana, cortó dos orejas y rabo a un novillo de César Moreno y la base de su cuadra continuaban siendo CAFETERO y PEZAÑA.

El 24 de septiembre de ese mismo año, con motivo de las Fiestas de San Fermín Chiquito, se programó una novillada mixta con Pablo Hermoso de Mendoza, Antonio Caba y Marco Girón, cortando Pablo las dos orejas a su primer novillo de César Moreno, tras acabar con él desde el caballo, pero con el estoque de cruceta, a lomos de GIRALDA. Precisamente el día anterior al festejo, cuando Pablo realizaba un entrenamiento sobre el propio ruedo, su caballo HELIOS dio un mal paso, fracturándose una mano y quedando inútil para la lidia.

Su primera tarde en la Feria del Toro, se produjo el 14 de julio de 1990, con un toro de César Moreno, fue testigo de la alternativa del cirbonero Sergio Sánchez, en presencia de José Luis Palomar y José Pedro Prado "El Fundi", dando la vuelta al ruedo tras su actuación. Con esta presentación de rompía una ausencia de rejoneadores en San Fermín que venía desde el 6 de julio de 1977. Esa tarde Pablo utilizó a EBANISTA para el paseíllo, a GIRALDA en el tercio de salida, en banderillas a CAFETERO y ALBAICIN (no es el actual Albaicín) y para el último tercio a ARLEQUIN.

El 8 de julio de 1991 prologó el cartel compuesto por José Nelo "Morenito de Maracay", Víctor Mendes y Juan Cuellar, con un toro de Antonio Pérez y también dando la vuelta al ruedo, tras la actuación sobre los mismo caballos que la temporada anterior, pero con un solo cambio, que luego resultaría histórico: en el último tercio entro un caballo novato, que apenas debutaba en una plaza de toros y que se llamaba CAGANCHO.

La primera oreja que Pablo cortó en la Feria del Toro, ocurrió el 8 de julio de 1992 y fue a un toro de Osborne Domecq, siendo testigos de ello y compañeros de cartel, Juan Mora, Rafi Camino y Jesulín de Ubrique. Los caballos empleados por Pablo esa tarde fueron GIRALDA para el primer y último tercio, CAFETERO en banderillas, así como CAGANCHO que ya empezaba a brillar en este tercio, además de resolver esa tarde la papeleta con el rejón de muerte.

Ese mismo año, en la Miniferia Taurina de San Fermín Chiquito (hoy desparecida) se compuso un cartel eminentemente navarro, con Pablo Hermoso de Mendoza, Sergio Sánchez y el novillero Francisco Javier Martínez "Paquiro", frente a reses de Campos Peña, con el resultado para Pablo de vuelta y vuelta y apoyándose en GIRALDA, CAGANCHO, CAFETERO y EVORA para su primer toro y en BYRON, ZINGARO, CAFETERO y EVORA en su segundo toro.

En el año 1993 la Casa de Misericordia trata de contratar a Pablo, pero éste había perdido pocos días antes a uno de sus caballos emblemáticos, que era BYRON, muerto durante el entrenamiento en Acedo y debido al respeto que dicha Plaza la produce y al pequeño bache moral que aquello le supuso, prefirió pasar ese año sin acudir a Pamplona.

El 11 de julio de 1994, la Casa de Misericordia, ante el empuje que Pablo estaba adquiriendo, programó una corrida de festejos matinal, con toros de María Olea, para Joao Moura, Luis Domecq, Pablo Hermoso de Mendoza y Antonio Domecq, que pese a que no tuvo el tirón de público que se esperaba, en lo artístico fue un éxito y Pablo obtuvo una oreja en su toro y dos en magnífica collera con el portugués Joao Moura, saliendo ambos a hombros. Eran tiempos de caballos como GIRALDA, CAGANCHO, BORBA o CHICUELO.

La última actuación de Pablo en San Fermín Chiquito, ocurrió ese mismo año, concretamente el 25 de septiembre de 1994, ante toros de Cebada Gago, de los que obtuvo dos orejas y saludos, y acompañado por Pepe Luis Vázquez y Javier Conde. GIRALDA e INDIO de salida; CAGANCHO y CHICUELO de banderillas; y BORBA para el último tercio fue la "alineación" ese día.

En el año 1995, concretamente el 9 de julio, de nuevo vuelve a la tardes Sanfermineras, junto a Cristo González, Javier Vázquez y Pepín Liria, con un toro de José Vázquez, al que arrancó una oreja, a lomos de GIRALDA, CAGANCHO, CHICUELO y GARBANCITO.

En el año 1996 el empuje del rejoneador y del propio público, que exigía algo más que verlo prologar una corrida, hicieron que el 6 de julio lidiase dos toros, uno de Benítez Cubero y otro de Pallarés, dentro de la novillada que abría la Feria, cortando una oreja al de Pallarés, y actuando junto a los novilleros José Antonio Canales Rivera y Eduardo Dávila Miura. Es el año en que dejó de torear en esta Plaza la yegua GIRALDA, que fue sustituida por ALDABICA y BUENAVENTURA, además de GALLO, CHICUELO, CAGANCHO y PRINCIPE.

La misma fórmula se utilizó el 6 de julio de 1997, pero esta vez con un festejo de ocho toros, dos para rejones de Fermín Bohórquez y Benítez Cubero, al que cortó una oreja. Los novilleros que completaban el cartel fueron José Antonio Iniesta, Luis Mariscal y el estellés Francisco Marco y los caballos VENTURA, GALLO, CAGANCHO, CHKICUELO, BORBA y MARTINCHO.

La primera corrida completa de rejones dentro del abono se produjo el día 6 de julio de 1998, y contra todo pronóstico la Plaza registró un lleno hasta la bandera para ver en acción a Joao Moura, Luis Domecq, Pablo Hermoso de Mendoza y Antonio Domecq. La corrida fue de Benítez Cubero, si bien Pablo cortó las dos orejas de un sobrero de Peñajara, que había brindado al ciclista Miguel Indurain y que lidió con MARTINCHO, CAGANCHO, CHICUELO y BORBA.

Exactamente un año después, se repite la fórmula de los rejones, pero evitándose las colleras, así Joao Moura y Paco Ojeda acompañan a Pablo, en una corrida de toros de José Murube, y con una cuadra formada por MARTINCHO, GALLO, CHICUELO, CHAVELA, FUSILERO, BATISTA, LABRIT, CAGANCHO.....y ALBAICIN, que esa tarde toreó bajo las órdenes de Joao Moura. Este año la reventa comenzaba a moverse también para este festejo. Pablo cortó tres orejas.

Al año siguiente, el 6 de julio de 2000, de nuevo con José Murube como ganadero, Pablo cortó dos orejas a su segundo toro, siendo testigos Javier Buendía (que le brindó la muerte de uno de sus toros) y Fermín Bohórquez. Los caballos ese año fueron LABRIT, MARTINCHO, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN y MAZANTINI.

El año 2001, y en la fecha que ya se ha convertido en tradicional, esto es, el 6 de julio, hicieron el paseíllo junto a Pablo, un debutante en esta Plaza como Leonardo Hernández y uno que repetía del año anterior, como Fermín Bohórquez, ante toros de Murube. Nuevo triunfo de Pablo, con palmas en su primero y dos orejas en su segundo, montando en total a LABRIT, TABASCO, CAGANCHO, DANUBIO, CHICUELO y MARIACHI.

Así llegamos a la fecha del 6 de junio de 2002, histórica para Pablo, para la Pamplona taurina y para todos los que tuvimos la suerte de presenciar uno de los más grandes espectáculos vividos en una plaza de Toros. Con una plaza a reventar y con la reventa por las nubes, esa tarde se despedía del público navarro el caballo CAGANCHO. Y el caballo, como siempre, pese a las pocas actuaciones de los últimos años, no defraudó a nadie y bordó una faena marca de la casa. Al final Pablo y CAGANCHO atravesarían la llamada Puerta del Encierro en medio de una maraña de gente que se acercaban a tocar unos instantes al mítico cuatralbo. Pero si CAGANCHO destacó esa tarde, lo cierto es que sus compañeros RONCAL, MONTERREY, FUSILERO, DANUBIO, BATISTA y MARIACHI le rindieron el mejor de los homenajes, con unas actuaciones importantísimas, como lo acreditan las cuatro orejas y un rabo que obtuvo al estellés de los toros de Murube que lidiaron, tanto él, como Fermín Bohórquez y Luis Domecq.

El 6 de julio de 2003, Año I después de CAGANCHO, se produjo la octava Puerta del Encierro para el estellés, las seis últimas consecutivas. El triunfo se produjo de nuevo ante una corrida de Murube y alternando con Luis Domecq y Sergio Galán. Dos orejas obtuvo de su primer toro, siendo ovacionado en el quinto de la tarde y alcanzando su máximo triunfo con GAYARRE, un caballo debutante en Pamplona ese año y que tuvo una de sus mejores tardes. También brillaron a gran altura MISTRAL, CHACAL, LABRIT, CHICUELO, GAYARRE, CAMPOGRANDE y CERVANTES.

La siguiente actuación del centauro navarro tuvo lugar el 6 de julio de 2004, ante otro lleno a reventar en una tarde en la que cayó un impresionante aguacero que hizo que prácticamente todo el festejo fuera pasado por agua. Ello no fue impedimento para que Hermoso de Mendoza deleitara al público que aguantó estoicamente el diluvio sin moverse de sus asientos y sumara su novena Puerta del encierro, séptima consecutiva, estructurando dos excelentes faenas en las que brillaron CURRO, CHENEL, FOSFORO, SAMURAI, CHICUELO y CAMPOGRANDE, obteniendo las dos orejas de su primero y una más del quinto con una fuerte bronca de por medio al palco por no haber concedido el segundo apéndice. El cartel lo completaron en esta ocasión Fermín Bohórquez y Sergio Galán.

Para el 2005, la actuación de Hermoso de Mendoza en la gran plaza navarra tuvo tintes tambien históricos, aunque en esta ocasión negativos ya que por vez primera no pudo salir en volandas por la Puerta del Encierro. Esto debido al fallo a espadas que emborronaron una excelente y meritoria labor en donde destacaron: FUSILERO, LABRIT, CAMPOGRANDE, NATIVO, CURRO, CHENEL y CHICUELO.

Y en el 2006 de nuevo historia, de la más grande, cuando el 6 de julio el torero de Estella se sublimó para brindar una actuación magistral que le deparó un total de cuatro orejas y un rabo, el segundo para su incomparable palmarés. El jinete navarro estuvo inspirado toda la tarde, se sacó la espina del año anterior y demostró el por que de su incuestionable hegemonía en el mundo del rejoneo. Para ello contó con la colaboración decidida de CURRO, SILVETI, FUSILERO, SARMATA, VILLA y CHENEL. Los toros provenían de las dehesas de Murube y el cartel lo completaban Antonio Ribeiro Telles y Sergio Galán.

Para el 2007, en la fecha acostumbrada, de nueva cuenta fue la mítica Puerta del Encierro la que se abrió de par en par a Pablo tras cortar dos orejas que por lo acontecido en el ruedo nos parecieron un marcador rácano y escaso por los méritos que el navarro ejecutó en la plaza y que quizás la presidencia no quiso pecar de casera. CURRO, CHENEL, SARMATA, LAGARTIJO, FUSILERO y SILVETI tuvierion su momento protagónico ante los toros de Fermín Bohórquez. Fermín hijo y Sergio Galan conformaron el cartel.

Para el 2008 misma fecha, nuevamente toros de Bohórquez y en cartel además de Pablo, Joao Moura y Sergio Galán. En esta ocasión Hermoso de Mendoza salió por su propio pie del coso; el motivo principal para que el triunfo no cayese de manos del estellés fue el mal uso del rejón de muerte en ambas ocasiones y todo ello a pesar de las dos buenas lidias que realizó. CURRO, CHENEL, ICARO, PIRATA, ESTELLA, SILVETI y FUSILERO fueron los caballos que ese día tuvieron que lidiar con el acostumbrado mal estado del piso en el ruedo pamplonica.

Llegamos a julio de 2009, mismo día, misma fiesta, mismo lleno impresionante, misma ganadería y en el cártel Joao Salgueiro, Pablo y Sergio Galán. La corrida representó otro episodio histórico para Pablo que sumo su tercer rabo en este su muy querido albero navarro, marcando además la proyección al estrellato de CAVIAR. Pablo salió de la plaza con tres orejas y un rabo, logrados también con la participación destacada de DALI, CHENEL, ICARO, PIRATA, ESTELLA y SILVETI.

Enseguida damos cuenta de lo sucedido el 6 de julio de 2010, fecha en la que Pablo alternó con Fermín Bohórquez y Sergio Galán, en la lidia de bureles con el hierro de el padre del primero de ellos. En esta oportunidad de nueva cuenta el genio navarro salió en volandas de la plaza, merced a desorejar al primero de su lote, al que le realizó la faena de la tarde, una completa obra de torería que rayó la perfección. Con su segundo poco pudo hacer ante las complicacione sy falta de transmisión del astado. DALI, CHENEL, ICARO, PIRATA, CURRO, SILVETI y PATA NEGRA apoyaron con su sólida actuación el triunfo del jinete de Estella.

Continuamos este muy largo prólogo refiriéndonos a lo sucedido el 6 de julio de 2011, fecha en la que Pablo alternó con Sergio Galán y Roberto Armendáriz, en la lidia de astados de San Mateo y San Pelayo. El navarro pudo cuajar otra tarde notable en el albero pamplonica, realizando una estupenda faena al que abrió plaza para mandarlo desorejado al rastro, mientras que en su segundo la espada de descabello y la merienda se conjugaron para que el genio de Estella recibiera solo una fuerte y cariñosa ovación. Los caballos que empleó Hermoso de Mendoza esa tarde, todos enjaezados en blanco y rojo, a la usanza pamplonica; fueron: DALI, CHENEL, ICARO, PIRATA, CURRO, MANOLETE y MACHADO.

EToca el turno de referirnos al festejo del 6 de julio de 2012, cuando Pablo alternó de nueva cuenta con Sergio Galán y Roberto Armendáriz, en la lidia de astados de San Mateo. Hermoso de Mendoza pudo sumar sy décimo cuarta Puerta Grande al desorejar a su segundo, en una labor meritoria con un astado que acusó falta de fuerzas. En su primero el estellés emborronó con el rejón de muerte una vibrante faena en la que domeñó aun remiso burel que terminó entregándose a la maestría del jinete, que incluso se llevó un susto, sin cosnecuencias, al caer al rue3do montando a DISPARATE. Junto a este caballo también tuvieron protagonismo esa tarde: CHENEL, ICARO, PIRATA, CHURUMAY, VAN GOGH y MANOLETE.

Llegamos así al 6 de julio 2013, mismos alternantes de los dos años anteriores siendo en esta oportunidad los astados de San Mateo y San Pelayo. En una tarde de tinte especial el navarro volvi+o a ser profeta en su tierra y obtuvo de nueva cuenta el derecho de salir una vez más en hombros por la Puerta del Encierro al obtener una oreja de cada uno de los astados que enfrentó. NAPOLEON, VAN GOGH, VIRIATO, PIRATA, CHURUMAY, DISPARATE y MANOLETE brindaron en su conjunto una actuación que rayó a gran nivel.

Para el 2014, mismo día de julio, mismoa alternantes y los toros con el hierro de Carmen Lorenzo. Una tarde extraña en la que Pablo brindó una extraordinaria faena al que abrió plaza, misma que fue injustamente incomprendida por el público, reconociendo solo con palmas una lidia modélica y premiando posteriormente con una oreja su segunda intervención bajo un torrencial aguacero. NAPOLEON, DISPARATE, VIRIATO, PIRATA, CHURUMAY, JANUCA y HABANERO brindaron en conjunto una actuación que rayó a gran nivel.

En el 2015 la fórmula de día, alternantes y toros se repitió, ante otra gran entrada en el coso pamplonica. En esta ocasión Hermoso de Mendoza dejó en su ruedo dos faenas magistrales, obteniendo una oreja, la única cortada en una tarde insoportable de calor y marcada por los fallos en la suerte suprema. NAPOLEON, DISPARATE, BELUGA, PIRATA, CHURUMAY, BERLIN e ICARO protagonizaron, cada uno en su concepto, una gran tarde torero y dejaron la impronta de su nivel y clase.

Imágenes relacionadas

Después de dos años sin saborear la dulzura de la Puerta del Encierro, en este presentación número veintinueve de Hermoso de Mendoza en la plaza de toros de la capital de su tierra, dejó hechos pronto los deberes, asegurándose el triunfo en su primer astado y rematando de forma espectacular en el cuarto. Un triunfo rotundo de cuatro orejas y en la que debía haber obtenido el rabo en el toro de la merienda. La premura con que la presidencia sacó el pañuelo concediendo al toro la vuelta al ruedo, equivocó al respetable que pensaron que el rabo estaba concedido y cedieron en su petición.

La labor había sido perfecta, precisa, para paladares caros y sobre todo que no estuvieran ocupados con la merienda. Suavidad y cadencia en la forma de parar montando a AGORA, parando los trancos del buen toro con suma templanza y sobre. Como un cuajado veterano, AGORA marcó de frente, desde la distancia llegando a reunirse de frente y clavando al estribo un gran rejón de castigo. Buenos presagios para la salida de un DISPARATE que mostró su estado de gracia y disfrutó de las bondades del gran toro de Capea. Poco a poco entre caballo, jinete y toro fueron haciendo que el público se olvidara algo de la merienda y se metieran en una faena que posiblemente ha sido de las mejores de Pablo en Pamplona. Mucha hermosina, porque el toro la permitía y la lucía, templanza en los galopes de costado y valor y verdad en las reuniones.

Se hizo corto el bregar del caballo, pero había que dar entrada a DONATELLI para que cambiando de registro y de forma de lidiar, diese otra vuelta de tuerca al repertorio ahora ajustando piruetas y poniendo esta emoción que da este equino con su forma de acometer la embestidas del toro. Gran remate de banderillas que siguen su lucha contra el bocata y la van ganando poco a poco hasta la victoria final, conseguida por un enorme PIRATA. Las cortas solo fueron dos, pero que dos, ajustadas, emotivas, dando la ventaja al toro y magnificando un tercio tan maltratado. El tercio de banderillas continuaba y lo hacía con toda su verdad, continuando con un par a dos manos que acabó finalmente con el bocadillo cuando el caballo se preparó para la suerte, fue girando sobre si mismo muy despacio y reunió en el mismo estribo un par para enmarcar y rematado con varios desplantes sobre el testuz, poniendo Pablo su frente encima de la del toro. Para la suerte final, Pablo se armó de templanza y de tranquilidad y dejó que el toro viniese hasta el mismo caballo, que como siempre colaboró al máximo y facilitó al navarro la ejecución perfecta para un toro de vuelta al ruedo. Ya nadie se acordaba del bocata y la plaza era un clamor hasta que apareció el pañuelo azul que equivocó al respetable y dejó la faena en dos orejas, con vuelta al ruedo para el toro y para el mayoral, Agustín Martín, que acompaño a Pablo sobre el albero.

El primero había sido un toro muy noble de El Capea que brindó a su amigo, el empresario mexicano Olegario Vazquez Raña y con el que el navarro pudo tejer una faena basada sobre todo en la despaciosidad y el temple. A pesar que el toro salió manseando, lo fue muleteando con la cola de NAPOLEON y tratando de sujetarlo para que no se fuera a la querencia de tablas. Lo consiguió y lució con recortes con la grupa del tordo antes de colocar un rejón de castigo y continuar disfrutando de la buena galopada que el toro tenía. Dejó NAPOLEON muy templado al buen Platillo y con esa materia primar, BERLIN pudo dar lo mejor de ese toreo suave, sencillo, sin movimientos bruscos en el que todo parece fácil. La gente disfrutó de lo lindo con las evoluciones de BERLIN que desplegó un largo repertorio empezando por el galope de costado, dando una vuelta al ruedo completa. Intercaló una banderilla marcando los tiempos y clavando al estribo para continuar con hermosinas por los tendidos de sol. Otra nueva banderilla atacando los terrenos del toro y nuevo galope de costado, ahora rematado con dos trincherazos por los adentros, el segundo de ellos con muchísima justeza y precisión.

Ovación del respetable para el caballo a su despedida del ruedo y relevado por BELUGA para cambiar el registro, ahora por un toreo más circular, dando el pecho en redondo y enroscándose con el astado. Tuvo algunos problemas BELUGA con la suelta arena del coso y en la primera banderilla resbaló y quedó a merced del astado, afortunadamente sin consecuencias. Se rehízo y dejó una segunda banderilla en lo alto, haciendo un perfecto escorzo en la cara. Cerró con el clásico PIRATA, también muy despacio, muy curtido y llegando al mismo lomo del toro en una rueda de tres banderillas cortas, donde el caballo se arrimaba todo lo posible….y hasta lo imposible diríamos en algunos momentos. Como cuando atacó con el rejón de muerte donde entre toro y caballo no había espacio aparente y donde el navarro enterró un rejonazo en lo alto de colocación y efectos perfectos que hicieron doblar al toro de forma instantánea y espectacular para convertir el coso pamplonés en una inmensa alfombra de pañuelos pidiendo el doble trofeo, concedido por la presidencia y que hacían la cantidad de cincuenta orejas obtenidas por Hermoso de Mendoza en esta “su plaza”.

Cuatro orejas y tarde redonda en esta su vigesimonovena actuación en Pamplona y que certificó así la que hasta el día de hoy es su dieciocho puerta del encierro.

DIARIO DE NAVARRA. Por Koldo Larrea



'DISPARATADO' ALARDE

El maestro estellés ofreció otra lección de toreo a caballo desorejó a sus dos toros y salió a hombros con Hernández

..........

Lo volvió a hacer. Como se espe­raba. Y van... Ya no lo recuerdan ni los viejos del lugar. De nuevo, puerta grande. De nuevo, todas las orejas posibles. De nuevo, dos lecciones memorables de toreo a caballo. Marcando distancias, otra vez, respecto a los demás, respecto a esa generación de jó­venes jinetes que intentan meter­le presión. Vana pretensión. Y más a su edad, a esas cincuenta primaveras que continúan car­gadas de pureza y de innovación toreando a caballo como nadie, como nadie conoció. Por eso sur­ge la preocupación, al pensar qué pasará cuando se retire, pese a esa continuidad llamada Guiller­mo, la promesa. La genética hace pensar en lo mejor pero la ausen­cia del maestro lleva al pesimis­mo, a imaginar un gran bache del toreo a caballo, que puede pasar a ser simple rejoneo.

Pero lo cierto es que ayer vein­te mil almas -se dice pronto- go­zaron con el estilo del legendario jinete, con dos faenas inundadas de alegre torería.

La primera la comenzó con la elegancia de Napoleón, que vol­vió a destacar por su temple a la hora de parar al toro. En banderi­llas, Berlín ofreció otra clara muestra de su poderío, con un medido toreo de costado, y Belu­ga derrochó valor con su toreo de cercanías en redondo y en cortas distancias. En el tercio final, Pira­ta posibilitó la colocación de tres cortas y de un rejón trasero que acabó con el colaborador murubeño. Se le concedieron las dos

Y no contento con lo ofrecido puso la plaza boca abajo en su se­gunda intervención, frente al bra­vo que hizo cuarto en una tarde para el recuerdo. En esta ocasión, la faena fue de menos a más, pasó de esa desatención por la merien­da a un público entregado en su mejor digestión.

Por ello, la labor de Agora, que paró magistralmente al toro Pre­sumido, pasó algo desapercibida. Pero salió al ruedo Disparate e hi­zo enloquecer a todos con sus vis- tosas y ajustadas hermosinas, que vinieron precedidas de un to­reo de costado templadísimo en una vuelta completa al ruedo. La locura, propia de cualquier 6 de julio, se mantuvo con el toreo de cercanías, circular, adornado con precisas piruetas de Donatelli. En el tercio último, Pirata volvió a po­ner a todos de acuerdo, con tres

tas a dos manos y un rejonazo que hizo rodar al bravo toro como una pelota. Dos orejas y leve petición de rabo. Hermoso de Mendoza había vuelto a rubricar una tarde redonda en Pamplona, en la plaza que tanto le ha dado y a la que tan­to ha dado.

.........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx





DIARIO DE NAVARRA. Por Mariano Pascal



Las invasiones bárbaras



Pamplona y su Casco Viejo, durante casi todos los días del año, tienen un amanecer digno de Baroja. Cuando no hace un frío que te caes nieva, y cuando no nie­va sopla un cierzo del carajo. Sólo durante unos días del año, minu­tos antes de las ocho de la maña­na, la calle Mayor se muestra es­plendorosa, con sol, luz y tempe­ratura agradable. Son esos días cerca del solsticio de verano en que Pamplona nos es Pamplona, sino el mismo Benidorm.

Pues bien, a esas horas de la mañana, es habitual ver entrar en San Lorenzo o San Cernin a fieles que entran a rezar a nues­tros santos de solera: quien dice San Saturnino dice la ¿olorosa y quien no piensa en el morenico piensa en la Virgen del Camino. Pues bien, ayer a esas horas, los templos estaban cerrados a cal y canto. Ni puertas delanteras ni las de la sacristía. Los habituales sabían lo que se vem'a encima. Ni los cañones de O'Donell, ni las guerras entre burgos: durante unas horas por la calle mayor iban a desfilar Atila y los hunos para romper el equilibrio del ba­rrio.

Como la invasión es anual, y sólo hay vísperas una vez al año, los templos recuperaron horas después la normalidad. Con la mismafacilidad que al chupinazo le sigue la Birbiriketa y al Vals de Astráin le seguía la función de Vísperas.

Ahora que la cita con Pablo Hermoso de Mendoza sustituyó al riau riau, y que lo de Astráin quedó reducido a celebraciones de Osasuna, un bárbaro entró ayer a caballo en el templo de re­joneo. No era ni Atila ni el general Pavía, pero pareció meterse en los terrenos del cherif de Estella. Una pequeña transgresión de su Olimpo.

Quienes leen los labios entre barreras, atisbaron a reconocer unas palabras en Pablo: "el chaval transmite mucho" (al público) di­cen que dijo. Leonardo Hernán­dez estaba poniendo la plaza "de dulce" y entró ayer en Pamplona con la fuerza de los que se quedan. Arrasando.

Luego vino el cuarto toro y co­mo en la calle Mayor, las cosas volvieron a su sitio: Pablo se me­rendó al cuarto toro de Capea, en­señó cuáles son sus poderes y tras muchos años volvió a cortar cua­tro orejas.

Qué bien viene a veces, que los bárbaros entren en el templo.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE NAVARRA. Por Pedro Mari Azofra



Pablo Hermoso: profesor mundial a tiempo completo





A los legos en toreo a ca­ballo nos seduce ver un centauro ir cara a cara, haciéndose notar por el toro, relacionar las suertes de la faena y entrar y salir despacio en el terreno del "mocho". Vibramos con los encuentros para clavar, incluso en batidas, entre pecho y estribo y no en la grupa. Esto lo viene sublimando Pablo Hermo­so ya con Cafetero, primer caba­llo que domó. Luego llegó Pezaña y... Giralda, Cagancho, Chicuelo, Gallo, Disparate, Pirata o Chenel. Nació la "Feria del toro" en 1959.

Ese 10 de julio toreó Peralta con Gregorio Sánchez, Luis Se­gura y Miguelín. Era el "número del caballito". En Pamplona des­de el 98, y en las ferias, la corrida a caballo es una más. Pablo tiene la culpa. En el primero se recreó con parones y recortes gruperas de salida. Con Berlín, lección a dos pistas y galleo a caballo (mendocinas). Cortas y rejonazo mortal. Cumbre con Disparate en el cuarto. Más ajuste, más pi­ruetas, más cadencia y despacio- sidad. Par a dos manos con Pira­ta, rejonazo mortal y suma 55 orejas en Pamplona. Profesor to­do el año.

Entre América y Europa... to­do el año en el estrado del toreo a caballo. ...........

........

Toros de El Capea, no tan destrozados de cuerna como por ahí se ven. Vuelta al bravo cuarto. El resto, de nota y toreables como míni­mo.

..........

PITOS

A fisgones que asedian a cuidadores y corceles en la parada y patio de arrastre.

A los que no aplaudieron algunos buenos toros en el arrastre.

Al agotamiento inoportuno del buen quinto, Botijero I.

PALMAS

A la eficacia del luminoso electrónico ampliando información.

Al detalle de Pablo dando la vuelta con el mayoral de El Capea

..........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE NOTICIAS. Por Manuel Sagües



POKER DE MENDOZINAS

. El maestro estellés, cuatro orejas, y el debutante Leonardo Hernández, dos en la mejor faena, salen a hombros por la Puerta Grande del Encierro .......



........

A todo ello contribuyeron con gran medida lo colaborador, buen son y nobleza de los toros de El Capea, de los que el quinto, estaba marcado con el hierro de San Pelayo.

La tarde de rejones comenzó bien, requetebién para el listón de exigen­cia, que no tuvo que trepar mucho por las apetencias de Bañales. Platillo, el primer capea, manseo de salida y a final de faena se fue bastante a menos y se puso reservón. A Hermoso eso no le dificultó para construir una nota­ble faena a lomos de Napoleón, Ber­lín, Beluga y Pirata. Sobresaliente el pasaje muy templado a dos pistas que recorrió un anillo completo al hilo de las tablas. Todo hecho con pureza y con el rigor de los alardes por dentro, por fuera y, sobre todo, en los rema­tes. Y un rejón atrás de efecto fulmi­nante. Una oreja de peso pareció lo más razonable. Si se ganó Hermoso con suficiencia las dos orejas del mejor toro, un cuarto de nombre Pre­sumido, que, a la postre, fue también premiado con vuelta al ruedo, lo mis­mo que hizo el conocedor de la casa salmantina acompañando a Hermo­so. En esta puesta en escena brillaron y transmitieron a gran altura Agora, Disparate, Donatelli y Pirata. Recital de Mendozinas. Final de faena de cli­max con un gran par a dos manos y otro certero rejonazo de muerte.

.......

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE NOTICIAS.



"No voy a olvidar esta tarde: hoy todo me ha salido muy bien"

Hermoso de Mendoza señala que recoge el premio a su ilusión y a su trabajo responsable



El festejo de rejones fue de más a menos. Al final, Her­moso de Mendoza (cuatro orejas) y Leonardo Hernández (dos) abrie­ron la Puerta del Encierro. El noaindarra Roberto Armendáriz mató mal y eso le privó de obtener un premio que daría otro impulso a su carrera.

Pablo Hermoso de Mendoza dis­frutó de una de sus mejores tardes en Pamplona después de unos años en los que había fallado con la espada. El estellés reconocía que "no voy a olvidar esta tarde. Lleva­ba unos años en los que las cosas me salían y hoy ha ido todo bien". Particularizando en cada uno de sus toros, tras el primero explicó que "ha sido un animal que ha teni­do mucha calidad, aunque le falta­ba transmitir. Había que darle dis­tancia y a partir de ahí me he encontrado muy a gusto. Era un toro que rebosaba templanza y así me gusta torear".

Tras el segundo, en el que hubo petición de rabo, Hermoso de Men­doza dijo a los micrófonos de Movistar+: "Ha sido un toro muy completo, bravo, con ritmo y que ha ido a más. Era el toro del boca­dillo, pero la gente ha estado muy atenta y se ha entregado". El rejo­neador estellés concluyó: "Mien­tras me acompañe la ilusión, segui­ré trabajando con responsabilidad y todo esto tiene recompensa".

...........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



MUNDOTORO (www.mundotoro.com). Por José Miguel Arruego



PAMPLONA Cuatro y dos orejas respectivamente

Cátedra de Hermoso y lección de Leonardo

........

Buena corrida de El Capea



Uno lleva casi tres décadas triunfando en San Fermín. El otro debutaba en Pamplona. Y los dos dieron una tarde memorable. Redonda la de Hermoso que ejerció su dictadura en casa frente a dos toros de mucha calidad ............

Arrancó fuerte el festejo ecuestre con una actuación de mucho nivel de Hermoso de Mendoza frente a un toro de mucha calidad y galope de El Capea. Enceló al toro con Napoleón, y remató al astado de un certero rejonazo con Beluga, pero el tramo estelar tuvo lugar en banderillas, en un toreo de costado sobre Berlín de temple milimétrico, aderezado con recortes con la grupa de gran precisión. Las dos orejas, indiscutibles.

La lidia del cuarto la capitalizó casi en exclusiva el caballo Disparate, que protagonizó un tercio de banderillas antológico. Se recreó galopando de costado y cambiando el viaje del toro con la grupa , en esa suerte que se ha dado en llamar Hermosina y que ningún equino lo hace con tanto temple y armonía como el quien le dio fama. Pirata completó la labor con un par a dos manos brillante y otro rejonazo muy certero que tiró patas arriba al de Capea.

...........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS (www.aplausos.es). Por Iñigo Crespo



Cuatro orejas Hermoso y dos Leonardo, altos vuelos a caballo en Pamplona

El navarro y el extremeño, brillantes frente a una buena corrida de El Capea, que contó con un extraordinario ejemplar -el cuarto- premiado con la vuelta al ruedo



Hermoso de Mendoza le cortó las dos orejas al primero, un toro bueno, manejable, de buena condición de El Capea. Algo falto de empuje en ocasiones, sacó fijeza y quiso embestir por derecho. El navarro protagonizó una labor ligada, con ritmo y momentos de intensidad. Destacó montando a Berlín, con el que llevó al toro despacio y cosido a la grupa, metiéndose por dentro en un par de ocasiones de forma ajustada. Sobre Beluga hubo golpes de intensidad. El remate de un certero rejón fue clave para la concesión de la segunda oreja.

Su segundo fue un toro, de nombre Presumido, que desarrolló mucha clase y fondo. Le cortó las dos orejas el navarro después de una faena en la que hubo magisterio, ritmo y temple. Labor despaciosa, de mucho equilibrio en la que llevó siempre al toro muy encelado. Todo ligado dentro de un conjunto compacto en todos los tercios. Los momentos más importantes surgieron con Disparate, hubo también dosis de espectacularidad a lomos de Donatelli, un gran par a dos manos con Pirata y un gran rejonazo final.

..............

Pamplona, miércoles 6 de julio de 2016. Toros para rejones de El Capea y uno (5º) de San Pelayo, de buena presencia, con volumen y de muy buen juego salvo el 5º, deslucido y desrazado. Corrida noble, con clase y fijeza. Destacó el 4º, bravo y con fondo, con mucha calidad. Llevaba por nombre Presumido, número 43, negro bragado, de 597 kilos, nacido en 12/11, y fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. Pablo Hermoso de Mendoza, dos orejas y dos orejas; ........... Entrada: Casi lleno

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



BURLADERO (www.burladero.tv). Por M.G.R.



Veteranía de Hermoso de Mendoza, Leonardo Hernández pisando fuerte

Ambos rejoneadores abrieron la segunda puerta grande de la feria, Armendáriz sin suerte con el rejón fue ovacionado por su gente



Plaza de toros de Pamplona. Segundo festejo de la feria de San FermÍn. Casi lleno. Corrida de rejones con cinco  toros de El Capea y uno de San Pelayo (5º) para Pablo Hermoso de Mendoza, Leonardo Hernández que debuta en esta plaza y Roberto Armendáriz. Toros bien presentados y de buen juego, con recorrido premiado con una vuelta al ruedo el cuarto de la tarde.

Esperado festejo de rejones en el que abría plaza el navarro Pablo Hermoso de Mendoza. Muchos años de veteranía del rejoneador en su plaza en donde ha conseguido abrir la puerta grande tras cortar cuatro orejas. Con una doma exquisita los mejores momentos llegaron con DISPARATE y BERLIN y su montura de costado y las conocidas y esperadas "hermosinas" cambiando con la grupa la embestida del toro. Muy acertado en la muerte de su lote con rejonazos fulminantes, no han dejado duda alguna para los triunfos conseguidos.

............

"Platillo" nº 30 de 592 Kg para Hermoso de Mendoza que para con un único rejón de castigo a lomos de NAPOLEÓN. Toro que sale de principio algo suelto pero que tras el castigo acude bien al caballo mostrando un buen galope. Inicia tercio de banderillas con BERLIN con quien pone dos largas de correcta ejecución y con quien realiza las ya famosas "hermosinas". Terrenos comprometidos y muy ceñidos con BELUGA con quien pone más en corto y al quiebro dos largas más . Con PIRATA dos cortas con la "suerte del caracol", se adorna con el "teléfono" y rejonazo perfecto que hace caer de inmediato al toro. Dos orejas y puerta grande. "Presumido" nº 43 de 597 kg. Mide en corto Hermoso de Mendoza al cuarto de la tarde con ÁGORA poniendo un único rejón de castigo. En banderillas con DISPARATE sin duda uno de la estrellas de su cuadra, levanta los tendidos tras clavar dos largas y ejecutar de manera extraordinaria unas hermosinas muy ajustadas. Toro bravo que acabó siendo dominado por el rejoneador. Con DONATELLI dos más de poder a poder y al quiebro con impresionantes giros en la misma cara del toro en distancias muy cortas. Tercio final de nuevo con PIRATA, dos cortas y un par a dos manos con adornos que son muy aplaudidos desde los tendidos. De nuevo rejonazo fulminante. Dos orejas con petición de rabo y vuelta al ruedo al toro.

...............

Ficha del festejo:

Hermoso de Mendoza, dos orejas y dos orejas con petición de rabo con vuelta al ruedo al toro

...........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



CULTORO (www.cultoro.com). Por Natalia Gil



'Que nunca se acabe, bendito momento'

Se lidiaron toros de Capea del que destacó un gran cuarto premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre; con cuatro orejas se fue Pablo Hermoso, dos Leonardo Hernández y de vacío Armendáriz



¿Quién no conoce lo que significa la palabra 'sanfermines'? Puede ser que seas amante del toro, puede que no, puede que no hayas estado nunca pero sí conoces lo que ello representa, aunque tan solo se haya escuchado por boca del vecino. Y, eso, el Patrón lo sabe y se siente orgulloso que la Fiesta que lo venera desde la Edad Media se haya hecho eco mundial. Piensa que la tauromaquia no será tan mala si es capaz de mover a personas de diferentes puntos del globo hasta este rinconcito navarro, donde, por unos días se vive soñando el toreo.

Cada año San Fermín lucha con bravura para no perder su posición privilegiada en la Fiesta, lucha porque le avala la Historia y porque, sencillamente, hace feliz a sus fieles. Durante sus días de gloria no pierde detalle de cada festejo, siempre encuentra un torero que lo alce más alto aún, si cabe. Esta tarde le tocaba a su paisano, a aquel niño que creció en ese paraje del norte donde soñaba con llegar a ser figura del toreo a caballo y, hoy, Pablo Hermoso de Mendoza llenó de gloria a San Fermín.

El navarro triunfó, vibró y resplandeció con esas cuatro orejas que le alzaban para sentarse a la derecha de su Patrón para decirle: "enhorabuena torero. Sabía que no ibas a fallar, tu tierra te quiere". Pamplona no lo quiere, Pamplona lo adora pero es un sentimiento mutuo. Las manos, los gestos, la mirada, la tensión y hasta los propios caballos de Hermoso de Mendoza hoy, hoy más que nunca, hablaban. Estaban en casa. ¿Quién se atrevería a romper aquella magia? Ni los de El Capea que con un impecable tranco y su perfecta humillación permitieron un impoluto lucimiento de los caballos. Sí, lucimiento porque Berlín, Ágora, Disparate, Donatelli o Pirata no solo torean sino que, además, muestran en cada uno de sus pases una impresionante doma.

La tarde sonreía, todo estaba a favor y nada falló para que San Fermín presenciara la traca en el cuarto de la tarde. Ágora le enseñó cómo se para un toro y se le clava el rejón de castigo de poder a poder. Disparate quiso elevar a su jinete a lo más alto demostrando al Patrón que su forma de torear es única. Donatelli se meció al compás de la música y le invitó a bailar a golpe de piruetas y Pirata pisó el sitio de los toreros exclamando: "los aztecas también te admiramos". Y, como nada rompió la armonía, las manos de Pablo pasearon con pura devoción dos orejas tras haber aplaudido la vuelta al ruedo del toro.

...........

Este venerable adora el toreo a caballo, por eso tiene su lugar año tras año en los albores de la Feria. San Fermín sueña el toreo y con el cadenciado galope de un caballo lo lleva a sumergirse en un mundo del que solo puede decir: "que nunca se acabe, bendito momento".

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



CULTORO (www.cultoro.com)



Hermoso, tras las dos orejas del cuarto: "Ha sido un toro bravo, siempre a más"



........

Pablo Hermoso de Mendoza, tras cortar dos orejas al primero, señaló al micrófono de Canal Plus Toros que "el toro tuvo muchísima calidad, pero le faltaba transmisión y finales. Había que darle distancia, me encontré muy a gusto, los caballos venían de un gran momento y me he gustado. El toro rebosaba templanza y así que había que torearlo, no pegándole tirones bruscos".

..........

Hermoso, tras las dos orejas del cuarto, dijo que "ha sido un toro complejo, bravo, con ritmo, pero que fue siempre a más, Cuando un toro es bravo, el castigo no cuenta tanto sino la voluntad de embestir. Se hizo el milagro, se olvidó la gente del bocadillo y se centraron en la actuación"

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



SUERTE MATADOR (www.suertematador.com). Por Javier Fernández-Caballero



Un Imperial Pablo Hermoso corta cuatro orejas para salir a hombros con un enrachado Leonardo en Pamplona



Acogía este miércoles la Feria del Toro la segunda de abono, su tradicional corrida de rejones en la que los tendidos mostraban otra gran entrada. Un encierro de Capea hacía acto de presencia para que Pablo Hermoso de Mendoza, Roberto Armendáriz y Leonardo Hernández hiciesen a las seis y media en punto el paseíllo.

Con Napoleón recibió Pablo Hermoso de Mendoza al primero de la tarde, con el que ya de salida dejó grandes detalles doblando el caballo por ambos lados. Fue con Berlín con el que dejó en terrenos de sol varias hermosinas que gustaron a sus paisanos. A lomos de ese caballo le dejó cambios de pista que terminaron por enamorar a sus paisanos ante la tranquilidad de su concepto pausado. A lomos de Beluga le llegó a terrenos comprometidísimos, pues se ciñó Pablo al máximo e incluso hubo un momento de emoción al perder los cuartos traseros el animal. En corto logró entrar de nuevo con la conexión al tendido Hermoso, que ovacionó fuertemente a Beluga en su despedida. Con Pirata terminó la lidia el rejoneador ante un animal que se movió y tuvo buen son hasta el final: clavó en sus lomos tres banderillas cortas con el jaco azteca para hacerle el teléfono a pesar de los derrotes que soltaba el animal. Rejón de muerte en mano, dejó una suerte suprema brillante, el toro cayó fulminado y se le concedieron dos apéndices.

............

Más violento de salida era el cuarto, un animal que, como sus dos hermanos anteriores, se mostró frío de salida. Marcando el paso perfectamente en la hermosina en el inicio de faena, gustándose en los cambios de pista el estellés a lomos de Disparate, dejó su impronta Hermoso en plenitud. Cerquísima fueron las piruetas del final de la lidia, en terrenos del tercio de sol, dándole el pecho al animal en todo momento y sonsacando las bravas embestidas del toro de Capea, un toro de excepcional tranco y extraordinaria humillación. Sacó de nuevo a Pirata para clavar las banderillas cortas y un rejonazo final con el que el toro cayó fulminado en una muerte espectacular. Dos orejas con petición de rabo y vuelta al ruedo al toro de Capea.

...........

FICHA DEL FESTEJO. Plaza de toros de Pamplona. Segunda de la Feria del Toro. Corrida de rejones. Seis toros de Capea, de vuelta al ruedo el bravo cuarto. Pablo Hermoso de Mendoza, dos orejas y dos orejas. .........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



MARCA (www.marca.com). Por Carlos Ilián



Pablo y Leonardo salen en hombros después de una gran tarde

Brava corrida de la familia Gutiérrez Lorenzo con vuelta al ruedo al cuarto toro



Después del arrastre del segundo toro ya se habían cortado cuatro orejas y tanto Pablo Hermoso como Leonardo Hernández tenían asegurada la salida en hombros por la puerta grande. Faltaba todavía la lección de Pablo y el gran juego del cuarto toro para que la tarde de rejones se convirtiera esta vez en un gran espectáculo y una auténtica demostración del mejor toreo ecuestre.

En su feudo sagrado el torero de Estella ha estado sembrado, en dos faenas modélicas, especialmente en ese cuarto toro al que midió al milímetro en cada banderilla. Letal con el acero para cortar cuatro orejas y recordar que sigue ahí, en lo más alto.

.............

Plaza de Pamplona. Segunda corrida. Lleno. Toros de GUTIÉRREZ LORENZO (7), de buen juego para el toreo a caballo; al cuarto se le dio la vuelta al ruedo.PABLO HERMOSO DE MENDOZA (8). Rejón trasero (dos orejas). Rejón trasero (dos orejas). ............

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



ABC (www.abc.es). Por Andrés Amorós



Pablo Hermoso y Leonardo, por la puerta grande en San Fermín

El caballero navarro hace pleno con cuatro orejas en una buena corrida del Capea y un toro de vuelta al ruedo



A las doce del mediodía, en la Plaza del Ayuntamiento, ha estalladoel «chupinazo», un cohete de más de un metro de largo, que hace tanto ruido como el despegue de un avión a reacción y marca, desde 1941, el inicio oficial de San Fermín. Miles de brazos se levantan, a la vez, para desplegar los rojos triángulos de los pañuelicos, antes de anudarlos al cuello. Los jóvenes saltan, bailan, beben, soportan alegremente la lluvia de cava y de comida: el huracán de la gran fiesta ya se ha desatado.

Desde hace años, es tradicional el festejo de rejones, que tiene lugar el día anterior al primer encierro. Los murubes del Capea favorecen el éxito de la terna: se da la vuelta al ruedo al cuarto. Salen por la puerta grande Pablo Hermoso -esta tarde, muy certero con el rejón de muerte-, con cuatro orejas, y Leonardo Hernández, con dos.

En el primero, luce Pablo su maestría clásica con «Berlín», a dos pistas; pasa un momento de apuro al resbalarse «Beluga». Rejón efectivo: dos orejas (generosa la segunda). Ya tiene abierta la puerta grande. En el cuarto, «Disparate» entusiasma con las hermosinas, en la cara del toro: un alarde. Se aclaman las piruetas de «Donatelli» (extraño plural) y de «Pirata». Otro rejón fulminante: dos orejas y vuelta al ruedo al toro, «Presumido», de casi 600 kilos.

.............

Pablo Hermoso y Leonardo Hernández han dado una gran tarde. ¡Lástima que, en Pamplona, no se contrate a Diego Ventura, la otra gran estrella, para vivir una competencia que sería memorable!

FICHA

PLAZA DE TOROS DE PAMPLONA. Miércoles, 6 de julio de 2016. Lleno aparente. Toros del Capea, de buen juego en general; el 4º fue premiado con la vuelta al ruedo.

PABLO HERMOSO DE MENDOZA, rejón (dos orejas). En el cuarto, rejón (dos orejas). A hombros.

...........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



LA RAZON (www.larazon.es). Por EFE



La maestría templada

El jinete de Estella Pablo Hermoso de Mendoza tuvo un triunfo redondo, con el corte de cuatro orejas y salida a hombros junto a Leonardo Hernández, en la corrida de rejones de los sanfermines, de los que sigue siendo una permanente estrella desde hace más de dos décadas.



Un año más, en la meca del encierro, Hermoso de Mendoza hizo apología del toreo a caballo para continuar en el lugar estelar de estas fiestas. Y lo hizo con una actuación de maestro que se premió con cuatro orejas y una nueva salida a hombros en la capital de su Navarra natal.

El jinete de Estella sacó con su portentoso temple todo el partido posible a su lote de una excelente corrida «murubeña» del Niño de la Capea, seis animales que tuvieron la clase, la nobleza y el rítmico galope que desde que Hermoso se aupó a la cima de la especialidad necesita el rejoneo para lucir en su máxima expresión.

Con el primero de la tarde, Hermoso puso aguante, suavidad y mucho ajuste a la hora de clavar y torear para remontar la falta de emoción de un toro muy noble pero con poco brío en sus embestidas. Y como esta vez, al revés que el pasado año, lo mató de un rejonazo fulminante, los paisanos le dieron ya el primer doble trofeo.

El cuarto, que fue un toro muy voluminoso, galopó mucho aunque sin emplearse demasiado en sus embestidas. El navarro aprovechó su gran movilidad no sólo para clavar con apreturas sino también para torearle y someterle en largos galopes de costado, pasándole la grupa de «Disparate» de pitón a pitón, en una suerte conocida como «hermosina».

Y como colofón a su lección, aún clavó Hermoso un par de banderillas cortas a dos manos de excelente ejecución y volvió a echar a tierra al astado de otro rejonazo sin puntilla. Entre la euforia desatada, el presidente concedió la vuelta al ruedo al ejemplar del Capea, que más bien debe tomarse como premio al conjunto del encierro.

.............

Cinco toros de El Capea y uno de San Pelayo (5º), despuntados para rejones, con mucho cuajo y volumen y de buen juego en general para el toreo a caballo. El cuarto, «Presumido», fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre, tras lo cual también paseó el anillo, junto a Hermoso de Mendoza, el mayoral de la ganadería.

Hermoso de Mendoza, casaca grana: rejonazo trasero (dos orejas); rejonazo trasero (dos orejas).

.............

Segundo festejo de abono de la feria de San Fermín. La plaza se cubrió en más de tres cuartos de su aforo, en tarde calurosa

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL PAIS (www.elpais.com). Por Antonio Lorca





EL REY Y EL CONQUISTADOR



El rey es Pablo Hermoso de Mendoza por aclamación popular de familiares, amigos y paisanos, que lo reciben el loor de multitud y disfrutan con cualquier lance del maestro. Pablo torea en el patio de su casa y se le nota. Se le ve sereno y feliz entre los suyos. Y estos lo premian con generosidad. Por ejemplo, de las cuatro orejas que le concedieron sobraron dos, una de cada toro, pero a ver quién es el listo que lo pone en entredicho.

Hermoso es un consagrado torero a caballo y volvió a demostrarlo, al principio, ante un manso y descastado primero, y, después, ante el noble y brioso cuarto, que no hizo méritos para el premio de la vuelta al ruedo

Lo cierto es que el rejoneador navarro destacó en la primera parte de la lidia ante el toro que abrió plaza; especialmente, a lomos de Berlín, con el que templó a dos bandas y maravilló a su gente. Antes, con la colaboración de Napoleón, recortó la embestida en un palmo de terreno. El toro se acabó y todo se diluyó, pero no el ánimo del público que pidió con interés el doble trofeo después de un rejón mal colocado.

EL CAPEA / HERMOSO, HERNÁNDEZ, ARMENDÁRIZ

Toros despuntados para rejoneo de El Capea, bien presentados, mansos, blandos y descastados, a excepción del cuarto, que recibió los honores de la vuelta al ruedo.

Hermoso de Mendoza: rejón trasero y bajo (dos orejas); rejón en lo alto (dos orejas).

.............

Hermoso de Mendoza y Hernández salieron a hombros.

Plaza de toros de Pamplona, 6 de julio. Segundo festejo de la Feria de San Fermín. Lleno.

La lidia del cuarto coincidió con el bocadillo, ritual sagrado en esta plaza, y la labor del caballero navarro quedó más diluida, a pesar de que, técnicamente, fue mejor que la anterior. Destacó con Disparate, que se lució con las ya famosas hermosinas, y las piruetas de Donatelli encantaron al personal. Una par de banderillas cortas a dos manos fue la mejor rúbrica. Mató bien y volvió a pasear las dos orejas, en este caso con más motivo y menos jolgorio de los tendidos.

............

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL MUNDO (www.elmundo.es). Por Zabala de la Serna



PLENO ANTOLOGICO DE PABLO



El caballero navarro corta cuatro orejas y sale a hombros con Leonardo Hernández en la tarde del chupinazo

Notable corrida de El Capea con un bravo cuarto premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre



Batían los abanicos en sol como las palmas en sombra. Fuego en torno al dios Pablo de Pamplona avivado por la bandera de Osasuna que envolvía a Roberto Armendáriz. Y Leonardo como debutante toreramente vestido de corto.

A los 40 minutos del sonido de los clarines iniciáticos, Hermoso y Hernández se habían hecho con cuatro orejas. No sanfermineras como se pudiera pensar por el santo chupinazo, sino a carta cabal y de distinto modo. La diferencia estribaba en los toros, en sus calidades, en su ritmo. Pues si el del maestro de Estella embestía como sedosa ola contenida, el del reciente triunfador de San Isidro se movía como un buque varado.

Pablo I de Navarra se exhibió sobre Napoleón con el toro redondo aún suelto. Lances de fijación napoleónicos y los quiebros enfrontilados sobre Berlín. Tan pronto el toreo con los pechos como el galope templado a dos pistas. O las hermosinas de uno y otro revés. Todo ligado. Un resbalón a lomos de Beluga sumó la emoción del ¡ay! entre oles y fiestas. Se apretó entonces Hermoso de Mendoza con raza de figura. Y tras las cortas de Pirata cobró un rejonazo pasado y mortal. De puerta grande sin duda.

...........

Y Pablo sacó a maestría como si fuese el nombre de un caballo. Toreó en todos los terrenos de todos los modos: de frente, de lado, de costado, en los medios y por los adentros. Disparate es eso, un caballo disparatado de valor, torería y belleza. Las hermosinas de nuevo, la locura otra vez. Pablo redondeó a dos manos con Pirata y sobre todo con el rejón de muerte, tan ausente otras recientes tardes pamplonesas. El "estoconazo" fue colosal. No dudó el palco en los trofeos: dos para Hermoso y la vuelta al ruedo en el arrastre para Presumido. Pleno antológico de Pablo. Como hacia años. Incluso el rabo se pidió.

...........

EL CAPEA | Hermoso de Mendoza, Hernández y Armendáriz

Monumental de Pamplona. Miércoles, 6 de julio de 2016. Segunda de feria. Lleno. Toros de El Capea y uno de San Pelayo (5º), hondos y redondos, extraordinario el bravo 4º, premiado con la vuelta al ruedo; bueno y templado el 1º; agarrado al piso el 2º; obediente pero tardo el 3º; de mucha calidad y sin poder el 5º; respondió el 6º con diferentes ritmos. Pablo Hermoso de Mendoza, rejonazo pasado (dos orejas). En el cuarto, rejonazo (dos orejas y petición de rabo). ..........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



NAVARRA (www.navarra.com). Por Ignacio Murilloç



Pablo Hermoso de Mendoza vuelve a pasar como una apisonadora del rejoneo por Pamplona

El rejoneador estellés ha cortado 4 orejas y ha compartido puerta grande con Leonardo Hernández en una sensacional corrida de El Capea.



Pablo Hermoso de Mendoza ha vuelto a arrollar a su paso por Pamplona con 4 orejas y su enésima puerta del encierro. En este caso, con una magnífica corrida de los toros de El Capea, la ha compartido con el debutante Leonardo Hernández, que ha cuajado una muy buena faena en el segundo de la tarde.

............

Tarde de mucho calor en Pamplona, prácticamente lleno en la plaza, con algunos huecos precisamente en los tendidos de sol. Sensación térmica de 32 grados cuando ha comenzado el festejo.

Seis toros de El Capea, con los hierros de San Pelayo y El Capea. De magnífico juego, en especial primero y cuarto, al que dieron la vuelta al ruedo.

Pablo Hermoso de Mendoza: Dos orejas y dos orejas.

...........

Presidencia: Pedro Bañales, asesorado por Fernando Moreno y César Fernández. Correcto, quizá algo generoso en la segunda oreja a Pablo Hermoso de Mendoza en el primer toro.

PRIMER TORO

Recibe Pablo Hermoso de Mendoza al primer toro con el caballo Napoléon, un precioso tordo lusitano, con el que cosecha los primeros aplausos de la tarde, llevando muy bien al toro y encelándolo con la grupa.

Para las banderillas Pablo ha llevado por las tablas al toro con el caballo Berlín por prácticamente todo el ruedo, lo que ha enloquecido al público, que se ha levantado para aplaudir al caballero navarro. Magnífica banderilla al quiebro y de nuevo se lleva al toro por las tablas, donde ha sacado al toro a los medios para la segunda banderilla.

El público está hoy especialmente volcado con Pablo Hermoso de Mendoza, que está cuajando una faena realmente emocionante y con mucha clase.

Con las banderillas cortas, Hermoso de Mendoza ha montado a Pirata, si bien el toro se ha parado ya mucho y Pablo ha decidido entrar a matar de forma rápida y efectiva.

DOS OREJAS para Pablo Hermoso de Mendoza, que volverá a abrir la puerta grande de Pamplona.

..............

CUARTO TORO

Recibe Pablo Hermoso de Mendoza al cuarto de la tarde con Ágora, un caballo castaño con el que ha hecho muy bien las cosas y con el que ha colocado a la perfección el rejón de castigo. El toro, Presumido, de 597 kilos, se ha encelado rápidamente.

Se ha notado en este toro que el público ha pasado al bocadillo, porque le ha costado mucho más a Pablo Hermoso de Mendoza recibir los aplausos del público a pesar de lo bien que ha colocado las banderillas con Disparate, con el que ha triunfado con sus hermosinas.

Ha escogido Hermoso de Mendoza a Donatelli para seguir con las banderillas y conseguir volver a meterse al público en el bolsillo. Ha toreado con riesgo, muy cerca y permitiendo que el toro rozara con sus pitones la cabalgadura.

Ha salido el estellés con Pirata para el tercio de banderillas cortas, colocadas con gran eficacia y concluyendo con un prolongado teléfono sobre la cornamenta del toro.

Punto cumbre ha sido el par de banderillas cortas a dos manos sobre Pirata: el público se ha puesto en pie. Hermoso de Mendoza ha conseguido hacer fácil y sencillo lo más difícil.

Ha matado a la primera y el público ha pedido sin contemplaciones las dos orejas, concedidas.

DOS OREJAS y vuelta al ruedo al toro Presumido, que ha dado un gran juego.

En la vuelta al ruedo, Hermoso de Mendoza ha invitado para acompañarle al mayoral de la ganadería.

..........



xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS. Por Iñigo Crespo



Hermoso y Luís David Adame un brillante chupinazo



ECLOSIÓN A CABALLO

La corrida para rejones que lidió El Capea el miércoles fue brava y con clase. Cinco ejemplares con ritmo y movilidad, que embistieron con celo y el galope clásico del gran murube. De todos ellos, destacó un cuarto, extraor­dinario por la manera tan profunda de acometer y siendo premiado con justi­cia con la vuelta al ruedo.

La tarde resultó una eclosión fes­tiva y magistral a cargo de Pablo Hermoso de Mendoza que cortó cuatro orejas. Sensacional su primera faena a lomos de Berlín y Beluga, Imponien­do ligazón e intensidad y el colofón de un rejonazo. Al cuarto le cuajó una obra de arte. Despaciosidad, hondura, suavidad, prestancia y enjundia. Vi­brante sobre Disparate, espectacular con Donatelli y señorial con Pirata. Un par a dos manos resultó excelen­te. Dominó a un toro bravo premiado con la vuelta al ruedo. Poder a caballo. Nuevo rejonazo. Triunfo redondo.

..........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



6 TOROS 6. Por Paco March



CUANDO EL REJONEO ES HERMOSO TOREO (A CABALO)



En el número de la semana pa­sada de esta revista, portada y cuatro páginas se dedicaban a Pablo Hermoso de Mendoza rememorando sus tres décadas de presencia continuada en Pamplona. No es para menos.

La evolución del rejoneo ha llegado hasta la excelencia actual de la mano de caballeros y tam­bién de caballos que lo han engrandecido. Pero, sin duda, Pablo Hermoso de Mendoza es el gran artífice del paso definitivo, ese que elevó la con­sideración del toreo a caballo. Fue él quien le abrió los ojos al aficionado, el que marcó el cami­no. ......

Los toros de El Capea y el remiendo de San Pelayo (todo queda en casa) ofrecieron buen jue­go en general, sobresaliente en el caso del cuarto, noble y bravo, que persiguió las cabalgaduras con excelente tranco, lo que le valió para que en el palco asomara el pañuelo azul. Y, claro, ante él,

Hermoso de Mendoza lo bordó, en una actua­ción completísima de principio a fin (el rejón de muerte resultó preciso y fulminante). Su cuadra de caballos (con nombres tan bellos como, algu­nos, premonitorios) se renueva temporada a tem­porada y el nivel de excelencia se mantiene: "Na­poleón", "Berlín"," Beluga" (hijo de" Caviar"), "Disparate", "Pirata" o "Donatelli", el más nue­vo. En ese cuarto toro premiado con la vuelta al ruedo, quien más quien menos se olvidó de la su­culenta merienda, admirado ante tal soberana lección de toreo a caballo. Porque qué si no toreo es la "hermosina", en la que "Disparate" alterna pecho y grupa para llevar al toro al compás de un galope que es templada muleta. Precisión absolu­ta al clavar, también cuando lo hizo a dos manos. Todo medido y torero, lo mismo que en el toro que abría plaza, al que tras el único rejón de casti­go, montando a "Napoleón", llevó cosido a la grupa de "Berlín" en una completa vuelta al rue­do que ya marcó el signo de la tarde.

.........

Sidebar


Galería fotográfica