Valladolid

Pablo Hermoso de Mendoza vuelve a dejar en la capital pucelana la impronta de su magisterio y de su total entrega, en una tarde desapacible y además de pocas opciones con el ganado.

Fecha:
13 de Septiembre de 2015
Categoría de la plaza:
Segunda

La Plaza de Toros de Valladolid se encuentra en el Paseo de Zorrilla de esta ciudad. Es obra del arquitecto Teodosio Torres, y se comenzó a construir en 1888, terminándose en 1890. Arquitectura ecléctica con una marca de impronta románica y neomudéjar.

Está edificada en ladrillo sobre zócalo de piedra y con estructura de acero. El edificio tiene forma de tambor poligonal de cincuenta lados y tres plantas de altura, rematadas con una crestería. Los huecos forman tres órdenes diferentes en altura y están cerrados por arcos de medio punto, separados por rehundidos que crean un claroscuro para evitar la monotonía. El ruedo mide 52 m de diámetro y el foso 2 m de ancho. Los tendidos son de piedra con 15 filas. Por detrás se sitúan dos graderíos: las gradas bajas y los palcos y gradas altas. Su aforo es de 11.542 personas, aunque T. Torres pretendió concibir un edificio capaz para 14.000. Tiene tres puertas de entrada desde el exterior a los corredores bajos, desde los cuales se accede por los vomitorios a los tendidos.

Existen los locales complementarios propios de este tipo de plazas: enfermería, ambigú, corrales, apartadero, matadero, cuadras y vivienda para el conserje, además de los servicios de la plaza. La plaza de Valladolid, muy importante en su época por su capacidad y comodidad de accesos, fue calificada por los contemporáneos como "monumental, airosa y agradable".

Toda la fundición de hierro se realizó en los talleres Hermanos Gabilondo de Valladolid. Se inauguró oficialmente el 29 de septiembre de 1890. Se lidiaron en aquella ocasión toros del Marqués de Saltillo, para una terna formada por los diestros Lagartijo, El Espartero y Guerrita.

La plaza es actualmente de segunda categoría administrativa, y propiedad del empresario Emilio Ortuño Jumillano, cuya familia compró la Sociedad Taurina de Valladolid, S.A. en el año 1956. Por su ruedo han pasado y continúan haciéndolo las principales figuras del toreo.

FUENTE: Wikipedia

La plaza de toros de Valladolid es una de las primeras de plazas de segunda categoría que dio la oportunidad a Pablo Hermoso de Mendoza de actuar en su feria.Eso ocurrió el 22 de septiembre de 1990, cuando ante un toro de Garzón y montando a GIRALDA, CAFETERO, ALBAICIN I, Pablo sorprendió a todo el mundo por su forma de torear a caballo y fue uno de los primeros toques de atención de cierta importancia. Actuaron con él, Curro Bedoya, Javier Buendía, Antonio Correas, Ginés Cartagena y Fermín Bohórquez y por los fallos con el rejón de muerte, solamente dio una vuelta al ruedo, pero fue el triunfador moral del festejo.

Pese a esa buena actuación, no volvería a Valladolid, hasta el 24 de septiembre de 1994, con una corrida de Angela Rodríguez de Arce y junto a Ginés Cartagena, Fermín Bohórquz y Javier Mayoral. Obtuvo dos orejas de su toro y fue silenciado en collera con Cartagena y empleó a caballos como GIRALDA, CAGANCHO, BORBA y CHICUELO.

El 23 de septiembre de 1995, se repitió el cartel tanto de toreros como de toros y aquí fue el gran aldabonazo de Pablo, que obtuvo dos orejas y rabo de su toro tras una perfecta faena. Luego en colleras con Javier Mayoral dio la vuelta al ruedo. Esa tarde mágica el equipo de Pablo lo compusieron entre otros CAGANCHO, CHICUELO, BORBA y GALLO. Tal fue el impacto de la faena de Pablo, que cuando el navarro daba la triunfal vuelta al ruedo con los máximos trofeos, su compañero Ginés Cartagena, desde el patio de caballo donde esperaba su próxima actuación, le lanzó su sombrero como reconocimiento a la exhibición que había efectuado. No fue el único reconocimiento, porque posteriormente sería distinguido con el prestigioso trofeo “Detalle para el recuerdo” que concede la cadena de hoteles Trypp.

El 11 de mayo de 1996, con motivo de la Feria de San Pedro Regalado y en la corrida que representaba el debut como rejoneador de Paco Ojeda, éste junto a Joao Moura y el propio Pablo, lidiaron toros de Los Espartales, saludando Pablo en su primero y cortando una oreja del quinto, todo ello sobre BUENAVENTURA, CAGANCHO, CHICUELO o ALBAICIN.

Ese año volvió a la Feria de San Mateo, el 21 de septiembre, también con toros de Rodríguez de Arce y como el día de su debut, con un cartel de seis: Joao Moura, Fermín Bohórquez, Javier Mayoral, Paco Ojeda y Andy Cartagena. Pablo pese a la buena labor de CAGANCHO, solo dio la vuelta al ruedo tras escuchar un recado presidencial.

Si volvería a salir por la Puerta Grande el 14 de septiembre de 1997. Esa tarde lidió un toro en solitario de El Torreón del que obtuvo una oreja y otro en collera con Paco Ojeda de Verónica Gutiérrez, con otra oreja de premio. El resto del cartel eran los hermanos Luis y Antonio Domecq, y también esa tarde destacó CAGANCHO.

El 27 de septiembre de 1998, Pablo no actuó en la corrida tradicional de rejones, sino que prologó una corrida con los diestros vallisoletanos David Lugillano y Manolo Sánchez. Destacó ALDEBARAN ante los dos mansos de Joao Moura que lidió y en los que fue ovacionado al final de ambas faenas.

Su última comparecencia consecutiva fue el 26 de septiembre de 1999, haciendo el paseíllo junto a Joao Moura, Paco Ojeda y el local Sergio Vegas. La corrida era de Luis Terrón, pero la suerte, o la mala suerte, hizo que el único toro de este hierro que había correspondido a Pablo en el sorteo fuese devuelto y salió un zambombo de Muñoz Hoyos de sobrero que había recorrido media España por corrales y plazas. Tampoco en la collera con Joao Moura tuvo suerte con uno de Abilio Hernández Jiménez. Pese a los esfuerzos de QUECHUA, MAZANTINI, CHICUELO (en la foto), CAGANCHO y ALDEBARAN, Pablo recogió una ovación en su toro y dio la vuela al ruedo con el portugués.

Tuvieron que pasar dos ferias en blanco para que Pablo regresara a Valladolid, el 15 de septiembre de 2002 y volviese a encandilar a un público que gusta mucho del toreo del estellés y con el que existe una comunión especial. Volvió, vio y triunfó de nuevo de forma rotunda con dos orejas en su primer toro y solamente una ovación en su segundo, pero por el rejón de muerte, porque la actuación fue tan buena o superior a la primera. Compartieron tarde con el navarro, Fermín Bohórquez y el vallisoletano Sergio Vegas, que lidiaron una corrida de Sánchez Cobaleda.

FUSILERO, ALBAICIN, DANUBIO, MARIACHI, EBANO, LABRIT y CAMPOGRANDE fueron los caballos que tan buena tarde dieron, destacando por encima de todos DANUBIO, como atestigua el titular del periódico El Pais: “DANUBIO” y en el que lo nombra como heredero directo del mito CAGANCHO. Otro titulares también destacan la labor del estellés, como El Norte de Castilla: “ EL REJONEO SE HACE ARTE. Enorme faena de Hermoso”. 6 TOROS 6 haciendo referencia a la última corrida del abono de San Mateo, titulaba “AL FINAL, UN HERMOSO DE GRAN DIMENSION” o El Diario de Valladolid,“HERMOSO CABALGA SOBRE EL TEMPLE”.

La labor de Pablo fue reconocida por los Maestres de Cocina de Valladolid, concediéndole el trofeo “Maestro de Maestres”, uno de los más prestigiosos que se otorga en la capital del Pisuerga y que por primera vez en su historia iba a manos de un torero a caballo.

Tras un año de ausencia, nueva actuación el 12 de septiembre de 2004 y con una gran expectación en los tendidos. Lástima que esa expectación se transformara en decepción por el pobre, o mejor dicho nulo, juego que dieron los toros de Castillejo de Huebra. Pablo escuchó palmas y obtuvo una oreja en el quinto, más por la entrega, que por otra cosa. Caballos utilizados esa tarde fueron CURRO, RANCHERO, NATIVO, FÓSFORO, SAMURAI, CHENEL y CHICUELO y los compañeros de cartel Fermín Bohórquez y Diego Ventura.

Para el 2005 la suerte en el sorteo fue peor y el torero de Estella se llevó un lote infumable, esforzándose sobremanera para rescatar una oreja de su primero, siendo fuertemente ovacionado por su gran voluntad y esfuerzo con su segundo. CURRO, CHENEL, FOSFORO, ZAPATA, SILVETI, FUSILERO y FOSFORO debieron de evidenciar toda su capacidad lidiadora ante tan poca materia prima. Ese día, 4 de septiembre de 2005, el cartel estuvo integrado además por Joao Moura y Andy Cartagena, siendo los astados de Fermín Bohórquez.

Tras estar ausente en el 2006, Pablo regresó al coso pucelano el 9 de septiembre de 2007, cuajando una de sus mejores actuaciones no solo en esta plaza sino de toda su temporada. Ante dos enrazados astados de Fidel Sanromán el estelles mostró su arte magistral y los desorejó a ambos. Especialmente se recuerda la emocionante lidia a su primero con el que CHENEL estuvo sencillamente cumbre. Por esta actuación le fueron concedidos todos los premios de la feria vallisoletana. Joao Moura y Andy Cartagena le acompañaron en el cartel, mientras que ESTELLA, SARMATA, SILVETI y FUSILERO completaron el equipo equino utilizados por Hermoso de Mendoza.

El 14 de septiembre del 2008 de nueva cuenta hizo su aparición el jinete navarro en el coso del Paseo Zorilla, alternando con Joao Moura y Andy Cartagena, enfrentando otro bien presentado encierro de Fidel San Román. A pesar de brindar un gran esfuerzo el jinete navarro solo pudo rescatar una trabajada oreja de su segundo, siendo silenciado después de pinchar en su primero. CURRO, CHENEL, FUSILERO, PIRATA, ESTELLA, SILVETI e ICARO apoyaron esa tarde la labor de su jinete en el ruedo vallisoletano.

Regresaría Hermoso de Mendoza al año siguiente, el 6 de septiembre de 2009, para cumplir con la que hasta el momento es su última actuación en este albero vallisoletano. Fermín Bohórquez y Andy Cartagena alternaron esa tarde con el torero a caballo de Estella, enfrentando astados de las dehesas de Luis Terrón. En esta oportunidad de nueva cuenta el navarro logro salir en volandas por la puerta grande al obtener una oreja en cada toro, si bien fue un balance pobre ya que la calidad de ambas faenas era para más. DALI, CHENEL, ICARO, PIRATA, CURRO, SILVETI y ESPARTANO tuvieron la oportunidad esa tarde de hacer sus evolcuiones en el ruedo pucelano.

Pasarían tres años para que el genio estellés volviese a pisar la arena vallisoletana, lo cual tuvo lugar el 9 de septiembre de 2012, alternando con Andy Cartagena y Diego Ventura, lidiándose astados con los tres hierros de El Capea. El jinete navarro mantuvo esa comunión especial con el público de Valladolid, en una tarde inspirada en la que se llevó un triunfo inobjetable al desorejar al lote que enfrentó, al que le realizó dos estupendas faenas, la segunda de ellas un auténtico compendio de clase y torería. DISPARATE, MANOLETE, VIRIATO, PIRATA, CHURUMAY, CHENEL e ICARO rayaron en su conjunto a gran nivel.

Tras un año de ausencia Pablo regresó al coso del Paseo Zorrilla el 14 de Septiembre de 2014, alternando con Diego Ventura y Francisco Palha, en la lidia de astados portugueses de Passanha. Estos toros, fieles al juego que habían dado en las últimas actuaciones del estellés, se cargaron este reencuentro e impidieron cualquier posibilidad de triunfo a Pablo que se tuvo que conformar con ser ovacionado por su notable esfuerzo. NAPOLEON, DISPARATE, PIRATA, CHURUMAY, CHENEL y VIRIATO enfrentaron a un lote realmente deslucido.

FECHA 13 de Septiembre de 2015
LUGAR Plaza de toros de Valladolid, España
ENTRADA Media plaza
TOROS Castillejo de Huebra   José Manuel Sánchez
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y ovación)
Leonardo Hernández (silencio y silencio)
Manuel Manzanares (silencio tras aviso en el único que lidió porque la corrida se suspendió tras la lidia del quinto)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Castillejo de Huebra, número 82, 475 Kg, de nombre Mostacillo: De salida NAPOLEON (2 rejones de castigo); en banderillas BERLIN (2 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y tres rejones de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de José Manuel Sánchez, número 15, 551 Kg, de nombre Tabaquero: De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS BRINDIS, BELUGA y AGORA

Tarde desapacible, con lluvia intermitente la que se vivió en el coso del Paseo de Zorrilla de Valladolid. Hermoso de Mendoza, al igual que sucedió la temporada pasada, comenzó con un enemigo poco colaborador y que solo se movió al final y fue más en arrancadas desacompasadas que en embestidas ciertas.

Se hartó el navarro de llamar y citar al toro y de colocar a NAPOLEON en los lugares idóneos para que el toro viniera, pero no había forma, ya que el astado deambulaba de un lado a otro del ruedo sin ningún control y ni siquiera querencia. En una ocasión en la que el toro se quedó en los medios, Pablo aprovechó y dejó el primer rejón de castigo. Tampoco la bandera motivó al astado y Pablo colocó un segundo hierro, ahora pasando por adentro. Este segundo sí produjo una pequeña reacción y alguna carrerita tras la bandera. Las banderillas con BERLIN, tuvieron de emotividad lo que puso el caballo que se cansó también de provocar embestidas, de cruzarse en el camino del toro para con la cola citarlo y de todo cuando quieran pensar…y todo para casi nada, porque el toro no tenía la velocidad larga en su manual de instrucciones.

Salió VIRIATO y pareció que el toro cambió, pero lo que cambió fue la puesta en escena, por VIRIATO lo citaba para torearlo en corto, en redondo, incluso tapándole la salida de una posible huida, y aquí el toro no tenía otra que fijarse en el equino. Fueron los mejore momentos de la lidia y los que más conectaron con el tendido y es que los pitones del toro llegaban demasiado cerca de su piel. En redondo continuó toreando PIRATA, ahora en las cortas, donde además de la poca colaboración del toro, luchaba ahora contra sus derrotes, que lanzaba en forma de defensa. Para completar el frío inicio, Hermoso no acertó con el rejón de muerte hasta el tercer intento, aunque en su descargo se puede decir que el toro venía muy cruzado y siempre al pecho de PIRATA.

Mejoró algo el comportamiento del cuarto que se movió más y galopó con más codicia, aunque se fue apagando y al igual que el primero acabó defendiendo su territorio lanzando tornillazos con los pitones. Los momentos de más movilidad de más embestidas fueron los de CHURUMAY que templó esos momentos con habilidad y certeza, con la cola o con la bandera según el instante y el momento. Le faltaba transmisión al toro para aguantar el ritmo de DISPARATE y a pesar que el caballo se acoplaba a la velocidad del toro, está claro que necesita más continuidad en su contrincante.

No obstante y ante lo frío de la tarde, la labor de Hermoso estaba desperezando al público que poco a poco se iban metiendo en la faena y que acabarían incluso olvidando paraguas y chubasqueros con DALI, que volvió a realizar un gran trasteo, obligando al toro a seguirle y realizando un sin fin de piruetas, tratando de ajustarlas porque el toro no siempre embestía. Llegó con verdad a la cara del toro y siempre salió de la suerte rematándola de forma perfecta. La tarde había tomado vuelo con DALI y PIRATA se encargó de mantenerla a buen nivel cuando cerró terrenos en las banderillas cortas, dejando llegar al toro hasta sus terrenos y colocándoselo a Pablo en el mismo estribo, incluso con el par a dos manos, donde el toro ya no ayudaba y el caballo se echó encima facilitando la labor del jinete. Donde nuevamente no hubo suerte fue con el rejón de muerte, que tocó duro en otras tres ocasiones y cerró la posibilidad de triunfo del de Estella. Si fue reconocida su labor por el público que le obligó a saludar una ovación desde el tercio.

 

EL NORTE DE CASTILLA. Por Paco Aguado

 

Un triste final de rejones y paraguas

El frío, la lluvia y los repetidos fallos de los rejoneadores ai matar deslucieron la última corrida de la feria, suspendida tras la lidia del quinto toro

 

Valladolid. Quinta y última corrida de la feria de la Virgen de San Lorenzo.

Ganadería: Cinco toros, despuntados para rejones, de Castillejo de Huebra y José Manuel Sánchez, desiguales de presentación y manejables, pero bajos de casta. Rejoneadores:

Hermoso de Mendoza: Silencio y ovación.

Leonardo Hernández: Silencio y silencio tras aviso.

Manuel Manzanares: Silencio tras aviso, en el único que mató.

La corrida se suspendió por la fuerte lluvia tras la muerte del quinto. Entrada: Media plaza.

Pasada por agua y sin una sola oreja en el balance fi­nal, lo que no deja de ser noticia en una feria en la que el kilo de cartí­lago auricular ha estado de oferta. Así fue la desangelada corrida de re­jones que cerró ayer la feria tauri­na de Valladolid y que unos cinco mil espectadores presenciaron bajo los paraguas o a cubierto de las re­pletas gradas y andanadas del cen­tenario coso del paseo de Zorrilla, sobre el que ya antes del paseíllo la lluvia comenzó a caer tibiamente pero sin cesar.           

Aguantó el ruedo sin embarrarse y resistieron los espectadores du­rante más de una hora para que así se pudieran ir lidiando cinco de los seis toros enchiquerados de la divi­sa salmantina de Castillejo de Hue­bra, que tuvieron una casta y un po­der de servicios mínimos: lo justo para seguir un ratito a los hermosos caballos de rejoneo, desde los que, también es cierto, recibieron un ex­cesivo castigo.

En ese marco otoñal y con tan es­caso material bovino, los jinetes cumplieron también el trámite, sin arriesgar demasiado en un ruedo poco seguro y sin poner tampoco mucho entusiasmo, en una actitud muy coherente con el triste ambien­te que iba poco a poco adueñándo­se de la tarde.

Hermoso de Mendoza, como siempre templado y maestro, lidió con solvencia a un primer toro muy flojo de cuartos traseros y a un cuar­to que se paró muy pronto por la ex­cesiva sangría del primer tercio.

.............

La cuestión es que en muchas tardes de rejones, en las que el público suele ser muy

agradecido, sólo con lo que los jine­tes hicieron ayer en Valladolid se cortan unas cuantas orejas... siem­pre y cuando maten a la primera. Pero eso fue precisamente lo que no sucedió en ninguno de los turnos.

es que tanto desde lo alto de la silla, con el rejón de muerte, como pie a tierra, con el descabello, los tres rejoneadores dieron un recital de fallos y de pinchazos que les de­jaron sin trofeos. Así fueron cayen­do toro tras toro, antes de que el cie­lo se decidiera a poner fin por anti­cipado a la feria y a este triste feste­jo con una tromba de agua que dejó el ruedo como una laguna. Más pro­pio para caballitos de mar que para caballos de rejoneo.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE VALLADOLID. Por César Mata



Desidia y agua para el final de rejones

Hermoso, Hernández y Manzanares se fueron de vacío tras fallar en la suerte suprema/Tras el quinto el festejo se suspendió



La decepción fue el resumen aními­co de los aficionados al caballo y al toro que acudieron en la tarde de ayer a contemplar la corrida de rejo­nes con la que se ponía fin al abono de la feria taurina de Nuestra Seño­ra de San Lorenzo, un ciclo en el que se ha conmemorado el 125 ani­versario de la plaza.

Ni el tiempo, ni los astados de Castillejo de Huebra favorecieron el espectáculo de un festejo que, ante la insistencia de la lluvia, se suspen­dió tras la muerte del quinto toro de la tarde. La mayor parte de los asis­tentes se alegraron porque nada ha­cía aventurar que el último astado de la tarde fuera a alegrar el estado de decaimiento que se vivía en los tendidos.

El descenso de la temperatura y la escasa bravura de los murube de Castillejo de Huebra crearon un es­cenario en el que los tres toreros a caballo, Pablo Hermoso de Mendo­za, Leonardo Hernández y Manuel Manzanares, estuvieron poco moti­vados y, en especial, poco afortuna­dos en la ejecución de la suerte su­prema. Ni con el rejón de muerte ni con el descabello.

Ni siquiera el veterano navarro Hermoso de Mendoza acertó con el rejón letal. Ni ante su primero, un animal manso que buscaba, de mo­do reincidente, el refugio de las ta­blas, ni tampoco ante el segundo de su lote, cuarto de la tarde, con el que pudo realizar suertes vistosas con sus équidos Disparate y Dalí. Un par a dos manos, con Pirata, tuvo el mé­rito de la verdad en un embroque ceñido y templado.

.........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

APLAUSOS (www.aplausos.es). Por Manuel Illana



Ovación bajo el diluvio para Hermoso... y suspensión

El rejoneador navarro hizo lo más destacado en un festejo marcado por la fuerte lluvia y que finalizó a la muerte del quinto toro



Hermoso de Mendoza saludó la única ovación de la tarde en el festejo de rejones que ha cerrado la Feria de Nuestra Señora de San Lorenzo de Valladolid. El navarro, silenciado en su primer turno, cuajó momentos estimables frente a su segundo en un festejo marcado por la fuerte lluvia y que a la muerte del quinto toro tuvo que ser suspendido por el mal estado del ruedo.

........

Valladolid, domingo 13 de septiembre de 2015. Toros de Castillejo de Huebra, correctos de presentación y de pobre juego, los tres primeros pitados en el arrastre. El cuarto, ovacionado. Hermoso de Mendoza, silencio y ovación con saludos;......... Entrada: Casi media plaza. El festejo fue suspendido a la muerte del quinto tras la fuerte lluvia que cayó durante el transcurso del mismo y por el mal estado del ruedo.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



BURLADERO (www.burladero.tv). Por Raúl Valdivieso



Tarde gris en la última de feria suspendida tras el quinto



Quinta y última de la Feria de Ntra. Señora de San Lorenzo de Valladolid. Cielo encapotado y amenazante para la tarde de hoy en la que se lidiaran 6 toros en el bello arte del rejoneo de la ganadería de Castillejo de Huebra para los caballeros rejoneadores Pablo Hermoso de Mendoza, Leonardo Hernández y Manuel Manzanares. Comienzan el paseíllo....o bajo fina capa de lluvia en el coso vallisoletano con un tercio de entrada.

.....

4. Toro de 530 kilos de peso y de nombre Tabaquero para Hermoso de Mendoza. Sale a revientacalderas. Toreo de arte y poder a un toro con buenas cualidades, pero una vez más... los aceros. Tres pinchazos con el rejón de muerte le privan de premio. Aplausos.

...........

1. Toro de 474 kilos de peso y de nombre Mostacillo para el maestro Hermoso de Mendoza. Toro despistadote y manso con querencia a tablas. Tras imponerle dos rejones de castigo el toro sigue sin responder a la llamada. Banderillas al quiebro y hermosinas para hacer que el toro se venga un poco a mÁs. Buena serie de cortas, pero el fallo con el acero (tres rejones de muerte) enturbia una discreta actuación. Silencio bajo ahora sÍ, una intensa lluvia.

Ficha del festejo:

Hermoso de Mendoza, silencio y aplausos

........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



CULTORO (www.cultoro.com). Por Iván Pacho



Una ovación, cinco toros y a casa

Suspendida la corrida tras la lidia del quinto; no lograron puntuar Pablo Hermoso de Mendoza, Leonardo Hernández ni Manuel Manzanares en el festejo



Pablo Hermoso de Mendoza, Leonardo Hernández y Manuel Manzanares trenzaban el paseíllo en la última de la Feria de San Lorenzo esta tarde en Valladolid. Una llovizna caía sobre el cielo pucelano minutos antes del comienzo del festejo mayor, al que esperaban seis toros con el hierro de Castillejo de Huebra.

Un manso lidió Pablo en el que abría tarde. Napoleón no pudo lucirse, como tampoco Berlín a pesar de los intentos por llevarle templado a la grupa. Por dentro en tablas le dejó su sello, Viriato se le echó encima para encelarle y dejar las banderillas. Marró con el rejón, quedando todo en silencio.  De nuevo los aceros se llevaron las orejas en el cuarto. Churumay no pudo doblarse con el toro como acostumbra, fue Disparate el que caldeó con su temple de costado y la fallida hermosina. Dalí y sus piruetas continuaron la faena, Pirata dejó las cortas y un par a dos manos como broche. Varios pinchazos dejaron todo en palmas.

.............

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Valladolid. Última de la Feria de la Virgen de San Lorenzo. Corrida de rejones.

Seis toros de Castillejo de Huebra.

Pablo Hermoso de Mendoza, silencio y

........

INCIDENCIAS: La corrida debió suspenderse tras la muerte del quinto debido al tremendo chaparrón que cayó sobre la plaza


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL DIA DE VALLADOLID (www.eldiadevalladolid.com). Por Manuel Illana



Aburrido y húmedo final

Tarde desapacible en la última de feria suspendida por las fuertes lluvias tras el quinto toro



Habría que echar la vista y la memoria atrás un buen montón de años para recordar una tarde de toros en el coso del Paseo de Zorrilla con el agua como protagonista. Uno recuerda aquella tarde de sábado de feria con Joselito a punto de colgar el vestido de luces, Enrique Ponce y Julián López 'El Juli'. O aquella otra inolvidable del mano a mano entre Espartaco y Manolo Sánchez. En ambos festejos para nada importó el agua y se celebraron podíamos decir que con normalidad, pero húmeda. La diferencia entre estos dos recuerdos y el de ayer en la plaza es que aquellas dos tardes la plaza estaba hasta arriba con reventa y todo funcionando como mandan los cánones y en la de ayer la plaza ni siquiera estaba cubierta en la mitad de su aforo, y eso que el de ayer, festejo final del abono, era de rejones, con lo que este tipo de corridas han gustado por estas latitudes. Es mucho lo que este mundo está cambiando y uno no se atreve a decir si para bien o para peor.

Diremos para empezar que la corrida tuvo que suspenderse a la muerte del quinto toro porque la tromba de agua caída sobre ruedo y tendidos hacía imposible que los caballos de los rejoneadores pudieran pisar el gran charco de agua que se había convertido el ruedo. Nadie dijo nada y tampoco nadie protestó. El público no veía la hora de abandonar el recinto no solo por la lluvia sino también por lo sosa y aburrida que estaba resultando la corrida de toreo a caballo. Ese público que abandonó los tendidos en busca del refugio de gradas altas y bajas que llegaron a llenarse por completo. Agua, frío y poco más porque la tarde taurinamente hablando dio muy poco de sí, por lo que ayer en Valladolid también se rompió ese tópico que en el mundo del toro siempre ha dicho que esas tardes de agua y larga humedad hacían posible que los toros embistieran más y mejor que en tardes de temperatura y ambiente normal del final de verano. Ni por esas se arregló.

Pablo Hermoso de Mendoza se encontró para empezar con un primer toro que no quería saber nada de nadie. El navarro lo intenta de todas las formas pero su toreo no llega a lucir. Clavó dos rejones de castigo antes del tercio de banderillas en el que montando a Berlín y en zona de chiqueros clava los rehiletes con su facilidad y clase acostumbrada. Es en los medios donde se luce clavando a pitón contrario. Fue montando a Viriato cuando el público comenzó a entrar en ambiente toreando despacio y clavando en su sitio. Las cortas las clavó montando a Pirata. Faena que podía haber sido de premio que no llegó por el mal uso del rejón de muerte. Silencio para el navarro.

De salida colocó dos de castigo en su sitio. El rejoneador y el público disfrutaron en el segundo tercio con Disparate y Dalí como importantes protagonistas. Montando a Pirata brilló en un par de las cortas a dos manos. Otra vez mal con el de muerte aunque el público le obligó a salir al tercio a recibir los aplausos. El toro fue tímidamente aplaudido.

.........


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



MUNDOTORO (www.mundotoro.com). Por mundotoro



Suspensión por lluvia al caer el quinto

Cierre aguado

Última de la Feria de San Lorenzo

Toros de Castillejo de Huebra para cerrar feria 



Tarde desapacible para poner fin a la Feria de San Lorenzo de Valladolid. A lo climatológico se unió el escaso argumento que tuvo el espectáculo, donde una de las pocas notas positivas fue la reaparición de Pirata, el caballo de último tercio de Hermoso de Mendoza. Precisamente los fallos con los aceros le impidieron pasear trofeos, pero a su cargo corrió lo más relevante del espectáculo.

.......

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



TRIBUNA DE VALLADOLID (www.tribunadevalladolid.com). Por J.A.G.



Naufragio de los rejones en el aguacero que cerró la feria

Hermoso de Mendoza y Leonardo Hernández estropearon su actuación con el rejón de muerte. La tarde tuvo que suspenderse en el sexto toro por el aguacero. .............



Corrida de rejones. Última de feria. Un tercio de entrada en tarde desapacible y lluviosa. El aguacero obligó a suspender el festejo antes de que saliera el sexto de la tarde. Se lidió una corrida desigual de Castillejo de Huebra y José Manuel Sánchez.

Pablo Hermoso de Mendoza. Silencio y ovación.

.............

La última de feria naufragó. En la entrada, en la climatología y también en el resultado del festejo. Los tres rejoneadores anduvieron a la deriva con los rejones de muerte y lo que siempre suele ser una fiesta del toreo a caballo se convirtió en una corrida soporífera que terminó antes de tiempo por el diluvio que cayó cuando las mulas arrastraban al quinto.

El albero se puso impracticable y la presidencia ordenó la suspensión del festejo. ..........

Manso de solemnidad fue el castillejo que abrió plaza. Pablo Hermoso de Mendoza aún así destapó su oficio y lo puso todo de su parte. El silencio cerró su actuación tras fallar con el rejón de muerte. El cuarto tuvo más colaboración. El navarro sacó toda su artillería pesada, especialmente cuando montó a Disparate y las piruetas que dibujó con Dalí. Completó su paso por el coso de Zorrilla con las banderillas cortas a lomos de Pirata. Pero, de nuevo, el mal uso de los aceros hizo que el público, ya refugiado en las gradas, le premiase simplemente con unas cariñosas palmas.

..........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS. Por Manuel Illana



DESANGELADA TARDE DE REJONES



No fue ni mucho menos lo que se espe­raba en este final de feria el festejo de rejones. Una tarde que de siempre ha concentrado ese especial y más que numeroso público ansioso de ver evolu­cionar a sus caballos preferidos y aplau­dir con ganas a los rejoneadores. Para que este festejo no haya sido lo que de él siempre se espera han tenido que ver y mucho la desagradable tarde que he­mos padecido con el agua como princi­pal protagonista. Público concentrado en gradas altas y bajas con tendidos prácticamente vacíos y suspensión con todo el mundo de acuerdo a la muerte del quinto toro. Además a ese desange­lado ambiente hay que añadir el poco juego de los toros lidiados. Pablo Her­moso de Mendoza lució con su cuadra habitual en esos detalles de buen toreo a caballo que atesora. Clavó dos de castigo a sus dos toros, consiguiendo en más de una ocasión que el público aplaudiese muchos de sus buenos momentos. Podía haber cortado orejas pero el mal uso del rejón de muerte se lo impidió.

........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



6 TOROS 6. Por Julio Cayón



CIERRE DE FERIA CON DILUVIO



Fue toda una decepción la poca gente que acudió a la corrida de rejones, festejo con el que se clau­suraba la feria de Valladolid. Algo extraño está pasando en la capital castellana que, año tras año, ve cómo va mermando la asistencia de público. En cualquier caso, la lluvia, esta vez, deslució la corrida.

Abrió plaza Pablo Hermoso de Mendoza frente a un toro mansote, carente del mínimo celo y ajeno a la cabalgadura. El caballero navarro le sobó para colocarle banderillas y cortas, en una lidia carente de emoción. Marró con el rejón de muerte y la labor no tuvo respuesta en los tendi­dos. Con el cuarto se hizo presente el Hermoso de Mendoza de las tardes importantes. El ani­mal, codicioso, colaboró en la lidia, pero, de nue­vo, el acero le negó al rejoneador el pan y la sal.

.........

GALERIA FOTOGRÁFICA DEL FESTEJO  

Ampliar imagen

En una ocasión en la que el toro se quedó en los medios, Pablo aprovechó y con NAPOLEON dejó el primer rejón de castigo.

Ampliar imagen

Las banderillas con BERLIN, tuvieron de emotividad lo que puso el caballo que se cansó también de provocar embestidas, de cruzarse en el camino del toro para con la cola citarlo y de todo cuando quieran pensar.

Ampliar imagen

VIRIATO lo citaba para torearlo en corto, en redondo, incluso tapándole la salida de una posible huida, y aquí el toro no tenía otra que fijarse en el equino.

Ampliar imagen

En redondo continuó toreando PIRATA, ahora en las cortas, donde además de la poca colaboración del toro, luchaba ahora contra sus derrotes, que lanzaba en forma de defensa.

Ampliar imagen

Los momentos de más movilidad de más embestidas fueron los de CHURUMAY que templó esos momentos con habilidad y certeza.

Ampliar imagen

Le faltaba transmisión al toro para aguantar el ritmo de DISPARATE y a pesar que el caballo se acoplaba a la velocidad del toro, está claro que necesita más continuidad en su contrincante.

Ampliar imagen

DALI volvió a realizar un gran trasteo, obligando al toro a seguirle y realizando un sin fin de piruetas, tratando de ajustarlas porque el toro no siempre embestía.

Ampliar imagen

En el par a dos manos, donde el toro ya no ayudaba, PIRATA se echó encima facilitando la labor del jinete.

Ir a la parte superior de esta página