Lisboa

Pablo Hermoso de Mendoza brinda otra actuación de máxima entrega en Campo Pequeño, teniendo de por medio el peor lote del encierro, un gran lleno y con el único cartel de ESGOTADO en lo que va de la temporada lisboeta.

Fecha:
23 de Julio de 2015
Categoría de la plaza:
Primera

La Plaza de Lisboa, conocida como Campo Pequeño, vive en la actualidad un gran momento. Tras su reinauguración en 2006, el coso vuelve a contar en el panorama mundial.

Este magnífico recinto comenzó a forjarse tras la desaparición de la muy conocida plaza del Campo de Santa Ana, coso que permaneció abierto hasta 1889. Esa misma temporada se presentó el proyecto de la nueva plaza, iniciándose las obras en 1891, sobre unos terrenos del barrio de Campo Pequeño, bajo la dirección del arquitecto Dias de Silva. La corrida inaugural tuvo lugar el 18 de agosto de 1.892, fecha en la que actuaron los cavaleiros Alfredo Tinoco y Fernando de Oliveira, que años después murió a consecuencia de una cogida en esta misma plaza. Los toros de la inauguración fueron de Emilio Infante. El cartel lo completaron los banderilleros Vicente Roberto, Roberto da Fonseca, José Joaquín, Juan Calabaza, Peixinho, Juan Roberto, Minuto y Pescadero.

Desde esa fecha, Campo Pequeño se convirtió en un referente para el toreo de Portugal. La presencia de figuras míticas del rejoneo, como Simao de Veiga y Joao Branco Nuncio, marcaron grandes hitos en tan importante escenario. Lo mismo que la del español Antonio Cañero, cuya presencia suscitó pasión y polémica. A lo largo de su existencia, muchas de las figuras del toreo de a pie también tuvieron la oportunidad de triunfar en tan importante escenario. Pero siempre fue el gran torero portugués Manolo dos Santos el ídolo del público lisboeta.

Ese gran ambiente fue perdiendo nivel, hasta que el año 2000 la plaza cerró sus puertas para ser sometida a una importantísima obra que afectó tanto a su entorno como a su interior, hasta su reinauguración del 18 de mayo de 2006. Reformada y cubierta, pero sin alterar los elementos de su fachada neomudéjar, la plaza acoge en sus bajos un centro comercial y un gran aparcamiento. En el festejo que reanudó sus actividad se lidiaron toros de Irmaos Vinhas,a  cargo de los cavaleiros Joao Moura, Antonio Ribeiro Telles y Rui Fernándes.

La presentación de Pablo Hermoso de Mendoza en el coso lisboeta de Campo Pequenho tuvo lugar un 14 de julio de 1994 en una corrida mixta, titulada “doble confrontación hispano-lusitana”. Pedro Franco y Pablo Hermoso de Mendoza a caballo y Víctor Mendes y Javier Vázquez, que sustituyó en el cartel a Vicente Ruiz “El Soro”, a pie, se enfrentaron a siete toros de Hermanos Oliveira. Comenzó la noche con la collera formada por los dos rejoneadores y donde Pablo, montó de salida a INDIO y en banderillas a CHICUELO, estando poco afortunado en este tercio y acusando la bisoñez del caballo ante un toro muy complicado. Al final dio la vuelta al ruedo junto al cavaleiro portugués. Donde sí daría la verdadera medida de sus posibilidades fue en el toro que lidió de forma individual. Este sí fue un gran toro y Pablo lo aprovechó desde las primeras farpas, de plaza a plaza, colocadas sobre GIRALDA y convenció a todos de su calidad a lomos de CAGANCHO, con el que incluso después de dar por terminada la lidia por el presidente, fue obligado por el público, puesto en pie, a colocar dos banderillas más. Pablo había dejado su sello en la capital del toreo ecuestre y la prensa ya comenzaba a hablar de “Sorpresa para nosotros la exhibición del rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza que no tiene que ver –por lo menos esta noche así lo demostró- con sus colegas españoles.” (A Capital, por José Antonio Lázaro) o bien destacaban que “Una tercera parte de su actuación utilizó un caballo que presta una cierta emotividad en los lances y que, junto con un buen sentido del espectáculo, obtuvieron para el caballero los más fuertes aplausos de la noche”.

Un fastuoso y largo protocolo, dianas floreadas, carrozas, muchas ceremonias en el ruedo y Televisión Española en Directo desde la catedral del toreo a caballo, fueron las notas destacadas el 20 de julio de 1995 en la segunda presentación lisboeta del navarro. Fue un grandioso espectáculo, con los tendidos abarrotados para ver otro nuevo duelo hispano-luso, pero ahora todos a caballos: de una parte, los hermanos Joao y Antonio Ribeiro Télles y de la otra Fermín Bohórquez y Pablo Hermoso de Mendoza, con toros del hierro de Vinhas, que dieron buen juego, salvo el que lidió Hermoso de Mendoza en solitario y que tuvo un “extraño” comportamiento, no permitiendo el lucimiento, ni de Pablo, ni de GALLO. Esto añadido a que Pablo resultó cogido por el primero de la tarde, que saltó de salida al callejón, cayendo encima del navarro. Afortunadamente, todo quedó en magulladuras y algunos pequeños golpes, sin mayores consecuencias, pero que mermaron la primera de las actuaciones de Pablo en esa noche. Tras esa primera pequeña decepción de Pablo, salió a lidiar su segundo toro, ahora en collera con Bohórquez, y lo cierto es que volvieron a volver loco al público lisboeta, ahora apoyado en CAGANCHO y CHICUELO, en el tercio de banderillas. La prensa hacia hincapié en el juego del primer toro: “…tenía grandes problemas de visión. Manso hasta decir basta. Se defendía y se tapaba siempre…” (AR por Eduardo Leonardo” o “Manso, huidizo, sin clase, provocó el desconcierto en la arena, enfadó al caballero…….el toro fue retirado a cuerda” (Correo da manha. Por José Manuel Severino). Y también se hacía eco de la buena labor de los hispanos en el toro de duo: “clavaron hierros de gran emotividad e hicieron que sus caballos prestasen auténtico espectáculo de emotividad constante. Un final para, también, recordar durante mucho tiempo” (Correo da manha. Por José Manuel Severino).

El año 1996, Pablo fue contratado para actuar en Lisboa en dos ocasiones y ambas tuvieron muy diferente color. La primera fue el 8 de agosto y fue el total reconocimiento del estellés como ídolo en Portugal. Era la corrida de la Radio en su 21 edición, una de las más importantes del calendario portugués y en la que Pablo alternó con Joao Moura y Rui Salvador, lidiando toros de Antonio Charrua. Esa fue otra gran noche de ALDABICA, CAGANCHO y CHICUELO y la actuación de Pablo, conmocionó la cuna del toreo a caballo y si no, basta leer titulares como los siguientes: “El baño ese” (Sector 7. Por Manuel Vieira), “Lisboa se rinde a Pablo Mendoza” (O Crime, por Eduardo Leonardo), “El “hermoso” toreo a caballo” (Rincón Taurino, por Luís de Castro), “El gran baño” (Novo Burladero, por Joao Quiroz), “El toreo a caballo perdió la patria” (Farpas, por Miguel Alvarenga). Así apreciaba la prensa el baño que Pablo estaba dando a los cavaleiros lusitanos, o la entrega del público lisboeta, ya totalmente entregado al hermoso torero del estellés y que había conseguido arrebatar la patria del toreo a caballo y llevarla hasta tierras navarras.

Esto debió enfadar a algunos de los propios cavaleiros y sobre todo de sus más fanáticos seguidores, porque en el regreso de Pablo a Campo Pequenho el día 6 de septiembre del mismo año el ambiente era muy hostil hacia el navarro. Eso hizo que Pablo actuase un tanto nervioso ante el primer toro de Los Espartales, destacando en la monta a CAGANCHO, pero no al nivel que había demostrado. Ese nerviosismo fue a más en al quinto, éste de Luis Terrón, e incluso se lo transmitió al propio CHICUELO, con el que no consiguió sino que la “clá” perfectamente manipulada, le abuchease más. Entonces Pablo tomó una decisión extraña, como fue bajarse del caballo, agarrar una muleta y salir a torear a pie. Eso dividió más todavía al público: unos veían como un gesto de agradecer porque Pablo quería seguir dando espectáculo, pero otros lo tomaron como una falta de respeto hacia los Forcados. El caso es que con un alboroto tremendo, Pablo se retiró al callejón, sin apenas dar un pase a un toro que lo tenía por ningún lado. “Censuramos su pretensión de torear de muleta. El consentimiento dado por el Director de la Corrida, Etelvino Laureano, si bien es discutible, no va contra el Reglamento. Lo que está mal es que Pablo tome tal actitud en una corrida en que sabe que sus alternantes no tienen por hábito tal práctica. Su iniciativa, felizmente abortada por el propio toro que lo desarmó, por insólita y poco elegante, suscito polémica. Aplausos y pitos.” (Festa Brava, por Chaubet). Esa noche compartieron cartel con Pablo, los lusitanos Joao Moura y Antonio Ribeiro Telles.

Tras esa amarga noche, Pablo volvía a presentarse el 19 de junio de 1997, ahora con motivo de la alternativa de Tulio de Portugal de manos de Joao Moura, con el navarro y Rui Fernándes de testigos y toros de Cabral Ascensao. Aunque fueron cuatro caballeros, no hubo colleras, porque el festejo fue de ocho toros. La reconciliación de Pablo con el público fue total, y si bien en el primer toro, soso y entablerado, no ayudó en nada a ALDEBARAN, CHICUELO ni a GALLO, el segundo de mejor comportamiento colaboró con MARTINCHO y permitió el recital en banderillas de CAGANCHO y del que fue testigo de excepción el propio presidente de la República, Dr. Jorge Sampaio. El semanario Farpas, en letra de su director Miguel Alvarenga, describía así la labor de Pablo: “Pablo Hermoso de Mendoza demostró en la arena de Campo Pequenho la evidente superioridad de su arte y la clase inmensa de su toreo. Es sin lugar a dudas el mejor cavaleiro de la actualidad. Eximio equitador, extraordinariamente bien montado, dio cátedra, bordó el toreo y salió triunfador de una noche de toros que fue también una noche de emociones y de constantes presiones. La lucha no era fácil, pero Pablo Hermoso venció con la calma que lo caracteriza, bregando, citando, clavando y recreándose a la salida de las suertes con mando y temple, casi a convencernos que todo lo que hace es fácil. Si en su primer toro que lidió estuvo por encima de las medidas exigidas, en el segundo acabó con el cuadro, puso la plaza en delirio y volvió a decir que es el número uno del toreo a caballo de todo el mundo………” Pablo había vuelto a triunfar y sobre todo, había vuelto a disfrutar en las arenas de Campo Pequenho de ese entendido público, que tanto valora las cosas buenas que se hacen delante de los toros.

Por eso más tranquilo, aunque también más responsabilidado volvía el 6 de agosto de 1998, a lidiar una corrida de Luís Passanha en la que sería la alternativa de Rui Fernándes, que recogió los trastos del maestro Joao Moura. En una noche con tanto aliciente, lo triste fue que el protagonismo lo acapararon los toros y no precisamente por su buen juego. No ayudaron en nada a los cavaleiros y hicieron que el espectáculo fuese solo discreto. Pablo se presentaba sin su máxima estrella CAGANCHO, herido pocos días antes en Valencia y con la base fundamental cimentada en GALLO y CHICUELO. “Como sin huevos no puede haber tortilla, Joao Moura y Pablo Hermoso de Mendoza brillaron por la maestría que impusieron a la lidia, más faltó siempre el deseado movimiento que se espera ver en una corrida de toros y que aquí estuvo siempre ausente porque los bueyes no andaban, no daban un paso….” (Farpas, por Miguel Alvarenga).

Y así llegamos a 5 de agosto de 1999 y otra vez con un gran triunfo del rejoneador de Estella, ahora con toros de Vinhas, de excelente comportamiento, y junto a Joao Moura y Joao Salgueiro. Precisamente un caballo que había sido propiedad de este último torero fue la estrella en la lidia del segundo toro: FUSILERO. Sorprendió el caballo tordo con una lidia total, toreando de costado, clavando de plaza a plaza, haciendo piruetas…Lo que en el primer toro habían hecho en banderillas CAGANCHO y CHICUELO, FUSILERO lo hizo en el segundo tercio del sexto de la noche. Antes, a ambos toros los había parado un torerísimo LABRIT. De nuevo unanimidad en la prensa al elogiar la noche del jinete estellés con titulares tan expresivos como el de Farpas: “El gran show de Pablo”. O el de Diario de Noticias: “Pablo Hermoso de Mendoza en grande”. O Vida Ribatejana: “Pablo Hermoso, actuación de lujo en Campo Pequenho”. O más de Farpas: “Pablo Hermoso llegó a Lisboa y rubrió el toreo como hace mucho que no se veía en Portugal”.

Luego vendría el cierre de Campo Pequenho por las obras de reforma y que se alargarían hasta su reinauguración el 18 de mayo de 2006. Anunciándose a Pablo siete días después de esta fecha, en un cartel de máxima expectación al lado de Víctor Mendes y Julian López "El Juli", para lidiar astados de José Rosa Rodríguez para rejones y de Ortigao Costa para la lidia ordinaria. A pesar de dar su máximo esfuerzo Hermoso de Mendoza el torero de Estella no pudo cosechar el gran triunfo que deseaba, siendo fuertemente ovacionado en la vuelta al ruedo de su primero, saliendo a saludar al tercio en su segundo. VILLA, MERLIN, SILVETI, CURRO, CHENEL y SARMATA vieron acción esa noche en la arena portuguesa.

Para el 2007 el jinete navarro volvería a pisar el apreciado albero lisboeta, el día 3 de mayo, en otro cartel de máxima expectación, ahora al lado de los Moura, Joao padre e hijo, en la lidia de astados de Francisco Romao Tenorio. Pablo tuvo una actuación cumbre en la cátedral del rejoneo, toreando exclusivamente con caballos de su hierro y realizando dos auténticas obrad de arte taurino, una con VITI y RONDEÑO, y la otra con CURRO y CHENEL. Tan alto caló esta última en la afición lusa que obligaron a Hermoso de Mendoza a dar dos vueltas al ruedo, para salir posteriormente en hombros de la plaza, todo un acontecimiento ya que como se recordará en Portugal no se matan los toros y por ende no hay corte de trofeos.

Para el 2008 la cita fue el 17 de abril, alternando ahora con Luis Rouxinol y Joao Moura hijo en la lidia de un pesado encierro de Francisco Romao Tenorio. El caballista navarro tuvo que pechar primero con el pésimo estado del suelo, que estuvo a punto de costar más de un desaguisado, sortenado además el peor lote de la noche. Pablo intentó todo pero sus esfuerzos se estrellaron ante la nula colaboración de sus oponentes. Dos ovaciones cosechó en una noche donde sudaron la papeleta CURRO, SILVETI, RONDEÑO, CHENEL y NATIVO.

Y para el 2009 dos citas, la primera de ellas el 7 de mayo fecha en la que Pablo brindó en la capital lusitana una noche mágica con aromas de gran toreo, reventando Lisboa con dos faenas poderosas, técnicas y muy de verdad, muy del gusto del aficionado lusitano, mismas que le valieron cuatro vueltas al ruedo y una histórica salida en hombros por la Puerta Grande. Antonio Ribeiro telles y Vitor Ribeiro alternaron con el navarro en la lidia de astados de Passanha. DALI, CAVIAR, MANZANA, CHENEL e ICARO llevaron en sus lomos el protagonismo de tan especial noche.

Su segunda comparecencia fue diametralmente distinta por el pésimo juegos de los dos mastodontes de Passanha que le tocó enfrentar como parte de un cartel mixto al lado de Víctor Mendes y Pedrito de Portugal, quienes por su parte lidiaron bureles de Ortigao Costa. Hermoso de Mendoza lo intentó todo pero no había tela de donde cortar por lo que solo cosechó una vuelta al ruedo en su primero y una fuerte ovación en su segundo. CURRO, CHENEL, ICARO, DALI y CAVIAR llevaron en sus lomos el protagonismo de esa noche del día 16 de julio de 2009.

Para el 2010 Pablo actuó de nuevo en dos ocasiones en la arena lisboeta; la primera de ellas la noche del jueves 6 de mayo, en un festejo de máxima expectación que provocó un llenazo en Campo Pequeño. Joaquim Bastinhas y Tiago Carreira compartieron cartel con la figura navarra, lidiándose astados españoles de Fermín Bohórquez, los cuales dieron la nota del festejo, especialmente el pésimo lote que correspondió a Hermoso de Mendoza y que esfumó cualquier posibilidad de éxito. DALI, CHENEL, ICARO, CURRO, SILVETI y BAROJA hicieron todo lo posible pero en definitiva no hubo tela de donde cortar, dando el estellés una vuelta al ruedo para recibir la cariñosa entrega de una afición que le tiene en un lugar especial.

Su segunda comparecencia fue diametralmente distinta al cuajar a plenitud a dos toros de Passanha, realizando dos faenas sublimes por las que dió un total de cuatro vueltas al ruedo, siendo sacado en hombros y en olor de multitud por el conocedor público lisboeta. Esa noche del 15 de julio Pablo compartió cartel con Antonio y Joao Ribeiro Telles. DALI, CHENEL, CURRO, SILVETI e ICARO encandilaron con su actuar a la afición que hizo un llenazo en Campo Pequeño.

En el 2011 Hermoso de Mendoza hizo el paseíllo en campo Pequeño el 5 de Mayo, alternando con Antonio Ribeiro Telles y Joao Moura Jr., en la lidia de astados de Passanha. Con el cartel de ESGOTADO en la fachada del emblemático coso lusitano el centauro navarro brindó una borrachera de buen toreo a su primero, al que le realizó una magistral faena a lomos de MACHADO, CHENEL e ICARO, sacudiendo los cimientos de la plaza para dar finalmente dos vueltas al ruedo apoteósico. Con su segundo tuvo que esforzarse al máximo para hacerle la fiesta con TURRONERO, MANOLETE y PATA NEGRA a un burel deslucido y muy parado, labor por la que fue ovacionada.

Para el 2012 el genio estellés compareció en dos oportunidades ante el cónclave liboeta, la primera de ellas el 17 de mayo de 2012, alternando con Antonio Ribeiro Telles y Manuel Bastos Telles, en la lidia de bureles de los Herederos de Vinhas. En una noche que sirvió para ratificar el pundonor y entrega del centauro navarro que con un lote por demás complicado, especialmente su primero, vino a ratificar esa condición de figurón del toreo, valorada por el público luso que le aplaudió con fuerza en las dos vueltas al ruedo, una en cada toro, que dió. GARIBALDI, VAN GOGH, ICARO, VILLA, CHENEL, DALI y PIRATA volvieron a demostrar su clase en la cátedral del toreo a caballo.

En su regreso a Lisboa, el 6 de septiembre de ese año, Pablo volvió a hacer historia en el mítico coso de Campo Pequeño. Ni los más viejos del lugar recordaban a un torero a caballo recorrer el albero portugués en tres ocasiones en el mismo toro como lo hizo el navarro en su segundo al que le bordó el toreo. DISPARATE, CHENEL, ICARO, VILLA, MANOLETE, VIRIATO y PIRATA rayaron a gran nivel en ess festejo en el que Pablo compartió cartel con Antonio Ribeiro Telles y Rui Fernándes, lidiándose astados de María Guiomar Cortes Moura.

Para el 2013 Hermoso de Mendoza agendó de nuevo dos compromisos en la cátedral lisboeta. Su primer comparecencia ante el exigente cónclave fue el 16 de mayo, actuando al lado de Joaquim Bastinhas y José maría Branco, que tomaba la alternativa, en la lidia de bureles de Passanha. Sin contar con materia prima adecuada, el navarro brindó una actuación de total entrega que de nueva cuenta impactó al público de Campo Pequeño, dando una vuelta al ruedo en cada astado, si bien en el segundo la afición le exigía una más, la cual declinó por el propio respeto que el estellés le tiene a la catedral del toreo a caballo. Esa noche actuaron bajo la rienda del centauro de Navarra los siguientes caballos: DANTE, DISPARATE, ICARO, VAN GOGH y MANZANA.

En su segundo compromiso de nuevo una gran expectación y una gran entrada, la mejor de la temporada, la noche del 5 de septiembre, fecha en la que el estellés alternó con Antonio Ribeiro Telles y Miguel Moura, lidiándose astados de Passanha. lamentablemente fueron precisamente los astados los que dieron al traste con el festejo, especialmente el lote del navarro que fue totalmente infumable y anti-espectáculo. Aún con ello Pablo renovó su gran comunión con esta afición que le hizo dar una vuelta al ruedo en su segundo, siendo fuertemente ovacionado en su primero. NAPOLEON, MANOLETE, DISPARATE y PIRATA brindaron su mayor esfuerzo en el espectacular escenario portugués.

Para el 2014 Pablo fue contratado de nueva cuenta para actuar en dos festejos del serial lisboeta. Su primera cita fue el 15 de mayo, con el cartel de "esgotado" en las taquillasy con un ambiente de gala se vivió una noche mágica en la que el jinete navarro volvió a encandilar con su toreo al exigente y conocedor público de la capital prtugueas, brindando dos faenas de distinto corte pero con el sello de calidad y torería que distinguen al estellés, que en su primero dio dos vueltas al ruedo, sumando una más en su segundo. NAPOLEON, DISPARATE, CICUTA, VIRIATO y PIRATA deleitaron de nuevo las graderías de Campo Pequeño, esa noche en la que su jinete actuó al lado de Rui Salvador y Joao Moura Jr, lidiándose astados de Santa María.

Para el 4 de septiembre se repitió el "no hay billetes" para atestiguar una nueva actuación del estellés, alternando con Antonio Ribeiro Telles y Joao Moura Jr., en la lidia de astados de María Guiomar Cortes Moura. Pero el gozo se fue al pozo ya que Pablo enfrentó a dos toros casi imposibles, estando muy por encima de ellos y sacando lo poco que tenían en una labor muy por encima de su lote por la que fue ovacionado en su primero y dio una muy aplaudida vuelta al ruedo en su segundo. NAPOLEON, CHENEL, BELUGA, CHURUMAY y DISPARATE dieron lo mejor de sí en el dorado albero lisboeta.

Para este 2015 Pablo cumplió ya con una primera cita en el escenario lisboeta, el 4 de junio, alternando con Joao Moura y Marcos Bastinhas en la lidia de astadis de Varela Crujo. Ante otra gran entrada el estellés brindó en el albero lisboeta de Campo Pequeño una nueva lección de clase y toreo ante un lote que dio muy pocas opciones de lucimiento, dando una vuelta al ruedo en cada una de sus intervenciones. NAPOELON, BERLIN, DISPARATE y PIRATA lucieron su clase en Campo Pequeño.
FECHA 23 de Julio de 2015
LUGAR Plaza de toros de Campo Pequeño, Lisboa, Portugal
ENTRADA No hay billetes
TOROS David Ribeiro Telles 
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (vuelta y vuelta)
Joao Moura Jr (vuelta y vuelta)
Joao Ribeiro Telles (vuelta y vuelta)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de David Ribero Telles, número 80, de nombre Gorila, 568 Kg: De salida NAPOLEON (2 farpas); en banderillas BERLIN (5 banderillas).

Segundo toro de la Ganadería de David Ribero Telles, número 97, de nombre Tremendo, 658 Kg: De salida CHURUMAY (2 farpas); en banderillas DISPARATE (5 banderillas)  y PIRATA (3 cortas y un par a dos manos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS DALI, BELUGA, RONCO y VIRIATO

El 14 de julio de 1995, Pablo Hermoso de Mendoza hacía su primer paseíllo en la plaza de Campo Pequeño, auténtica catedral del toreo a caballo. Esta noche el rejoneador español cumplía veinte años de aquella fecha y además lo hacía celebrando su corrida número dos mil doscientos uno desde que tomó la alternativa. Dos razones para darnos cuenta de que a pesar del tiempo transcurrido y de los festejos celebrados, tiene más valor todavía ese cartel de ESGOTADO que indicaba que por primera vez en esta temporada, se había acabado las entradas en la taquilla.

Con lleno total y con un brindis por parte de Hermoso a los Forcados de Santarem, que también celebraban su centenario, inició la lidia del toro que abrió plaza y que salió con buen son, pero de inicio muy despistado y pendiente de lo que acontecía fuera del ruedo. NAPOLEON se tuvo que emplear en citarlo y en meterlo en la faena y cuando lo consiguió se pudo comprobar que el toro tenía buen galope y armonía en la embestida. Muy despacito fue toda la lidia de NAPOLEON  y los embroques que efectuó, dando el pecho en ambos, para dejar las farpas en lo alto y salir toreando rematando la suerte.

Las banderillas fueron la presentación de un caballo que va para figura a pasos agigantados y que esta noche enamoró a Lisboa y los amantes de las buenas reuniones y banderillas. BERLIN cuajó de principio a fin a este Gorila y marcó cinco banderillas de ajustadísima y celebrada ejecución. Las hubo en los medios y algunas al sesgo, que era donde el toro tenía más dificultad porque cortaba la salida al caballo y se le ponía por delante. De cualquier forma en estos menesteres es donde se disfruta de la calidad y sobre todo habilidad de BERLIN en la cara de los astados, porque a pesar del apretón, sale de la suerte limpio y torero. Pero además de las banderillas, hubo toreo de costado, llevando al toro metido en la cola y ajustándose a la velocidad que el toro imponía y que en varias ocasiones se metió por los adentros, rematando los galopes. Gran noche de BERLIN que se despidió del ruedo bajo una fuerte ovación.

El segundo toro de Pablo fue un enorme astado de 658 kilos que como hizo prever, se paró pronto y no consintió en dar movilidad a su grasosa anatomía. Las únicas carreras fueron en el tercio de salida, donde el toro en apenas dos galopes persiguiendo a CHURUMAY, ya se gastó y luego todo fue a toro parado. DISPARATE se estrelló una y otra vez ante la inmovilidad del astado y puso todo y más de su parte para lucir y para arrancarle algún galope. Todo el lucimiento vendría en cinco banderillas, marcando al pitón contrario y llegando hasta el mismo morro del astado. Luego innumerables veces le ponía la cola entre los pitones para interesarlos, pero solo sacaba arrancadas de un tranco. La hermosina no pudo ni soñarse, precisamente en una noche en la que era muy esperada y ni siquiera algún galope de costado. Al final tuvo que ser con piruetas como Pablo ponía todo lo que el astado no daba.

A pesar de las cinco banderillas, el navarro sintió que aquello había que rematarlo y cambió de registro y de montura y fue con PIRATA, quien colocó tres banderillas cortas, llegando al astado y calentando el tendido, rematando la faena y la actuación con un par a dos manos en el que lo tuvo que hacer todo, ante un toro inmóvil. Al final, el público contento con la variedad de espectáculo de Hermoso de Mendoza, que por otra parte lleva ya varias corridas seguidas en Campo Pequeño sin que le salga un toro para dar la medida de todo lo que tiene la cuadra, y eso que en esta corrida hubo toros extraordinarios, pero el navarro no tuvo suerte en el sorteo y se llevó el peor lote del encierro.


DIARIO DE NAVARRA. Por Koldo Larrea

 

Hermoso cuelga el 'no hay billetes' en la plaza de Lisboa

 

TOREROS Pablo Hermoso de Mendoza (vuelta en ambos), ........

INCIDENCIAS Plaza de Campo Pequeño, en Lisboa (Portugal). Lleno de 'no hay billetes' ('esgotado' en portugués). Corrida con­memorativa del centenario de los Forcados de Santarem, que dieron nueve vueltas al ruedo y todos salieron a hom­bros; al inicio del festejo, el presidente de la República les concedió la distin­ción Orden de Mérito. El ganadero tam­bién dio la vuelta al ruedo al final de la corrida.

 

Pablo Hermoso de Mendoza ce­lebró el jueves los veinte años pasados desde su debut en la plaza lisboeta de Campo Peque­ño (14 de julio de 1995) y lo hizo en la que fue la corrida 2.200 de su profesión, en una noche en la que la auténtica catedral del to­reo a caballo colgó el cartel de 'esgotado' ('no hay billetes') por primera vez en esta temporada.

En lo propiamente taurino, construyó a base de sabiduría dos lidias distintas. Muy solven­te y serena la rubricada con el que rompió plaza, un bonito ejemplar de 568 kilos, al que re­cibió con Napoleón. Dos recor­tes para pararlo y después hie­rros de castigo de frente y tem­plados. Seguidamente, llegó la presentación de Berlín, con el que dejó cinco banderillas, de ajustadísima y celebrada ejecu­ción. Las hubo en los medios y algunas al sesgo, que era donde el toro tenía más dificultad por­que cortaba la salida al caballo y se le ponía por delante. Y ade­más toreó de costado, llevando al toro embebido en su cola. To­do ello hizo que fuese despedido con una fuerte ovación.

Frente al cuarto, un toro hon­do de 658 kilos que se paró pronto, el caballero navarro se entregó al límite, alargando la faena para extraer el máximo partido de su oponente a lo lar­go de una labor de buena nota, que los aficionados supieron re­conocer. Con Churumay, colocó con maestría los hierros de cas­tigo. Después, con Disparate, se estrelló una y otra vez ante la in­movilidad del astado y puso to­do y más de su parte para lucir y para arrancarle algún galope. Todo el lucimiento vendría en cinco banderillas, marcando al pitón contrario y llegando hasta el mismo morro del astado. Al fi­nal, el estellés puso con piruetas todo lo que el astado no daba. Sacó a Pirata y se lució con las cortas, que calentaron los tendi­dos. Remató su faena con un par a dos manos en el que el jinete lo tuvo que hacer ante un toro in­móvil. La variedad del espectá­culo gustó al público, que com­prendió que el maestro había lu­chado contra el peor lote de la noche.




xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS (www.aplausos.es). Por Andrade Guerra



Se colgó el cartel de No hay billetes en Campo Pequeno

El momento de Moura y la entrega de Hermoso en Lisboa



Noche histórica de los forcados de Santarem que dieron nueve vueltas al ruedo y abrieron por primera vez la puerta grande



Histórica, inédita y para el recuerdo resultó la celebración del centenario del grupo de forcados Amadores de Santarém, cuyo cabo, Diogo Sepulveda, recibió en el ruedo la Medalla de Mérito de manos del representante del Presidente de la República. Todo el grupo cosechó un triunfo total, alcanzando el punto más álgido de su actuación con la pega de cara ejecutada por Antonio Goes, que le valió tres vueltas y abrir la Puerta Grande, por donde salieron todos los forcados, un hecho nunca antes vivido en Campo Pequeno.
........

La parte ecuestre de la octava del abono de Lisboa estuvo condicionada por una desigual corrida de David Ribeiro Telles: toros de mucho peso, nobles pero de poca chispa en general, excepto el bravísimo sexto.

.......

De todos es conocido el idilio entre Pablo Hermoso y la afición de Lisboa, sin embargo esta vez la sosería de los toros impidieron alcanzar un triunfo al navarro. Construyó a base de sabiduría dos lidias distintas. Muy solvente y serena la rubricada con el que rompió plaza, sin ninguna transmisión. En el cuarto se entregó al límite, alargando la faena para extraer el máximo partido de su oponente a lo largo de una labor de buena nota, que los aficionados supieron reconocer.

.......

Lisboa (Portugal), jueves 23 de julio de 2015. Toros de David Ribeiro Telles, muy nobles pero de escasa transmisión. Bravo el sexto. Joao Telles, vuelta; Hermoso de Mendoza, vuelta y vuelta; .........Los Forcados de Santarém dieron en total nueve vueltas al ruedo, la última de todo el Grupo que salió por la Puerta Grande. Entrada: Lleno de "No hay billetes".



xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



CORREO DA MANHA (cmjornal.xl.pt). Por Joaquim Tapada



Campo Pequeno no centenário do grupo de forcados de Santarém Extraordinária noite de toiros com o grupo de forcados a sair pela porta grande.



A corrida da última quinta-feira foi um espectáculo de muitas emoções, pois, era comemorativa do Centenário do prestigiado Grupo de Forcados Amadores de Santarém que, cumprirá 100 anos no dia 8 de Agosto estreando-se no ano de 1915, na praça de Almeirim. O cartaz de Lisboa, muito bem montado, incluiu o categorizado rojoneador espanhol Pablo Hermoso de Mendoza e os cavaleiros João Moura Filho e João Ribeiro Telles jovens figuras que prestigiam as suas dinastias, PARA a lide de toiros de David Ribeiro Telles que, naturalmente foram pegados pelos forcados do grupo centenário. O espectáculo resultou soberbo! Sob a direcção de Manuel Gama, assessorado pela veterinária Francisca Claudino, cavaleiros, forcados e ganadaria proporcionaram uma grande corrida de toiros que agradou à multidão que esgotou a primeira praça do país. Pablo Hermoso de Mendoza esteve ao seu nível e nas duas lides mostrou porque é na realidade uma Figura mundial da Tauromaquia. Preparações de categoria, ferragem bem colocada e ladeios espectaculares, tudo executado de FORMAharmoniosa.

.........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



FARPAS (www.farpasblogue.blogspot.com.es). Por Miguel Alvarenga



Campo Pequeno, ontem: tão cedo, não viveremos uma noite assim!



Lotação esgotada na oitava e última corrida da primeira parte da Temporada Sensacional do Campo Pequeno, praça em delírio com a histórica comemoração do centenário do glorioso Grupo de Forcados Amadores de Santarém, que saíu pela porta grande, feito inédito em mais de cem anos de existência da Monumental de Lisboa e noite de apoteose do toureio a cavalo com momentos únicos em memoráveis actuações de Pablo Hermoso, de João Moura Jr. e de João Ribeiro Telles. A noite terminou com um ambiente que dificilmente se repetirá e que se junta assim ao histórico "mano-a-mano" de Ventura e "El Juli" como dois momentos marcantes e únicos do esplendor que se vive este ano no Campo Pequeno. E na temporada nacional.

Este é, sem sombra de dúvidas, o ano grande do Campo Pequeno. Que vive uma época de esplendor, insisto, só comparável à das recordadasFabulosas Corridas de Verão da década de 60, quando à frente da primeira praça do país estava esse Homem único que foi Manuel dos Santos. Pode não haver lugar a comparações possíveis, foram e são tempos distintos, mas a verdade é que o fantástico trabalho que tem sido desenvolvido por Rui Bento e pela Dama de Ferro, a Drª Paula Mattamouros Resende, há-de ficar também no anais da História do Campo Pequeno e marca para todo o sempre esta época de verdadeira glória que se vive na Monumental de Lisboa - que ontem fechou, com lotação esgotada, a primeira parte de uma temporada que não tem sido só "sensacional" de nome, tem-no sido mesmo de verdade.

E este é também o ano grande dos forcados e das pegas memoráveis. Depois das brilhantes actuações de todos os grupos que passaram pelas oito primeiras corridas do ano na capital e entre as quais há que destacar a de Marcelo Loia (Barrete Verde de Alcochete) na Corrida TV e a de Pedro Espinheira na noite de homenagem a Mestre Batista, a nocturna de ontem consagrou uma vez mais, sem que isso fosse minimamente necessário (todo o mundo reconhece tudo aquilo que em cem anos de existência significou a trajectória do Grupo de Forcados Amadores de Santarém), o mais antigo grupo de forcados do mundo - que, caso inédito, abriu a porta grande e por ela saíu apoteoticamente "em ombros",como prémio pela memorável actuação de ontem e por obra e graça das três voltas que deu à arena esse miúdo franzino, pequeno, cara de ainda jovenzinho, de nome António Goes, autor da quinta pega da noite, pega não, um pegão do outro mundo, quatro vezes sofreu violentos derrotes, quatro vezes esteve para sair e quatro vezes ali ficou, braços de ferro, coração de gigante, e o público levantou-se como que impelido por uma mola, acho que ninguém ficou sentado, e o honrou minutos a fio com a mais estrondosa ovação que nos últimos anos se ouviu numa praça de toiros. Três voltas e muitas mais dava, não fosse humildemente recolher à trincheira e se juntar aos seus, honrados e orgulhosos, que o abraçaram, apertaram e beijaram pelo seu feito histórico, quando todos continuavam de pé e o aclamavam em delírio numa noite que vai ficar gravada por muitos anos na memória de todos.

...........

Pablo e a apoteose do toureio a cavalo

Apesar do pouco empenho dos toiros da ganadaria de Mestre David Ribeiro Telles, de que apenas se destacaram os dois últimos e muito em particular o último (texto), os três cavaleiros encarregaram-se de pôr e de dar o que nos toiros não havia e por isso, mercê da sabedoria e da inteligência de Pablo, de Moura e deTelles, quase não se deu pela pouca transmissão e pela escassa emoção que os caracterizou no geral (aos toiros, obviamente).

estanova linha da afamada ganadaria, que teve sempre comportamento duro e emotivo, resultante agora do trabalho desenvolvido a partir da introdução de um semental de encaste Murube de Francisco Romão Tenório, permitiu dar um toque mais "light" aos temidos toiros de Telles, proporcional ao toureio de arte que estes toureiros interpretam, retirando, contudo, a emoção e a transmissão que se deseja e é, afinal, a grande essência do espectáculo tauromáquico.

Os toiros de ontem estavam corpolentos, muito bem apresentados, proporcionaram grandes pegas e só não condicionaram artisticamente o espectáculo porque, na verdade, estavam em praça três grandes toureiros e todos eles a viver momentos únicos nas suas carreiras.

Os dois de Pablo Hermoso pouco investiram. Valeram as magníficas montadas do rejoneador e a sua imensa arte, a sua forma tão peculiar de interpretar o toureio a cavalo. Tudo o que fez parecia fácil, houve momentos que galvanizaram o público, num misto de bom toureio e de estético bailado, maravilhoso, empolgante mesmo. O público lisboeta voltou a manifestar o seu grande carinho por Pablo e Pablo voltou também a corresponder. Houve ligeira oposição (assobios) quando no quarto terminou a lide com o "carroucel" de bandarilhas curtas, mas Pablo Hermoso calou os poucos assobios com um magnífico e perfeito par de bandarilhas montando o elástico cavalo "Pirata". Viveu momentos altos com o "Churumay", com o "Berlin" e com o "Disparate". Manteve, em suma, o altíssimo nível que em 25 anos de alternativa tem pautado as suas actuações em Portugal - onde continua a ser um ídolo, indiscutivelmente.

.........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



MUNDOTORO (www.mundotoro.com). Por Francisco Morgado



LISBOA Brillaron en Campo Pequeño

Hermoso y Moura, palabras mayores

Los Forcados salieron por la Puerta Grande, algo inédito. El público disfrutó con Hermoso y Moura. Se colgó el 'no hay billetes'



Un lleno total en los tendidos, en una corrida donde se conmemoró el centenario del Grupo de Forcados Amadores de Santarém, los más antiguos de Portugal y uno de los principales del escalafón lusitano. Más de 500 jóvenes han pasado por sus filas a lo largo de este tiempo y, por eso, en los tendidos estaban las 'viejas glorias' de esos forcados. Al inicio de la efeméride, el Presidente de la Republica concedió una distinción oficial honorífica -grande oficial da Ordem de Merito- al grupo antes del comienzo del espectáculo.

Pablo Hermoso salió a lomos de Napoleón para recibir a su primero de la ganadería de David Ribeiro Telles, un bonito ejemplar de casi 600 kilos. Dos recortes para pararlo y después hierros de castigo de frente y templados. Con Berlín puso banderillas y lidió al correr de las tablas, cambiando viajes con la grupa de su montada.  Su cuarta banderilla fue de frente y ceñida al estribo y así, sencillamente, metió al público en la corrida.

Churumay y Pablo Hermoso salieron para dar lidia al cuarto de la noche. Un toro hondo, de 630 kilos, al que el navarro dobló y colocó con maestría para los hierros de castigo. Disparate salió para banderillas y montó un alboroto. Lidia perfecta. Colocación de las banderillas perfectas. Una lección práctica de toreo a caballo. Y todo con temple y con sus tiempos de toreo. Terminó con Pirata en un par a dos manos.

........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



TOURO E OURO (www.touroeouro.com). Por Joao Denis



LISBOA. "SANTAREM" antes, durante e depois!



........

Este espectáculo teve aínda boas actuagoes de Pablo, Moura Júnior e Telles Junior, dando o representante da ganadaria volta ao sexto toiro.

Praga absolutamente cheia, num espectáculo festivo e de muita emocao.

........

Pese embora a noite fosse dos forcados, a verdade é que no Campo Pequeño  estava também o 'monstro' Pablo Hermoso de Mendoza. Foram duas lides correctíssimas, completas e com grande regularidade. Pablo brilhou na prime ira actoacao com o Berlín e na segunda com o Disparate e Pirata. Pablo agradou embora o seu lote de toiros nem sempre tenha transmitido. O ginete navarro, teve de por todo, mas mesmo todo para que o público vibrasse. Disto entende como ninguém e alí esteve em versao triunfaI.

.........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS. Por Andrade Guerraç



El portugués realizó lo más brillante mientras que el navarro se impuso a un lote sin transmisión

El momento de Moura y la maestría de Hermoso



.........

De todos es conocido el idilio entre Pablo Hermoso y la afición de Lisboa, sin embargo esta vez la sosería de los toros impidieron alcanzar un triunfo al navarro. Construyó a base de sabiduría dos lidia; distintas. Muy solvente y serena la rubricada con el que rompió plaza, sin ninguna transmisión. En el cuarto se entregó a límite, alargando la faena para extraer e máximo partido de su oponente a lo largo de una labor de buena nota que los aficionados supieron reconocer.

........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



6 TOROS 6. Por Pedro Marques



GRAN ACTUACION DE JOAO MOURA HIJO



Ambiente de lujo en la plaza de Campo Pequeño para asistir a uno de los acontecimientos de la temporada. Con el cartel de "No Hay Billetes" puesto en las taquillas, el Grupo de Forcados Amadores de Santarém celebró su centenario .......

Hermoso de Mendoza se llevó un lote noble y con clase, pero que se acabó pronto. Una vez más impresionó la excelente doma y la forma perfecta como monta a caballo. Con su primero destacó a lomos de "Berlín", con el que clavó banderillas excelente nota rematando su lidia con "Pirata", clavando tres cortas y un par a dos manos tam­bién de banderillas cortas.

En una noche en la que celebraban su centena­rio el Grupo de Forcados Amadores de Santarém salió por la Puerta Grande, un hecho inédito des­pués de las seis extraordinarias pegas que ejecu­taron, en especial la de Antonio Goes, que fue un auténtico himno a esta suerte tan portuguesa.

GALERIA FOTOGRÁFICA DEL FESTEJO  

Ampliar imagen

Brindis por parte de Pablo a los Forcados de Santarem, que celebraban su centenario.

Ampliar imagen

NAPOLEON se tuvo que emplear en citar y en meter en la faena al que abrió plaza y cuando lo consiguió se pudo comprobar que el toro tenía buen galope y armonía en la embestida.

Ampliar imagen

BERLIN cuajó de principio a fin a este burel y marcó cinco banderillas de ajustadísima y celebrada ejecución.

Ampliar imagen

La primera vuelta al ruedo que dio Pablo en esta noche de matiz especial.

Ampliar imagen

En apenas dos galopes persiguiendo a CHURUMAY, el astado ya se gastó y luego todo fue a toro parado.

Ampliar imagen

DISPARATE se estrelló una y otra vez ante la inmovilidad del astado y puso todo y más de su parte para lucir y para arrancarle algún galope.

Ampliar imagen

PIRATA, quien apareció para la colocación de tres banderillas cortas, llegando al astado y calentando el tendido.

Ampliar imagen

La segunda vuelta al ruedo recibiendo el reconocimiento de la afición lisboeta.

Ir a la parte superior de esta página