Mérida

Pablo Hermoso de Mendoza hizo su presentación en el flamante escenario del Coliseo Yucatán y la efeméride quedó marcada para la historia con la impronta de la sublime faena que le realizó a un extraordinario toro de los Encinos.

Fecha:
1 de Marzo de 2015
Categoría de la plaza:
Primera

El Coliseo Yucatán tiene una superficie de 81,200 m2. Con un aforo para 10,000 personas, 30 palcos platinos y 34 palcos dorados, es el recinto que alberga los más importantes eventos artísticos, deportivos y culturales de la península.

Coliseo Yucatán cuenta con 2,000 cajones de estacionamiento para quienes asistan en automóvil y convenios para transporte público directo. El Coliseo Yucatán se distingue por sus instalaciones de primer nivel. Éstas son amplias, climatizadas y se encuentran bajo techo. Así como con cómodos baños y área de bar y snacks.

Fuente: coliseoyucatan.com

Si bien Pablo Hermoso de Mendoza ha actaudo ya en 14 ocasiones ante la afición de la capital yucateca en su plaza Monumental; está sera la primera vez que lo haga en el flamante escenario del Coliseo Yucatán. Un ultramoderno y multifuncional espacio que viene a constituit todo un revulsivo para los eventos de gran magnitud que se llevan a cabo en la preciosa ciudad peninsular.

FECHA 1 de Marzo de 2015
LUGAR Coliseo, Yucatán, Mérida, Yucatán, México
ENTRADA Tres cuartos
TOROS Fernando de la Mora     Los Encinos  
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y oreja)
Arturo Saldívar (silencio y oreja)
Fermín Espinosa “Armillita” (palmas y silencio)
CABALLOS UTILIZADOS

 Primer toro de la Ganadería de Fernando de la Mora, número 94, 530 Kg, de nombre Pájaro Azul. De salida  CHACMAT (2 rejones de castigo); en banderillas DUENDE (2 banderillas) y HABANERO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas, dos pares de banderillas a dos manos y un rejón de muerte).

 Segundo toro de la Ganadería de Los Encinos, número 93, 588 Kg, de nombre Montejo. De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (3 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas, un par de banderillas a dos manos y un rejón de muerte tras pinchazo).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS NAPOLEON y DALI

Cuando el cuarto de la tarde, de nombre Montejo, apareció en la arena de inmediato llenó el ruedo con su bella lámina e imponente trapío, un torazo hondo, serio, cuajado y con una romana cercana a los 600 kilos. Pero lo mejor lo llevaba en sus adentros, un mar de bravura expresado en el recorrido y en la clase con la que metió la cabeza ya desde los primeros tanteos que le planteó CHURUMAY, que disfrutó de llevar en su largos galopes al astado embebido en su cola, reduciéndole progresivamente los terrenos para después castigarlo yendo de frente en dos reuniones de gran exposición y de indudable mérito por la fuerza del burel. Habiendo quedado perfectamente atemperado el de Los Encinos la escena estaba puesta para una fiesta grande con la llegada de DISPARATE al ruedo, y así fue, el castaño brindó una inolvidable sinfonía de toreo ante un ejemplar que se venía arriba y que embestía sin descanso, siempre con calidad y transmisión, así aquello resulto inmenso, galopes a dos pistas, hermosinas, piruetas y remates, todo ello como parte de tres banderillas de perfecta e inmejorable ejecución técnica, demostrando el hijo de GALLO que es muy difícil superar su tauromaquia cuando enfrente tiene materia prima de real valía como la de esta tarde.

DISPARATE se retiró con una cerrada ovación de por medio y en su lugar apareció VIRIATO, que de inmediato se enroscó a Montejo y lo llevó enganchado prácticamente a su cuerpo, describiendo ambos una sola línea de desplazamiento como si de una coreografía se tratase, una improvisada coreografía de valor, de arrebato, de poder a poder y de total proyección estética que prácticamente conmocionó a un público embelesado con lo que estaba viviendo. A estas alturas el burel tenía todavía fuelle suficiente, a pesar de los kilos que llevaba a cuestas, para ofrecerle pelea a un PIRATA que en verdad disfruta este tipo de astados, así las cortas, sin solución de continuidad, fueron emocionantes y monumentales, como monumental resultó el par de banderillas a dos manos, todo un dechado de templanza y despaciosidad. Y aquí necesariamente vamos a entrar al terreno de las suposiciones y de lo que pudo o debió haber pasado; la primera de ellas es que para muchos de los asistentes, entre quienes nos incluimos, el toro era indiscutiblemente de indulto, más sin embargo es el público quien en este tipo de situaciones se manifiesta y presiona para solicitarlo a la autoridad, y esta tarde no fue el caso; así que pasando a la segunda estamos hablando definitivamente de una faena que era de rabo, solo que el rejón de muerte encontró hueso en el primer viaje, quedando sepultado al segundo intento, haciendo rodar al notable burel que recibió los honores del arrastre lento, si bien insistimos en que muchos nos quedamos con la sensación de que merecía habérsele perdonado la vida. Por cuanto a la premiación Pablo recibió una oreja, su segunda de la tarde y que le abrió la Puerta Grande, aunque de igual forma más que con el trofeo nos quedamos con el recuerdo de semejante obra tauromáquica.

Con el que abrió plaza, un buen toro de Fernando de la Mora, el jinete navarro se explayó en una lidia emotiva y de perfecto conocimiento de terrenos y distancias, CHACMAT tardó en hacerse con su embestida ya que el burel salió enterándose, pero tras el primer rejón comenzó a embestir tras la grupa del tordo. DUENDE abrió tercio y lució tanto en las preparaciones de las suertes como a la hora de reunirse, con clase, con elegancia, viéndose sobrado el caballo ante un oponente que tendía a frenarse en los embroques.

HABANERO llegó para hacer cimbrar los cimientos del Coliseo con dos banderillas temerarias y espectaculares, consintiendo y dando todas las ventajas al toro, aguantando en verdad para poder hilvanar sus piruetas que fueron coreadas una y otra vez por el respetable. La faena estaba en su punto álgido cuando apareció PIRATA para hacerla crecer aún más con la rueda de cortas, dos pares de banderillas a dos manos seguidos de desplantes a máxima cercanía y cerrar la lidia con un rejón hasta la empuñadura que terminó con la existencia del de Fernando de la Mora. Siguiendo en la línea de lo anteriormente comentado creemos que esta labor era para dos orejas más sin embargo el palco no lo consideró así y concedió solo una al jinete en plaza.

 

DIARIO DE YUCATAN (www.yucatan.com.mx). Por Antonio Rivera

 

Un elegante repertorio

Pablo Hermoso de Mendoza maravilla al Coliseo Yucatán

 

La fiesta brava es como un libro generoso en cuyas hojas cada cual puede escribir su nombre con letras sometidas al juicio y rigor del tiempo. La presentación de Pablo Hermoso de Mendoza en el Coliseo Yucatán -ante casi un lleno en los tendidos- demostró que su nombre está grabado a oro y fuego, a la vista de dos aspectos fundamentales: es una primerísima e incombustible figura del toreo que sigue convocando multitudes y se mantiene en la cumbre, y es un catedrático del toreo a caballo al brindarnos dos faenas magistrales.

El centauro abrió con “Pájaro Azul”, un berrendo de preciosa lámina y que a la postre resultaría el astado de mejores condiciones del encierro de Fernando de la Mora. Lo cuidó Pablo al colocar en buen sitio sólo dos rejones de castigo y con banderillas, aquello fue gozar un repertorio de colocación de los palos sin pasarse nunca, con precisión y con clasicismo -clavando siempre por delante del estribo- unas veces dando el pecho, otras cambiando el viaje con sutileza y buen gusto, otras al salir por piruetas ligadas en la misma cara del burel. Así colocó las de uso regular, las cortas ligadas en un palmo, a dos manos, ante el clamor del público presente, que lo aclamó hasta pasear con la primera oreja de la tarde.

Momento sublime

La cumbre vendría con su segundo, “Montejo”, de Los Encinos, de 586 kilos. Bravo, codicioso, emotivo y exigente, un toro con toda la barba, que salió de toriles hecho un tren. Pablo lo recibió en los medios para lidiarlo en un palmo, atemperando aquella tempestad de bravas embestidas. Con las banderillas, montando a “Disparate”, armó la escandalera al llevar cosidos a la grupa los pitones del de Los Encinos por espacios de tiempo y distancia interminables, con una demostración admirable de la monta en la suerte de la “hermosina”, cambiando infinitas veces el costado del caballo en las mismas astas del toro, con temple y arte, con emoción y verdad. Las cortas y el par a dos manos las colocó con el toro entero y luego de un pinchazo en lo alto, colocó un rejón entero para recibir la segunda oreja con mucha fuerza. Merecido homenaje recibió “Montejo” en el arrastre lento. Entrega del rejoneador ante su público que, emocionado, se entregó ante el magisterio de una figura de época.

………………………..

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

MILENIO NOVEDADES (www.milenionovedades.com). Por Sipse

 

Hermoso toreo de Pablo

El centauro navarro realiza gran faena en el Coliseo Yucatán: corta 2 orejas y sale en hombros por la puerta grande.

 

Ante más de 8 mil espectadores, Pablo Hermoso de Mendoza refrendó su valía como centauro y logró enardecer a la fanaticada taurina que lo aplaudió a rabiar para tratar de convencer al juez de plaza, Ulises Zapata León, quien se negaba a concederle al jinete navarro las 2 orejas de su segundo enemigo, ayer en la corrida efectuada en el moderno Coliseo Yucatán.

El ibero se mostró alegre, jovial y entregado a su oficio, colgando los rejones de mil maneras posibles, e incluso exponiendo a sus cabalgaduras ante los tajazos de las bestias que le tocó en suerte.

Un burel berrendo capirote de la ganadería de don Fernando de la Mora, con el que inició el festejo al que Pablo le clavó banderillas y rejones de castigo montando sobre “Chereke”, un tordo rodado que mostró carácter para burlar las embestidas e incluso “cocear” con los cuartos traseros para poner distancia del burel. Luego, Hermoso cambió de cabalgadura y trajo a “Napoleón”, otro tordillo de menor alzada pero rápido de remos con el que el centauro colgó las cortas y banderilló a 2 manos, para seguirse al quiebro, que le valió palmas del respetable.

Finalmente, montó a “Churrumai”, un bayo de fina estampa con el que clava el rejón de muerte, donde Pablo descendió de su equino y el toro dobló para que le sea concedida una oreja, con la que se tomó la vuelta con devolución de prendas.

El mejor toro

Sin duda, el mejor toro de la tarde fue el corrido en cuarto sitio nombrado “Montejo”, de la ganadería de “Los Encinos”, que levantó la romana hasta 588 kgs sobre los lomos. El montejuno cárdeno era un toro “chosto”  (viejo) de larga cola pero de gran bravura con el que Pablo se regodea montando  de nuevo a “Churrumai”, ejecutando suertes y requiebros como hacer hilo corriendo de costado, cambios inesperados que sacan de quicio al animal y enciende a los tendidos que baten palmas al ritmo de la música de la plaza.

Luego trajo a “Disparate”, un alazán tostao con el que Hermoso se luce a las mil maravillas ejecutando el “Tío vivo” (carrusel), lances para colgar los garapullos al quiebro, pases milimétricos a la grupa y al estribo, que volvieron un manicomio al coso y Pablo, ya con la sonrisa en los labios, metió el acero para efectos rápidos, mismo momento para que su montura salte sobre el bicho caído y hasta lo muerda. Hermoso de Mendoza también montó a “Duende” (tordillo), “Habanero” (bayo), “Pirata” (blanco), “Dalí” (alazán) y “Viriato” (tordo).

El usía Zapata se portó cicatero con los premios, incluso tardó en conceder y al filo de la bronca soltó el arete… Pablo dijo en el callejón que el burel merecía el arrastre lento por su desempeño, ya que nunca dejó de embestir, incluso -aseguró-, una faena así, en la Plaza México era para que le otorgaran hasta el rabo. Dio vuelta al ruedo con devolución de prendas.

………………….

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

LA VERDAD (www.laverdadyucatan.com).

 

Pablo Hermoso conquista el Coliseo Yucatán

 

El rejoneador español Pablo Hermoso de Mendoza fue el triunfador de la quinta fecha de la temporada taurina 2014-2015, luego de tener una tarde redonda al cortar dos orejas y salir en hombros de la arena Coliseo Yucatán.

El triunfador de la plaza fue el primero en ver acción al torear a Pájaro Azul de 530 kilogramos.

El esperado rejoneador mostró su calidad y experiencia, lo cual el publico fue reciproco con el y se lo agradeció con aplausos. Lucio en todo momento sobre sus caballos que mostraron una agilidad y movimientos perfectos para provocar en varias ocasiones al toro.

Sus rejones de castigo fueron certeros, mientras que el rejón de muerte fue preciso y eso le costo haberse ganado su primera oreja de la tarde.

El español hizo lo que quiso con sus rivales y en su segunda aparición volvió a mostrar su destello de calidad ante su rival Montejo de 588 kg.

Su ultima aparición fue la mas aplaudida por los aficionados yucatecos. !Ole, ole!, le gritaban al rejoneador por sus buenas intervenciones con el burel.

El toro respondió en todo momento al llamado de Pablo, sin embargo, a la hora de acabar con su oponente fallo en su primer intento con el acero y en la segunda estocada fue eficaz para que el juez Ulises Zapata le otorgue su segunda oreja.

También se llevo la ovación del respetable al poner par de banderillas en sus dos actos.

 ………………………

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

APLAUSOS (www.aplausos.es). Por Redacción

 

Hermoso de Mendoza se lleva el gato al agua en Mérida

Cortó una oreja a cada ejemplar de su lote en un festejo mixto en el que Saldívar también tocó pelo

 

Pablo Hermoso de Mendoza fue el triunfador del festejo mixto celebrado este domingo en la mexicana ciudad de Mérida. El jinete navarro cortó una oreja a cada toro de su lote ………………….
Mérida (México), 1 de marzo de 2015. Plaza de Toros Coliseo Yucatán. Toros de Fernando de la Mora (1º, 2º, 3º, 5º y 6º) yLos Encinos (4º). El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, oreja y oreja; …………………… Entrada: Tres cuartos.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

SUERTE MATADOR (www.suertematador.com). Por Redacciónç

 

Pablo Hermoso de Mendoza a hombros en el Coliseo Yucatán

 

El Coliseo Yucatán de Mérida, registro tres cuarto de aforo, en una tarde interesante en la que Pablo Hermoso de Mendoza ha cuajando una faena con maestría para cortar dos orejas y ser, el triunfador del festejo. ……………………………... Se lidiaroncinco toros de la ganadería de Fernando de la Mora y uno de Los Encinos, que fue de arrastre lento y le correspondió a Pablo Hermoso de Mendoza.

Ficha: Mérida, Yuc.- Quinta corrida de la temporada. Coliseo Yucatán. Tres cuartos de entrada. Cinco toros de Fernando de la Mora, que cumplieron en general, y uno de Los Encinos (4o., rejones), que mereció arrastre lento. El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Oreja y oreja con petición de la segunda. ……………………… El juez Ulises Zapata, sin problemas

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

AL TORO MEXICO (www.altoromexico.com). Por Juan Alvarez

 

Le tumbó una oreja a cada toro

Haciendo valer su vitola de figura, el caballista navarro Pablo Hermoso de Mendoza se erigió como el máximo triunfador de la quinta corrida de la temporada en Mérida, tarde en la que cortó dos orejas y Arturo Saldívar un apéndice, en festejo realizado en el Coliseo Yucatán.


Ante una destacada entrada, tres cuartos de plaza, se corrieron cinco toros de la ganadería de Fernando de la Mora y uno de Los Encinos, que mereció los honores del arrastre lento y con el que el caballista navarro realizó lo más torero de la tarde.

Con el que abrió plaza, Hermoso de Mendoza tuvo un arranque hasta desconcertante, con mala puntería errando en el primer rejón y sin encontrar el ritmo al toro berrendo de Fernando de la Mora, que hasta le alcanzó a una de sus cabalgaduras.

Con todo el rodaje a cuestas, el caballista enmendó la plana en el tercio de banderillas alcanzando buenos  momentos ante un toro que no terminó de entregarse, pero con el que se dio tiempo para algunas alegrías toreando de costado, subiendo de tono su labor dando el pecho de sus jacas y acertando con la hoja de peral para la primera oreja en la espuerta.

Pero lo mejor de la tarde vino con el toro de Los Encinos, un toro bravo con el que dio paso a una faena sin mácula, con vitola de figura. Destacó su toreo de costado a bordo de “Disparate”, templando embestidas  y luciendo lo indecible en la interpretación de la “hermosina”, suerte de su creación en la que intercala ambos lados de la grupa, con el toro cosido a su cabalgadura mientras rueda a dos pistas por toda la circunferencia. Se levantaron aficionados de sus butacas.

El estellés se sintió torero y lució con rejoncillos, banderillas largas y cortas, a una y dos manos, por lo que fue una pena el pinchazo que antecedió al rejonazo definitivo y que lo privó de un triunfo redondo.

…………………………..

 

Ficha  Mérida, Yuc.- Quinta corrida de la temporada. Coliseo Yucatán. Tres cuartos de entrada. Cinco toros de Fernando de la Mora, que cumplieron en general, y uno de Los Encinos (4o., rejones), que mereció arrastre lento. Pesos: 530, 510, 486, 588, 490 y 530 kilos. El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Oreja y oreja con petición de la segunda…………………. El juez Ulises Zapata, sin problemas

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

6 TOROS 6. Por Alvarez

 

TRIUNFOS DE HERMOSO Y SALDIVAR

 

Tras un inicio vacilante, después de errar con un rejón y verse en apuros con uno de sus caballos, Hermoso rayó a gran altura para redondear una tarde de figurón que se saldó con el corte de dos orejas. Con el que abrió festejo Pablo cuajó un sobervio tercio de banderillas alcanando buenos momentos ante un toro que no terminó de entregarse, pero con el que el rejoneador subió de tono su labor dando el pecho de sus caballos y acertando con la hoja de peral, para cortar la primera oreja.

Pero lo mejor de la tarde vino con el ejemplar de Los Encinos, un toro bravo con el que dio paso a una faena sin mácula. Destacó su toreo de costado a bordo de ‘Disparate’, templando embestidas y luciendo lo indecible en la interpretación de la hermosina, suerte de su creación en la que intercala ambos lados de la grupa, con el toro cosigo a su cabalgadura mientras rueda a dos pistas por toda la circunferencia. El estellés se sintió torero y lució con rejoncillos, banderillas largas y cortas, a una y dos manos, por lo que fue una pena el pinchazo que antecedió al rejonazo definitivo y que le privó de un triunfo redondo.

...............

Ir a la parte superior de esta página