Zaragoza

Memorable faena la que Hermoso de Mendoza realizó esta tarde en Zaragoza con el que abrió plaza; un toro muy complicado de Fermín Bohórquez, muy exigente y difícil de lidiar y ante el que el navarro expuso su maestría y su poder lidiador.

Fecha:
10 de Octubre de 2014
Categoría de la plaza:
Primera

La plaza de toros de Zaragoza, con categoría administrativa de primera, también es una de las más antiguas de España, pues data de 1764, año en el que se iniciaron y finalizaron sus obras.

Se construyó en tiempo récord: poco más de setenta días. Conocida como plaza de Pignatelli, en recuerdo a su arquitecto, también recibe el nombre de coso de la Misericordia, al pertenecer a la Casa-Hospicio, situada en el edificio anejo en que hoy se aloja la Diputación Provincial. Sin embargo, de aquel coso levantado en poco más de dos meses sólo queda el recuerdo.

Poco a poco, con el paso de los años, han sido muchas las reformas que se llevaron a cabo. La última y más importante, aquella que le dio su aspecto actual, data del año 1917. Su aforo quedó entonces en 14.300 localidades, y la dimensión de su ruedo en 48 metros de diámetro.

A lo largo de su historia, y muy especialmente en el siglo XX, la plaza de Zaragoza ha sido, y es, una de las más importantes del toreo. El desarrollo de sus temporadas -se daban muchas e importantes novilladas, en las que se forjaron un gran número de toreros, entre otros, el maestro Paco Camino- y muy especialmente su feria en honor a la Virgen del Pilar, la han situado a lo largo de los años en un escenario destacado. La seriedad del toro que se lidia en su ruedo y la exigencia de su afición también son famosas entre los toreros.

La de la capital de Aragón también fue la primera plaza de toros cubierta de España. La primera fase del techado se inauguró en el abono pilarista de 1988, finalizándose por completo dos años después. Entrados ya en el siglo XXI, el coso sufrió en el año 2002 una importante reforma, sustituyéndose los tendidos antiguos para dotar al recinto de mayor confortabilidad, lo que supuso una disminución del aforo, que se sitúa actualmente en 10.360 localidades.



FUENTE: Alfonso Santiago

Cuando Pablo Hermoso de Mendoza casi daba por terminada su temporada 1993, fue requerido por sorpresa para actuar en la Feria del Pilar de Zaragoza y así poder debutar en esta plaza de la máxima categoría en España.

Decimos por sorpresa porque fue contratado apenas una semana antes de iniciar el ciclo y por una curiosa circunstancia, como fue, que la empresa había programado una novillada para el viernes o de octubre en la que actuarían Jesús Pérez "El Madrileño", Bernabé Miedes y Pepe Luis Gallego y que sería televisada en directo por Televisión Española. Por alguna extraña razón, la Empresa y Televisión no se pusieron de acuerdo en el horario del festejo, y mientras los primeros anunciaron el festejo a las 9:00 de la noche, Televisión anunció y preparó su programación para las 9:30 h. de esa misma tarde. Solución: contratar a un rejoneador para que lidiase un toro en ese espacio y así poder televisar la novillada como se había programado y contratado con los toreros. Así Pablo Hermoso de Mendoza actuó en primer lugar, con los espectadores en los tendidos, pero sin cámaras de televisión, que conectarían a la hora programada y cuando el navarro ya había terminado su labor.

Pese a ser el "convidado de piedra" Hermoso de Mendoza resultó el triunfador del festejo, obteniendo la única oreja del mismo ante un toro de El Pizarral, al que se enfrentó montando a INDIO, CAGANCHO y SANDOKAN. Aunque ese día no se pudo ver a Pablo Hermoso de Mendoza en televisión, a los pocos días con motivo de la corrida de rejones, que también fue televisada, Pablo fue invitado por Fernando Fernández Román a retransmitir dicha corrida junto a él, y también durante la corrida fueron intercaladas varias imágenes de su actuación anterior.

Todo hacía presagiar que el estellés sería incluido en los carteles de la temporada 94, dada su buena actuación del año anterior, pero no fue así, y solo una desgraciada lesión de Fermín Bohórquez en Pozoblanco, dio paso a que se requiriera, de nuevo a última hora, a Pablo para actuar el 11 de octubre, con las cámaras de Televisión Española en directo y junto a Joao Moura, y los hermanos Luis y Antonio Domecq. Aunque para esas fechas Pablo ya había salido a hombros de plazas como Bilbao, Albacete, Valladolid o Pamplona, lo cierto es que esta corrida fue el auténtico trampolín hacia el estrellato del navarro. Lidió dos toros de Fermín Bohórquez, uno en solitario y otro en collera con Joao Moura, y dio una lección de toreo a caballo que todavía se recuerda en la capital maña. Cómo sería su labor con GIRALDA, CAGANCHO, CHICUELO y BORBA que pese a tres pinchazo se le concedió una oreja y otra obtendría en el dúo, saliendo a hombros del Coso de la Misericordia y presentando a España entera a la que sería la mejor pareja del toreo en los años venideros: PABLO-CAGANCHO.

Sería el año 1995, cuando Hermoso de Mendoza vería aparecer su nombre en los carteles de la Feria del Pilar por primera vez, pese a ser su tercera intervención, y pese a no ser su mejor actuación en esta Plaza, obtendría su único rabo en ella, aunque fuese compartido con Fermín Bohórquez en collera. El cartel lo completaron Joao Moura y Antonio Domecq, con toros de Fermín Bohórquez. Ovación en lidia individual y dos orejas y rabo en la collera fueron los trofeos obtenidos por el navarro que montó a BUENAVENTURA, CAGANCHO, CHICUELO, BORBA y GALLO (en la foto en un gran par).

El 6 de octubre de 1996, Hermoso de Mendoza se presentaba de nuevo en el coso de La Misericordia y lo hacía tras haber sufrido una de sus tardes más negras el día anterior en Madrid, en la Feria de Otoño, donde resultaron corneados de gravedad dos de sus caballos fundamentales en esa temporada: BUENAVENTURA y PRINCIPE.

Eso más que amedentrar espoleó a Pablo que volvió a bordar una faena histórica, de nuevo en el marco zaragozano y por cuya labor le fue pedido el rabo del toro con muchísima fuerza, pero el Presidente, quizás escarmentado por las críticas recibidas el año anterior al conceder el rabo a la collera, se mantuvo firme y solo concedió dos orejas, a sumar a la que también obtuvo en collera con Moura. Los toros de Guardiola Fantoni y los compañeros de cartel, además del portugués, los hermanos Domecq. Volvió a ser otra tarde mágica de CAGANCHO, de CHICUELO, de GALLO.....

La temporada 1997 fue la primera en la que Hermoso de Mendoza actuó en Zaragoza en dos ocasiones. La primera de ellas fue el 27 de abril y compartieron cartel los portugueses Joaquim Bastinhas y Joao Salgueiro y los hispanos Hermoso de Mendoza y Andy Cartagena, quienes se enfrentaron a una corrida de Benítez Cubero. No hubo trofeos para nadie en esta corrida y destacó la lidia técnica que Pablo ejecutó a su toro individual y que es uno de los toros más peligrosos que recuerda el navarro de toda su carrera. Ese toro lo lidió a lomos de ALDEBARAN, CAGANCHO y BORBA y en collera también actúo GALLO.

Sí hubo trofeos, aunque sólo una oreja, el 5 de octubre de 1997, donde por primera vez el cartel fue solo de tres rejoneadores, eliminándose la collera, aunque en un principio estaba programado de cuatro, pero la lesión de Paco Ojeda a última hora, provocó la reducción del mismo. Esta vez con toros de María Luisa Domínguez Pérez de Vargas, Pablo obtuvo una oreja y dio la vuelta al ruedo en el otro, igual resultado que el obtenido por Joao Moura, y sin orejas en su haber quedó Fermín Bohórquez. Fue otra tarde destacada de los hermanos CAGANCHO, CHICUELO y GALLO.

La última intervención continuada de Pablo Hermoso de Mendoza en la Feria del Pilar de Zaragoza fue el 4 de octubre de 1998, con pésimos toros de Benítez Cubero y de nuevo con Joao Moura, Fermín Bohórquez y Paco Ojeda de compañeros de cartel. Los caballos fueron VENTURA, ALDEBARAN, CHICUELO y MAZANTINI y sobre ellos fue ovacionado en lidia individual y obtuvo una oreja en collera con Bohórquez.

Los compromisos que Pablo iba adquiriendo en América, le impidieron durante varias temporadas poder intervenir en la Feria del Pilar, por eso sus siguientes actuaciones en Zaragoza tuvieron que ser en los meses de abril-mayo, con motivo de la Feria de Primavera.

Y el 8 de abril de 2000 es también una feria histórica en la carrera de Pablo Hermoso de Mendoza, porque esa fue la primera vez que el navarro se encerró con seis toros, dos Murube, dos de Fermín Bohórquez y dos de Los Espartales. Una solitaria oreja fue el balance de trofeos obtenido, sobre todo por el pésimo manejo con el rejón de muerte que Pablo tuvo esa tarde, pero la gente pudo divertirse con seis faenas de gran altura y con las evoluciones de la mejor cuadra de caballos toreros que han pisado ruedo alguno. LABRIT, QUECHUA, MARTINCHO, BUENAVENTURA, FUSILERO, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN, VITI, MAZANTINI y CASTOR intervinieron esa tarde, y estuvieron también en Zaragoza, aunque sin torear, ALDEBARAN, BATISTA, ROMERO, SILVERIO y BORBA, ¡casi nada! Esa tarde volvió a intentar matar un toro con estoque desde el caballo VITI (en la foto).

Leonardo Hernández y Fermín Bohórquez, acompañaron al estellés el 1 de mayo de 2001, lidiando toros de Los Espartales, ante los que Pablo y LABRIT, TABASCO, DANUBIO, CAGANCHO, CHICUELO y MARIACHI pudieron lucirse, y obtener tres orejas.

En el 2002 , Pablo lidió el 23 de abril dos toros de Murube en una corrida mixta, junto a Mary Paz Vega y el novillero José María Manzanares, siendo ovacionado en el que abrió la tarde y obteniendo una oreja en el otro, interviniendo junto a él, LABRIT, RONCAL, CHICUELO, DANUBIO, ALBAICIN (en la imagen), CAMPOGRANDE y MARIACHI.

Nuevo triunfo de Pablo en el coso de Pignatelli el 27 de abril de 2003 fecha en la que el navarro obtuvo una oreja. Fue ante un toro de Los Espartales, dando la vuelta al ruedo en su otra actuación y resultando triunfador del festejo ante sus compañeros de cartel, Luis Domecq y Sergio Vegas. Los caballos empleados en esta ocasión fueron RONCAL, MISTRAL, FUSILERO, ALBAICIN, GAYARRE, NATIVO y CERVANTES.

Sí que pudo saborear la Puerta Grande el día 1 de mayo de 2004, cuando tras efectuar el paseíllo junto a Fermín Bohórquez y Sergio Galán, obtuvo una oreja de cada uno de los toros que lidió de la ganadería de Benítez Cubero. Dos buenas faenas cimentadas en cuatro caballos que debutaban en Zaragoza; CURRO, DE PAULA, CHENEL y FÓSFORO, y en dos veteranos que repetían en este coso; CAMPOGRANDE y FUSILERO.

Al inicio de la campaña 2005, el 24 de abril, Hermoso de Mendoza de nuevo rozó la puerta grande de la que sólo le privó un pinchazo antes del rejón definitivo en el quinto de la tarde. Obtuvo una oreja y se le pidió con mucha fuerza la segunda, pero no fue concedida. Este triunfo le vino montando a SAMURAI, LABRIT, TOSCANO y un soberbio FUSILERO. Antes se habían estrellado contra la mansedumbre del segundo de la tarde CURRO, CHENEL, CAMPOGRANDE y también TOSCANO. Los toros que lidiaron esa tarde el navarro junto a Leonardo Hernández y Sergio Galán fueron del hierro extremeño de Los Espartales.

No sólo la rozaría, sino que la tocaría el 9 de octubre del mismo año en el que tras seis temporadas sin poder actuar en la Feria del Pilar, Pablo regresaba a ese abono y triunfaba por todo lo alto. Primero en la taquilla con un lleno en los tendidos y luego en el ruedo con dos orejas en su primero y una oreja en el cuarto. El cartel en esta ocasión era una novillada mixta junto a Daniel Cuevas (que sustituyó al lesionado Julio Benítez “El Cordobés”) y Cayetano, lidiando el navarro dos toros de Murube. Fue el cierre de la temporada en suelo europeo y los caballos que echaron el telón a la temporada fueron EXCALIBUR, CHENEL, CURRO, LABRIT, FUSILERO y FOSFORO, en la que sería su última tarde, ya que ese invierno el bravo caballo moriría.

Nuevamente haría doblete el estellés en la temporada 2006, actuando en las dos Ferias zaragozanas. El 23 de abril en la Feria de San Jorge en una corrida mixta que casi llenó los tendidos y donde compartió cartel con el matador José Antonio Morante de la Puebla y el entonces novillero Cayetano. Pablo montó a VILLA, LABRIT, MERLIN, SARMATA, CHENEL y SILVETI y obtuvo una oreja de un toro de Los Espartales.

El 8 de octubre de 2006, actuaría en la Feria de El Pilar ahora en corrida de rejones, junto a los caballeros Joao Moura y Sergio Galán y obteniendo tres orejas de su lote de la ganadería de Fermín Bohórquez. CURRO, CHENEL, SARMATA, LABRIT Y FUSILERO componían una cuadra muy compensada entre jóvenes y veteranos.

El 21 de abril de 2007 el presidente se convirtió en el gran protagonista del festejo al negar a Hermoso de Mendoza una segunda oreja que le hubiera abierto la Puerta Grande del coso de la Misericordia. Se le concedió una en cada toro, pero para entonces eso ya no era suficiente para salir a hombros, porque la normativa de esta plaza, exige dos en un toro. Méritos hicieron LAGARTIJO, CHICUELIN (CAVIAR), SARMATA, CURRO, CHENEL Y FUSILERO más que suficientes ante los toros de Los Espartales, pero para el usía no debieron ser suficientes. Tampoco consiguieron triunfar esa tarde el portugués Antonio Ribeiro Télles y el conquense Sergio Galán.

Transcurrirían ccinco años para que el genio estellés de a caballo regresara al escenario de la calle Pignatelli, lo cual tuvo lugar el día 14 de octubre de 2012, alternando con Sergio Galán y Roberto Armendariz en la lidia de astados de Murube. Ante la mejor entrada de toda la Feria y con un recibimiento por demás cariñoso del público zaragozano Pablo brindó una actuación tan emotiva como llena de entrega y solo el fallo con el rejón de muerte en su primero le impidió abrir la Puerta Grande, cortando una oreja a su segundo. El equipo ecuestre rayó a gran nivel y estuvo intregrado por CHURUMAY, MANOLETE, DALI, PIRATA, VILLA, VAN GOGH y VIRIATO.

Para la Feria del Pilar 2013 nuevamente estuvo presente la figura del torero a caballo de Estella, el día 13 de octubre, en la que fue la mejor entrada de la feria, alternando con Sergio Galán y Roberto Armendáriz en la lidia de astados de Hnos. Sampedro y Luis Terrón. El navarro tuvo la oportunidad de tocar pelo con su primero, al que le realizó una completa lidia, pero el rejón de muerte cerró tal aspiración. Con su segundo fue imposible hacer fiesta dada la mansedumbre y peligrosidad del de Luis Terrón. Palmas y ovación fue el balance para Pablo que en esta cita utilizó a: NAPOLEON, DISPARATE, PIRATA, CHURUMAY, MANOLETE y VIRIATO.

FECHA 10 de Octubre de 2014
LUGAR Plaza de toros "La Misericordia", Zaragoza, España
ENTRADA Lleno
TOROS Fermín Bohórquez     Nuñez del Cuvillo  
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y ovación)
Miguel Ángel Perera (ovación y ovación tras aviso)
Alejandro Talavante (silencio y ovación tras aviso)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 99, 491 Kg, de nombre Quitanieve: De salida NAPOLEON (1 rejón de castigo); en banderillas DISPARATE (3 banderillas); y para el último tercio PIRATA (dos cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 55, 504 Kg, de nombre Rumboso: De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (3 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (dos cortas, un par de cortas a dos manos y dos rejones de muerte tras pinchazo y descabello).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS DALI, HABANERO y DUENDE

Desde el año 1993 en que Pablo debutó en este Coso de la Misericordia de Zaragoza, el navarro ha realizado el paseíllo con el actual, en veinte ocasiones. Por lo tanto esta era una fecha redonda en el calendario del estellés en este su veinticinco años de alternativa y en el que no podía estar ausente de una de sus plazas más talismán. Zaragoza pasa por ser además una de las plazas donde mejor han paladeado el toreo de Pablo y si no ha abierto en más ocasiones su puerta grande, desde luego que no ha sido por no haber realizado faenas memorables en su coso.

Una de ellas fue la que sucedió en esta tarde con el que abrió plaza, un toro muy complicado de Fermín Bohórquez, muy exigente y difícil de lidiar y ante el que el navarro expuso su maestría y su poder lidiador. NAPOLEON fue el encargado de tirar del toro en su pronunciada querencia hacia la puerta grande. Cada vez que conseguía sacarlo de allí unos metros, el astado volvía raudo a sus terrenos. Sin apenas poder lidiarlo y en una de sus salidas, NAPOLEON armó el rejón y lo dejó en lo alto. Esto no mejoró al toro, pero si lo enrabietó, porque a partir de aquí se dedicó a embestir pero con brusquedad, con cabezazos y si hubiera podido morder….pues a mordiscos. Dura papeleta la que se le quedaba a DISPARATE al que lo primero era sacarlo de sus querencias. Pronto comprobó que esa rabia del toro, DISPARATE la podía llevar al hilo de las tablas y a falta de temple, había emoción y sobre todo riesgo, porque una cosa conlleva la otra. Una vuelta completa a la plaza galopando de costado, aguantando tornillazos del astado y llegando hasta su terreno favorito para ahí clavar la primera banderilla al sesgo. Luego vino otro largo galope ahora con “hermosinas” muleteando con la cola y cambiando el tranco del toro que cuando sentía que tenía la grupa al alcance, el caballo se la cambiaba.

El tendido era un clamor ante un espectáculo que parecía imposible en los primeros instantes de la lidia y que ahora se estaba convirtiendo en un bello espectáculo. Continuaba la bravura violenta del astado y DISPARATE tratando de atemperar aquello cuando comenzaron las piruetas, cerradas y ceñidas, como las suele realizar y aquí es cuando sucedió el susto de la tarde. Una de ellas la realizó tan pegado a tablas que DISPARATE golpeó contra ellas y no pudo hacer el giro completo. Quedó atrapado entre las tablas y el toro y este hizo presa levantándolo en el aire con los pitones sobre la barriga mientras Pablo estaba a punto de caer al callejón y acabaría cayendo pero hacia el otro lado donde estaba el toro. Se mascaba la tragedia en unos instantes eternos hasta que DISPARATE se pudo librar de Quitanieve y salió galopando hacia el patio de caballo. Allí se pudo comprobar afortunadamente que no tenía daño alguno y tampoco Pablo que llegó caminando en medio de la entrega del público para ahora volver a salir montando a PIRATA. Dos cortas aguantando los lances que el toro lanzaba arriba y unos desplantes enrabietados en los que Pablo más que tocar el testuz con la mano o incluso con la frente, lo golpeaba en una sensación de desahogo de lo que había pasado. Como un tres se le vino el toro a la hora del rejón de muerte y el navarro acertó a enterrarlo hasta la bola, algo trasero, pero efectivo y así conquistó una oreja trabajada, e incluso luchada ante un enemigo muy, muy complicado de lidiar.

Cuando salió el cuarto de la tarde el desánimo pronto comenzó a cundir en público y torero, porque lo que salió de chiqueros dejó claro desde el principio que iba a ser un marmolillo. Que si su hermano había sido complicado pero con movilidad, este iba a ser complicado, pero inmóvil o sea que se iban a aburrir hasta las palomas.

Pablo le echó ganas de salida pero ni una sola colaboración del toro antes de recibir el primer rejón, que como ni se pudo preparar porque el toro no quería, cayó algo trasero. Tras el pinchazo, algo sacó el toro, lo suficiente para colocarlo y ponerle un segundo en mejor sitio y de más efecto. Quedaba la baza de CHENEL y Pablo la jugó y consiguió dejar pinceladas de su toreo y de su clase, sobre todo en dos banderillas majestuosas en las que compuso su perfecta figura en la cara del toro en el momento de la reunión. Consiguió, a base de insistir, arrancar dos carreritas de costado pero ni rematarlas pudo por lo breve. Tanto insistir al tercer intento consiguió meterse por los adentros para rematar y poner todo de lo que el toro carecía.

Ante tanta pasividad, Pablo optó por dar entrada a VIRIATO y meterlo en sus terrenos, insistir en su pista y tratar de sacarle algún muletazo. Lo consiguió con cuentagotas y no porque el caballo no lo intentara porque desde que salió se dedicó a girar en la cara, a meterle su hocico entre los pitones para provocarle una embestida, pero aquello era ardua labor. A toro parado llegarían también las cortas y el par a dos manos, sacando lo más emocionante en los desplantes posteriores porque el toro a pesar de su estatismo, echaba la cara arriba y eso daba algo de lustre. Para matar imposible, agarrado al suelo y ni siquiera giraba mirando al caballo. Ovación de cariño y de agradecimiento por la entrega en una tarde en la que no hubo suerte con una ganadería que hace apenas cinco días lidió en Zafra una de las corridas más completas de la temporada.

 

GALERIA FOTOGRÁFICA DEL FESTEJO  

Ampliar imagen

NAPOLEON fue el encargado de tirar del toro en su pronunciada querencia hacia la puerta grande

Ampliar imagen

DISPARATE comprobó que podía llevar al toro al hilo de las tablas y a falta de temple, había emoción y sobre todo riesgo.

Ampliar imagen

DISPARATE tratando de atemperar aquello cuando comenzaron las piruetas, cerradas y ceñidas, como las suele realizar.

Ampliar imagen

PIRATA en las cortas, aguantando los lances que el toro lanzaba arriba.

Ampliar imagen

CHURUMAY enfrentando a un toro que desde que salió de chiqueros dejó claro desde el principio que iba a ser un marmolillo.

Ampliar imagen

CHENEL consiguió dejar pinceladas de su toreo y de su clase, sobre todo en dos banderillas majestuosas.

Ampliar imagen

VIRIATO se metió en sus terrenos, insistiendo en su pista y tratando de sacarle algún muletazo.

Ampliar imagen

Con PIRATA, a toro parado llegarían también las cortas y el par a dos manos.

Ir a la parte superior de esta página