Zafra

No pudo ser mejor el regreso de Pablo Hermoso de Mendoza a la plaza de toros de Zafra, en una tarde que ha sido la más rotunda del navarro en cuanto a trofeos en esta temporada y es que a dos grandes faenas unió el estellés su certeza con el rejón de muerte.

Fecha:
5 de Octubre de 2014
Categoría de la plaza:
Tercera

Fue inaugurada el 18 de agosto de 1844 con toros de Romero Valmesada , que fueron lidiados y estoqueados por el diestro Juan Blanco. Fabricada con piedra , ladrillo y cal , consta de dos pisos y es capaz de albergar a unos 5000 espectadores.

Está situada al sur de la población , comenzó su construcción en el año 1834 por disposición municipal, con objeto de facilitar medios de subsistencia a la clase obrera, un tanto afligida por el espanto que causaba el cólera, según escribió Madoz mediado el siglo XIX ; construyéndose en aquel año todo el círculo exterior, permaneciendo en tal estado hasta el año 1842 , que invitado el pueblo por la Corporación Municipal se decidieron 76 personas de las más acomodadas a suscribirse por 76 acciones de 1300 reales cada una, para construir la plaza , adquiriendo el derecho de propiedad a los 76 palcos de que consta, sorteados entre los accionistas.

Hundida parcialmente en diciembre de 1844 , no se reparó y reformó hasta el año 1848.

FUENTE: PORTAL TAURINO

El 8 de octubre de 1995 se presentaba Pablo Hermoso de Mendoza en la plaza de toros de Zafra por primera vez y lo hacía antes un toro de María Olea, del que obtuvo una oreja montando a BUENAVENTURA, CAGANCHO, CHICUELO y BORBA. Era un cartel compuesto por Joao Moura, Javier Buendía, Leonardo Hernández, que sustituía a última hora al lesionado Luis Domecq, Ginés Cartagena y Antonio Domecq.

No debió entusiasmar la labor de Hermoso de Mendoza en su presentación, porque al año siguiente se prescindió de su presencia, regresando a Zafra el 3 de octubre de 1997, ahora ya con un currículo mucho más fuerte, aunque con una cuadra muy parecida a dos años antes. MARTINCHO (fotografía izquierda), GALLO (imagen derecha)y CHICUELO fueron su equipo fundamental para obtener dos orejas de un toro de herederos del Conde de la Corte. También para el cartel se prefirió la modalidad de seis para seis con Joao Moura, Leonardo Hernández, Fermín Bohórquez, Ricardo Murillo, Pablo Hermoso de Mendoza y Andy Cartagena.

La prensa destacó la labor del navarro con los siguiente comentarios: “De salida Pablo Hermoso de Mendoza marcó al del Conde de la Corte el ritmo que debía llevar. Clavó bien el primero de castigo y despegadito el segundo, para seguir templándolo. El toro y la lidia del jinete fueron excelentes. En banderillas, clavó siempre en medios, yendo de frente y quebrando en la cara para salir con limpieza o adornándose con piruetas.” Esto lo escribía Juan Angel en el diario HOY. En el semanario APLAUSOS, el corresponsal Jesús Ortiz constataba lo siguiente: “Hermoso de Mendoza constató que sin “Cagancho” también triunfa. Montado sobre “Gallo” clavó banderillas y toreó con gusto, para después con “Chicuelo” hacer piruetas. El navarro tuvo delante un buen toro que encontró su contrapartida en el torero”.

Pese al triunfo, tampoco Pablo repitió la temporada siguiente y tuvo que esperar al 3 de octubre de 1999 para volver a triunfar en Zafra, esta vez por todo lo alto, obteniendo dos orejas en solitario y dos orejas en collera con Joao Moura, ambas actuaciones ante toros del hierro de María Olea. Pablo esta tarde culminaba su temporada europea y preparaba ya su segunda incursión en América. En el toro que lidió de forma individual montó a LABRIT, CAGANCHO, CHICUELO y MAZZANTINI y el dúo con Moura empleó a QUECHUA, ALDEBARAN y de nuevo MAZZANTINI. “Fue un broche de oro a una gran feria, como también fue un final feliz a una sobresaliente campaña, la del rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, que terminó con cuatro orejas su temporada. El navarro encandiló al público con “Cagancho” y sus ajustados cambios por los adentros, pero cuando alcanzó los momentos más vibrantes fue montando a “Chicuelo”, que estuvo pletórico esta tarde. Hasta cuatro piruetas ceñidísimas hizo en la cara del cuarto y puso al público en pie. Fue otra gran actuación de este gran torero y su cuadra". Así resumía Jesús Ortiz, en la revista taurina APLAUSOS la actuación del centauro de Estella. Como colofón a la temporada y a la tarde, Pablo abandonó el coso a hombros de su cuadrilla, concretamente de su banderillero Pepe Cotán.

En esta ocasión sí hubo continuidad y el 1 de octubre de 2000, Pablo volvió a anunciarse en Zafra y en esta ocasión fue la tarde más amarga del navarro a pesar de ser ovacionado en su primero y obtener dos orejas del sexto, saliendo a hombros de nuevo sobre uno de sus banderilleros, en este caso Luis Leal. Si decimos que fue una tarde amarga, no lo fue por el triunfo evidentemente, sino por la fuerte cornada sufrida por el caballo FUSILERO que apunto estuvo de perder la vida en el ruedo pacense. Todo ocurrió al parar al tercer toro de la tarde que como todos era de Puerta Hermanos. Cuando FUSILERO llevaba al toro templado en la grupa, éste le tocó en los cuartos traseros y lo giró, dejándolo a su merced para en la segunda embestida hundirle el pitón derecho en su costado, justo delante de la cincha de la montura. El caballo cuando sintió el pitón quedó afligido y el toro elevó la cara sujetándolo en el aire. Fueron momentos de gran angustia en los que varios auxiliadores tiraban del toro, pero este no soltaba al caballo. El astado no obedecía ni a capotes, ni a los tirones del rabo, ni a nada. Había hecho presa y no la iba a soltar tan fácil. En esto Pablo todavía montado sobre FUSILERO reaccionó y con el rejón de castigo todavía en su mano derecha, clavó casi “al violín” el mismo en el morrillo del toro, que al sentir el hierro reaccionó y soltó a FUSILERO. Rápidamente el caballo fue conducido al patio de caballos donde se le hizo la primera cura. Luego fue trasladado a la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, sobre se le apreció que la cornada había alcanzado el abdomen, afectando a la pleura del pulmón izquierdo. Más de seis meses de recuperación necesitó FUSILERO para volver a los ruedos. Los caballos que completaron la tarde con Pablo y que corrieron mejor suerte que el citado FUSILERO, fueron MAGRITAS, ALBAICIN, CHICUELO y BORBA. En esta ocasión el cartel, por fin, fue de una terna compuesta, además de por el navarro, por Joao Moura y por Leonardo Hernández. Naturalmente que la cornada de FUSILERO marcó la actuación de Hermoso de Mendoza, como reconocía Mauricio Berho en 6 TOROS 6: “Hermoso de Mendoza se la jugó de salida con “Fusilero” que fue prendido de forma espectacular recibiendo una grave cornada. Afectado el torero navarro, éste no pudo levantar vuelo en una faena discreta. Fue en sexto donde sacó su raza de primera figua y levantó al público de sus asientos con sus piruetas montando a “Chicuelo”. También Jesús Ortiz en APLAUSOS hacía referencia al incidente: “Pablo Hermoso de Mendoza vio como el tercero de la tarde hirió a su caballo “Fusilero”. Fueron unos segundos angustiosos con caballero y caballo colgados del pitón del toro. Después de este suceso, el rejoneador hizo una faena de trámite, preocupado por la posible gravedad de su equino. Pero en el sexto, Pablo volvió a ser el de siempre y formó un lío montado sobre “Chicuelo” en una faena intensa y vibrante. Demostró porque es el número uno, al sacar su casta motivado por los triunfos de sus compañeros, y cerrar así, con éxito, esta feria de Zafra y su temporada particular”.

Tras esta actuación tuvieron que pasar cinco largos años para que Pablo regresase al coso pacense, teniendo de nuevo la oportunidad de hacer el paseíllo el 2 de octubre de 2005, en lo que sería también la penúltima corrida de esa temporada. actuando al lado de los Moura, Joao padre e hijo, en la lidia de bureles de los Espartales. El festejo fue por demás triunfal y el estellés acabó imponiéndose al obtener dos orejas de su primero y los máximos trofeos en su segundo. EXCALIBUR, CHENEL, FOSFORO, CURRO, FUSILERO y LABRIT fueron los caballos que lucieron enormidades y contribuyeron para el notable éxito de su jinete.El de este lunes será el primer paseíllo de Pablo Hermoso de Mendoza en la plaza de toros salmantina de Ledesma, tomando parte en un atractivo cartel mixto programado dentro de las tradicionales festivales por el Corpus.

El 30 de septiembre de 2007 tendría lugar la siguiente actuación del navarro en el coso extremeño. Acartelado junto a Fermín Bohórquez y Joao Moura Jr para despachar astados de Luis Terrón. Hermoso de Mendoza se llevó el triunfo en una húmeda tarde, tumbándole las dos orejas a su primero y puntuando con una más en su segundo. RONDEÑO, CHENEL, NATIVO, ESTELLA, SILVETI, VITI y NATIVO llevaron el peso de esa tarde, la penúltima de la temporada europea 2007 para su jinete.

Para el 2008, el 5 de octubre Hermoso de Mendoza cerró su temporada en Zafra, actuando al lado de Fermín Bohorquez y Andy Cartagena, despachando un encierro de Luis Terrón. El cierre fue por demás triunfal ya que Pablo se llevó la tarde al desorejar por partida doble a su lote, empleando para ello a CURRO, CHENEL, ICARO, PIRATA, ESTELLA, SILVETI y FUSILERO.

Y de nueva cuenta para finalizar temporada, en este caso la 2009, el 4 de octubre, Hermoso de Mendoza hacía el paseíllo en esta plaza, acartelado junto a Fermín Bohórquez y Diego Ventura en la lidia de astados de Los Espartales. En esta oportunidad el navarro fue ovacionado en su primero y cortó una oreja en su segundo, una cosecha corta comparada con la calidad de sus faenas, pero el rejón de muerte obró a la contra. CURRO, CHENEL, ICARO, PIRATA, ESTELLA, SILVETI y TOMATITO fueron los caballos que esa tarde empleó el genio estellés.

FECHA 5 de Octubre de 2014
LUGAR Plaza de toros de Zafra, Badajoz, España
ENTRADA Casi lleno
TOROS Fermín Bohórquez  
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas y rabo)
Diego Ventura (dos orejas y dos orejas y rabo)
Andrés Romero (oreja y dos orejas y rabo)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 113: De salida NAPOLEON (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (3 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (dos cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 591; De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (4 banderillas); y para el último tercio PIRATA (dos banderillas cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS DALI y DUENDE

No pudo ser mejor el regreso de Pablo Hermoso de Mendoza a la plaza de toros de Zafra, en una tarde que ha sido la más rotunda del navarro en cuanto a trofeos en esta temporada y es que a dos grandes faenas unió el estellés su certeza con el rejón de muerte.

Porque ya al toro de su reencuentro con la afición de Zafra no lo pudo cuajar de mejor manera de principio a fin, desde que lo recibió con NAPOLEON, hasta que lo pasaportó con PIRATA. Obtuvo dos orejas y si no se le concedió el rabo, suponemos que es por esa bobada de los presidentes de no darlo en el toro que abre plaza, porque méritos los hubo más que suficientes y petición también. Presidencia aparte, Pablo volvió a dictar cátedra de toreo en cada uno de los tercios. Una lidia total basada en la despaciosidad, en pisar los terrenos en los que el toro -buen toro de Bohórquez- embiste y en hacer las cosas bien.

Asesorado de salida por un magistral NAPOLEON, toreando en redondo, rematando con la cola auténticos trincherazos en los que el toro se le rebosaba y con el que colocó un medido rejón de castigo para seguir templando con grupa o con bandera. Continuó con un CHENEL en estado de gracia, quizás en su mejor momento de forma, templando de costado más “caganchista” que nunca, pero con esos remates por los adentros únicos e inimitables…..por mucho que se imiten. Expresivo y verdadero en las banderillas CHENEL tuvo al público en pie en varios pasajes de su lidia e hizo que el tendido explotara en un unánime olé cada vez que remataba por los adentros. VIRIATO cerró tercio de banderillas largas agarrando al toro en tablas, para con su cuerpo sacarlos a los medios y allí comenzar a danzar alrededor del astado, esquivando los pitones, haciéndose un arco y dejando la banderilla en una de esas embestidas continuadas de toro. Incluso cuando al toro comenzó a rajarse hacia tablas, VIRIATO se interpuso y lo volvió a enganchar para darle otra tanda de muletazos con el pecho antes de su segunda banderilla.

No dejó Pablo que tocaran al toro con el capote y desde las tablas hasta la misma boca de riego, lo sacó tirando de él con PIRATA y cuando lo tuvo en suerte, dejó una a una las dos banderillas cortas, ligadas y sin tiempos muertos entre ellas, y un largo desplante del “teléfono” de casi una vuelta sobre sí mismo. Nuevamente, ahora con el rejón de muerte, tiró del toro hasta colocarlo en el centro del ruedo y allí, mostrando el pecho de PIRATA se acercó despacio y se encontró con el toro para dejar un rejonazo perpendicular en lo alto que acabó con el gran colaborador sin puntilla rodando por los suelos. En el arrastre Pablo agradeció el buen comportamiento del astado aplaudiéndole mientras se lo llevaban de la plaza. Gran toro, gran faena, gran cuadra y gran torero. Solo faltó el rabo que se guardó la presidencia para mejor ocasión.

Pero las deudas se pagan y el rabo que el palco le dejó a deber, se lo tuvo que conceder en el cuarto, otro buen toro de Bohórquez, al que colocó dos rejones de castigo en un tercio de salida a lomos de CHURUMAY en los que enseñó a embestir a un toro que no tenía tanta calidad como el primero, pero que al final con la maestría del caballo se fue para arriba y resultó buen colaborador. Las banderillas fueron un duelo en la distancia nuevamente entre CHENEL y DISPARATE. Si CHENEL lo había bordado, su hermano menor no quiso quedarse atrás y con diferentes registros llenó los tendidos de alegría y sentimiento torero. Surgió la mejor “hermosina”, con el toro embebido en la cola, piruetas en la cara sorprendiendo incluso al respetable cuando parecía que habían visto todo el repertorio del caballo. Importante también en las cuatro banderillas que colocó, todas en diferentes terrenos, pero sobre todo importante en la lidia que dio al toro, porque DISPARATE es una muleta con patas, un colaborador que lleva al toro donde Pablo le dice y lo necesita, que lo coloca, lo pone y lo torea y si se queda en terrenos complicados, pues lo vuelve a colocar con una facilidad innata en él.

Otra nueva obra maestra fue la que cerró tercio con un PIRATA majestuoso, vibrante y valiente en dos banderillas cortas pero sobre todo en un gran par a dos manos, ejemplo de plasticidad y de torería de caballo y jinete. Rejonazo final en todo lo alto y sin ninguna excusa para que los tendidos se desbordaran pidiendo el rabo, el mismo que pasearía junto al mayoral de Bohórquez, Luís Salguero y en el que recibió el reconocimiento del público y de profesionales como Paco Ojeda, que le lanzó su sombrero en muestra de admiración.

 

GALERIA FOTOGRÁFICA DEL FESTEJO  

Ampliar imagen

Magistral NAPOLEON, toreando en redondo, rematando con la cola auténticos trincherazos en los que el toro se le rebosaba.

Ampliar imagen

Continuó con un CHENEL en estado de gracia, quizás en su mejor momento de forma, templando de costado más “caganchista” que nunca.

Ampliar imagen

VIRIATO cerró tercio de banderillas largas agarrando al toro en tablas, para con su cuerpo sacarlos a los medios y allí comenzar a danzar alrededor del astado.

Ampliar imagen

PIRATA en un largo desplante del “teléfono” de casi una vuelta sobre sí mismo.

Ampliar imagen

CHURUMAY enseñó a embestir a un toro que no tenía tanta calidad como el primero, pero que al final con la maestría del caballo se fue para arriba.

Ampliar imagen

DISPARATE  no quiso quedarse atrás y con diferentes registros llenó los tendidos de alegría y sentimiento torero.

Ampliar imagen

DISPARATE lleva al toro donde Pablo le dice y lo necesita, lo pone y lo torea y si se queda en terrenos complicados, pues lo vuelve a colocar con una facilidad innata en él.

Ampliar imagen

Otra nueva obra maestra fue la que cerró tercio con un PIRATA majestuoso, vibrante y valiente.

Ir a la parte superior de esta página