Navaluenga

Regresó Pablo Hermoso de Mendoza a Navaluenga, en un mano a mano con César Jiménez, torero muy afincado por estas latitudes avileñas; y lo hizo con un contundente resultado final de cuatro orejas y un rabo, redondeando una gran tarde de toreo a caballo.

Fecha:
9 de Septiembre de 2014
Categoría de la plaza:
Tercera

Antiguamente únicamente estaba construida una pequeña parte de la plaza de toros de Navaluenga, montándose en fiestas la zona extra que permitía el cerramiento de la misma.

Finalmente, en 1947, se inauguró el coso completo pudiendo apreciarse desde ese momento el contraste de la parte nueva con la antigua. Este coso tiene un aforo estimado para 3000 espectadores.

Fuente: TAUROWEB.ES

El debut y hasta el momento único paseíllo de Pablo Hermoso de mendoza en el coso abulense de Navaluenga tuvo lugar el 12 de septiembre del lejano año de 1993, fecha en la que el jinete navarro cosechó sendas ovaciones durante el par de intervenciones que tuvo.

FECHA 9 de Septiembre de 2014
LUGAR Navaluenga, Avila, España
ENTRADA Casi lleno
TOROS El Capea     Montalvo  
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (ovación, dos orejas y dos orejas y rabo)
César Jiménez (silencio, oreja y palmas)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de San Mateo, número 11, de nombre Ignorado, 505 Kg: De salida NAPOLEON (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (4 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte tras dos pinchazos).

Segundo toro de la Ganadería de Carmen Lorenzo, número 18, de nombre Jabalino, 570 Kg; De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (3 banderillas) y BELUGA (una banderillas); y para el último tercio PIRATA (dos banderillas cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte y descabello).

Tercer toro de la Ganadería de San Mateo, número 24, de nombre Obrador, 560 Kg; De salida NAPOLEON (2 rejones de castigo); en banderillas DUENDE (3 banderillas) y HABANERO (dos banderillas); y para el último tercio PIRATA (dos banderillas cortas, un par de cortas a dos manos, dos rosas y un rejón de muerte).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS BERLIN, DALI y BOTERO

Esta semana se cumplen veintiún años de la última actuación de Pablo Hermoso de Mendoza en esta coqueta plaza de toros de Navaluenga, en la provincia de Ávila. En esta ocasión regresaba en un año tan importante como el de sus Bodas de Plata y lo hacía con tres toros, en un mano a mano con César Jiménez, torero muy afincado por estas latitudes avileñas y con un contundente resultado final de cuatro orejas y un rabo, muy diferente de aquella primera vez que Pablo visitó esta plaza donde no consiguió trofeo alguno.

Pablo ya presentó sus credenciales en su primer astado, un extraordinario toro de la casa Capea con el que bordó el toreo montando a CHENEL en banderillas. Enseguida comprobó el caballo las buenas condiciones del toro y así todo fue coser y cantar en una actuación en la que el caballo sublimó el temple ya desde el primer contacto donde llevó al toro cosido a la cola durante más de una vuelta al ruedo. No fue la única, porque el toro era bravo y el caballo estaba poderoso y fueron varios los galopes en los que ambos animales eran uno solo unidos por el cordón umbilical de la cola del equino. Dos remates por los adentros auténticos latigazos con el cuerpo pusieron al público en pie.

Pero no quedó ahí la cosa, porque CHENEL se atrevió hasta con la “hermosina”, como en un decir aquí estoy yo y sigo siendo el rey, él se lanzó a la suerte que ha hecho famosa su hermano DISPARATE, pero que como Pablo ha dicho en varias ocasiones, con CHENEL es con quien la intentó primero. Esta tarde el caballo la realizó y en nada envidió a DISPARATE. Tan a gusto estaban caballo y caballero, que colocaron hasta cuatro banderillas, cerrando el tercio con él y dando también una clase maestra de como realizar los embroques, dando la verdad y el pecho a cada encuentro y saliendo toreando en las cuatro ocasiones.

Antes NAPOLEON había dado el temple necesario al toro, dejándolo perfecto en la embestida tras colocarle dos muy buenos rejones de castigo en los que también dio el pecho en la reunión. Y cerró, una vez más PIRATA, con tres banderillas cortas, también dando la cara en los embroques y quedándose muy cerca para que Pablo ejecutara desplantes largos y emotivos. Todo estaba a favor, pero el toro para matar venía un tanto cruzado y Pablo pinchó en dos ocasiones, descordando al tercer intento y cerrándose de momento una puerta grande que ya había merecido. Fuerte ovación que el navarro compartió con Pedro Gutiérrez “Niño de la Capea”, ganadero y criador de este gran “Ignorado”.

El tercero de la tarde fue un toro con mucho cuajo y bastantes kilos pero con movilidad, aunque más brusco y con menos temple que el que abrió plaza. Esta vez fue CHURUMAY el encargado de acompasar las primeras embestidas y no lo tuvo tan fácil como el anterior porque el toro se reservaba más las embestidas y se hacía más de rogar. A base de paciencia y de buen hacer toreando muy cerca y más tarde con la bandera, CHURUMAY consiguió dejar al toro en muy buenas condiciones para el tercio de banderillas.

Los caballos en el camión no sé si se comuniquen, pero desde luego que tras el recital de CHENEL, DISPARATE pareció salir a la plaza de no dejarse ganar la pelea. Y así, comenzó igual que su hermano, dando una vuelta completa a la plaza con el toro pegado a la cola, se pegó un tremendo arrimón en todas las banderillas que colocó, realizó su “hermosina”, e incluso se atrevió a cambiar el sentido del galope por los adentros, pero en la dirección contraria a la que lo hace CHENEL y superándole en una cosa…..al salir del remate, realizó una pirueta. Aquí, en las piruetas es donde sacó la rebeldía DISPARATE y esta era su arma secreta para el duelo en la cumbre.

Cerró BELUGA con una banderilla, y toreando en redondo en la cara de un toro al que ya le pesaban los kilos y comenzaba a pararse. Toreó con el pecho, pero ya era a un toro más parado y a sus evoluciones les faltaba un poco de colaboración. A PIRATA es al que no le hace falta colaboración porque él pone lo que el toro ya no tiene. Valor, verdad, cercanía y sobre todo desafío con la mirada en cada embroque, sea a una o dos manos o cuando se reúne, aunque sea en el centro del ruedo para entrar a matar. Siempre mirando a la cara del toro y facilitando la suerte a su jinete, que esta vez sí acertó con un rejón en lo alto pero perpendicular que necesitó de un golpe de descabello.

Los máximos trofeos lo obtendría el estellés en el quinto de la tarde con una faena en la que tuvo que poner mucho más de su parte, porque el toro fue el más soso de su lote. Toro bravo pero al que le costaba moverse y sobre todo muy pendiente del callejón. Pablo lo volvió a cuajar con NAPOLEON de salida y sin apenas haber sacado una carrera del astado, le colocó el primer rejón de castigo. Esto hizo que el toro se moviera algo, pero parecía como si le costaba mover los cuartos traseros. Eso hizo que el público lo comenzara a protestar pero DUENDE hizo que las lanzas se tornasen en cañas y poco a poco fue limando los defectos del toro, templándolo muy despacio, al galope que el toro exigía y midiendo mucho los galopes para formar una gran obra.

Después de tres banderillas, muy suaves, sin tirones y marcando muy bien los tiempos el caballo dio el relevo a HABANERO que con sus piruetas mantuvo el buen nivel de la lidia, pero donde el caballo estuvo esta tarde a gran altura fue en las reuniones, llegando muy encima del astado y saliendo con suma limpieza. PIRATA nuevamente fue el que subió los decibelios del tendido con una soberana actuación y que tuvo de casi todo. Comenzó con banderillas cortas a una mano, Pablo colocaría un gran par a dos manos y a petición popular dos rosas, todo con enorme plasticidad y dando al toro los tiempos que precisa entre reunión y reunión. La reunión y la ejecución con el rejón de muerte fue perfecta y el toro rodó sin puntilla desbordando la alegría en los tendidos que pidieron el rabo para el jinete y que la presidencia concedió para así redondear una gran tarde de toreo a caballo por parte de Hermoso de Mendoza.

 

GALERIA FOTOGRÁFICA DEL FESTEJO  

Ampliar imagen

NAPOLEON dió el temple necesario al toro, dejándolo perfecto en la embestida

Ampliar imagen

CHENEL sublimó el temple y bordó el toreo en una exhibición rotunda de su gran calidad.

Ampliar imagen

El castaño dio además una clase maestra de como realizar los embroques.

Ampliar imagen

PIRATA dando la cara en los embroques y quedándose muy cerca.

Ampliar imagen

CHURUMAY el encargado de acompasar las primeras embestidas.

Ampliar imagen

DISPARATE se pegó un tremendo arrimón en todas las banderillas que colocó.

Ampliar imagen

Cerró BELUGA con una banderilla, y toreando en redondo en la cara del toro.

Ampliar imagen

PIRATA mirando a la cara del toro y facilitando la suerte a su jinete.

Ampliar imagen

NAPOLEON enfrentó a un burel soso, al que le costaba embestir.

Ampliar imagen

Excelente estuvo DUENDE, templándolo muy despacio, al galope que el toro exigía.

Ampliar imagen

HABANERO estuvo esta tarde a gran altura fue en las reuniones.

Ampliar imagen

PIRATA nuevamente fue el que subió los decibelios del tendido con una soberana actuación y que tuvo de casi todo.

Ir a la parte superior de esta página