UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
3
TOROS LIDIADOS
6
TROFEOS
6 orejas y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
2

 

Hermosa plaza de toros, instalación de su especie única en todo el cuadrante nororiental de la Baja Extremadura.

Se construyó sobre el año 1950 y tiene un aforo de 3700 localidades.

Está considerada como de tercera categoría.


FUENTE: pablohermoso.net




Ell estellés hizo su primer paseíllo en este coso un lejano 12 de octubre de 1997, fecha en la que debutando obtuvo un total de tres orejas para salir en hombros por la Puerta Grande.

Transcurrirían doce años para que Pablo regresase a este coso extremeño, lo cual tuvo lugar el 12 de agosto de 2009, alternando con Luis Miguel Arranz y Rui Fernándes, en la lidia de bureles de Felipe Bartolomé. Bajo un calor insoportable Pablo le cortó una meritoria oreja a su primero, siendo silenciado en su segundo al pinchar en repetidas ocasiones. CURRO, CHENEL, ICARO, PIRATA, ESTELLA, TIZIANO y ESPARTANO pisaron esa tarde el ruedo del coso pacense.

FECHA 16 de Agosto de 2014
LUGAR Plaza de toros de Herrera del Duque, Badajoz, España
ENTRADA Casi lleno
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y dos orejas)
Enrique Ponce (oreja y ovación)
Miguel Ángel Perera (oreja y dos orejas y rabo)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Luís Terrón, número 51: De salida NAPOLEON (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y BELUGA (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte, tras dos pinchazos).

Segundo toro de la Ganadería de Luís Terrón, número 22; De salida CICUTA (1 rejón de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y HABANERO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS CHURUMAY, DALI, BERLIN y BOTERO

Mixta de lujo en la localidad pacense de Herrera del Duque, en una plaza que apenas presentó algún hueco en los calurosos tendidos de sol y con la sombra rebosante de un público que acudió a la llamada de las figuras.

 Podemos decir que no salieron decepcionados porque el trio de matadores en mayor o menor medida triunfaron y Perera y Hermoso de Mendoza al final del festejo lograron salir por la Puerta Grande.

No tuvo suerte en su primero el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, ya que fue un toro poco brillante y ante el que había que interponer más voluntad y trabajo que brillantez. Con NAPOLEON colocó el primer rejón de castigo en un relance porque hasta entonces el toro ni siquiera había mirado a la cabalgadura. Tras el castigo, sí que se fue tras la bandera, pero fueron unas carreras efímeras y cortas y que siempre acabaron en su refugio de tablas. Un nuevo rejón de castigo, ahora pudiendo hacer la suerte con más pureza y cambio de tercio para dar entrada a CHENEL. Tampoco el caballo pudo lucir en esta ocasión todo lo que nos tiene acostumbrado, pero sí, por lo menos en las reuniones tuvo un toro que obedecía a los toques, por lo menos en esos momentos. Trató de encelarlo de costado, pero apenas una carrera de unos metros y vuelta a rajarse.

Cambió de cabalgadura nuevamente y entró BELUGA, caballo todo valor, quizás hasta excesivo y que lo tiene que atemperar un poco porque mete la cabeza tanto entre los pitones que a veces él mismo se arrolla. Con este astado además tenía la dificultad de que ya se estaba poniendo muy por delante y atacaba siempre al pecho. A pesar de las dificultades y de esa rebelde juventud, BELUGA firmó las mejores reuniones de esta lidia, dejando muestras de su enorme clase y sobre todo de una habilidad en la cara del toro heredada directamente de su padre, el gran CAVIAR. Cerró PIRATA, colocando tres cortas sin mayores problemas con el toro en los medios, ya muy parado y menos colaborador todavía, lo que haría más difícil este tercio final y sobre todo el acierto con el rejón de muerte, que no fue hasta el tercer golpe. Al final el público ovacionó al jinete y este correspondió desde el tercio.

Cuando salió el segundo toro de Pablo en unos instantes cundió el desconcierto en la plaza porque salió arrollando, sin obedecer ni a capotes ni a caballo y cuando se cebó en la cola de CICUTA a punto estuvo de alcanzarlo cuando el caballo perdió los pies. Pronto se fue atemperando y fijando en lo que tenía que hacer y así el caballo lo fue templando en su justa medida aunque en la colocación del rejón, donde CICUTA se dejó ver, el toro cortó muchísimo la salida y solo la habilidad del jaco hizo que saliera de la suerte con limpieza. Pablo venía por debajo en el marcador y por eso pronto cambió de caballo y entró con DISPARATE. El caballo puso todo en el asador para gustar, pero la sosería del astado no le hacía poder brillar a la altura que nos tiene acostumbrados. Poco a poco, banderilla a banderilla y sobre todo, toreando con la cola, fue poco a poco metiendo al toro en su muleta y al final consiguió hacerle la tan esperada “hermosina”. No fue larga, pero suficiente ante un toro que se agarraba mucho al piso.

Con el público comenzando a entregarse a Pablo por la labor de DISPARATE, Pablo dio paso a HABANERO con quien terminó de levantar la tarde y quien acabó por culminar la buena lidia que había hecho DISPARATE. Fueron dos encuentros en los medios, llegando muy encima del toro y rematando las suertes con piruetas cada vez más ajustadas y cercanas. A las primeras no ayudaba el toro a darles emoción, pero las últimas tanto las fue ajustando que no le quedó otro remedio al astado que embestir y poner esa emoción que estaba faltando. DISPARATE le dejó el toro franco a HABANERO, y luego este se lo dejaría a un PIRATA que siempre tiene hambre de toro y esta tarde-noche también salió a revientacalderas. Una tras otra las banderillas cortas fueron cayendo despacio, dejando que el toro llegara a sus terrenos y haciéndose un arco. Luego se arrimó para que su jinete tocase el testuz, hiciera el teléfono y aguantara los tornillazos que lanzaba el toro a lo alto. No terminó con eso, agarró dos banderillas cortas Pablo y con el toro en los medios se dejó ver desde lejos, se reunió y dejó un gran par a dos manos, para volver a salir de la suerte agarrando los pitones y desplantando las embestidas altas del de Terrón. En el tercio final, el toro apoyó lo suyo y en la embestida se encontró con un certero Hermoso que pudo dejar el rejón hasta el fondo y culminar una labor que había ido de menos a más y que terminó con las dos orejas y una nueva puerta grande.


COBERTURA DE PRENSA