UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
4
TOROS LIDIADOS
8
TROFEOS
10 orejas y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
4

 

La plaza de toros de Arévalo se inauguro el día 4 de julio de 2009. Manuel Jesús "El Cid", tuvo el honor de ser el primer torero en lidiar un astado, en este caso de Santiago Domecq, en este coso. Compartierón paseíllo en una fecha tan histórica, Miguel Angel Perera y Cayetano.

Esto no quiere decir que la localidad de Arévalo no diese toros anteriormente, ya que su feria de Julio es tradicional en el calendario taurino de la provincia de Ávila.





FUENTE:
pablohermoso.net


Hasta el 2008 la Feria de Arévalo se celebraba en una plaza portátil, donde el propio Pablo Hermoso de Mendoza ya sabe lo que es triunfar. Lo hizo hace catorce años, concretamente el 9 de julio de 1996, obteniendo tres orejas de una corrida de Los Majadales. El cartel lo completaron Juan Luís Perita y Andy Cartagena.

Para el 2009, el 7 de julio, Hermoso de Mendoza regreso a Arévalo pero ahora a su nueva, moderna y funcional plaza, para participar en el primer festejo de rejones que se programó, actuando al lado de Joao Moura y Roberto Arméndariz en la lidia de bureles de Castilblanco. Pablo tuvo una tarde triunfal en el recién estrenado labero al desorejar a su primero y llevarse una oreja de su segundo, misma que supo a poco debido a la gran faena que instrumentó el navarro. ESTELLA, VAN GOGH, ICARO, PIRATA, DALI, CHENEL y CAVIAR tuvieron también la oportunidad de actuar en el novísmo escenario y fueron parte fundamental en el triunfo de su jinete.

Al año siguiente, misma fecha pero ahora del 2010, Hermoso de Mendoza regresó a este moderno coso para actuar en esta ocasión al lado de Leonardo Hernández y Antonio de Almeida, que tomó la alternativa, despachando un encierro de Luis Terrón. A pesar de las complicaciones del lote que le tocó en suerte, especialmente su primero, Pablo pudo de nuevo abrir el cerrojo de la Puerta Grande al sumar una meritoria oreja en cada uno de sus toros, contando para ello con la ayuda de CAVIAR, VAN GOGH, MACHADO, PIRATA, UNAMUNO, CHENEL, PATA NEGRA e ICARO.

Un año después, el 5 de julio de 2011, regresaría el genio estellés a este coso, alternando con Leonardo Hernández y Antonio D'Almeida, en la lidia de astados de Castilblanco. Pablo tuvo de nueva cuenta una tarde redonda, cortando una oreja de su remiso primero y haciendo la faena de la tarde a su segundo, al que mandó sin orejas al rastro, saliendo en volandas y en solitario por la Puerta Grande. Decisivo para ese triunfo fue lel nivel que mostró la cuadra que esa tarde estuvo integrada por: GARIBALDI, SILVETI, ICARO, PIRATA, CURRO, CHENEL, MANOLETE y MACHADO.

FECHA 12 de Julio de 2014
LUGAR Plaza de toros de Arévalo, Avila, España
ENTRADA Dos tercios
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y dos orejas)
Juan Diego (oreja y dos orejas)
Alejandro Talavante (silencio y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 128, de nombre Obrero; De salida ALEMAN (1 rejón de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y BACO (2 banderilla); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte tras pinchazo).

Segundo toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 124, de nombre Bencejo; De salida CHURUMAY (1 rejón de castigo); en banderillas JANUCA (2 banderillas), DALI (2 banderillas) y BELUGA (1 banderilla); y para el último tercio PIRATA (dos cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS DUENDE y NAPOLEON

Tarde de calor y buen ambiente de toros en la localidad abulense de Arévalo donde se celebraba la segunda y última corrida mixta de la feria. Esta temporada, la empresa organizadora cambió la fórmula de una corrida de toros y una de rejones por dos mixtas.

Pablo abrió el cartel de esta segunda ante un toro de Bohórquez que pronto mostró sus intenciones y se quedó pegado a la puerta de chiqueros. Pablo había elegido este día para debutar a un nuevo potro, el enésimo hijo de GALLO y de madre alemana, hermano completo de GURU. El potro, como suele pasar, extrañó todo lo que acontecía en el ruedo y encima el toro le salió aquerenciado a tablas. Con la ayuda de un auxiliador, se sacó al toro a los medios y aquí ya pudo comenzar una lidia en la que el mayor esfuerzo era tapar la salida al toro a su querencia. El potro mostró muy buenas condiciones, mucha belleza y un conjunto morfológico que le permite realizar las suertes con suma facilidad. Muy buena nota en su debut ante un toro que no fue nada fácil. Lo contrario sucedió cuando DISPARATE saltó al piso y comenzó a encelar al toro al hilo de las tablas. El “esperado” tras llevar al toro encelado, se apartó para poner la primera banderilla dejándose llegar al toro muy encima y salir de la suerte con el astado embebido en la cola y abaniqueando en forma de “hermosina”, muy celebrada y esperada por los tendidos. Fue el mayor esfuerzo que hizo el astado porque a partir de aquí, las distancias recorridas eran muy cortas y apenas dejaba al caballo cambiarse, aunque entonces, DISPARATE cambia de repertorio y comienza con las piruetas ajustadas al toro y a tablas con las que remata todo tipo de suertes.

Cambió de registro y Pablo interviene con BACO, un caballo para el sobresalto, porque es emocionante como espera al toro de cerca, como lo cita, lo provoca y cuando se le arranca le hace un quiebro en el último instante para colocarlo en el estribo y que el jinete deje la banderilla. Suerte que el público sigue con un leve “run run” hasta que sale de ella y lo celebra con algarabía y gritos como de alivio. Fueron dos banderillas colocadas en el centro del ruedo, dejándose venir al toro y saliendo con una justeza impecable. PIRATA comenzó la rueda de cortas con el toro bastante cerrado en tablas y cayeron las dos primeras en sendos intentos. Para la tercera, Pablo tuvo que tirar del toro para sacarlo porque ya no había terreno posible y poder dejar el tercer palo y continuar con el teléfono que tampoco el toro permitió que fuera lo brillante de otras ocasiones. Con el toro en el tercio entró a matar la primera vez pinchando arriba y dejando al segundo intento un rejón de muerte casi entero que fue suficiente, aunque el toro tardó bastante en doblar y como suele suceder el ambiente se enfrió aunque al final hicieron salir al navarro al tercio a recibir una unánime ovación.

El cuarto fue otra cosa aunque su salida tampoco hacía presagiar tan buenos augurios como luego demostró. Además en esta ocasión Pablo contaba con la experta monta de CHURUMAY y enseguida su maestría se dejó notar, parando al toro en unos terrenos muy reducidos y dado auténticos muletazos con la cola en forma de doblones que hacía que el toro se olvidara de sus marcadas querencias y solo se preocupara del caballo. CHURUMAY efectuó esa transformación que debe realizar el caballo de salida y lo dejó medido para banderillas donde JANUCA mostró su progresión en dicho tercio, mostrando su mejor cara en la suerte que realizó para dejar las dos banderillas, siempre mirando al toro, marcando la perpendicular y clavando al estribo.

Con DALI es cuando comenzó la faena a elevarse de tono y el público a olvidarse del bocadillo, o a lo mejor es que ya habían acabado. A fuerza de arrimarse, sobre todo en las muy ajustadas piruetas, DALI comenzó a arrancar las más cerradas ovaciones del público. El caballo lo citaba con la cola, lo colocaba en el sitio oportuno y se alejaba para dejarse ver en las reuniones. Cuajado y muy seguro en el ruedo, el alazán parecía que finalizaba el tercio de banderillas, pero Pablo alargó con BELUGA porque todavía había toro y cosas que hacer. Una breve intervención del caballo castaño que fue suficiente para dejar esas pinceladas del toreo puro que lleva dentro. Se enrosca en los pitones y se los va pasando por el cuerpo sin darle importancia y con un valor asombroso en un caballo tan joven. Volvió a dar un nuevo paso en su progresión hacia caballo importante. Como caballo y muy importante es este PIRATA al que cualquier toro le sirve y ante cualquier toro luce. En este caso además era bueno y por lo tanto había que disfrutar, había que enroscarse y convertirse en un capote que esconda por momento al toro y su jinete deje las banderillas a una y dos manos o se desplante con el teléfono o cierre con broche de oro la faena de un rejonazo de rápidos efectos y consiga que se pida hasta el rabo. Todo se quedó en dos orejas, pero a nadie le hubiera extrañado ese solicitado rabo.

COBERTURA DE PRENSA