UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
5
TOROS LIDIADOS
10
TROFEOS
11 orejas y 1 rabo
PUERTAS GRANDES
4

 

Plaza de toros Silverio Pérez. Inaugurada el 11 de marzo de 1989 con 6 toros de El Junco para Armillita Chico, Jorge Gutiérrez y César Pastor. Plaza de Segunda categoría. Capacidad para 5.500. Toros en Texcoco.


FUENTE: portaltaurino.com








Pablo Hermoso de Mendoza hizo su primer paseíllo en este coso el 15 de noviembre de 2003, al lado de Fermín Bohórquez, Rodrigo Santos, y Eduardo Cuevas; en la lidia de bureles de Puerta Grande. El estellés se presentó con el pie derecho al llevarse el triunfo desorejando a su primero y obteniendo los máximos trofeos de su segundo. FUSILERO, LABRIT, CAMPOGRANDE, NATIVO, CHACAL y CHICUELO fueron los grandes protagonistas de tan importante tarde.

Tendrían que transcurrir más de cinco largos años para que el centauro de Estella regresase a la Silverio Pérez, lo cual tuvo lugar el 16 de marzo de 2009, cerrando así su periplo taurino deese año por México. El estellés provocó un entradón en los tendidos y deleitó a los asistentes con una gran faena a su segundo, al que mando desorejado al rastro, perdiendo cuando menos un apéndice más en su primero al marrar la suerte suprema. DALI, BRIBON, RUI, PIRATA, ESTELLA y SILVETI fueron los caballos empleados por Pablo esa tarde en la que alternó con Ignacio Garibay y Arturo Macías "El Cejas", lidiándose astados de José Marrón para las infanterias y de Fernando de la Mora para el jinete en plaza.

Regresaría el jinete estellés a la Feria de Texcoco el 8 de abril de 2012, compartiendo ahora cartel con Fermín Spínola y Arturo Saldivarm en la lidia de bureles de Los Encinos. Hermoso de Mendoza le realizó una magistral faena a su segundo, un extraordinario astado de Los Encinos, al que Pablo cuajó a placer, perdiendo los máximos trofeos al fallar en la suerte suprema, conformándose finalmente con una oreja. En su primero el rejoneador navarro escuchó palmas en una labor coorecta pero llevada a cabo ante un toro al que le faltó transmisión. ESTELLA, CHENEL, ICARO, PIRATA, VILLA, VAN GOGH y MANOLETE tuvieron llamado a escena esa tarde en la Silverio Pérez.

¨Para el 2013 de nueva cuenta el navarro tomó su lugar en la Feria del caballo texcocana, el 31 de marzo, alternando con Fermín Rivera y Sergio Flores, en la lidia de astados de Rancho Seco y Los Encinos para rejones y de Campo hermoso para las infanterias. El jinete en plaza tuvo una esforzada actuación, superando las limitaciones de su lote para hacerse con una oreja de cada uno de sus oponentes, abriendo con ellas la puerta grande de la Silverio Pérez. NAPOLEON, MANOLETE, PIRATA, CHURUMAY, DALI y VIRIATO ayudaron a resolver el acertijo ofrecido por los ejemplares que lidió su jinete.

FECHA 20 de Abril de 2014
LUGAR Plaza de toros "Silverio Pérez", Texcoco, Estado de México, México
ENTRADA Casi lleno
TOROS
RESEÑA Arturo Macías (palmas y oreja)
Juan Pablo Sánchez (oreja y dos orejas)
Pablo Hermoso de Mendoza (palmas y dos orejas).
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Fernando de la Mora, número 70, de nombre Nube blanca, 482 kilos de peso. De salida PALOMO (2 rejones de castigo); en banderillas  CHENEL (2 banderillas) y DUENDE (2 banderillas); y para el último tercio MACHETE (3 cortas, una rosa, un rejón de muerte tras pinchazo).  

Segundo toro de la Ganadería de Fernando de la Mora, número 69, de nombre Luna Negra, 460 kilos de peso. De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas ESTUDIANTE (2 banderillas) y HABANERO (2 banderillas); y para el último tercio BOTERO (3 cortas, una rosa y un rejón de muerte).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS DALI

El gran número de espectadores que hicieron una excelente entrada en el coso texcocano “Silverio Pérez” pudieron disfrutar con un esforzado triunfo del rejoneador navarro y que pudo ser mucho mayor de haber redondeado la sublime faena que le realizó al primero de sus toros.

Comenzaron las evoluciones del centauro estellés con un ejemplar noble, con movilidad, al que Pablo entendió estupendamente para cuajarlo a placer. PALOMO lo enceló en los medios, lo llevó muy ajustado a su grupa en giros muy en corto y le dio confianza. Luego en las colocaciones de los rejones de castigo, el caballo vaciaba la embestida del toro y salía limpio de la suerte. El buen son del toro lo asimiló CHENEL para su galope de costado, templadísimo, ajustándole terrenos y velocidad para prolongar la embestida y en una de esas el castaño pudo rematarlo, muy ajustado por las tablas y levantar al público de sus asientos. Destacar también las reuniones en las que el caballo estuvo perfecto, dando siempre cara y pecho. Con DUENDE  llegaron los cites vistosos, marcando perfectamente los tiempos y embrocándose con mando y suficiencia, dándole al astado la ventaja de los terrenos y haciéndole embestir tras él. La faena ciertamente iba redonda y apareció MACHETE para colocar en perfecta rueda, las tres cortas, todas en lo alto del morrillo. Al terminar, se descolgó con varios desplantes haciendo el “teléfono”. La plaza estaba entregada y el jinete agarró una nueva rosa, que también dejaría al primer intento en lo alto. Llegó así la hora de la suerte suprema pero el astado no le ayudó en la reunión y pinchó antes de poder sepultar el rejón de muerte. Una pena, porque el éxito estaba en sus manos y se escapó con el acero de muerte.

Pero quedaba en chiqueros una oportunidad más para abrir la Puerta Grande y el navarro no la desperdició. Dos rejones de castigo con CHURUMAY que lo galopó de largo, llevándolo embebido en la cola y doblándose con él para ahormarle la embestida. Llegó el tercio de banderillas y ESTUDIANTE mostró sus avances y la clase de madera que tiene, citando en variedad de distancias, ajustándose en las reuniones, colocando a su oponente en el mismo estribo que es donde Pablo dejaba el palitroque. Por dos ocasiones realizó la suerte, antes precisamente de encelar al toro con la cola y llevarlo una vuelta completa al anillo toreado y pegado a la grupa. Emotividad y valor a partes iguales de un caballo que apunta alto. La labor la siguió todavía con mayores niveles de emoción gracias a HABANERO que una y otra vez se pasó al toro desde el pecho hasta la cola en templadas reuniones para posteriormente rematarlo hilvanando sus piruetas en las salidas, con el mérito de que el toro le cambiaba la velocidad a la hora de seguirlo en sus giros y el bayo lo consintió extraordinariamente. El público texcocano lo estaba pasando en grande y la fiesta la continuó BOTERO dejando tres cortas en lo alto y una rosa más para complacer al entregado público. Todo estaba preparado para que Pablo entrara a matar y lo hizo enterrando un rejonazo que hizo rodar espectacularmente al de Fernando de la Mora, obteniendo así las dos orejas que le permitieron cruzar en volandas por la Puerta Grande de la “Silverio Pérez”.

COBERTURA DE PRENSA