UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
4
TOROS LIDIADOS
6
TROFEOS
7 orejas y 1 rabo
PUERTAS GRANDES
2

 

Plaza de toros "Conchita Cintrón", ubicada dentro del Cortijo y Centro Caballar "Los Azulejos", el cual está situado en la localidad de Atizapán de Zaragoza, en el estado de México.










FUENTE: pablohermoso.net


Pablo Hermoso de Mendoza continua este sábado con su intenso y triunfal mes de marzo actuando en el escenario de la plaza de toros "Conchita Cintrón", que forma parte del Cortijo "Los Azulejos", en Atizapán de Zaragoza, Estado de México.

El genio navarro tuvo su primer contacto con esta plaza en su inolvidable temporada mexicana 2000-2001 ya la inició precisamente allí, el día 8 de octubre de ese lejano 2001, enfrentando bureles de De Santiago y San Martín, no pudiendo tocar pelo debido a los fallos con el acero de muerte, escuchando palmas en su primero y dando la vuelta al ruedo en su segundo. para el anecdotario recordaremos que ese día Hermoso de Mendoza actuó usando el traje típico del charro mexicano, e incluso hizo el paseíllo con ALBAICIN llevando también una montura charra.

Transcurrirían 10 largos años para que el rejoneador de Estekka volviese a Los Azulejos, concretándose esta realidad el 31 de marzo de 2012, en un mano a mano con el caballista mexicano Horacio Casasm lidiándose bureles de Refugio Peña. Hermoso de Mendoza se impuso en este duelo al cortar una oreja de su primero y desorejar a su segundo, deleitando a la afición mexiquense con una muy completa exhibición de su concepto taurino, apoyado en esta oportunidad por: DISPARATE, VIRIATO, MANOLETE, CHURUMAY, VILLA, CHENEL e ICARO.

Para el 2013 nueva cita de Pablo en este pintoresco escenario, el 16 de marzo, alternando con Horacio Casas, Gastón Santos y Andrés Rozo, lidiándose astados de Refugio Peña y Puerta Grande. Pablo se erigió como máximo triunfador al salir en solitario por la Puerta Grande con dos orejas en la espuerta, mismas que obtuvo de su primero, al que le hizo una completa faena, perdiendo más trofeos al pinchar en varias oportunidades a su segundo. NAPOLEON, MANOLETE, VIRIATO, PIRATA, GURU, DISPARATE y DALI vieron acción esa tarde en el cortijo mexiquense.

FECHA 22 de Marzo de 2014
LUGAR Plaza de toros Conchita Cintrón, Cortijo Los Azulejos, Atizapán de Zaragoza, Estado de México
ENTRADA No hay billetes
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y silencio)
Gastón Santos (vuelta)
Andrés Rozo (dos orejas)
Diego Lecumberri, que tomó la alternativa (palmas y pitos)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Fernando de la Mora, número 65, 466 Kg, de nombre Ingeniero: De salida FO (1 rejón de castigo); en banderillas VINOSO (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte tras tres pinchazos).

Segundo toro de la Ganadería de Fernando de la Mora, número 14, 500 Kg, de nombre El Muelón: De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE  (2 banderillas) y HABANERO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par a dos manos y un rejón de muerte tras pinchazo y tres descabellos).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS PALOMO, MACHETE Y DUENDE

La corrida de Atizapán de Zaragoza, se ha convertido en estos años en un referente en la temporada del caballero de Estella. Un festejo, organizado por Paco Barona y cuyos beneficios van íntegros para mejorar y aumentar las instalaciones de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Campus Atizapán de Zaragoza en la que estudian unos tres mil quinientos alumnos de cinco municipios mexiquenses y a lo que ha contribuido en gran parte el que Pablo Hermoso de Mendoza haya colocado por tercer año consecutivo el “no hay billetes”.

En esta ocasión además con una circunstancia curiosa, como es que Pablo concedió la alternativa a un oriundo de Navarra, al rejoneador mexicano Diego Lecumberri, nacido en el país azteca, pero de padre navarro.

Tras la ceremonia, Pablo recibió a su primero montando a FO y pronto pudo comprobar que la colaboración del toro iba a ser casi nula. Desde los primeros instantes se aferró a la puerta de chiqueros y allí estuvo casi toda la lidia. Eso fue una prueba más para el casi debutante FO, que nunca extrañó los terrenos y tiró del toro hasta sacarlos a los medios y poder efectuar las suertes. Sobre todo dejó una gran sensación porque ante las dificultades de los terrenos, el caballo mostró tranquilidad y solvencia para solucionar. VINOSO inició el tercio de banderillas y fue aquí donde más lució con dos fenomenales pares al estribo.

Poco más, que no fue poco, pudo lucir con este toro, al que sí le sacó más tajada DALI, que aprovechaba sus escapadas a tablas para las piruetas y eso daba emoción. En banderillas, también destacó DALI y es que el toro en la suerte, sí que obedecía, todo hay que decirlo, lo que pasaba, es que enseguida volvía a sus querencias. El propio DALI con la cola lo sacaba una y otra vez hasta colocarlos en los medios. Lo mismo se repitió con PIRATA, con una primera corta en el centro del ruedo, la segunda, ya en el tercio y la tercera casi en los adentros. Había que aprovechar antes de que el toro se refugiara. Después de pinchar al toro y matarlo de un rejonazo entero, se le concedió una oreja, pero que el propio rejoneador navarro agradeció, pero rechazó por no creerse merecedor de la misma.

Pero más grave fueron los pinchazos en el buen quinto, porque a cada golpe de rejón se iba esfumando poquito a poquito la posibilidad de obtener un rabo al que todo lo hecho anteriormente le hacía acreedor. Había cuadrado perfectamente todas las banderillas con PIRATA, cortas al principio y a dos manos para cerrar, llegando a los terrenos de un toro que ya estaba más agarrado al suelo, por el enorme esfuerzo realizado en banderillas. DISPARATE lo exprimió al máximo, le exigió mucho y el toro lo dio todo y se pudo ver una nueva lección de toreo de costado, de toreo “hermosino” y de piruetas para cerrar.

Banderillas de verdad, dando el pecho, tanto con PIRATA, como posteriormente con HABANERO, aunque para este el toro, también estaba más entregado. No obstante, pisando sus propios terrenos, HABANERO le sacó las embestidas y pudo dar brillantez a las piruetas. De salida, CHURUMAY, estuvo muy breve, aunque muy suave, porque Pablo quería toro para banderillas y lograr así el mayor lucimiento de caballos y del propio toro. Lástima de rejones finales, porque desde luego fue la faena de la mañana y quedó premiada con un sórdido silencio.






COBERTURA DE PRENSA