UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
2
TOROS LIDIADOS
4
TROFEOS
5 orejas y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
1

 

Plaza de toros y lienzo charro ubicado en la localidad hidalguense de Tlahuelilpan, enclavada en el corazón del Valle del Mezquital.









FUENTE: pablohermoso.net


El centauro estellés, Pablo Hermoso de Mendoza, inicia este viernes otro intenso fin de semana taurino, regresando, tras once años de ausencia, al coso hidalguense de Tlahuelilpan, en donde por primera vez se montará un festejo nocturno.

Hermoso de Mendoza ha hecho un solo paseíllo en este escenario, el de su debut, el 8 de octubre de 2002, tomando parte en un mano a mano de rejoneadores con el caballista mexicano Gerardo Trueba, lidiándose astados de Luis Felipe Ordaz, Golondrinas y La Paz. El jinete navarro se impuso en esta confrontación al brindar una completa tarde y desorejar por partida doble a su lote, saliendo en hombros del coso hidalguense. Parte fundamental del triunfo fue su cuadra que para esa ocasión la integraron: RONCAL, LABRIT, MARIACHI, MAGRITAS, ALBAICIN y CHICUELO.

FECHA 21 de Marzo de 2014
LUGAR Plaza de toros "Jorge Gutiérrez", Tlahuelilpan, Hidalgo, México
ENTRADA Media plaza
TOROS
RESEÑA Antonio Lomelí (oreja y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y silencio)
Alejandro Martínez Vertiz (oreja y silencio tras dos avisos)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Javier Garfias, número 18, 460 Kg, de nombre El Zángano: De salida FO (2 rejones de castigo); en banderillas VINOSO (3 banderillas) y DUENDE (2 banderillas); y para el último tercio MACHETE (tres cortas y un rejón de muerte tras pinchazo).

Segundo toro de la Ganadería de Javier Garfias, número 14, 500 Kg, de nombre El Muelón: De salida PALOMO (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE  (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par a dos manos y un rejón de muerte tras pinchazo y tres descabellos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS CHURUMAY y HABANERO

Inició la primavera y con ello llegó un nuevo fin de semana en el que Pablo Hermoso de Mendoza comenzaba un nuevo periplo de tres festejos. Lo empezó en el lienzo charro-plaza de toros de Tlahuelilpan, donde había actuado en una sola ocasión y hace ya más de diez años. Este fin de semana el camión ha sufrido una metamorfosis en cuanto a los caballos y Pablo ha apostado para estos días en una cuadra joven y nueva, con caballos desconocidos pero que tienen un enorme futuro ante sí.

Así se mostró FO, un caballo hijo de GALLO, de una lámina impresionante y de capa baya, que fue un manojo de nervios antes de salir el toro, pero que cuando ya lo tuvo en frente se relajó y ejecutó su labor con muy buenos augurios. Pablo lo cuidó, y le midió los terrenos para que el caballo se confiara y se gustara y así pudo lidiar al toro con la bandera dejándoselo llegar hasta la misma cola. VINOSO, otro caballo  nuevo, pero este ya más toreado, hijo de CURRO fue quien inició las banderillas y si hablábamos de la lámina de FO, este VINOSO es otra maravilla de presencia. A este se le vio dominando más el escenario, marcando muy bien los tiempos y haciendo las cosas muy bien en las tres banderillas que atacó. Toreó de costado en tramos cortos, que era lo que el toro acompañaba y llevó el máximo peso en esta lidia.

Remató banderilla con DUENDE, espectacular en los cites balanceando y metiendo el hocico en la cara del astado, para templar luego también de costado. Para terminar, otro debutante, MACHETE, que fue quizás quien más extrañó el escenario en las banderillas cortas, donde Pablo tuvo que tirar de oficio y maestría para colocarlas por los adentros. Para entrar a matar, Pablo sacó al toro a los medios y aquí si vimos el auténtico potencial del caballo, metiendo la cara y arrimándose como un valiente, demostrando así, que va mejor en los medios que al hilo de las tablas y es que a muchos caballos, en sus inicios, las tablas o el pequeño espacio entre tablas y toro les impresionan más de la cuenta. Acertó el jinete al segundo intento y obtuvo una oreja.

En su segundo toro tiró más de veteranía y eso que sumado a que el toro también se movió más hizo que la faena fuese más lucida, aunque al final el descabello emborronase todo y dejase la labor sin premio alguno. PALOMO paró las primeras embestidas del toro con dos rejones de castigo y llevándolo templado con la bandera. No era un toro fácil en este tercio, porque embestía a arreones bruscos y no tenía mucho temple. DISPARATE puso las gotas de calidad en una lidia basada principalmente en llevar al toro toreado de costado y al hilo de las tablas, muleteando a golpes de grupa y dando a la noche un nuevo giro.

DALI continuó embelesando al público con esos cites tan barrocos y con esas piruetas ajustadas que subieron el calor en el tendido. PIRATA realizó un perfecto último tercio, mezcla de valor y torería, mostrando siempre la cara y el pecho por derecho, tanto en las banderillas, a una y dos manos como con el rejón de muerte. Lástima que el toro no doblara ante un rejón trasero y Pablo marrase hasta en tres ocasiones con el descabello.








COBERTURA DE PRENSA