UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
12
TOROS LIDIADOS
24
TROFEOS
24 orejas y 1 rabo
PUERTAS GRANDES
10

 

Coso Monumental considerado de primera categoría con un aforo estimado de 10000 localidades.









FUENTE: pablohermoso.net


Pablo Hermoso de Mendoza se presentó en la Plaza Lorenzo Garza de Monterrey, Nuevo León, el 21 de noviembre de 1999, junto a Eulalio López "Zotoluco" y Fernando Ochoa, y lidiando un toro de Celia Barbabosa y otro de Jaral de Peñas, obteniendo ovación en su primero y las dos orejas de su segundo.

La grata impresión dejada en su anterior actuación, y lo triunfal de su temporada española, hicieron que el 5 de noviembre de 2000 se acabasen las entradas, tras muchos años sin que este hecho se produjese en esta Plaza. En esta ocasión, los toros fueron de Fernando de la Mora y los compañeros de cartel Eloy Cavazos y Jorge Gutiérrez. La tarde fue triunfal para Pablo, cortando una oreja de su primero y las dos del cuarto de la tarde, triunfo que apoyó en sus monturas LABRIT, MAGRITAS, DANUBIO, CAGANCHO, CHICUELO y BORBA (en la foto colocando un par a dos manos).

El 18 de noviembre de 2001, se volvió a llenar la plaza regiomontana, en esta ocasión para ver actuar a Pablo Hermoso de Mendoza junto a Eloy Cavazos y Jorge Gutiérrez, obteniendo Pablo una oreja de su primer toro y dos del segundo, ambos difíciles toros de De Santiago, y ante los que tuvo que poner toda la técnica que posee el y TABASCO, ALBAICIN, DANUBIO, LABRIT, FUSILERO, BATISTA, CHICUELO y MARIACHI.

El siguiente paseíllo del navarro en el albero regio tuvo lugar el sábado 26 de octubre 2002, fecha en la que aconteció la cuarta actuación del estellés en la Monumental de la capital neolonesa, realizando el paseíllo junto a Eulalio López "Zotoluco" y Rafael Ortega, con astados de las dehesas de de Begoña. La tarde fue de contrastes ya que Pablo realizó dos buenas faenas antes bureles nada fáciles, pero lamentablemente el rejón de muerte limitó su triunfo a una sola oreja de su segundo, siendo fuertemente ovacionado en que abrió plaza. Esa tarde actuaron bajo la rienda del navarro: RONCAL, FUSILERO, DANUBIO, MARIACHI, MONTERREY (foto derecha), ALBAICIN, CHICUELO y MAZANTINI.

Regresaría el jinete navarro a la Lorenzo Garza el 7 de diciembre de 2003, teniendo como compañeros de cartel a los matadores mexicanos Jorge Gutiérrez y Rafael Ortega, en la lidia nuevamente de bureles de Begoña. Hermoso de Mendoza tuvo una tarde muy completa, llevándose las dos orejas del sardo que le correspondió en primer lugar y sumando otra más de su segundo, dejando escapar el rabo de este astado al tener que recurrir al descabello. Los caballos que encandilaron a la afición regiomontana esa tarde fueron: FUSILERO, LABRIT, NATIVO, CHACAL, CHICUELO, CAMPO GRANDE y FOSFORO.

Al año siguiente, 2004, tendría lugar la siguiente actuación de Hermoso de Mendoza en el coso de la Colonia Del Prado. Así, el 5 de noviembre hacían el paseíllo además de Pablo los diestros Jerónimo y Juan Antonio Adame, en la lidia de ejemplares de Vistahermosa y Fernando de la Mora para el montado, y de Corlomé para los de a pie. El estellés ratificó su categoría, así como el poder de convocatoria entre la afición regia, casi llenando de nuevo la plaza y saliendo en hombros de ella gracias auna riñonuda faena realizada a su segundo, por la que le fueron concedidas las dos orejas, siendo ovacionado fuertemente en el que abrió plaza. CURRO, CHICUELO, CAMPOGRANDE, CERVANTES, SAMURAI, CHENEL, FUSILERO y FOSFORO tuvieron llamado a escena durante esa intensa función nocturna.

Transcurrirían prácticamente tres años para que Pablo regresase a la Monumental regia, lo cual tuvo lugar el 18 de noviembre de 2007, alternando con Eloy Cavazos y Alejandro Amaya, en la lidia de bureles de Bernaldo de Quirós.
Con un entradón de por medio Pablo bordó el toreo al que abrió plaza para mandarlo sin orejas al rastro, mientras que en su segundo poco pudo hacer ante un burel deslucido y descastado. ESTELLA, CHENEL, PIRATA, CURRO, SILVETI, FUSILERO y DOMINGUIN pisaron esa tarde el ruedo de la Lorenzo Garza.

Tras otro intervalo considerable, dos años y medio, Hermoso de Mendoza regresaría a la Lorenzo Garza el 2 de marzo de 2010, formando parte de un festejo al lado de Manuel Martínez, Alberto Espinoza "El Cuate" y Pedro Gutiérrez Lorenzo "El Capea", en la lidia de bureles de Fernando de la Mora para el jinete en plaza y de Bernaldo de Quirós para las infanterias. Con un lleno de por medio Pablo fue ovacionado en su primero para con su segundo sublimarse y bordar el toreo en una extraordinaria faena por la que obtuvo merecidamente los máximos trofeos. DALI, CHENEL, ICARO, PIRATA, ESTELLA, SILVETI y CAVIAR fueron los protaonistas equinos de esa tarde en la arena regia.

Y ya en un período regular, Pablo regresaría al año siguiente a la sultana del norte para el 27 de marzo cerrar su periplo americano 2011 actuando al lado de Alberto Espinoza "El Cuate" y Juan Pablo Sánchez, en la lidia de bureles de Fernando de la Mora para la lidia a caballo y de Teófilo para la de a pie. Ante un entradón en tarde de infernal calor, Pablo realizó dos buenas faenas que calaron hondo entre el público asistente, pero el fallo a espadas le impidió poder tocar pelo. MACHADO, CHENEL, ICARO, PIRATA, SARAMAGO, MANOLETE y PATA NEGRA tuvieron llamdo a escena esa tarde de insoportable calor en el reudo regiomontano.

La regularidad continuó en el 2012, ya que el día 18 de marzo Pablo hizo el paseíllo como parte de un amplio cartel que también incluía a Fermín Spínola, Juan Pablo Sánchez y el novillero Antonio Lomelín. El festejo estuvo a punto de suspenderse por una lluvia intermitente, pero finalmente el festejo se llevó a cabo y el genio a caballo de Navarra logró sumar una salida más en hombros de la Lorenzo Garza al obtener las dos orejas de su primero, no pudiendo cuajar un triunfo aún más redondo al fallar a espadas con su segundo. Los caballos que pisaron esa tarde el húmedo albero regio fueron: ESTELLA, CHENEL, ICARO, PIRATA, GARIBALDI, VAN GOGH y DALI.

Bajo ese mismo patrón anual, Pablo volvió a Monterrey el 21 de abril de 2013, tomando parte en un largo festejo en el que también acturaon los diestros mexicanos Fermín Spínola, Octavio García "El Payo" y Juan Pablo Sánchez, en la lidia de ejemplares de Bernaldo de Quiros. El navarro obsequió a la afición asistente con una gran faena, la realizada asu primero, en donde dejó pasajes de alta torería y gusto taurino, obteniendo por ello las dos orejas de su adversario, teniendo silencio en su segunda participación ante un astado complicado y pleigroso. El jinete en plaza volvió a salir en volandas de la Lorenzo Garza, y mucho tuviieron que ver en ello NAPOLEON, GURU, HABANERO, PIRATA, CHURUMAY, MANOLETE y DALI.

FECHA 21 de Febrero de 2014
LUGAR Plaza de toros Monumental Lorenzo Garza, Monterrey, Nuevo León, México
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y ovación)
Joselito Adame (oreja y vuelta tras dos avisos)
Octavio García “El Payo” (silencio y silencio)
Juan Pablo Sánchez (oreja y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Fernando de la Mora, número 16, 500 kilos, de nombre Feo: De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Fernando de la Mora, número 33, 465 kilos, de nombre Guapo: De salida VINOSO (2 rejones de castigo); en banderillas MANOLETE (2 banderillas) y HABANERO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par a dos manos y tres rejones de muerte).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS CHENEL, DALI y NAPOLEON

Cartel monstruo el que se presentaba en la Monumental de Monterrey con dos figuras españolas, Pablo Hermoso de Mendoza y Julián López “El Juli” y dos mexicanos de primera fila, como Octavio García “El Payo” y Juan Pablo Sánchez. Un cartel que al final sufrió la baja de “El Juli” y la entrada de “El Payo” en su lugar, pero que no se resintió para nada en el boletaje que casi se vendió en su totalidad empujado por el tirón de un Pablo Hermoso de Mendoza que por fin pudo contar para este compromiso con la totalidad de su cuadra.

Este circunstancia fue posiblemente un punto a favor para que el navarro estuviera más tranquilo en la plaza, porque sabía que salieran como salieran los toros iba a tener muchos más recursos para enfrentarse a ellos. Tener en el camión amarrados a diez caballos da muchas más alternativas en la plaza y eso se nota hasta en lo psicológico. Si encima, por fin, enfrenta a un toro con movilidad y transmisión, al que puede cuajar desde el instante inicial, todo hace que Pablo y el propio público se diviertan.

Ha sido un triunfo arrollador, pero para nada fácil por el juego de los toros, pero ante los cuales, “Feo” de nombre y feo de hechuras fue el toro que abrió plaza, pero por lo menos tuvo movilidad, embistió con continuidad y sirvió para que el estellés cuajase la que posiblemente sea su mejor faena en México en 2014. No iba con el toro lo de embestir al principio, a pesar que CHURUMAY pasaba por sus terrenos provocándole a ello. Recibió el primer rejón de castigo sin haberse empleado ni una vez y poco lo hizo después del fierro, salvo unos galopes en redondo. Con el segundo rejón, el toro si cambió y se enrabietó para hacer que la faena se viniera para arriba. Así recibió a DISPARATE decidido a dar juego y a galopar por donde el caballo le exigiera. Y bien que le exigió, porque DISPARATE jugó con el toro, cambió de sentido sus galopes en varias ocasiones y siempre llevando al toro metido en su cola, muy cercano y aguantando las tarascadas que este derrotaba. Pablo iba midiendo el galope del toro y ordenaba en los momentos oportunos los cambios de grupa a DISPARATE que no dejó tiempos muertos y en cuanto terminaba una suerte, pasaba a la otra colocando las banderillas y saliendo toreando de la suerte para terminar con una magistral pirueta en la misma cara del bizco toro.

Continuó el tercio cambiando ahora de caballo y sacando a VIRIATO, que tuvo enfrente a un toro con mucha movilidad y codicia, quizás demasiada para un caballo que torea tan cerca, pero que una vez más superó las dificultades y arrancó auténticos pases de pecho pasándose los pitones cerca de la piel. Las banderillas cortas también contaron con la complicidad  de un astado al que PIRATA se dejaba llegar en cada embroque y tras metérselo en la pierna del jinete, éste iba dejando uno tras otro los palitroques en el morrillo para rematar con largos y muy cercanos desplantes “frente a frente” o “telefónicos”. Con el rejón de muerte, el binomio Pablo-Pirata se dieron tiempo, se dejaron llegar al toro mirándolo de frente, marcando la perfecta ejecución de la suerte y por suerte la perfecta colocación del rejón de muerte que hizo que el toro doblase sin apenas darle tiempo a Pablo a descabalgar y hacer así que en el primer toro de la tarde y con mucho público todavía sin poder sentarse, las dos primeras orejas ya cayeran de lado del jinete español.

Fue una pena que en su segundo toro, quinto de la larga noche, no estuviera tan certero con el rejón de muerte, porque el jinete perdió así la posibilidad de haber cortado un rabo que a ley se había ganado durante la lidia. Un toro que también se movió y transmitió, pero que para el torero fue un tanto molesto porque resultó muy andarín, sobre todo en el primer tercio donde apenas mostró fijeza en VINOSO, quien a pesar de lo cual dejó destellos de su calidad con un segundo rejón de majestuoso ejecución. MANOLETE fue quien con su poderío torero terminó por meter al toro en faena y a sacar toda la clase que el astado tenía y se había guardado en el primer tercio. Comenzó templando de costado, muy despacio, muy pegado al suelo, con ese estilo caganchiano que posee y que le hace marcar una velocidad regular y no hacer un mal gesto mientras dura el galope. Llegó muy cerca en las banderillas en las que se reunió después de dejarse ver atacando desde lejos. En varias ocasiones realizó también alguna hermosina.

Tras el toreo técnico, suave y muy de paladares de MANOLETE, vino la algarabía de un caballo que gusta y mucho en México: HABANERO. El bayo echa todo su valor en banderillas con las que llega hasta la misma cara del astado para cuartear al hilo del pitón, pero donde pone la plaza boca abajo es con las piruetas, en la misma cara del toro y que esta noche encendieron el tendido hasta la paranoia, sobre todo cuando realizó una serie de tres todas muy ceñidas. Llegó el turno de PIRATA y con un toro embistiendo con fuerza colocó el rejoneador las banderillas cortas seguidas y de forma continua, anticipo de varios desplantes sobre el testuz. Como había toro y quedaba faena, Pablo agarró un par de banderillas y las colocó a dos manos, dejándose ver y dejándose llegar al astado hasta el mismo estribo y cuadrando perfecto el par. Esa movilidad del toro había ayudado a dar espectáculo hasta este instante, pero cuando vas con el rejón de muerte eso dificulta su colocación, sobre todo si el toro viene por delante como era ya el caso. Esta circunstancia junto con el poco tino del jinete para encontrar los blandos, dejaron una faena que hubiera sido de máximos trofeos, en un gran ovación con saludos de Hermoso desde el tercio.


COBERTURA DE PRENSA