UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
4
TOROS LIDIADOS
8
TROFEOS
12 orejas y 1 rabo
PUERTAS GRANDES
4

 

Sobre la margen izquierda del río Medellín se levantó la plaza de La Macarena, después de que en la ciudad, a partir de finales del siglo XIX, se construyeran cerca de cuatro cir­cos para las fiestas de toros. En 1927 se gestó la Idea de la cons­trucción de la plaza, pero la crisis económica de los años 30 detuvo la obra; sin embargo, quince años después Rafael Uribe Piedrahita, Carlos Molina, Luciano Restrepo y Carlos Peláez impulsaron de nuevo la edificación que se erigió bajo la dirección del arquitecto Gonzalo Restrepo. La plaza es de estilo mudejar, tiene un ruedo de 34 metros de diámetro y una ca­pacidad para 10.200 personas, , de las que 1.200 están ubicadas en los balcones situados sobre los arcos que tanto han inspirado al pintor y escultor Fernando Botero, quien descubrió, en esta bella pla­za, su afición por los toros.

La inauguración tuvo lugar el 4 de marzo de 1945, con reses de Clara Sierra para Juan Belmente Campoy, Luis Briones y Calesero.

Ese mismo año, en el tercer festejo celebrado, Antonio Bienvenida escuchó por única vez en su vida los tres avisos en un toro.

Las exigencias de una ciudad dinámica forzaron la intervención en la plaza de toros, convirtiéndo­la en 2003 en el nuevo Centro de Espectáculos La Macarena. De la antigua plaza sólo se respetó la fachada, renovando su estructura y cubriéndola con un sistema de techado móvil, habilitando el coso para conciertos y otros eventos culturales y de ocio. El diámetro del ruedo aumentó a 38 metros y su capacidad hasta los 14.000 lo­calidades.

Por su arena se recuerda el pa­so de las grandes figuras desde mediados del siglo pasado a nuestros días, como Manolete, los hermanos Dominguín, El Viti, El Cordobés... hasta llegar a César Rincón, José Tomás y El Juli, entre muchos otros que han dejado la impronta de su arte


FUENTE: David Jaramillo (6TOROS6)


El 21 de enero de 2012 Pablo Hermoso de Mendoza tuvo un debut histórico en la plaza de toros La Macarena, al obtener las orejas y rabo del segundo de su lote, sumando además una esforzada oreja en su primero. El caballista estellés lidió en esa tarde astados de Dosgutiérrez, alternando con Antonio Ribeiro Telles y Andrés Chica. ESTELLA, MANOLETE, ICARO, PIRATA, GARIBALDI, CHENEL y DALI tuvieron llamdo a escena esa inolvidable tarde en el majestuoso escenario medellinense.

Una semana después, el día 28 de enero, ya en la recta final de la temporada colombiana de ese año; regresaría Hermoso de Mendoza al escenario medellinense para tomar parte en un cartel mixto, al lado de los diestros José Gómez "Dinastía" y el galo Sebastián Castella, en la lidia de astados de La Carolina. De nueva cuenta el jinete de Estella prtagonizó una gran tarde, cuajando a placer a su primero, al que desorejó, sumando todavía un aapéndice más en el que cerró plaza, para convertirse en el triunfador del festejo, cruzando de nuevo en volandas la Puerta Grande del coso de La Macarena. Para lograr ese nuevo triunfo contó con el valioso apoyo de su gran cuadra que para esta oportunidad estuvo integrada por: ESTELLA, CHENEL, DALI, PIRATA, GARIBALDI, VAN GOGH y SILVETI.

Para el 2013 regresó Pablo a La Macarena, el 19 de nero, alternando con los diestros Rámses Ruiz y David Mora, en la lidia de astados de Monterrey. El oriundo de Estella protagonizó la tarde al abrir en solitario la Puerta Grande tras desorejar al primero de su lote, teniendo silencio en su segundo al sucederse los fallos con el rejón de muerte. VILLA, MANOLETE, VIRIATO, PIRATA, CHURUMAY, DISPARATE e ICARO vieron acción esa tarde en el ruedo del coso de Medellín.

FECHA 18 de Enero de de 2014
LUGAR Plaza de toros La Macarena, Medellín, Colombia
ENTRADA Dos tercios
TOROS
RESEÑA Javier Castaño (silencio y silencio)
Manuel Libardo (oreja y silencio)
Luís Miguel Castrillón (ovación y silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Ernesto Gutiérrez, número 284, 480 kilos, de nombre Castor: De salida CHURUMAY (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Ernesto Gutiérrez, número 325, 472 kilos, de nombre Monaguillo: De salida NAPOLEON (1 rejón de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par a dos manos y un rejón de muerte).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS UNAMUNO y MANOLETE

Un nuevo triunfo para Pablo Hermoso de Mendoza en su periplo por tierras colombianas y con el que cierra su cuarta salida a hombros consecutiva y con el que firma, además, su tarde más rotunda con cuatro orejas. Cuatro puertas grande de cinco posibles, las que lleva hasta esta tarde, donde desorejó a dos toros de Ernesto Gutiérrez que no fueron fáciles de lidiar, pero al que el jinete fue sometiendo con los diferentes caballos y sobre todo con dos caballos  pletóricos:  CHENEL, que tuvo aquí su prueba de fuego desde su reaparición y un DISPARATE ya convertido en un ídolo de la afición colombiana.

La salida del primero, un tanto abanta y desinteresada del toro la fue superando CHURUMAY a base de cercanía y de meterse en los terrenos del toro. Pronto los iniciales pitos al astado por su aparente apatía, se volvieron en ovaciones cuando el caballo se enroscaba literalmente en el toro obligándole a embestir. Un solo rejón de castigo antes de templarlo con la bandera y cambiar de cabalgadura para salir con CHENEL, y comenzar una lidia poderosa y técnica, y en la que el caballo tuvo que consentir una barbaridad al toro hasta lograr que los galopes fueran templados. Tras una primera banderilla prodigiosa en los medios el toro embestía encastado, pero sin fijeza, ni templanza. Era una embestida más brusca y CHENEL la iba canalizando cambiando el ritmo del galope y llevando al toro al hilo de las tablas. Tras la segunda banderilla, pareció como si la lidia cambiara y ya CHENEL se hizo dueño y señor y pudo disfrutar y hacer disfrutar de ese glorioso galope de costado y de ese remate por los adentros que hizo que el tendido explotara de júbilo. Con el abrazo de su jinete y la ovación del público se retiró un orgulloso CHENEL y dio paso a DALI, caballo muy del gusto de Colombia.

Cites con la cola provocando la embestida y haciendo que el toro saliera de su terreno, todo ello antes de abrir espacios y atacar en la primera de las banderillas. Ambos palitroques fueron de mucho consentir, de meterse en los pitones y de cuadrar al estribo y luego fueron rematadas por series de piruetas celebradas con “olés” desde los tendidos. El colofón estuvo en el haber de PIRATA y en su condición de caballo valiente y aguerrido, peleón y provocador en cada encuentro, metiendo la cara en cada embroque y disminuyendo las distancias para que Hermoso dejase una tras otra las tres banderillas cortas y luego se descolgara con desplantes encima del testuz del astado. No bajo la guardia para el rejón de muerte y cuadró perfectamente en la entrada, dejando el jinete un pinchazo hondo que fue suficiente y que contó con la colaboración de PIRATA en el tramo final y con el doble trofeo concedido por la presidencia.

Otras dos cayeron en el octavo toro de esta eterna corrida y si no cayó el rabo fue porque el toro tardó en doblar a pesar de tener un rejonazo en todo lo alto. Este toro también embistió a oleadas y le costó de salida, donde una vez más el caballo fue fundamental. En esta ocasión fue NAPOLEON quien terminó por convencer al toro de embestir antes de dejar el rejón de castigo único que colocó. A destacar el gran momento en que NAPOLEON simuló la suerte con la bandera y lo ejecutó de forma impecable y precisa. El lío gordo vendría en banderillas con un insolente DISPARATE que volvió a poner una plaza boca abajo cuando comenzó a cambiar la grupa de sentido con el toro embebido en su cola. Eran largos galopes ante un toro que ahora sí obedecía a los toques y se desplazaba, aunque a veces daba alguna embestida descompuesta. Varias vueltas al ruedo con el toro cosido e intercalando banderillas, la primera al sesgo y la segunda en los medios. El remate y uno de los momentos álgidos de la labor fue la pirueta que DISPARATE realizó sin espacio material para salir indemne, pasando el cuello por encima de los pitones que llegaban al pecho del caballo e increíblemente saliendo limpio del embroque. Tanta fue la cercanía, que hasta el toro se vio sorprendido de verse al caballo tan encima. Si CHENEL se fue en olor de multitud, DISPARATE no fue menos e incluso Pablo tuvo que retroceder tras sus pasos para que el caballo recibiera la atronadora ovación del respetable.

PSalió VIRIATO y lo cierto es que no lo tuvo fácil. El toro cortaba mucho la embestida y sobre todo no le pasaba hacia atrás, lo que hacía que VIRIATO en lugar de ejercitarse en redondo lo tuviera que hacer más en largo, llevando al toro encelado pero sin poder girarse. Aún así consiguió momentos de enorme conexión y emoción e hizo que la lidia no bajase de nivel tras lo realizado por DISPARATE. También cortaba el paso para las banderillas cortas y también PIRATA tuvo que tirar de facultades para que su jinete las dejase en lo alto y luego tocase su frente con el testuz del toro en desplantes. Colofón bandilleril con un gran par a dos manos dejándose llegar mucho al toro y clavando en el mismo estribo, donde también se ejecutó el rejón de muerte que cayó en todo lo alto y que todo hacía presagiar el rabo para el centauro navarro. Debió de ser la colocación tan en lo alto que quizás su entrada fue algo contrario, porque el toro tardó en doblar y eso debió de hacer que el trofeo quedara en las dos orejas.


COBERTURA DE PRENSA