UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
6
TOROS LIDIADOS
11
TROFEOS
13 orejas y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
4

 

La actual plaza de toros es el resultado de la pasión por el toreo que existe de antaño en laciudad. A esta le antecedieron 14 circos taurinos, como lo registró el diario local La Patria, el 21 de junio de 1971. El Circo del Guayabo se construyó en 1897 en el sitio que ocupa hoy la iglesia de la Inmaculada Concepción.. El primer torero en actuar en este fue el español Antonio Pineda, acompañado de los banderilleros "El Madrileño", la "Vieja", y el colombiano José María López Pastrana.
 
En el siglo pasado, la más conocida fue la plaza de toros El Soldado, en el Batallón Ayacucho, donde se presentó la rejoneadora peruana Conchita Cintrón, figura estelar del toreo a caballo. Allí nació la Escuela Taurina La Espada, que formó a cerca de 25 jóvenes con afición y corazón taurino.
 
La plaza actual nació con la sociedad Plaza de Toros de Manizales, el 27 de septiembre de 1945, por la visión de un grupo de taurinos manizaleños que reunió un capital. Con el transcurso de los años, las acciones fueron trasferidas a la Cruz Roja Seccional Caldas, actual propietaria. Así, cada año un porcentaje de las ganancias de la temporada taurina, organizada hoy por la empresa Cormanizales, se destina al Hospital Infantil de Caldas y a otras obras de la Cruz Roja.
 
En 1951 la empresa constructora Robledo y Borrero hizo entrega de la plaza, con una capacidad de 15 mil personas. Y el 23 de diciembre de ese mismo año se realizó la primera corrida de toros para celebrar el centenario de la ciudad. Participaron los diestros españoles Antonio Bienvenida, Manolo González y Alfredo Jiménez, con toros de Mondoñedo. Lo demás ha sido una historia dorada, escrita por las figuras del último medio siglo.
 
En Manizales los reyes magos vienen a feria, que se realiza los primeros días de enero.

Mito o realidad, en Manizales se dice que hay un duende que es inquieto, talentoso, alegre, elegante y valiente. Algunos afirman que San Pedro y éste son amigos y se confabulan para parar los aguaceros, unos minutos antes de los festejos y permitir que los areneros arreglen el ruedo. Se le atribuye también el que los toros embistan.



FUENTE: Miguel Jaramillo Angel, Revista TOROS


El jinete estellés tuvo un primer contacto con la afición de esta ciudad ubicada en el eje cafetero, en donde debutó el día 5 de enero de 2000, actuando al lado de los diestros Nelsón Segura, Joselito Borda y Paquito Perlaza, en la lidia de astados de Dos Gutiérrez para el jinete en plaza y de Cerrobermejo para las infanterías. Pablo fue ovacionado en su primero, mientras que a su segundo le pudio cortar una oreja tras una meritoria labor.

Tendrían que pasar doce largos años para que el centauro navarro regresase a la ciudad de las puertas abiertas, haciéndolo el día 4 de enero de 2012, al lado de Antonio Ribeiro Telles y Willy Rodríguez en la lidia de bureles de Dosgutiérrez. Hermoso de Mendoza afrontó un reto complicado con su primero, al que con esfuerzo le cortó una oreja, para posteriormente realizar una labor magitsral a su segundo al que desorejó provocando la locura en los tendidos del coso manizaleño, ssaliendo en hombros en olor a multitud.

Tres días después, el 7 de enero, regresaría el genio estellés a este escenario para tomar parte ahora en un festejo mixto al lado de los diestros Sebastián Vargas y David Mora, despachando astados de Juan Bernardo Caicedo. En esta oportunidad Hermoso de mendoza volvió a tocar pelo, una oreja de su primero, si bien no pudo abrir la Puerta Grande, debido en gran parte a la nula colaboración del lote que enfrentó. GARIBALDI, CHENEL, DALI, PIRATA, VILLA, MANOLETE, ESTELLA y VAN GOGH afrontaron con solvencia la papeleta.

En el 2012 Pablo volvió a pisar el albero del coso de Manizales en dos oportunidades. La primera de ellas el 10 de enero, fecha en la que brindó una tarde memorable, obteniendo un triunfo arrolador al desorejar por partida doble al lote que enfrentó. Una actuación inspirada y una nueva cátedra de toreo a caballo. VILLA, VAN GOGH, DALI, PIRATA, CHURUMAY, MANOLETE e ICARO brindaron en su conjunto una actuación para el recuerdo, en una tarde donde su jinete alternó con los diestros Manuel de Jesús "El Cid" y Luis Bolivar, lidiando astados de Ernesto Gutiérrez.

Su segunda actuación fue al día siguiente, viernes 11, integrando la pléyade de figuras que tomó parte en el tradicional Festivaltaurino a favor del Hospital Infantil, haciendo el paseíllo al lado de los diestros Guillermo Perlaruiz, Julián López "El Juli", Paco Perlaza, Manual Jesús "El Cid" y Sebastián Castella, lidiándose astados de La Venta del Espíritu Santo. El navarro volvió a imponer su maestría para cuajar otra faena plena de dominio y de magisterio, convirtiéndose en el triunfador del festejo al obtener las dos orejas de su oponente, labor en la que tuvieron una destacada participación VILLA, DISPARATEM VIRIATO y PIRATA.

FECHA 8 de Enero de 2014
LUGAR Plaza de toros de Manizales, Colombia
ENTRADA Tres cuartos
TOROS
RESEÑA Manuel Libardo (ovación y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y silencio)
Iván Fandiño (silencio y ovación)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Ernesto Gutiérrez, número 288, 444 kilos, de nombre Villancico: De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (3 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas).

Segundo toro de la Ganadería de Ernesto Gutiérrez, número 313, 462 kilos, de nombre Joropo; De salida NAPOLEON  (2 rejones de castigo); en banderillas MANOLETE (3 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y cuatro rejones de muerte y tres pinchazos).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

UNAMUNO y CHENEL


MUn nuevo peldaño en la exitosa historia de Pablo Hermoso de Mendoza se pudo vivir esta tarde en la plaza Monumental de Manizales y dentro de la 59 edición de su feria taurina. Fue el indulto en manos del navarro del toro Villancico de la ganadería de Ernesto Gutiérrez, al cual el estellés cuajó de principio a fin y al que al final el público decidió perdonarle la vida.

Este Villancico, se convirtió en el cuarto toro indultado por Hermoso y que se viene a unir a Palomo de la ganadería de Bernaldo de Quirós en Durango (México) el año 2005, a Tabascoso, de Ernesto González Gutiérrez, en Cali (Colombia) el año 2011 y a Enamorado, de la ganadería de Los Encinos, en Cuernavaca-Alpuyeca (México) en el año 2013.

Esto del toro, muchas veces es amor a primera vista, y es que al primer vistazo, Pablo ya tuvo la sensación de que el toro le iba a servir para su toreo. No tardó nada el toro para meterse en la cola de CHURUMAY y comenzar a embestir con codicia y buen son y a dejarse llevar por los giros del caballo, de los que salía toreado y rebosado en su embestida. Casi instantánea fue la respuesta del público que ya comenzó a comulgar con Pablo desde esos primeros compases y a dejarse llevar por la embestida larga de un gran toro. Les costó a Pablo despegarse del toro para colocarse y reunirse con el rejón de muerte, pero cuando lo hizo la reunión quedó perfecta y el rejón en su sitio. Continuó toreando ahora con la bandera, para a continuación dejar un segundo rejón de castigo y galopar a lo largo del anillo con el toro embebido en la cola de CHURUMAY y obedeciendo a los pequeños toques que el caballo daba cambiando de mano. Finalizó el tercio y Pablo comenzó su particular exhibición taurina con DISPARATE. Caballo completo, toreo completo y toro completo, todo se aunó en una lidia en la que DISPARATE realizó todas las suertes de su repertorio, ajustó las distancias al máximo y disfrutó de la continua y muy brava embestida de, en este caso, su compañero de lidia. La gente rugía cada vez que DISPARATE cambiaba la grupa de adentro afuera o de afuera adentro, o cada vez que encelaba al toro galopando de costado para rematar en alguna ocasión por los adentros o cuando realizó piruetas, la primera de ellas imposible por el espacio y en la que hasta el propio toro pareció sorprenderse por la cercanía de la suerte. Dejó tres banderillas, dejando que le llegara al toro hasta el pecho para salir cambiando al pitón y siempre dejando al toro en los terrenos que se sentía a gusto, aunque tuvieran que ser al sesgo para seguir la faena sin tiempos muertos.

Todavía quedaba toro y Pablo cambió de caballo y de puesta en escena. VIRIATO fue el encargado de hacerlo y no tardó nada en pisar el ruedo y tener al toro encelado en el estribo, embebido en su galope y en su temple lo llevó por donde quiso, sin que el toro diera ni un solo renuncio. Con los pitones a la altura de la piel, tocando casi, pero sin llegar, cuajó un final de tercio memorable. Las miradas de caballo y toro se cruzaban continuamente y las bocas parecían buscarse de lo cerca que llevaban las caras ambos animales. Después llegó la rueda de las cortas con un picante PIRATA, muy juguetón como si supiera que aquello iba de fiesta. Dejó las tres, una a una y en cada intentona, clavando cuando el toro estaba en el estribo y dándole las ventajas que el toro exigía. Tras las banderillas cortas vinieron los desplantes del “teléfono” y los “cara a cara” con el toro y el delirio en los tendidos. Llegó la hora de matar y comenzaron a aparecer pañuelos en el tendido solicitando el indulto para el toro, el cual, tras unos segundos de demora, le sería concedido. Pablo continuó toreando con PIRATA, mandando besos al testuz del toro y acariciándole en cada pasada antes de que Villancico regresara a los corrales donde sería curado y enviado a la ganadería para ser semental el resto de su vida.

Si en el primero Pablo vivió la miel del toreo, en el segundo le tocó la hiel, porque eso es lo que fue el sexto de la tarde. Un toro muy difícil al que Pablo tuvo que realizarle una lidia dura y complicada y en la que dos caballos veteranos como MANOLETE y DALI solventaron una papeleta que para nada era fácil. MANOLETE consiguió meterse encima del toro en las dos banderillas que colocó y a base de poder físico y de fuerza salió de los embroques con limpieza y ortodoxia. Lo mismo sucedió con DALI, cuyas piruetas quedaron inéditas porque el toro se frenaba. Fue un toro difícil porque embestía fuerte y violento cuando los caballos estaban cerca, pero se paraba a continuación y no permitía el menor atisbo de brillantez. Muy difícil para NAPOLEON en el tercio iniciar, a pesar de lo cual reunió un buen segundo rejón, y sobre todo en un último tercio, donde de verdad PIRATA demostró la categoría que atesora. No era nada fácil y a pesar de que Pablo pinchó en varias ocasiones, el caballo nunca volvió la cara a las complicaciones y se fue por el toro en todo momento, incluso cuando dobló. Una pena no haber podido rematar una tarde que hubiera sido perfecta, pero que con lo acontecido en el tercero de la tarde, ya es otra página de historia en la carrera del que denominan mejor rejoneador del mundo.

COBERTURA DE PRENSA