UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Actuaciones Recientes
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
1
TOROS LIDIADOS
2
TROFEOS
4 orejas y 1 rabo
PUERTAS GRANDES
1

 

Una de las plazas más importantes de América se encuentra en Bogotá, la capital de Colombia. Por ese escenario han pasado todas las figuras del toreo desde que se inauguró en 1931. Nombres míticos de las distintas épocas, como los de Domingo Ortega, Manolete, Luis Miguel Dominguín, Antonio Ordóñez, Paco Camino, El Cordobés, Paquirri... llegaron desde España para dar forma a los carteles de la temporada taurina bogotana.

Hoy en día, próxima a cumplir los ochenta años desde su inauguración, sigue vigente su importancia en el planeta taurino, pues hay obligación de confirmar su alternativa para todos los matadores que hacen su primer paseíllo en la Santamaría. Su nombre se debe a su impulsor, Ignacio Sanz de Santamaría, quien también puso en funcionamiento el antiguo coso de San Diego, por donde pasaron igualmente importantes toreros españoles, como Rafael El Gallo y Bienvenida. Ese escenario pasó a mejor vida tras la inauguración de la nueva plaza, para la que Santamaría invirtió una gran cantidad de dinero. El 8 de febrero de 1931 se celebró la primera corrida, con toros de Mondoñedo que fueron lidiados por el valenciano Manolo Martínez, Mariano Rodríguez y Ángel Navas. En esa primera temporada se celebraron doce espectáculos. Dos años después, Sanz de Santamaría, alma máter de la plaza, falleció en Bogotá.

La construcción del edificio, con capacidad para 14.400 localidades, corrió a cargo de los ingenieros Adonai Martínez y Eduardo Lascano, y en la década de los cuarenta el arquitecto español Santiago Mora modificó la fachada, que­dando tal y como hoy se conoce.

La seriedad de su afición y su conocimiento del toreo confieren a este escenario una gran singularidad. Allí tomó la alternativa César Rincón en 1982, y allí se retirará el 24 de febrero de 2008, en una efeméride que forma parte de la gran historia de la plaza bogotana.


FUENTE: Alfonso Santiago (6TOROS6)


La de este viernes será la decima actuación de Pablo Hermoso de Mendoza en el coso gaditano de Algeciras, plaza donde debutó el 23 de junio de 1996 con una corrida de Luis Albarrán, en la que compartió cartel con Fermín Bohórquez, Luis y Antonio Domecq, cortando una oreja en su actuación en solitario y dando la vuelta al ruedo junto a Fermín Bohórquez en la collera. Lo mejor de esa tarde fueron los tercios de banderillas a cargo de CAGANCHO, CHICUELO y GALLO (en la foto).

Al año siguiente el día 22 de junio de 1997 de nuevo volvió para lidiar otra corrida del mismo hierro de Luis Albarrán, esta vez junto a Joao Moura, Fermín Bohórquez y Paco Ojeda, cortando una oreja en su toro individual, apoyado sobre todo en la labor de CAGANCHO, y otra en dúo con Fermín Bohorquez, por lo que salió a hombros por primera vez de este coso.

El 30 de junio de 1998 se programó un mano a mano entre Joao Moura y el navarro, lidiando toros de Guardiola y cortando Pablo dos orejas al sexto de la tarde, volviendo a salir en hombros. Fue una tarde de desaciertos con el rejón de muerte y en la que utilizó entre otros a CAGANCHO, CHICUELO, SABICAS, ALDEBARÁN y GALLO.

Igualmente consiguió triunfar en el coso de Las Palomas el día 4 de julio de 1999 junto a Fermín Bohórquez, Paco Ojeda y Álvaro Montes, quienes lidiaron una corrida de Puerta Hermanos a la que Pablo y Paco Ojeda en la collera cortaron dos orejas, produciéndose la tercera salida a hombros de Pablo en Algeciras, esta vez ayudado por LABRIT, MARTINCHO, CAGANCHO, CHICUELO y CHABELA.

La quinta actuación de Pablo en Algeciras, fue la realizada el 30 de junio de 2001, con la que Pablo reaparecía tras su cogida en la Plaza de Toros de las Ventas. La inactividad y el pésimo juego de la corrida de Guardiola Fantoni, hizo que Pablo, al igual que sus compañeros de cartel Fermín Bohórquez y Álvaro Montes, no consiguiesen dar ni siquiera una sola vuelta al ruedo. En esta última actuación, Pablo montó a LABRIT, TABASCO, DANUBIO, CAGANCHO, CHICUELO, BATISTA y MARIACHI, destacando el momento más tenso de la tarde y uno de los más duros de la carrera de Hermoso de Mendoza, cuando volvió a ir de frente hacía un incierto toro de salida sobre LABRIT (foto izquierda), por primera vez desde el percance de Madrid. El caballo y el jinete resolvieron de forma magistral ese trago y demostraron que el trance de Las Ventas había sido superado.

La sexta actuación del coloso español en este bello puerto tuvo lugar el 26 de junio de 2002, ante toros de Benitez Cubero en un festejo mixto al lado de Javier Conde y Eduardo Dávila Miura. A pesar de que el encierro no colaboró, Pablo pudo hacerse con el único apéndice que se cortó en el festejo. Los equinos que tuvieron acción fueron: RONCAL, FUSILERO, CAMPO GRANDE, MARIACHI, MONTERREY, ALBAICIN (imagen derecha) Y DANUBIO.

La séptima actuación del centauro navarro en esta tierra gaditana tuvo lugar dos años después, el 26 de junio de 2004, alternando con Luis Domecq y Alvaro Montes ante bureles de Benítez Cubero. Esta ha sido la tarde en donde Pablo ha obtenido el mayor número de trofeos en el coso de Las Palomas. El estellés le armó un auténtico lío a su primero para tumbarle las dos orejas, sumando una más en su segundo. El triunfo vino de la mano de una consistente actuación de CURRO, CHENEL, FOSFORO, SAMURAI, MONTERREY y CAMPOGRANDE.

De igual forma dos años después regresaría Pablo a las Palomas, el 24 de junio de 2006, acartelado al lado de Fermín Bohórquez y Antonio Domecq, en la lidia de bureles del padre del primero. Teniendo como baluartes a VILLA, CHENEL, NAPOLEON, SARMATA, CURRO y RONDEÑO; Hermoso de Mendoza brindó otra gran noche en el albero gaditano y se llevó las dos orejas de su primero y las dos y el rabo de su segundo, cuajando así un triunfo incontestable que le deparó de nueva cuenta el salir en hombros por la Puerta Grande del bonito coso gaditano.

Con el consabido compás de dos años de por medio, Pablo regresó a Algeciras el 28 de junio de 2008, compartiendo cártel con Joao Moura y Antonio Domecq en la lidia de bureles de Fermín Bohórquez. Hermoso de Mendoza volvió a protagonizar una noche luminosa desorejando al lote que le correspondió en suerte, cuajando dos completas lidias en las que sobresalieron ESTELLA, CHENEL, VITI, PIRATA, MANZANA, SILVETI E ICARO.


FECHA 23 de Enero de 2011
LUGAR Plaza de toros Santamaría, Bogotá, Colombia
ENTRADA  
TOROS
RESEÑA  
CABALLOS UTILIZADOS

 

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

 


Máxima expectación en la presentación de Pablo Hermoso de Mendoza en la plaza de la capital colombiana, Bogotá. Durante la semana ya se aventuraba el llenazo y así se confirmó, colocándose el cartel de "No hay billetes"desde últimas horas de la mañana. Un cartel que en los últimos años, solo se había colocado con el regreso de José Tomás y que en esta ocasión marcó un nuevo hito en la carrera del navarro.

Este fue el primer triunfo, antes de comenzar la corrida, pero cuando esta finalizó, Pablo ya había escrito nuevas letras de oro en la tauromaquia mundial. Y es que en su debut, consiguió arrollar, consiguió abrir sobradamente la puerta grande, y como decimos, entró en la historia del coso bogotano. Cuatro orejas y un rabo, apéndice este que no se concedía en esta plaza desde 1955 en que lo obtuvo el matador Dámaso Gómez y que además lo convierten en el primer rejoneador en la historia que lo consigue en este coso, a pesar que han sido varios los rejoneadores, tanto hispanos, como colombianos que han pasado por esta feria en ediciones anteriores.

Ha sido un triunfo arrollador, pero para nada fácil por el juego de los toros, pero ante los cuales, Hermoso antepuso mucha técnica y sobre todo mucha maestría con los caballos para sacar lo que ambos toros tenían de bueno.

El toro del debut salió manseando y sin emplearse, muy reservón ante CURRO y no empleándose hasta que no sintió el primer rejón. Esto no cambió su actitud, sino para mal, haciéndolo más complicado en sus embestidas. Pablo apostó por CHENEL y el castaño se tropezó con un enemigo exigente, que apenas le permitió lucir su torería, pero sí le dejó mostrar su técnica y su valor. Había que esquivar sus bruscas y desacompasadas embestidas, cortaba el paso en la suerte y siempre trataba de arrollar. CHENEL consiguió sacar agua de donde no la había y dio paso a ICARO, que tampoco pudo desarrollar la plenitud de su toreo, porque el toro esperaba, esperaba y cuando sentía la presa, arrollaba.ICARO colocó dos banderillas, siempre mirando de frente al toro y desafiante, bravo, pero sin poderse lucir al cien por cien. PIRATA colocó dos banderillas cortas antes de que su jinete dejase un rejonazo casi entero que hizo que el astado doblase sin puntilla. Los tendidos agradecieron el esfuerzo del navarro y le premiaron con dos orejas que supieron a gloria por el enorme esfuerzo realizado.

El toro que cerró plaza fue un astado alto, con cuajo, con una embestida muy santacolomeña y que desarrollo mucho sentido. Tampoco iba a resultar enemigo sencillo y con SARAMAGO ya lo pudo comprobar. El joven caballo la verdad es que estuvo con una templanza y una torería digna de un veterano. Tras dos rejones de castigo, lo midió con la bandera y se pudo comprobar que el toro, iba a tener transmisión, dentro de sus dificultades. Eso hizo que Pablo repitiera a CHENEL y ahora sí que el público bogotano disfrutara del mejor toreo del caballo castaño. Los galopes de costado eran ceñidos ante un toro que era un tren. El caballo remató por los adentros en tres ocasiones con el público levantado de sus asientos. Parecía como si el tendido hiciera la ola al compás del galope del caballo. Hacía donde CHENEL galopaba, el público se levantaba. CHENEL fue despedido con el público puesto en pie mientras Pablo besaba su cuello. En plena borrachera de toreo, Pablo sacó a PATA NEGRA que se pudo beneficiar de la excepcional lidia dada al toro por CHENEL. PATA NEGRA, salió y a poco de pisar el ruedo, se vio quien iba a mandar allí. Llegó a unos terrenos en los que el toro daba pocas concesiones, pero que el caballo las superaba. Con las piruetas, otra vez la locura a los tendidos. Llegó el último tercio y las banderillas cortas, en las que ahora PIRATA se pudo lucir más, se pudo asomar a los pitones de un toro que no daba concesiones, pero que ya estaba más atemperado. Con el toro en los medios, Pablo agarró un par de cortas a dos manos y las colocó en todo lo alto del morrillo, para a continuación realizar desplantes en la cabeza del toro e incluso la suerte del "teléfono".

Pablo se fue a tablas por el rejón de muerte y antes de despegarse del burladero, pudo escuchar como la plaza era un único grito de ¡torero! ¡torero!. Tras esto, el navarro se fue a los medios a realizar la suerte suprema y el público comenzó a gritar que no matase al toro, que aquello no acabara todavía, que querían más y más...Pablo miró a la presidencia, quien indicó que ya era tiempo de entrar a matar y el estellés así lo hizo. Mató de un espectacular rejonazo en todo lo alto que desató la locura colectiva y que incluso hizo que un primer pinchazo alto pasase desapercibido. El tendido se llenó de pañuelos, de gritos, de euforia y fue una explosión de júbilo cuando la presidencia sacó los tres pañuelos concediendo cincuenta y seis años después, el rabo para un actuante. 


Quisque diam lorem interdum vitae dapibus.

Aenean nec eros. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus
et ulvtrices posuere cubilia Curae; Suspendisse sollicitudin velit sed leo. Ut pharetra augue nec augue.

Nam elit magna, hendrerit sit amet, tincidunt ac, viverra sed, nulla. Donec porta diam eu massa. Quisque diam lorem, interdum vitae.