UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
9
TOROS LIDIADOS
17
TROFEOS
25 orejas y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
9

 

El 26 de septiembre de 1984 la plaza de toros de Pozoblanco pasó a formar parte de la historia del toreo. Lamentablemente, el coqueto coso de esta ciudad del valle cordobés de Los Pedroches -Pozoblanco ostenta título de ciudad por concesión del rey Alfonso XIII el 22 de abril de 1.923- fue escenario ese día de otoño de la cogida mortal de Francisco Rivera "Paquirri". Desde entonces, todo el mundo supo de la existencia de esta plaza de toros, inaugurada en 1912 y que servía de marzo todos los años a dos o tres espectáculos.

Sin embargo, antes de que el toro "Avispado", de la ganadería de Sayalero y Bandrés, segase la vida de Paquirri, la plaza de Pozoblanco era una más dentro del amplio abanico de cosos de tercera categoría que se reparten por nuestra geografía. Aquello fatídico día de septiembre, Francisco Rivera hizo el paseíllo junto a José Cubero "Yiyo", que fue el encargado de matar a "Avispado", y a Vicente Ruiz "El Soro".

La imágenes de lo que acaeció en este coso aquel fatídico 26 de septiembre dieron la vuelta al mundo. Y la de Pozoblanco ya no fue una plaza más. Hoy por hoy, de aquel escenario sólo queda el recuerdo, pues, desde la temporada 2001, y por iniciativa del ayuntamiento, el coso sufrió una profunda e importante reforma. Tanto que la plaza que hoy se levanta en el mismo lugar se puede decir que es prácticamente nueva.

La capacidad actual es para cinco mil espectadores y las obras de reforma se llevaron a cabo en todas sus dependencias y tendidos, coronándose el coso con un graderío cubierto. El festejo de la reinauguración tuvo lugar el 27 de septiembre del ya mencionado 2001. Aquel día hicieron el paseíllo Enrique Ponce, Víctor Puerto y Rivera Ordóñez, que lidiaron toros de Jaralta. Puerto fue el primer torero en abrir la remozada puerta grande, lo que también hizo Julián López "El Juli" al día siguiente.



FUENTE: Alfonso Santiago (6TOROS6)


La primera actuación de Hermoso de Mendoza en esta Ciudad fue el día 25 de septiembre de 1997 y compartió cartel junto a Luis Valdenebro, Javier Buendía, Fermín Bohórquez, Paco Ojeda y Juan Fernández , lidiando toros de Martín Peñato. Pablo lidió el cuarto de la tarde, del que obtuvo dos orejas, tras una vibrante lidia, destacando el tercio de banderillas a lomos de CHICUELO.

El año 2001, Pablo había sido contratado para actuar el 30 de septiembre, dentro de la Feria de Pozoblanco, pero a última hora no pudo acudir, debido a la cuarentena que los caballos del navarro debían de pasar antes de emprender el viaje a México.

Sí pudo actuar el 27 de abril de 2002, con dos toros de Guardiola Fantoni y encabezando un cartel compuesto por el veterano Manuel Benítez "El Cordobés" y José Pacheco "El Califa". Pablo montó a RONCAL, CHICUELO, ALBAICIN, ROBLES imagen superior), CAMPOGRANDE y MARIACHI (foto derecha) y obtuvo ovación en su primero y las dos orejas del cuarto, que le permitieron salir a hombros junto al veterano matador cordobés.

El 28 de septiembre de 2003 Pablo cerraba la temporada en Europa, precisamente en Pozoblanco, en esta ocasión de nuevo en una corrida de rejones en la que fue el máximo triunfador. Dos orejas en su primero y una oreja en el quinto fueron el balance ante dos toros de Castilblanco y compartiendo cartel junto a Javier Buendía y Álvaro Montes. La plaza se llenó para ver las evoluciones de caballos como FUSILERO, LABRIT, COYOTE, CAMPOGRANDE y NATIVO.

El 25 de septiembre de 2005 tuvo lugar la siguiente actuación del navarro en este coso cordobés, alternando con Leonardo Hernández padre e hiho ante astados de Castilblanco. A pesar de no sortear un lote fácil, el estellés se erigió en el triunfador de la tarde al obtener dos orejas de su primero y sumar una más en su segundo. EXCALIBUR, CHENEL, FOSFORO, ZAPATA, SILVETI y FUSILERO llevaron el peso de la responsabilidad esa tarde.

Debieron transcurrir cuatro años para que Pablo regresase a este albero cordobés; así el 27 de septiembre de 2009 hizo el paseíllo al lado de Fermín Bohórquez y Diego Ventura en la lidia de astados de Luis Albarrán. El estellés obtuvo un triunfo claro de cuatro orejas, si bien lo cierto es que en su primero merecía también el rabo pero el palco se empeño en no concederlo a pesar de la insistencia del respetable. CURRO, CHENEL, ICARO, PIRATA, ESTELLA, VAN GOGH y TOMATITO tuvieron llamado a escena esa tarde.

Exactamente el mismo cartel se repitió para el 26 de septiembre de 2010, fecha en la que ante un coso que casi se llenó, el jinete navarro obtuvo un triunfo de tres orejas para abrir de nuevo la Puerta Grande. Una sensacional faena a su primero, al que desorejó, y una lidia meritoria a su segundo, labor por la que sumó su tercera oreja de la tarde, la que le convirtió en el triunfador del festejo. Piezas importantes de este éxito fueron CURRO, CHENEL, ICARO, PIRATA, SARAMAGO, MACHADO y PATA NEGRA.

Para el 2011 regresaría el centauro de Estella a este albero cordobés, para hacer el paseíllo al lado de Diego Ventura y Leonardo Hernández, en la lidia de astados de Luis Terrón. Ante otra magnífica entrada Pablo realizó dos faenas de corte distinto, la primera de bastante esfuerzo, poniendo todo de su parte en su primero, al que le cortó una oreja, y aprovechando a placer las condiciones de su segundo, al que mandó la rastro sin orejas para convertirse en el triunfador de la tarde. Este éxito se cimentó en el gran nivel que mostró la cuadra utlizada esa tarde: GARIBALDI, CHENEL, DALI, PIRATA, SARAMAGO, MANOLETE e ICARO.

En el 2012 nuevo paseíllo del torero a caballo navarro en Pozoblanco, alternando con Andy Cartagena y Diego Ventura en la lidia de astados de Fermín Bohórquez. Hermoso de Mendoza mantuvo su record perfecto de puertas grandes en este escenario al cuajar notablemente a su primero, al que le realizó una faena de tinte magistral para mandarlo sin orejas al rastro, sumando todavía un apéndice más en su segundo, en una faena de entrega ante un toro que poco quiso embestir. VILLA, VAN GOGH, DALI, PIRATA, CHURUMAY, MANOLETE y VIRIATO tuvieron una participación tan destacada como decisiva en este nuevo éxito.

FECHA 29 de Septiembre de 2013
LUGAR Plaza de toros de Pozoblanco, Córdoba, España
ENTRADA Tres cuartos
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y oreja)
Diego Ventura (oreja y dos orejas)
Manuel Manzanares (palmas tras aviso y ovación)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Torrealta, número 5, de nombre Gandano; De salida CHURUMAY (1 rejón de castigo).

Primer toro bis de la Ganadería de Torrealta, número 44, de nombre Mirlo; De salida CHURUMAY (1 rejón de castigo; en banderillas DISPARATE (4 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Torrealta, número 11, de nombre Risquillo; De salida NAPOLEON (2 rejones de castigo); en banderillas MANOLETE (3 banderillas) y VIRIATO (1 banderilla); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS VAN GOGH, DALI y VINOSO

Comenzó la tarde muy bien para el jinete de Estella que recibió de forma magistral al primer toro de Torrealta. Una ganadería nueva en el historial de Hermoso y que tuvo buena entrada de inicio con un toro con una enorme calidad y galope que firmó momentos espectaculares embistiendo a la poderosa grupa de CHRUMAY. El caballo cuajó una preciosa rueda con el toro metido en la cola y dando giros casi sobre sí mismo. Las primeras ovaciones rompieron pronto y Pablo enlazó en el rejón de muerte dando los pechos del caballo. Lamentablemente, tras recibir el rejón de castigo el toro se rajó e incluso llegó a echarse en la arena y a renunciar a la pelea.

La presidencia cambió el astado y el navarro corrió turno, lidiando ahora a su segundo toro que de salida no se parecía en calidad a su compañero. CHURUMAY lo citaba y el toro embestía, pero no con la continuidad del primero. Volvió a asomarse al balcón de los pitones en el rejón de castigo y este fue el bálsamo que cambió al toro. A partir de aquí el toro fue bravo, con mucha transmisión y exigente para el torero. Continuó CHURUMAY toreando con la bandera y aguantando esos envites primeros bruscos y a saltos y al final del tercio más templados. Lo dejó con un solo rejón y fue por DISPARATE para con el caballo realizar un auténtico “disparate” de lidia. Una lidia completa, como hemos dicho con mucha exigencia por parte del toro, pero con mucho temple y maestría por parte de caballero y caballo. Los galopes de costado eran milimétricos, las banderillas ajustadas al máximo con los pitones rozando la piel del caballo en cada reunión, con la esperada “hermosina” haciendo las delicias del público y hasta con un “bis” en forma de cuarta banderilla colocada a petición del respetable.

Un lujo de faena a un toro con mucho que torear y que todavía tendría mucho motor para PIRATA que se lo dejó venir en las banderillas cortas hasta su jurisdicción y así clavarlas al estribo y que ajustó los espacios en la suerte del teléfono, tanto, que Pablo recibió un pitonazo en la cara en uno de ellos. Ante la movilidad del toro, PIRATA se dejó llegar al toro, para realizar la suerte casi recibiendo y acertando al primer intento con un fulminante rejonazo. Una faena premiada con una oreja que se nos antoja muy poco premio para lo que se había hecho sobre el albero.

El sobrero salió en cuarto lugar y la verdad es que justificó el por qué las cuadrillas los habían dejado fuera de la lidia. Reservón, muy complicado y siempre sin entregarse, esperando a ver la acción de los caballos. NAPOLEON lo tuvo muy complicado de salida porque apenas pudo reunirse con él y templarlo alguna vez. Pablo no pudo acertar con los dos intentos primeros de clavar y fue a la tercera cuando atacó al toro de frente cuando consiguió sorprenderlos. En banderillas también le costó ajustarse al inicio montando a MANOLETE, pero tras un primer fallo, el navarro se vino arriba y comenzó una faena llena de raza y de poner todo lo que el toro no tenía. MANOLETE fue quien se echó la faena a los lomos y con su poder y experiencia fue ganando la partida al toro por momentos. No era una labor para brillar, pero sí para jugártela, para provocar las contadas embestidas y aprovecharlas pero para las que había que darse un arrimón.

Continuó el arrimón ahora con VIRIATO y ahora más notorio para mantener el ritmo de una faena en la que todo lo estaban haciendo caballos y montado. Breve pero valiente la participación de VIRIATO y paso a PIRATA que volvió a lucir en las cortas sin dar opción a que el toro se mostrase buenos o malo, porque para este toro casi todos los toros sirven porque el bravo siempre es él. Acometió todas las suertes con despaciosidad y colocó un gran par a dos manos donde toda la ventaja fue para el toro y tras el que el jinete saldría como suele ser habitual agarrando los pitones. La segunda oreja y llave para la puerta grande caería de manos del navarro tras un rejonazo letal y que puso final a una faena por la que nadie daba un duro en los primeros compases y que la entrega y profesionalidad de Hermoso hicieron el resto.




COBERTURA DE PRENSA