UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
3
TOROS LIDIADOS
5
TROFEOS
10 orejas y 1 rabo
PUERTAS GRANDES
3

 

Desde el siglo XV hay noticias de que en Barbastro se corrían los toros ensogados. Cuando las Fiestas del Entremuro se celebraban por la Candelera (se celebraron en estas fechas hasta 1910)se corrían los toros con esta modalidad, noticia fidedigna recogida de nuestros padres.

En 1839, con motivo de las Fiestas Septembrinas se lidiaron, los días 7 y 8 de la ganadería de D. José murillo de Ejea de los Caballeros, cuatro toros cada tarde, por los espadas José Manuel Latorre de Zamora y Juan Rafael Rivera de Cádiz, corrida que patrocinó la Junta de Beneficencia del Hospital de S. Julián y Sta. Lucía, para recaudar fondos, dado que había nece­sidad de ellos.

Desconocemos que tipo de Plaza de toros había. Sí sabemos que en el mismo lugar que está ubicada la actual, existía lo que se llamaba “ El Campo del toro“, y que allí se daban las Corridas, resguardando al público con algún tipo de protección, fueran carros o cualquiera otra cosa.

Es en 1892 cuando se inaugura la Plaza de Toros tal como la hemos conocido. Su constructor y propietario fue D. Mariano Lacambra Marín, que vi­vía en la Plaza de la Candelera. Tenía 6 filas de oradas de piedra y se remontaba en su lado oeste por un airoso palco corrido. En algún tiempo los en­fermos del Hospital tenían su lugar reservado para presenciar las corridas pues dicho palco comunicaba con el Hospital.

Tenía un aforo para 3.200 personas. En Septiembre de 1892 se inauguró oficialmente y los días 5 y 6 se lidiaron cuatro toros cada día de la ganadería de D. Pedro, Galo de Peralta de Navarra, por el diestro Anto­nio moreno Fernández, a. Lagartijillo de Granada. El cartel anunciador de esta corrida de inauguración se conserva enmarcado en las escaleras del Ayuntamiento que dan acceso al Salón de Sesiones.

Transcurrido un siglo, la Plaza amenazaba ruina hasta el punto que el último año antes de su reconstrucción se alquiló una de madera para el día 8 de Septiembre. Se acometieron las obras de la mitad de la Plaza en la parte de los antiguos palcos en el año 1995, suprimiendo los dichos palcos, quedando la otra mitad por reconstruir. En la actualidad se puede comprobar sobre el terreno la parte restaurada y la parte antigua, incluso en el callejón, media plaza de cemento y la otra media de tierra.

Durante varios años, el Entremuro celebró aquí sus corridas con vaquillas.




FUENTE: Luis Montes


La fecha tradicional para las corridas de toros en Barbastro (Huesca) es siempre el 8 de septiembre, donde se celebra la festividad de la Natividad de Nuestra Señora y suele ser con un solo festejo.

El debut de Pablo Hermoso de Mendoza en esta ciudad fue en el coso antiguo el 8 de septiembre de 1990 en una novillada mixta junto a los novilleros Raúl Gracia “El Tato” y Bernabé Miedes. Pablo triunfo con un novillo de La Ermita al que desorejó por partida doble en una gran tarde de su caballo CAFETERO.

También novillada mixta fue su segunda intervención en el coso oscense, el 8 de septiembre de 1994, ahora con Javier Clemares y Cristina Sánchez y nuevamente con triunfo de puerta grande tras obtener dos orejas de su oponente de Terrubias. Eran ya los tiempos en que Pablo brillaba a lomos de CAGANCHO y con una gran cuadra apoyando.

FECHA 8 de Septiembre de 2013
LUGAR Plaza de toros de Barbastro, Huesca, España
ENTRADA Tres cuartos
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas y rabo)
Roberto Armendáriz (dos orejas y vuelta)
Manuel Manzanares (oreja y silencio)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Antonio Bañuelos, número 40, de nombre Cariñoso; De salida CHURUMAY (1 rejón de castigo; en banderillas MANOLETE (3 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Antonio Bañuelos, número 92, de nombre Argelino; De salida CHURUMAY (1 rejón de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas, dos pares de cortas a dos manos y un rejón de muerte).<
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS DANTE, DALI, NAPOLEON, VAN GOGH y PALOMO

Aproximadamente diecisiete años después de su última tarde en Barbastro, Hermoso de Mendoza regresaba a una localidad donde siempre que ha actuado ha conseguido salir por la puerta grande y como anécdota diremos que las tres veces actuó en cosos diferentes. Primero fue en la plaza antigua, la segunda vez en una plaza portátil y la tercera en la actual, que no es otra que la antigua remodelada.

En esta ocasión, donde a pesar de la gran cantidad de agua caída de madrugada, el piso de la plaza presentaba un perfecto estado, el estellés cuajó una primera actuación llena de torería y buen hacer ante un toro de la poco habitual en rejones ganadería de Antonio Bañuelos. Los toros del frío, como se les denomina y que en lo relativo a este primero, fue un toro caliente, de pronta embestida y que ayudó en todo momento al triunfo del jinete.

Buen galope de salida muy bien atemperado por CHURUMAY y que tras un rejón de castigo dio paso a MANOLETE para que culminase una gran semana con otra nueva demostración de temple y saber llevar al toro a la velocidad requerida. Tan a gusto estaban jinete y caballo que Pablo no cambió de montura y realizó todo el tercio con el tordo. Pasó a las cortas y PIRATA volvió a deleitar al tendido con su forma tan particular de acometer la suerte, de buscar el pitón del toro y de darle aire después de cada palo y antes de colocar el siguiente. Finalizó de un perfecto rejón de muerte en todo lo alto y las dos primeras orejas de la tarde le fueron concedidas.

Y llegó el cuarto, el gran cuarto toro y llegó el tan ansiado primer rabo de la temporada. Para ello Pablo tuvo enfrente como decimos a un gran toro, con muy buen son de salida y muy bravo que nunca dio la cara y que ante todos los caballos respondió. CHURUMAY lo paró con doblones muy ceñidos en los que el toro salía con los pelos de la cola enredados en los pitones y tras un rejón de castigo lo dejó para que DISPARATE hiciera vibrar a un coso que aunque merendaba, no perdió ni un segundo de la actuación de Hermoso. Por fin el caballo encontró un toro a medida esta semana, un toro que obedecía, que transmitía y con el que no te podías dormir, porque tenía mucho motor. Volvió a florar ese galleo, ese cambio que está revolucionando el toreo a caballo y que ya se espera en las actuaciones del estellés. En Barbastro pudieron gozar bastante tiempo de esta nueva modalidad de suerte porque como decimos el toro repetía y repetía.

También hubo turno y toro para que VIRIATO mostrase su otra forma de torear, más circular y frontal, y siempre de cara. Las banderillas con ambos caballos fueron perfectas, al estribo y en lo alto. Finiquitó PIRATA que casi se hizo un tercio entero, porque a las tres cortas aguantando la venida del toro y vaciando su embestida, continuó con un par a dos manos que repetiría Pablo porque una cayó a la arena y los posteriores agarrones de los pitones, todo, como prólogo de otro rejón casi entero de efectos fulminantes que hizo que el toro doblase sin puntilla y los pañuelos aflorasen en los tendidos solicitando los máximos trofeos para Hermoso y que los paseara por el ruedo en compañía del mayoral de la ganadería.





COBERTURA DE PRENSA