UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
3
TOROS LIDIADOS
6
TROFEOS
11 orejas y 2 rabos
PUERTAS GRANDES
3

 

El 17 de abril de 2.011 se inauguró la nueva Plaza de toros de Don Benito con un cartel compuesto por Enrique Ponce, Julián López “El Juli” y Miguel Angel Perrea, que lidiaron una corrida de Jandilla. Alfinal todos salieron a hombros ante un lleno de “No hay billetes” y con un toro indultado por “El Juli”.

En una plaza de toros moderna y funcional, en la que destaca por encima de otros aspectos la comodidad para los espectadores. De hecho la capacidad real podría llegar a los 7.000 espectadores pero sólo se colocaron 5.000 asientos para dar más espacio a los asistentes. Es sin duda la más cómoda de la región. Cada banqueta tiene 90 centímetros de fondo, con lo que los espectadores no molestan al pasar al que está sentado.

La plaza dispone de cinco accesos y seis tendidos, tres de ellos de sol y tres de sombra, además de una gran marquesina que da sombra a buena parte de los tendidos en las horas de sol en todo lo alto y a la práctica totalidad del graderío cuando el sol esta cayendo.

El edificio cuenta además con 25 locales comerciales, un almacén general, toriles, dos camerinos, oficina, sala de prensa, capilla, enfermería, corrales de reconocimiento de animales y patio de cuadrillas.



FUENTE: pablohermoso.net

Pablo Hermoso de Mendoza debutó en la localidad de Don Benito (Badajoz). Lo hizo el 6 de septiembre de 1997, en el marco de una plaza portátil que registró un lleno hasta la bandera y que disfrutó de lo lindo con el toreo del estellés, porque consiguió los máximos trofeos de dos toros de la ganadería de Santiago Domecq Bohórquez. Cuatro orejas y dos rabos fue el rotundo marcador con el que Pablo abandonó la plaza a hombros junto a sus compañeros de cartel, Javier Buendía y Fermín Bohórquez. GALLO, SABICAS, VENTURA...fueron algunos de los caballos que el navarro montó en aquella ocasión.

Tendrían que transcurrir más de 14 años para que el torero a caballo de Estella regresase a Don Benito, ahora a su nueva y funcional plaza que recientemente había sido inaugurada. Así el 10 de septiembre Pablo hizo el paseíllo al lado de Fermín Bohórquez y Diego Ventura, para lidiar astados de Luis Terrón. El coloso navarro cuajó a placer a sus dos toros, en sendas faenas de rabo, pero dos inoportunos pinchazos esfumaron esa posibilidad, quedando la cuenta en cuatro orejas para el esportón de Hermoso de Mendoza. GARIBALDI, MANOLETE, ICARO, PIRATA, TURRONERO, CHENEL y DALI tuvieron llamado a escena en el flamante albero.

FECHA 7 de Septiembre de 2013
LUGAR Plaza de toros de Don Benito, Badajoz, España
ENTRADA Tres cuartos
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y oreja)
Diego Ventura (oreja y dos orejas y rabo)
Manuel Manzanares (oreja y ovación)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Luís Terrón, número 13; De salida NAPOLEON (1 rejón de castigo; en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Luís Terrón, número 21; De salida CHURUMAY (1 rejón de castigo); en banderillas MANOLETE (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS DANTE, VAN GOGH y PALOMO

Tarde de mucho calor y a pesar del anuncio de tormentas en la zona, el tiempo aguantó y el festejo se pudo celebrar con éxito y con una buena entrada en los tendidos.

En los tres años de existencia del coso donbenitense, esta era la segunda actuación de Hermoso de Mendoza y su segunda salida a hombros. El año pasado, aunque estaba contratado, no pudo actuar por una gastroenteritis. Esta tarde, ya consiguió triunfar en el primero de la tarde, un toro que no puso las cosas fáciles. Un toro de los denominados difíciles para el torero, pero que por lo menos al público lo entretuvo, porque tuvo movilidad. En los momentos iniciales con NAPOLEON el toro no tenía fijeza y galopaba más hermanado al caballo que tras el. Sería tras la colocación del rejón y la presencia de la bandera, cuando el toro comenzó a embestir, parecía que con buen galope y dar muestras de calidad. Por eso, el navarro apostó por DISPARATE para poder torearlo en largo. El caballo lo llevó templado, pero el toro daba arreones cuando sentía que tenía al caballo a tiro. Era como un cazador esperando la presa y atacando cuando la sentía suya. Eso dificultó mucho el toreo de DISPARATE y sobre todo el galleo que el caballo intentó, y a veces consiguió cuajar, pero jugándose en todo momento el topetazo.

Sería a posteriori con VIRIATO, cuando el caballo tordo vencería mejor las malas ideas del astado con su toreo en corto, más en redondo y donde vencía sus dificultades. VIRIATO vencía en su duelo personal a un toro que ahora se paraba para defenderse en su terreno y salía cuando sentía a VIRIATO cerca, para que éste con su toreo en redondo torease sus embestidas. No tuvo dificultades para colocar las banderillas cortas a lomos de PIRATA, con tres palos en los que el caballo buscó el pitón después de clavar y salió rematando las suertes, la última de ellas con desplantes en la cara del toro y antes de entrar a matar, marcando los tiempos desde lejos y cuadrando un rejonazo en lo alto y de efectos fulminantes para obtener las dos primeras orejas de la tarde.

Tampoco el segundo fue un toro fácil, aunque con diferentes condiciones del anterior. Complicado en el principio y peligroso en el final, solo MANOLETE pudo disfrutar de una lidia más tranquila, cuestión que hay que apuntarle al poder lidiador del caballo y que consiguió someter al toro a la muleta de su cuerpo. Salió avanto y con escasa fijación de chiqueros y fue el buen hacer de CHURUMAY el que a base de paciencia, buen hacer en el embroque con el rejón de castigo y templanza con la bandera, el que consiguió templar la violenta embestida inicial del toro. Con el toro más sosegado, aunque todavía embistiendo muy a destiempo, MANOLETE cuajó una gran actuación, llena de temple, poder y magisterio, dando la lidia perfecta en todo momento y agradando al tendido con galopes de costado encelados con la cola. A destacar una primera banderilla majestuosa de elaboración y colocación.

Con DALI el toro comenzó a defenderse por alto, tirando pitonazos a la altura de la cintura del jinete y complicando la colocación de los palitroques. No obstante, en cada embroque, Pablo consiguió meter la mano y dejar las banderillas al primer intento y salir indemne de la suerte caballo y jinete. Esa mala condición, también daba una emoción añadida a los embroques, porque Pablo nunca rehusó la lucha y continuó la lidia dando sitio al toro, ahora con PIRATA y tres banderillas cortas muy emocionantes y arriesgadas. No acabó aquí, porque Pablo se fue por un par de cortas a dos manos, preparó la suerte y se dejó ver ante el toro para atacar de frente y colocar un enorme par en todo lo alto que acabó con el tendido en pie ovacionando la suerte. Salió del par agarrando los pitones que daban golpes por el aire como buscándolo y se fue por un rejón de muerte que entró casi entero y no partió, pero que hizo un efecto rapidísimo. El quedar el rejón con el mango debió de ser la razón para que la presidencia no diera una segunda oreja que el tendido solicitó pero que no se concedió.



COBERTURA DE PRENSA