UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
17
TOROS LIDIADOS
31
TROFEOS
25 orejas y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
8

 

Hace poco más de dos décadas, Santander no contaba como uno de los escenarios de paso obligado en la temporada de la torería andante. A finales de los años setenta y primeros de los ochenta, el viejo y bonito coso de Cuatro Caminos apenas si acogía dos o tres corridas en la feria de Santiago. Sin embargo, cuando la propiedad del coso pasó definitivamente a titularidad pública, concretamente a manos del Ayuntamiento, y se creó la Comisión Taurina para su gestión, la feria de Santander fue creciendo en cantidad y calidad hasta convertirse, como ocurre en la actualidad, en uno de los abonos más importantes de la temporada.

La plaza de Cuatro Caminos se inauguró el 25 de julio de 1890, bajo la dirección del arquitecto Alfredo de la Escalera. Hoy en día se encuentra cuidado al máximo, y aunque en su caso la belleza está reñida con la comodidad, el coso santanderino es una autentica joya taurina.

Con capacidad para 11.700 espectadores, el edificio consta de tres pisos y un ruedo de 51 metros de diámetro, cuya arena es negruzca, como también ocurre en otros cosos del Norte de España. El cartel inaugural contó con la presencia de los diestros Cara Ancha y Luis Mazzantini, que lidiaron para la ocasión un encierro del Conde de la Patilla.

Desde su consolidación como plaza de primer circuito, además del abono de julio que se celebra para festejar las fiestas de Santiago, la temporada santanderina también ha consolidado la tradicional corrida de Beneficencia. Desde hace un par de temporadas, este festejo, que anteriormente se programaba en los primeros días de agosto, se celebra dentro de la misma feria, aunque fuera del abono.

La presencia de todas las figuras del toreo ha hecho posible que en su ruedo hayan tenido lugar importantes faenas. Entre las últimas y que más se recuerdan entre la afición cántabra, destaca aquella que Joselito cuajó a un toro de Joaquín Buendía. Todo un referente en esta última etapa de Cuatro Caminos.

FUENTE: Alfonso Santiago (6TOROS6)


El centauro español debutó en esta Plaza el día 25 de julio de 1999, lidiando una corrida de Los Espartales y compartiendo cartel con Joao Moura y Paco Ojeda. Hermoso de Mendoza cortó una oreja a su primero y dos al que hacía quinto, saliendo a hombros, y conquistando los Trofeos del Ayuntamiento de Santander y del Hotel Palacio del Mar, ambos como mejor rejoneador de a Feria, siendo destacado por su labor a lomos de LABRIT, CAGANCHO, CHICUELO, ALDEBARAN (en la foto) o CHABELA.

Al año siguiente, el 23 de julio, estaba programada una corrida de Guardiola para Joao Moura, Pablo Hermoso de Mendoza y Andy Cartagena. El día transcurría amenazando lluvia, y así comenzó la corrida, hasta que en el segundo toro, con Pablo en el ruedo sobre CAGANCHO, comenzó a descargar una monumental tormenta de agua que dejó en pocos minutos la plaza convertida en una piscina. Pablo continuó la lidia con CAGANCHO y más tarde sobre MAZANTINI (en la imagen derecha), y en medio del diluvio cortó una oreja. Tras la actuación de Pablo, la corrida quedó definitivamente suspendida. El Hotel Palacio del Mar, por segundo año consecutivo, eligió a Pablo Hermoso de Mendoza, como mejor rejoneador.

El 22 julio 2001 volvió a triunfar en el Coso de Cuatro Caminos, obteniendo una oreja de cada uno de sus toros de Felipe Bartolomé, junto a Leonardo Hernández y Andy Cartagena y lidió montando a LABRIT, TABASCO, DANUBIO, CAGANCHO, CHICUELO y MARIACHI, siendo de nuevo destacado como mejor rejoneador de la Feria por el Hotel Palacio del Mar.

Su cuarta actuación, fue el 21 de julio de 2002 y repitiendo tanto los toros de Felipe Bartolomé como Hernández y Cartagena y también se repitió la puerta grande para Pablo, con dos orejas cortadas al quinto de la tarde, escuchando una fuerte ovación en su primero. En esta ocasión los caballos empleados fueron RONCAL, MONTERREY, CHICUELO, DANUBIO, ALBAICIN, CAMPOGRANDE y MARIACHI.

Otro triunfo redondo obtuvo Pablo el 20 de julio de 2003, ahora ante una corrida muy mansa de la Viuda de Flores Tassara, ante la que tanto Pablo, como MISTRAL, CHACAL, CHICUELO, GAYARRE, NATIVO y CERVANTES, pusieron todo de su parte para triunfar. Una oreja y dos orejas fue el balance final que hizo que la Puerta Grande se abriera en solitario para Pablo y abandonando el coso por la puerta de cuadrillas sus compañeros Joao Moura y Andy Cartagena. El Ayuntamiento de Santander de nuevo lo distinguió como el mejor rejoneador del ciclo.

El 28 de julio de 2004, Hermoso de Mendoza actuaba por primera vez en Santander en una corrida mixta con toreros de a pie. El cartel inicialmente estaba compuesto por el navarro, Enrique Ponce y Francisco Marco, pero un percance sufrido por el diestro valenciano hizo que la empresa lo sustituyera por Javier Conde y Salvador Vega, quedando el cartel con ocho toros, dos de Fermín Bohórquez para Pablo y seis de Torrealta, para los matadores. De nuevo Pablo volvió a bordar dos grandes faenas, en esta ocasión con SAMURAI, CHENEL, CAMPOGRANDE, CURRO, CHICUELO y FÓSFORO, obteniendo una oreja de cada toro, que aunque le sirvieron para abrir la Puerta Grande, se nos antoja corto bagaje para tan buenas actuaciones. De hecho, a la hora de conceder los trofeos de la Feria, Pablo fue distinguido nada más y nada menos que con tres galardones: Mejor rejoneador para el Grupo DIPESA y para la Peña Pablo Hermoso de Mendoza de Santander y Mejor Toreo a caballo para el Excelentísimo Ayuntamiento de Santander.

En virtud de los buenos resultados de la fórmula mixta la empresa decidió nuevamente incluir este tipo de cártel para la edición 2005 de la Feria. Así el 28 de julio, ante un llenazo de "no hay billetes" hacían el paseíllo en la arena cántabra Pablo Hermoso de Mendoza, Serafín Marín y Eduardo Gallo para lidias bureles de Fermín Bohórquez en el caso del navarro y de Juan Pedro Domecq sus alternantes. A final de cuentas Pablo se hizo con la única oreja que se cortó en el festejo, obtenida después de cuajar una muy interesante lidia al primero de su lote, destacando con él CURRO, CHENEL, CAMPOGRANDE y DOMINGUIN. Con su segundo, el caballero en plaza estuvo sobrado en una labor aparentemente fácil pero que implicó un gran conocimiento de los terrenos de la lidia. EXCALIBUR, LABRIT, CHICUELO Y DOMINGUIN fueron los responsables del trabajo, que después de un pinchazo fue reconocido con una fuerte ovación.

Y con otro vendaval de por medio se marcó la comparecencia del navarro en el 2006. Esa tarde del 27 de julio Pablo alternó con los diestros José Antonio Morante de la Puebla y Cayetano en la lidia de bureles de Fermín Bohórquez para rejones y de Jandilla para las infanterias. El torero de Estella pudo rescatar una oreja de su primero, siendo fuertemente ovacionado en su segundo. CURRO, CHENEL, SARMATA, MERLIN y NAPOLEON fueron los córceles que tuvieron intervención en la mojara arena cantábrica.

Por fin para el 24 de julio de 2007 el Dios sol reinó en una actuación de Pablo Hermoso de Mendoza en la plaza de Santander, donde la lluvia había sido compañera de cartel en los años anteriores y nuevamente el rejoneador navarro volvió a saborear las mieles del triunfo en una plaza que siempre había sido talismán para él y que en los últimos años se le estaba negando. El estellés prologó un festejo mixto del que también formaron parte José María Manzanares y Cayetano, en la lidia de astados de Bohórquez para el montado y de Victoriano del Río para las infanterias. Pablo se llevó el triunfo al cortarle las dos orejas al segundo de su lote, habiendo empleado a lo largo del festejo a CHABOLA, RONDEÑO, SILVETI, SARMATA, LAGARTIJO, CHENEL y FUSILERO.

Para el 20 de julio de 2008 regresó Hermoso de Mendoza a Cuatro Caminos, al lado de Fermín Bohórquez y Alvaro Montes, lidiando astados de Bohórquez Escribano. Después de una lluviosa mañana el cielo se calmó y permitió la celebración del festejo en donde el navarro paseó la unica oreja de la tarde, de su segundo, premiación reducida por haber fallado en el primer intento con el rejón de muerte. CURRO, SILVETI, FUSILERO, PIRATA, ESTELLA, CHENEL e iCARO fueron los elegidos por el navarro para actuar en ese compromiso.

Y en el 2009 si hubo Puerta Grande gracias a las dos orejas que el genio estellés le cortó a su primero, al que cuajó de manera impecable a lomos de DALI, CHENEL, ICARO y PIRATA. Lamentablemente su segundo fue un manso de solemnidad al que poco pudo hacersele, siendo ovacionado al final de su labor en la que empleó a ESTELLA, SILVETI, CAVIAR y PIRATA. La fecha del festejo fue el 19 de julio, en un cartel en donde también tomaron parte Fermin Bohórquez y Diego Ventura, con astados del padre del primero.

El 28 de julio de 2010 tuvo lugar la siguiente actuación de Pablo en el coso cántabrico, una tarde memorable para el toreo a caballo con un rejoneador navarro que obró dos faenas intensas, emocionantes y pletóricas de arte taurino para terminar desorejando a su lote, saliendo de nuevo en hormbros y arrasando además con tres de los premios que se concedieron al término de la Feria. DALI, VAN GOGH, SILVETI, PIRATA, UNAMUNO, CHENEL e ICARO integraron la alineación titular que empleó Hermoso de Mendoza en ese triunfo de clamor, en una fecha en la que alternó con Fermín Bohórquez y Sergio Domínguez, en la lidia de bureles de los Herederos de Angel Sánchez.

Para el 2011 Pablo fue contratado para actuar en dos ocasiones en la feria cantábrica. La primera de ellas tuvo lugar el domingo 24 de Julio, una tarde en la que por vez primera no pudo tocar pelo en el coso de Cuatro Caminos. Ello se debió especialmente a las dificultades que ofreció su lote, el peor del encierro de los Herederos de Angel Sánchez. En esa tarde de silencio para el estellés vieron acción CURRO, CHENEL, ICARO, PIRATA, SARMATA, MANOLETE y TIZIANO. En el festejo también intervinieron Diego Ventura y Sergio Domínguez.

Exactamente siete días después, el 31 de Julio, regresaría Hermoso de Mendoza a este escenario, formando parte ahora de un cartel mixto al lado de Alejandro Talavante y Daniel Luque, en la lidia de bureles de Carmen Lorenzo para rejones y de Román Sorando para las infanterias. En esta oportunidad tampoco pudo el genio de Estella tocar pelo, principalmente por el hecho de no estar acertado a la hora de buscar la muerte de los astados que enfrentó. Silencio y ovación fue su balance en una tarde en la que empleó a la siguiente cuadra: GARIBALDI, CHENEL, MACHADO, PIRATA, SARAMAGO, VAN GOGH, MANOLETE y TIZIANO.

En el 2012 se regresó a la fórmula de una sola comparecencia, la cual tuvo lugar el 22 de julio, alternando con Diego Ventura y Leonardo Hernández, en la lidia de bureles de los Heredros de Angel Sánchez y Sánchez. En esta oportunidad Pablo sí que hizo lo necesarioo para volver a salir en hombros de los costaleros, pero injustamente no fue así ya que su primer fanea solo fue recompensada con una oreja, mientras que la esplédinda labor a su segundo extrañamente quedó reducida a una ovación. GARIBALDI, MANOLETE, VIRIATO, PIRATA, DISPARATE, CHENEL e ICARO cumplieron con una actuación que, insistimos, era para más.

FECHA 21 de Julio de 2013
LUGAR Plaza de toros de Santander, Cantabria, España
ENTRADA Casi lleno
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (palmas y ovación)
Leonardo Hernández (palmas y oreja)
Roberto Armendáriz (oreja y vuelta)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, número 12, 581 Kg: De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y DALI (2 banderilla); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y dos rejones de muerte tras dos pinchazos).

Segundo toro de la Ganadería de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, número 40, 565 Kg; De salida NAPOLEON (2 rejones de castigo); en banderillas MANOLETE (2 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas); y para el último tercio PALOMO (dos cortas y un rejón de muerte tras pinchazo).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS VAN GOGH y DANTE

Mucho calor en Santander en tarde nublada y por instantes con un leve, muy leve chirimiri y con la que Hermoso de Mendoza certificaba su diecisiete actuación en el coso de Cuatro Caminos. Desde que debutó en 1999 nunca ha faltado a la cita con el público cántabro.

Buen inicio de tarde la que tuvo el estellés ante un buen toro de Sánchez y Sánchez que al poco tiempo de saltar al ruedo ya estaba encelado en la cola de CHURUMAY. Templó muy bien el caballo los primeros galopes, colocándolo en suerte para los rejones de castigo. En la primera reunión el toro dio un salto extraño en la reunión y a Pablo se le fue el rejón bajo. Más claro embistió en el segundo y ahora sí el rejón cayó en todo lo alto. El toro tenía calidad, pero también tenía la molestia de no pararse para dejar colocar al caballo. Por eso con DISPARATE lo tuvo que trabajar hasta conseguir dejarlo en suerte y allí poder dejar dos banderillas perfectas de ejecución y colocación. Vibración en los galopes de costado y el tendido que a pesar de ser el toro que abría tarde, ya comenzaban a meterse en una faena que iba tomando altos vuelos y que acabó de entregarse cuando el castaño se metió por los adentros rematando dichos galopes a modo de trincherazo. DISPARATE cuajó nuevamente una gran tarde y enceló primorosamente a un toro que se venía largo y galopaba embebido en la cola.

El cambio de caballo no se notó, porque DALI con su forma de citar al toro con la cola continuó arrancando las ovaciones en el tendido que se acrecentarían con las posteriores piruetas, sobre todo con la última de ellas en la que los pitones rozaron la piel del caballo. Dos banderillas también clavadas en el mismo estribo hay que anotar en el haber de DALI y además con el hándicap de que el toro ya se ponía mucho por delante y tapaba la salida del caballo. Las tres banderillas cortas con PIRATA cayeron en tres reuniones seguidas, sin solución de continuidad y en todo lo alto, salvando la embestida al pecho del toro y dando pie a que Pablo se descolgara sobre el testuz a modo de desplante del “teléfono y la pasión se desbordara en el tendido. El triunfo estaba en la mano de Pablo, pero el desencuentro que sufre con el rejón de muerte volvió a hacerse patente y es que hasta en tres ocasiones el estellés clavó en banderilla. El toro no lo puso fácil, porque como hemos dicho tapaba mucho la salida de PIRATA en la reunión, pero la cosa ya es de creer en brujas, porque lo cierto es que son ya muchas las faenas que se quedan sin premio por extraños con el rejón de muerte.

 Y podemos decir esto porque también en el cuarto de la tarde el navarro tenía las orejas cortadas y nuevamente los pinchazos volvieron a dejarlo sin trofeos. Una faena en la que toda la maestría del estellés quedó patente en la forma de lidiar a un toro que nadie daba un euro por el de salida. Agarrado al piso en los medios, en ningún momento hizo por embestir a NAPOLEON. El caballo giraba cerca del toro y este ni se inmutaba. En una de esas Pablo clavó el primer rejón de castigo y el toro entonces pareció enterarse de que iba aquello, pero nada, fue un espejismo. Continuó así la lidia y de la misma forma tuvo que colocar el segundo rejón. Comenzaron las banderillas con el peor de los pronósticos, pero todo cambió con la intervención de MANOLETE. Tras colocarlos en los medios, el caballo atacó de lejos y dejó la primera banderilla, tras ella el toro salió encelado en la cola del tordo y dio una vuelta entera al negro piso de la plaza encelado en los pelos. A partir de aquí el toro fue un dechado de bravura, de acometividad y de galopar y todo ello fue aprovechado por un majestuoso MANOLETE para cuajar un enorme tercio de banderillas. Clase y dominio de la situación y sobre todo transmisión y emoción en todas las acciones.

Cerró capitulo bandilleril con VIRIATO y nuevas dosis de emoción porque el toro no se entregaba y arreaba con bravura a un caballo que no volvía la cara, que se enfrentaba cara a cara con el astado y que aguantaba todos los derrotes que este lanzaba. Para el último tercio Pablo volvió a confiar en el efecto PALOMO que tan buenos resultados dio el día anterior. Pero en esta ocasión, quizás era demasiado enemigo para un caballo tan nuevo y en la primera corta, el toro pegó un porrazo al caballo. No tuvo consecuencias, pero el caballo quedó un tanto desconfiado para la segunda corta. Pablo pidió permiso para colocar un tercer palitroque y que el caballo se confiara para el rejón de muerte pero la presidencia negó la petición y Pablo entró a matar pinchando en primera instancia y dejando un pinchazo hondo al segundo intento y volviendo a dejar la faena sin trofeos, más que merecidos hasta entonces.



COBERTURA DE PRENSA