UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
25
TOROS LIDIADOS
46
TROFEOS
44 orejas y 3 rabos
PUERTAS GRANDES
15

 

Los mundialmente famosos "Sanfermines" atraen hasta esta ciudad a gentes de los cinco continentes. Y como centro neurálgico se encuentra la Monumental, que se convierte durante las fiestas en el lugar más visitado de la capital de Navarra.

Tan importante coso vino a sustituir a otro inaugurado en 1843, que a su vez sustituía a otro colocado en la Plaza del Castillo. Ese coso, construido en 1843 estaba situado en el actual arranque de la avenida Carlos III y tenía capacidad para unas 8.000 personas. La última corrida que se lidió en su ruedo fue de Santa Coloma, y la mataron el 11 de julio de1921 Juan Belmonte, Sánchez Mejías y Manuel Granero.

El crecimiento urbano obligó a construir una nueva plaza. La Comisión de Beneficencia del Ayuntamiento no quería que la gestión y los beneficios de la nueva plaza fueran a parar a una "empresa meramente especulado­ra" y de este modo recayó sobre la Casa de Misericordia (popularmente conocida como la Meca), tal y como se mantiene en la actualidad.

El Ayuntamiento cedió "a perpetuidad" terrenos por una extensión de 11.443 metros cuadrados así como también les dejaron los materiales de la plaza vieja, mientras que la financiación corrió a cargo de entidades locales. Concreta­mente, fueron Crédito Navarro, La Vasconia y la Agrícola quienes prestaron el dinero a un interés del 5% y sin cobrar comisiones.

El arquitecto Francisco Urcola, encargado de proyectar el nuevo coso, presupuestó los costes en 1.302.311,56 pesetas, teniendo en cuenta las obras de cantería, carpintería y albañilería, y entre los cuales lo más destacable era, con diferencia, la partida para el hormigón armado con el que se levantaría el edificio, para el cual se preveía una suma de 992.260,36 pesetas.

Desde que se pusiera en marcha el proceso para la nueva construcción en 1920 hasta su inauguración dos años después, todas las miradas volvieron a fijarse en la plaza vieja, preguntándose por el momento en que esta sería derribada. Pero las dudas se solventaron en 1921 cuando la vida de esta acabó con un incendio que, pese a que no existen pruebas fehacientes, se sospecha provocado. Sucedió un 10 de agosto, día de San Lorenzo, cuando el coso antiguo comenzó a arder "por tres puntos" y los testigos hablaban de "olor a gasolina" en las inmediaciones.

La Monumental se estrenó con las entonces Ferias y Fiestas de San Fer­mín un 7 de julio de 1.922, y de manera un poco accidentada, ya que se formó un montón en el callejón y hubo varios heridos. Por la tarde se celebró la primera corrida con con los toros de Vicente Martínez y los diestros Saleri II, Juan Luis de la Rosa y Marcial Lalanda. La feria se prolonga­ba entonces más allá del 14 de julio y las fotografías de la época ya dejan el testimonio de la música en el tendi­do de sol, un adelanto de la fama de ruidosa aunque muy alegre que el coso pamplonés ha mantenido. Las ventas fueron buenas en la primera feria y se consiguió una buena recau­dación, rozando las 100.000 pesetas.

En 1959, los festejos pasan a lla­marse Feria del Toro, colocando la figura del astado y de las ganaderías en el primer plano de la fiesta. A par­tir de entonces comienzan los años de más demanda de abonos en la pla­za y se hace patente la necesidad de una ampliación. Así, fue en 1964, con Juan Miguel Arrieta como alcalde, cuando se sentaron las bases para acometer la obra. Para ello, se con­vocó un concurso público y resultó vencedor el proyecto Dédalo de Rafael Moneo, con el que la Monu­mental ganó casi 5.800 asientos, ampliando la grada alta hasta convertirla en una enorme andanada con cubierta metálica.

Las últimas reformas vinieron en 2005, mejorando, entre otras, la accesibilidad de las instalaciones. Con estas últimas obras la plaza todavía dio una sorpresa a los pamploneses cuando se encontraron en el ruedo los restos arqueológicos de un puen­te de un solo arco, datado de 1581, y también de la Fuente Vieja de 1232, que abasteció al burgo de la Navarrería durante 300 años y que ha quedado bajo la arena.

Es conocida de sobra la particular manera de entender la Fiesta en esta importante plaza. La seriedad del toro que se lidia y la manera tan especial que tiene su afición de entregarse al toreo la convierten en un escenario único



Fuentes: Alfonso Santiago (6 toros 6) y Leire San Miguel (Diario de Noticias)


La relación de Pablo Hermoso de Mendoza con la Plaza de Toros de Pamplona se remonta hasta el mes de octubre de 1985, que en una becerrada de promoción en el mes de Octubre, supuso el debut del estellica en dicho coso, actuando entre otros junto a Sergio Sánchez y con caballos como CAFETERO o PEZAÑHA.

Desde este debut, hasta el año 1989, Pablo actuó varias veces en las fiestas camperas matinales, que se organizan durante los Sanfermines, en la última de ellas, el 12 de julio de 1989, compartiendo cartel con el novillero navarro José Luis González y con una joven sevillana, cortó dos orejas y rabo a un novillo de César Moreno y la base de su cuadra continuaban siendo CAFETERO (en la foto) y PEZAÑA.

El 24 de septiembre de ese mismo año, con motivo de las Fiestas de San Fermín Chiquito, se programó una novillada mixta con Pablo Hermoso de Mendoza, Antonio Caba y Marco Girón, cortando Pablo las dos orejas a su primer novillo de César Moreno, tras acabar con él desde el caballo, pero con el estoque de cruceta, a lomos de GIRALDA. Precisamente el día anterior al festejo, cuando Pablo realizaba un entrenamiento sobre el propio ruedo, su caballo HELIOS dio un mal paso, fracturándose una mano y quedando inútil para la lidia.

Su primera tarde en la Feria del Toro, se produjo el 14 de julio de 1990, con un toro de César Moreno, fue testigo de la alternativa del cirbonero Sergio Sánchez, en presencia de José Luis Palomar y José Pedro Prado "El Fundi", dando la vuelta al ruedo tras su actuación. Con esta presentación de rompía una ausencia de rejoneadores en San Fermín que venía desde el 6 de julio de 1977. Esa tarde Pablo utilizó a EBANISTA para el paseíllo, a GIRALDA en el tercio de salida, en banderillas a CAFETERO y ALBAICIN (no es el actual Albaicín) y para el último tercio a ARLEQUIN.

El 8 de julio de 1991 prologó el cartel compuesto por José Nelo "Morenito de Maracay", Víctor Mendes y Juan Cuellar, con un toro de Antonio Pérez y también dando la vuelta al ruedo, tras la actuación sobre los mismo caballos que la temporada anterior, pero con un solo cambio, que luego resultaría histórico: en el último tercio entro un caballo novato, que apenas debutaba en una plaza de toros y que se llamaba CAGANCHO.

La primera oreja que Pablo cortó en la Feria del Toro, ocurrió el 8 de julio de 1992 y fue a un toro de Osborne Domecq, siendo testigos de ello y compañeros de cartel, Juan Mora, Rafi Camino y Jesulín de Ubrique. Los caballos empleados por Pablo esa tarde fueron GIRALDA para el primer y último tercio, CAFETERO en banderillas, así como CAGANCHO que ya empezaba a brillar en este tercio, además de resolver esa tarde la papeleta con el rejón de muerte.

Ese mismo año, en la Miniferia Taurina de San Fermín Chiquito (hoy desparecida) se compuso un cartel eminentemente navarro, con Pablo Hermoso de Mendoza, Sergio Sánchez y el novillero Francisco Javier Martínez "Paquiro", frente a reses de Campos Peña, con el resultado para Pablo de vuelta y vuelta y apoyándose en GIRALDA, CAGANCHO, CAFETERO y EVORA para su primer toro y en BYRON, ZINGARO, CAFETERO y EVORA en su segundo toro.

En el año 1993 la Casa de Misericordia trata de contratar a Pablo, pero éste había perdido pocos días antes a uno de sus caballos emblemáticos, que era BYRON, muerto durante el entrenamiento en Acedo y debido al respeto que dicha Plaza la produce y al pequeño bache moral que aquello le supuso, prefirió pasar ese año sin acudir a Pamplona.

El 11 de julio de 1994, la Casa de Misericordia, ante el empuje que Pablo estaba adquiriendo, programó una corrida de festejos matinal, con toros de María Olea, para Joao Moura, Luis Domecq, Pablo Hermoso de Mendoza y Antonio Domecq, que pese a que no tuvo el tirón de público que se esperaba, en lo artístico fue un éxito y Pablo obtuvo una oreja en su toro y dos en magnífica collera con el portugués Joao Moura, saliendo ambos a hombros. Eran tiempos de caballos como GIRALDA, CAGANCHO, BORBA o CHICUELO.

La última actuación de Pablo en San Fermín Chiquito, ocurrió ese mismo año, concretamente el 25 de septiembre de 1994, ante toros de Cebada Gago, de los que obtuvo dos orejas y saludos, y acompañado por Pepe Luis Vázquez y Javier Conde. GIRALDA e INDIO de salida; CAGANCHO y CHICUELO de banderillas; y BORBA para el último tercio fue la "alineación" ese día.

En el año 1995, concretamente el 9 de julio, de nuevo vuelve a la tardes Sanfermineras, junto a Cristo González, Javier Vázquez y Pepín Liria, con un toro de José Vázquez, al que arrancó una oreja, a lomos de GIRALDA, CAGANCHO, CHICUELO y GARBANCITO.

En el año 1996 el empuje del rejoneador y del propio público, que exigía algo más que verlo prologar una corrida, hicieron que el 6 de julio lidiase dos toros, uno de Benítez Cubero y otro de Pallarés, dentro de la novillada que abría la Feria, cortando una oreja al de Pallarés, y actuando junto a los novilleros José Antonio Canales Rivera y Eduardo Dávila Miura. Es el año en que dejó de torear en esta Plaza la yegua GIRALDA, que fue sustituida por ALDABICA y BUENAVENTURA, además de GALLO, CHICUELO, CAGANCHO y PRINCIPE.

La misma fórmula se utilizó el 6 de julio de 1997, pero esta vez con un festejo de ocho toros, dos para rejones de Fermín Bohórquez y Benítez Cubero, al que cortó una oreja. Los novilleros que completaban el cartel fueron José Antonio Iniesta, Luis Mariscal y el estellés Francisco Marco y los caballos VENTURA, GALLO, CAGANCHO, CHKICUELO, BORBA y MARTINCHO.

La primera corrida completa de rejones dentro del abono se produjo el día 6 de julio de 1998, y contra todo pronóstico la Plaza registró un lleno hasta la bandera para ver en acción a Joao Moura, Luis Domecq, Pablo Hermoso de Mendoza y Antonio Domecq. La corrida fue de Benítez Cubero, si bien Pablo cortó las dos orejas de un sobrero de Peñajara, que había brindado al ciclista Miguel Indurain y que lidió con MARTINCHO, CAGANCHO, CHICUELO y BORBA.

Exactamente un año después, se repite la fórmula de los rejones, pero evitándose las colleras, así Joao Moura y Paco Ojeda acompañan a Pablo, en una corrida de toros de José Murube, y con una cuadra formada por MARTINCHO, GALLO, CHICUELO, CHAVELA, FUSILERO, BATISTA, LABRIT, CAGANCHO.....y ALBAICIN, que esa tarde toreó bajo las órdenes de Joao Moura. Este año la reventa comenzaba a moverse también para este festejo. Pablo cortó tres orejas.

Al año siguiente, el 6 de julio de 2000, de nuevo con José Murube como ganadero, Pablo cortó dos orejas a su segundo toro, siendo testigos Javier Buendía (que le brindó la muerte de uno de sus toros) y Fermín Bohórquez. Los caballos ese año fueron LABRIT, MARTINCHO, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN y MAZANTINI.

El año 2001, y en la fecha que ya se ha convertido en tradicional, esto es, el 6 de julio, hicieron el paseíllo junto a Pablo, un debutante en esta Plaza como Leonardo Hernández y uno que repetía del año anterior, como Fermín Bohórquez, ante toros de Murube. Nuevo triunfo de Pablo, con palmas en su primero y dos orejas en su segundo, montando en total a LABRIT, TABASCO, CAGANCHO, DANUBIO, CHICUELO y MARIACHI. La imagen ilustra la salida a hombros por la puerta grande del coso navarro.

Así llegamos a la fecha del 6 de junio de 2002, histórica para Pablo, para la Pamplona taurina y para todos los que tuvimos la suerte de presenciar uno de los más grandes espectáculos vividos en una plaza de Toros. Con una plaza a reventar y con la reventa por las nubes, esa tarde se despedía del público navarro el caballo CAGANCHO. Y el caballo, como siempre, pese a las pocas actuaciones de los últimos años, no defraudó a nadie y bordó una faena marca de la casa. Al final Pablo y CAGANCHO atravesarían la llamada Puerta del Encierro en medio de una maraña de gente que se acercaban a tocar unos instantes al mítico cuatralbo. Pero si CAGANCHO destacó esa tarde, lo cierto es que sus compañeros RONCAL, MONTERREY, FUSILERO, DANUBIO, BATISTA y MARIACHI le rindieron el mejor de los homenajes, con unas actuaciones importantísimas, como lo acreditan las cuatro orejas y un rabo que obtuvo al estellés de los toros de Murube que lidiaron, tanto él, como Fermín Bohórquez y Luis Domecq.

El 6 de julio de 2003, Año I después de CAGANCHO, se produjo la octava Puerta del Encierro para el estellés, las seis últimas consecutivas. El triunfo se produjo de nuevo ante una corrida de Murube y alternando con Luis Domecq y Sergio Galán. Dos orejas obtuvo de su primer toro, siendo ovacionado en el quinto de la tarde y alcanzando su máximo triunfo con GAYARRE, un caballo debutante en Pamplona ese año y que tuvo una de sus mejores tardes. También brillaron a gran altura MISTRAL, CHACAL, LABRIT, CHICUELO, GAYARRE, CAMPOGRANDE y CERVANTES.

La siguiente actuación del centauro navarro tuvo lugar el 6 de julio de 2004, ante otro lleno a reventar en una tarde en la que cayó un impresionante aguacero que hizo que prácticamente todo el festejo fuera pasado por agua. Ello no fue impedimento para que Hermoso de Mendoza deleitara al público que aguantó estoicamente el diluvio sin moverse de sus asientos y sumara su novena Puerta del encierro, séptima consecutiva, estructurando dos excelentes faenas en las que brillaron CURRO, CHENEL, FOSFORO, SAMURAI, CHICUELO y CAMPOGRANDE, obteniendo las dos orejas de su primero y una más del quinto con una fuerte bronca de por medio al palco por no haber concedido el segundo apéndice. El cartel lo completaron en esta ocasión Fermín Bohórquez y Sergio Galán.

Para el 2005, la actuación de Hermoso de Mendoza en la gran plaza navarra tuvo tintes tambien históricos, aunque en esta ocasión negativos ya que por vez primera no pudo salir en volandas por la Puerta del Encierro. Esto debido al fallo a espadas que emborronaron una excelente y meritoria labor en donde destacaron: FUSILERO, LABRIT, CAMPOGRANDE, NATIVO, CURRO, CHENEL y CHICUELO.

Y en el 2006 de nuevo historia, de la más grande, cuando el 6 de julio el torero de Estella se sublimó para brindar una actuación magistral que le deparó un total de cuatro orejas y un rabo, el segundo para su incomparable palmarés. El jinete navarro estuvo inspirado toda la tarde, se sacó la espina del año anterior y demostró el por que de su incuestionable hegemonía en el mundo del rejoneo. Para ello contó con la colaboración decidida de CURRO, SILVETI, FUSILERO, SARMATA, VILLA y CHENEL. Los toros provenían de las dehesas de Murube y el cartel lo completaban Antonio Ribeiro Telles y Sergio Galán.

Para el 2007, en la fecha acostumbrada, de nueva cuenta fue la mítica Puerta del Encierro la que se abrió de par en par a Pablo tras cortar dos orejas que por lo acontecido en el ruedo nos parecieron un marcador rácano y escaso por los méritos que el navarro ejecutó en la plaza y que quizás la presidencia no quiso pecar de casera. CURRO, CHENEL, SARMATA, LAGARTIJO, FUSILERO y SILVETI tuvierion su momento protagónico ante los toros de Fermín Bohórquez. Fermín hijo y Sergio Galan conformaron el cartel.

Para el 2008 misma fecha, nuevamente toros de Bohórquez y en cartel además de Pablo, Joao Moura y Sergio Galán. En esta ocasión Hermoso de Mendoza salió por su propio pie del coso; el motivo principal para que el triunfo no cayese de manos del estellés fue el mal uso del rejón de muerte en ambas ocasiones y todo ello a pesar de las dos buenas lidias que realizó. CURRO, CHENEL, ICARO, PIRATA, ESTELLA, SILVETI y FUSILERO fueron los caballos que ese día tuvieron que lidiar con el acostumbrado mal estado del piso en el ruedo pamplonica.

Llegamos a julio de 2009, mismo día, misma fiesta, mismo lleno impresionante, misma ganadería y en el cártel Joao Salgueiro, Pablo y Sergio Galán. La corrida representó otro episodio histórico para Pablo que sumo su tercer rabo en este su muy querido albero navarro, marcando además la proyección al estrellato de CAVIAR. Pablo salió de la plaza con tres orejas y un rabo, logrados también con la participación destacada de DALI, CHENEL, ICARO, PIRATA, ESTELLA y SILVETI.

Enseguida damos cuenta de lo sucedido el 6 de julio de 2010, fecha en la que Pablo alternó con Fermín Bohórquez y Sergio Galán, en la lidia de bureles con el hierro de el padre del primero de ellos. En esta oportunidad de nueva cuenta el genio navarro salió en volandas de la plaza, merced a desorejar al primero de su lote, al que le realizó la faena de la tarde, una completa obra de torería que rayó la perfección. Con su segundo poco pudo hacer ante las complicacione sy falta de transmisión del astado. DALI, CHENEL, ICARO, PIRATA, CURRO, SILVETI y PATA NEGRA apoyaron con su sólida actuación el triunfo del jinete de Estella.

Continuamos este muy largo prólogo refiriéndonos a lo sucedido el 6 de julio de 2011, fecha en la que Pablo alternó con Sergio Galán y Roberto Armendáriz, en la lidia de astados de San Mateo y San Pelayo. El navarro pudo cuajar otra tarde notable en el albero pamplonica, realizando una estupenda faena al que abrió plaza para mandarlo desorejado al rastro, mientras que en su segundo la espada de descabello y la merienda se conjugaron para que el genio de Estella recibiera solo una fuerte y cariñosa ovación. Los caballos que empleó Hermoso de Mendoza esa tarde, todos enjaezados en blanco y rojo, a la usanza pamplonica; fueron: DALI, CHENEL, ICARO, PIRATA, CURRO, MANOLETE y MACHADO.

Este recuento se cierra por el momento al referirnos al festejo del 6 de julio de 2012, cuando Pablo alternó de nueva cuenta con Sergio Galán y Roberto Armendáriz, en la lidia de astados de San Mateo. Hermoso de Mendoza pudo sumar sy décimo cuarta Puerta Grande al desorejar a su segundo, en una labor meritoria con un astado que acusó falta de fuerzas. En su primero el estellés emborronó con el rejón de muerte una vibrante faena en la que domeñó aun remiso burel que terminó entregándose a la maestría del jinete, que incluso se llevó un susto, sin cosnecuencias, al caer al rue3do montando a DISPARATE. Junto a este caballo también tuvieron protagonismo esa tarde: CHENEL, ICARO, PIRATA, CHURUMAY, VAN GOGH y MANOLETE.

FECHA 6 de Julio de 2013
LUGAR Plaza de toros de Pamplona, Navarra, España
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y oreja); Sergio Galán (silencio y dos orejas); y Roberto Armendáriz (oreja y ovación).
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de San Pelayo, número 11, 570 Kg, de nombre Culebrito: De salida NAPOLEON (1 rejón de castigo); en banderillas VAN GOGH (2 banderillas) y VIRIATO (2 banderilla); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de San Pelayo, número 4, 580 Kg, de nombre Valenciano; De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (3 banderillas) y MANOLETE (1 banderilla); y para el último tercio PIRATA (dos cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte tras pinchazo).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS DALI y DANTE

Volvía la gran cita anual del rejoneo navarro. Pablo Hermoso de Mendoza actuaba en Pamplona, abriendo las fiestas como ya viene siendo habitual y con la plaza llena, como también suele ser todos los años. Los caballos enjaezados en rojo y blanco y un claro sentido benéfico en la actuación del navarro hacían de la tarde más especial que otros años. Al final el público quiso que Pablo saliera a hombros por la Puerta del Encierro, ante unos enemigos muy a contraestilo de San Pelayo, a los que consiguió “arrancarles” una oreja a cada uno a pesar de su nula colaboración.

Una tarde con mucho calor, pero con muchas ganas de fiesta y de ver buen toreo a caballo por parte de los aficionados. Y lo pudieron ver en el primero, pero en una faena con pocos pasajes para la galería y muchos detalles para los amantes del toreo al caballo. No era fácil estar delante del primer astado que tocó a Pablo. Un toro que desde que salió NAPOLEON se desentendió del caballo y exigió a éste lo máximo para poder sacar algo de colaboración. Solo matices pudo dejar NAPOLEON, pero sí un gran muletazo con la bandera, viniéndose de largo y dando el pecho. VAN GOGH salió a iniciar el tercio de banderillas y pronto se encaró al astado, se colocó a una distancia y atacó suave para quebrar en la cara. Mucho le tenía que llegar porque si no el de San Pelayo no acudía al embroque y eso hacía más peligroso el embroque porque toda la ventaja era del astado. Muy bien VAN GOGH en las dos banderillas y en las ocasiones en la que marcó los tiempos sin banderilla.

VIRIATO fue el encargado de finiquitar el tercio y lo hizo dándose un auténtico arrimón, pasándose los pitones a escasos centímetros de su piel, por el pecho, por el costado, por la grupa…..Salió a comerse el toro y a hacerle embestir y a fuerza de meterse en sus terrenos lo consiguió. Al arrimón de VIRIATO continuó otro de PIRATA que colocó dos cortas sin dar nunca la grupa al toro, metiendo la cara en los pitones y marcando las suertes de forma magistral, incluso en el par a dos manos que reunió en el mismo estribo y en el que dejó al toro que lo viera en todo instante. Después de varios desplantes y sin aprovechar los adentros, Pablo entró a matar con confianza y dejó un rejón casi entero en lo alto y perpendicular que hizo doblar al astado y obtener así la primera oreja de la tarde.

El cuarto de la tarde desde luego fue el mejor colaborador para que los espectadores merendasen tranquilos, aunque el que debería de servir para merienda es este Valenciano, manso con todos los matices de la palabra y con peligro que un manso conlleva. Una y otra vez salía huyendo de la grupa de CHURUMAY, siempre a su querencia de sol. DISPARATE tuvo que ejecutar las dos primeras banderillas al sesgo, porque no abandonaba su querencia a tablas y solo al tercer intento consiguió una reunión en los medios. Una sola vuelta galopando de costado, pero con un trote cochinero, sin emoción.

Todo lo ponía la cuadra del navarro y el propio jinete que trató de calentar con MANOLETE en piruetas, pero tampoco encontró toro. Entonces Hermoso se la jugó y realizó una pirueta entre toro y tablas, a total favor de su querencia, que así sí quedó ajustada, pero que se jugaron el tipo caballo y caballero y que seguro algún aficionado se atragantó con la merienda. PIRATA sobrio en las cortas, aguantando los derrotes con los que el manso se defendía, dejó todo al primer embroque y dio paso a un par de banderillas, muy arriesgado porque ahora el toro se defendía con violentos derrotes. Pinchazo y rejonazo efectivo que hace que los tendidos, agradecidos con el esfuerzo del estellés, solicitaran la mayoritaria oreja y así celebrar con Pablo esa salida por la Puerta del Encierro.





COBERTURA DE PRENSA