UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
1
TOROS LIDIADOS
2
TROFEOS
2 orejas y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
1

 

La Plaza de Toros "El Centenario" en el Centro Histórico de San Pedro Tlaquepaque, un Municipio del Estado de Jalisco que se considera parte de la zona metropolitana de Guadalajara.

Por muchos años llevó el nombre de Mazzantini en recuerdo de aquel matador “Luis Mazzantini”, fue construida a finales del siglo XIX por el Sr. Juan N. Caracho según datos que consigna Alfredo Cruz Ornelas, se inauguró el 17 de abril de 1898. El redondel, graderías, corrales, toriles, capilla y enfermería tiene capacidad para 5,119 espectadores y su anillo es de 33 mts.

En el año de 1900 recibió Arcadio Ramírez, revertero mexicano la alternativa de matador del mismo, maestro Mazzantini. En mayo de 1910 fue remodelada y reinaugurada por el Gobernador del Estado Don Miguel Ahumada, a partir de este año se le llamó Plaza de Toros “El Centenario”.

Esta plaza ha albergado importantes corridas con figuras del toreo que van desde Belmonte hasta "El Juli". Ha servido como sala cinematográfica, pista de circo, arena de pelea, de box y lucha.




FUENTE: tlaquepaque.gob.mx


En lo que será su penúltimo compromiso de la actual temporada mexicana, Pablo afronta un sábado de debut, ya que estará haciendo su primer paseíllo en la plaza de toros "El Centenario", de Tlaquepaque, Jalisco.

FECHA 27 de Abril de 2013
LUGAR Plaza de toros "El Centenario", Tlaquepaque, Jalisco, México
ENTRADA Dos tercios
TOROS
RESEÑA Alfredo Gutiérrez (oreja, palmas y oreja en el de regalo)
Pablo Hermoso de Mendoza (palmas y dos orejas)
Arturo Saldívar (palmas y silencio).
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de San Pablo, número 39, 475 Kg, de nombre Plata: De salida NAPOLEON (1 rejón de castigo); en banderillas GURU (2 banderillas) y HABANERO (2 banderillas); y PIRATA (tres cortas y dos rejón de muerte y pinchazo).

Segundo toro de la Ganadería de Rancho Seco, número 110, 480 Kg, de nombre Mensajero: De salida CHURUMAY (1 rejón de castigo); en banderillas MANOLETE (2 banderillas) y DALI (2 banderilla); y PIRATA (tres cortas, dos pares a dos manos y un rejón de muerte).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS ALECRIM

Corrida al estilo charro la celebrada en la preciosa y coqueta plaza de Tlaquepaque, donde el jinete navarro hacía su debut y donde entró en el cartel en sustitución de Julián López “El Juli” convaleciente todavía de su percance en la Feria de Sevilla.

Un festejo charro, aderezado por mariachis, con escaramuzas y bailes típicos en los inicios que fue una fiesta durante toda la tarde y en la que Pablo cuajó una excelente faena en su primero, un toro de San Pablo de muy buena embestida, bravo y con buen son. Fue a pararlo con NAPOLEON y tan buenas condiciones tenía el toro (hay que recordar la mala racha que llevaba con los astado) que abrevió este tercio para pasar pronto al de banderillas y lucir allí a caballos como GURU o HABANERO. Con el potro negro, llevó al toro cosido a la cola, templando su agradecida embestida. Allí donde el caballo lo citaba, el toro acudía y el equino podía gustarse en banderillas y recortes.

Lo mismo sucedió con HABANERO, que provocó el delirio en banderillas, pero sobre todo en piruetas, en repeticiones de hasta cuatro seguidas, con el toro entregado y llegando muy cerca. En una de ellas el caballo resbaló quedando a merced del astado, pero en un gesto de autodefensa, el propio caballo se tiró a morder al toro parando así un posible percance. Tras el susto, lejos de amilanarse HABANERO siguió dando piruetas y arrancando los olés del tendido. Con las banderillas cortas, el toro se agazapó en el burladero de matadores y aunque le costó a PIRATA tirar de él en varias ocasiones, al final salió a los medios y allí fue dejando Pablo las tres cortas, la segunda de ellas de una ejecución interminable con el caballo enroscado en la cara del toro. Tras efectuar desplantes, entró a matar y aquí malogró un gran triunfo con los dos pinchazos previos, siendo ovacionado al retirarse al burladero de matadores.

Paradójicamente obtendría las dos orejas del quinto de la tarde, un toro acochinado en su presencia y en su moverse, aunque esto último casi no ocurrió. Por momentos parecía el toro del fotógrafo, aquel que viajaba por las calles de los pueblos para que los niños se fotografiasen. Apenas se movió y eso que CHURUMAY, MANOLETE y DALI pusieron todo de su parte para arrancarle carreras y lucir de costado o en piruetas, pero como si nada. Solo en las banderillas conseguían los caballos y el jinete su objetivo.

Pero comenzó la labor PIRATA y aquí la faena comenzó a cambiar. Al ritmo del mariachi, PIRATA aguantaba y aguantaba en la cara del toro y hacía que diese ese paso que daba emoción a las banderillas cortas, colocadas todas ellas al estribo y con el caballo arqueado sobre los pitones. Colocó Pablo un gran par a dos manos y ante la respuesta del tendido, volvió a repetir la suerte volviendo a reunir en el estribo y colocar el par en lo alto. Del par, y todavía sin riendas, Pablo salió agarrado a los pitones, alargando los desplantes y los adornos sobre la cara del toro. Pablo y PIRATA habían conseguido que la tarde retomara y que la faena calase fuerte en el tendido y ahora sí remató certeramente de perfecto rejonazo en lo alto e hizo que la alegría se desbordara llenando el ruedo de claveles y sombreros y solicitando para el jinete el doble trofeo.




COBERTURA DE PRENSA