UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
3
TOROS LIDIADOS
6
TROFEOS
9 orejas y 2 rabos
PUERTAS GRANDES
3

 

Plaza de toros considerada de tercera categoría ubicada en el municipio queretano de Tequisquiapan.


FUENTE: pablohermoso.net








La presentación del estellés en el coso queretano de Tequisquiapan tuvo lugar el 23 de marzo del año 2001, alternando con los rejoneadores Giovanni Aloi y Enrique Fraga, en la lidia de reses de Fernando de la Mora, La Venta del Refugio y Barralva. El navarro se llevó la tarde al obtener tres orejas y con ellas atravesar en hombros la Puerta Grande.

Transcurrirían nueve años para que el genio estellés regresase a esta localidad queretana, haciendo el paseíllo el 2 de febrero de 2010, alternando con José María Luévano, Manuel Martínez hijo y el becerrista Pedrín Llaguno, en la lidia de astados procedentes de las dehesas de Fernando de la Mora. El jinete en plaza tuvo una tarde redonda al obtener un pleno de trofeos, saliendo de la plaza con cuatro orejas y dos rabos en la espuerta, dejando totalmente complacida a la afición que llenó la plaza y que pudo presenciar dos completas y lucidas faenas del genio de Navarra. ESTELLA, MARQUES, CAVIAR, HORMIGA, EJEA, ICARO y PIRATA fueron los baluartes en que Pablo apoyó su notable triunfo.

FECHA 29 de Marzo de 2013
LUGAR Plaza de toros de Tequisquipan, Querétaro, México
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Antonio Lomelín (silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y dos orejas)
Fernando Ochoa (silencio y silencio)
Antonio Lomelín (silencio)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Refugio Peña, número 86, 480 Kg., de nombre Cuervo. De salida NAPOLEON (1 rejón de castigo); en banderillas MANOLETE (2 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas); y para el último tercio PÌRATA (3 cortas, 1 rejón de muerte y 2 golpes de descabello).

Segundo toro de la Ganadería de Refugio de la Peña, número 124, 470 Kg., de nombre Rey. De  salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas GURU (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas, 1 par a dos manos y 1 rejón de muerte).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS HABANERO

Regresó Hermoso de Mendoza a la acción, tras de un breve descanso, y lo hizo bajo el sello acostumbrado de la casa: con los tendidos llenos y saliendo en hombros por la Puerta Grande del coso queretano de Tequisquiapan.

Ante su primero Pablo hizo el esfuerzo de inventarse una faena ante un burel poco colaborador, que se desentendía de los caballos y que además se paró muy pronto. NAPOLEON lo recibió y se hizo pronto con su embestida, haciéndonos pensar que había mucha tela de donde cortar, pero tras sentir en sus carnes el primer, y único,  rejón de castigo, el burel cambió de condición diametralmente y comenzó a rehuir la pelea y a defenderse. Esto lo constató de inmediato MANOLETE, que porfiando pudo rentabilizar las cortas embestidas de su oponente, concretando dos banderillas de gran exposición. Enseguida apareció VIRIATO para pegarse un arrimón de órdago, pisando terrenos de donde parecía no había forma de  que saliera bien librado, imponiendo su cuerpo como si fuera una muleta y sometiendo al remiso astado que intentaba alcanzarlo para prenderlo, armándose así un emotivo pasaje ganado, palmo a palmo por el tordo, que fue despedido del ruedo con una gran ovación. PIRATA apareció para encontrar un adversario que no daba ya un paso, así que hubo que sudar en serio para dejar el trío de cortas y arriesgar todo a lo hora de la suerte suprema, cobrando un rejón que no fue suficiente, teniendo que recurrir Hermoso de Mendoza a la espada de cruceta para despenar al de Refugio Peña, perdiendo con ello la oportunidad de cortar cuando menos una oreja.

La salida de chiqueros de su segundo poco pudo hacer albergar ánimos de triunfo, un astado que venía al paso y enterándose, pero a la inversa de su hermano este burel se metió en vereda tras una soberbia labor de CHURUMAY, que le marcó los terrenos y le quebrantó lo necesario para dejarlo a punto. La sorpresa de la noche fue ver a GURU ya en el tercio de banderillas, dando una muestra de su toreo, haciendo las cosas con mucha suavidad y con una majeza que cuesta trabajo creer. El negro dosalbo galopó de costado, templó, se reunió y remató su labor, todo bajo ese aroma de duende y de toreo caro que le inspira una especial ilusión a su criador y jinete.  El público se había metido de lleno en la faena que todavía elevaría su listón con DALI en plan grande, citando temerariamente, batiendo a la mínima distancia e hilvanando para rematar sus piruetas, provocando la ebullición en los tendidos. La mesa quedó servida para la rueda de cortas con PIRATA, un despacioso par a dos manos y , ahora sí, un rejón certero que permitió al jinete en plaza cortar las dos únicas orejas de la noche, saliendo en solitario por la Puerta Grande del coso queretano.

COBERTURA DE PRENSA