UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
4
TOROS LIDIADOS
8
TROFEOS
9 orejas y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
4

 

Plaza de toros de segunda categoría ubicada en la localidad de Motul, en el corazón del sureste mexicano.










FUENTE: pablohermoso.net


Pablo Hermoso de Mendoza regresa este domingo a la plaza de Motúl, para cumplir con la que será su cuarta actuación en este coso, que le recibió por primera vez el 25 de noviembre de 2001, alternando con los caballistas Octavio Sánchez, Martín González Porrás y Gastón Santos hijo en la lidia de astados de Vistahermosa, Carranco y Gómez Valle. En aquella ocasión el navarro obtuvo dos apéndices para abrir con ellos la Puerta Grande de la Avilés. LABRIT, FUSILERO, DANUBIO, MARIACHI, TABASCO, CHICUELO y BATISTA tuvieron participación en ese debut triunfal.

Tendrían que transcurrir seis años para que Pablo regresase a la Monumental Avíles, lo cual tuvo lugar el 2 de diciembre de 2007, alternando con Guillermo Martínez y Victor Mora en la lidia de astados de Los Encinos. Pablo cuajó a placer a su primero, al que le cortó las dos orejas, mientras que en su segundo la falla a espadas le privó de igual o mayor premiación. MORISCO, CURRO, FUSILERO, DOMINGUIN, ESTELLA y SILVETI tuvieron llamado a escena esa tarde en el coso motuleño.

Tras otro compás de espera de tres años, el genio de Estella regresó a este coso el 27 de febrero de 2011, alternando ahora con Uriel Moreno "El Zapata" u Alberto "El Cuate" Espinoza, en la lidia de bureles de Autrique para la lidia ordinaria y de Rancho Seco para el jinete en plaza, que a la postre se llevó la tarde al triunfar desorejando a su primero, estrellando sus ánimos de acrecentar el triunfo ante la mansedumbre de su segundo. Ante un llenazo imponente los caballos que tuvieron llamado a escena fueron: GALLITO, SILVETI, ICARO, PIRATA, SARAMAGO, MACHADO y PATA NEGRA.

FECHA 3 de Marzo de 2013
LUGAR Plaza de toros Monumental Avilés, Motúl, México
ENTRADA Tres cuartos
TOROS
RESEÑA Fermín Spínola (palmas y silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y dos orejas)
Lupita López (palmas y palmas)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Puerta Grande, número 30, 470 Kg, de nombre Sikil Paak; De  salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas MANOLETE (3 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas  y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Puerta Grande, número 29, 474 Kg, de nombre Pibil; De  salida NAPOLEON (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par a dos manos, una rosa y un rejón de muerte).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS DANTE, HABANERO y VAN GOGH

Comenzó la tarde con un complicado enemigo para Hermoso de Mendoza. Cuando recibió a Sikil Paak montando a CHURUMAY, Pablo ya sospechaba que el toro iba a resultar complicado. Desde la mañana, el navarro estaba un tanto escéptico con este toro por sus hechuras y por el comportamiento al ser enchiquerado, hasta el punto que tuvo que entrar en la manga de chiqueros enlazado. Cumplió los pronósticos y el toro salió cortando el paso de CHURUMAY, poniéndose por delante en las reuniones y dando muestras que su defensa iba a ser con malas artes. Con el segundo rejón de castigo, el toro bajó de intensidad, pero ahora se dedicó a esperar y sorprender a los caballos. Eso pasó en la primera banderilla con MANOLETE, donde esperó al caballo hasta el último instante, para luego dar un arreón y prender por la pierna a Pablo estando a punto de derribarlo. Con ello, MANOLETE ya midió al toro y a partir de aquí, pudo con el astado en todos los embroques. Tras la primera banderilla, el toro salió rabioso por el caballo y aquí pudo lucir MANOLETE ese poderoso galope de costado tratando de templar a un toro que carecía de temple. Finalizó su actuación con una pirueta en la salida de la suerte.

Ese poder de MANOLETE tuvo su continuidad con VIRIATO, arqueado alrededor del toro, provocándole la embestida y consiguiendo arrancar esos mínimos galopes que a pudo de meterse en su terreno le sacaba al toro. Emocionante hasta la primera banderilla que colocó porque luego el toro ya no quiso embestir ni una sola vez. En la segunda banderilla, el caballo hizo todo hasta llegar a la misma cara, porque el toro solo hacía que defenderse y girar sobre sí mismo. En las cortas, también tuvo PIRATA que llegar mucho al astado para colocarlas al primer intento, quedando casi sin lucidez los desplantes porque el toro estaba inmóvil y distante. Parecía complicado de matar porque ese pasito que se necesita en la suerte suprema, el toro no lo daba. Y mira por donde, la única vez que el toro embistió franco fue en este instante y Pablo pudo enterrar el rejón hasta la bola y en muy buen sitio, consiguiendo así arrancar una oreja de este más que complicado enemigo.

Tampoco resultaría sencillo el quinto de la tarde, un cárdeno que salió de chiqueros que parecía un coche de carrera. Todo lo que le daba tuvo que emplearse NAPOLEON para conseguir zafarse de las primeras carreras. Ni con el primer rejón de castigo bajó los humos del toro que seguía galopando con inusitada bravura tratando de alcanzar al joven caballo. NAPOLEON mantuvo el tipo y fue poco a poco parando los ímpetus de Pibil, aunque estos nunca bajaron en exceso. DISPARATE aprovechó esas carreras para galopar de costado con el toro medido en la cola, con la emoción que daba esa velocidad que imprimía el astado y que DISPARATE la canalizaba y la transformaba en templanza. Cuajó dos maravillosas banderillas llegando de lejos, tocando suave y saliendo muy limpio de los embroques a pesar que el toro cortaba el camino y salía embistiendo alto..

Tras la delicia de DISPARATE, Pablo sacó otra garantía como es DALI. El alazán, ya arranca exclamaciones por su belleza cuando pisa la arena, pero cuando el público comprueba sus evoluciones, tanto en banderillas donde se asoma al balcón de los pitones en cada embroque o bien en piruetas donde se deja llegar al toro hasta el mismo pecho, entonces ya no son exclamaciones, ya son auténticos olés y gritos de algarabía. Quedaba el último capítulo que una vez más fue para PIRATA y su única forma de colocar las banderillas cortas, reunidas en el centro del ruedo, esquivando los golpes de pitón que el toro lanzaba a lo alto, rematando con un soberbio par a dos  manos y una rosa pedida por el público y certificando con un rejón de muerte impecable y que parece confirmar el buen sitio que este fin de semana ha encontrado Pablo con él.

Dos merecidísimas orejas y nueva puerta grande, cerrando así el primer fin de semana de marzo con tres de tres.











COBERTURA DE PRENSA